Medio Oriente

Se inician las conversaciones sobre Siria respaldadas por Rusia, Turquía e Irán

AJN.- En Astana, Kazajistán, se iniciarán hoy nuevas conversaciones entre el gobierno sirio y la oposición, auspiciadas por Rusia, Turquía e Irán. De este modo, se intentará poner fin a una guerra civil que ya lleva 6 años, centenares de miles de muertos, heridos, desplazados, refugiados, años de combates, sitios, hambruna, tortura y tragedia.

Las conversaciones se llevarán a cabo a puertas cerradas en el hotel Rixos de Astana. Allí se reunirán los principales protagonistas de la guerra en Siria, para iniciar un diálogo que – posiblemente – logre allanar el camino a una salida política para el conflicto.

Las conversaciones, organizadas por Rusia, Turquía e Irán, llegan semanas después de un alto el fuego a nivel nacional, negociado por Moscú y Ankara, que se ha mantenido en gran parte a pesar de que se produjeron incidentes violentos en todo el país y no pocos combates y bombardeos.

Las negociaciones, que durarán varios días, reunirán a representantes de la oposición armada, junto con delegados del gobierno sirio, Rusia, Turquía, Irán y las Naciones Unidas, y su continuación se dará en una reunión mediada por la ONU en Ginebra el 8 de febrero próximo.

No hay información clara sobre el formato que tendrán las conversaciones y sus objetivos a corto y largo plazo.

La oposición ha dicho que su único objetivo será apuntalar un alto el fuego a nivel nacional, mientras que Bashar al-Assad, el presidente sirio, aseguró que que cree que las conversaciones conducirán a acuerdos locales de “reconciliación” con los rebeldes.

La oposición incluirá representación de 13 facciones rebeldes. Un miembro de la oposición, que prefirió no dar a conocer su identidad, declaró a la prensa francesa que buscan una base para buscar una transición política y para las conversaciones de febrero en Ginebra. Dicha base, según la oposición que lucha contra el régimen de Assad, estaría compuesta por un “alto el fuego, la mejora de la situación humanitaria, garantías de que se permitirá la entrada de ayuda y de que se pondrá fin al bloqueo y la liberación de presos políticos”.

Por su parte, Assad declaró a la cadena de televisión japonesa TBS que espera que estas negociaciones lleven a los rebeldes a “entregar las armas y recibir una amnistía del gobierno”.

“En este momento, creemos que la conferencia tomará forma como conversaciones entre el gobierno y los grupos terroristas con el fin de alcanzar un alto el fuego y permitir que se unan a los acuerdos de reconciliación en Siria”, señaló el presidente sirio.

Damasco ha alcanzado una serie de acuerdos de tregua locales en el último año, en los que los rebeldes – a los que el gobierno se refiere como “terroristas” – acuerdan entregar las armas pesadas y evacuar las áreas después de años de bombardeos y asedio.

En tanto que el titular de la delegación siria en las negociaciones, Bashar al Jaafari, aseguró que las prioridades de su gobierno consisten en separar entre rebeldes y grupos terroristas y “fijar las líneas del cese de fuego”.

Te puede interesar

Deja un comentario