septiembre 25, 2017

El Servicio de Seguridad de Israel desmanteló una célula de Hamás que planeaba atentados suicidas

El Servicio de Seguridad de Israel desmanteló una célula de Hamás considerada altamente peligrosa, que planeaba cometer atentados en lugares populares y muy concurridos, en Haifa y Jerusalem. La célula actuaba en la zona de Nablus y la mayoría de sus integrantes cumplieron en el pasado condenas de cárcel por haber estado involucrados en actividades terroristas. Durante el interrogatorio, los detenidos confesaron que entre mayo a agosto de este año montaron un laboratorio para producir explosivos en Nablus, donde preparaban las bombas que pensaban hacer estallar en Jerusalem, Haifa y en estaciones de autobús, con 7 kilogramos de explosivos cada una. Al mismo tiempo, los terroristas adquirieron armas para cometer atentados con disparos contra civiles israelíes. También reclutaron y prepararon a 4 terroristas suicidas que iban a cargar sobre sus cuerpos las bombas, para hacerlas estallar en sitios concurridos en Jerusalem y Haifa. Los terroristas contaban con una amplia red de colaboradores, que los ayudaron a producir y esconder los explosivos, en la compra de las armas y la transferencia de dinero para las actividades y a esconder a terroristas con pedido de captura. Una alta fuente del Servicio de Seguridad declaró a Radio Kol Israel que “se trata de una infraestructura de Hamás de alto rango, organizada, que, si no hubiese sido desmantelada, habría cometido atentados de los más graves”. En virtud de una compleja actividad operativa y de inteligencia del Servicio de Seguridad y las Fuerzas de Defensa de Israel, esta infraestructura – que ya tenía un alto nivel de preparación y estaba muy cerca de comenzar a cometer los atentados – fue desmantelada a tiempo. La fuente destacó que “una vez más, se han puesto en evidencia los esfuerzos que invierte Hamás para conformar infraestructuras en Judea y Samaria para cometer atentados contra Israel”.

  • por R.L.
  • 23 diciembre, 2016
  • Israel

El Servicio de Seguridad de Israel desmanteló una célula de Hamás considerada altamente peligrosa, que planeaba cometer atentados en lugares populares y muy concurridos, en Haifa y Jerusalem.

La célula actuaba en la zona de Nablus y la mayoría de sus integrantes cumplieron en el pasado condenas de cárcel por haber estado involucrados en actividades terroristas. Durante el interrogatorio, los detenidos confesaron que entre mayo a agosto de este año montaron un laboratorio para producir explosivos en Nablus, donde preparaban las bombas que pensaban hacer estallar en Jerusalem, Haifa y en estaciones de autobús, con 7 kilogramos de explosivos cada una.

Al mismo tiempo, los terroristas adquirieron armas para cometer atentados con disparos contra civiles israelíes. También reclutaron y prepararon a 4 terroristas suicidas que iban a cargar sobre sus cuerpos las bombas, para hacerlas estallar en sitios concurridos en Jerusalem y Haifa. Los terroristas contaban con una amplia red de colaboradores, que los ayudaron a producir y esconder los explosivos, en la compra de las armas y la transferencia de dinero para las actividades y a esconder a terroristas con pedido de captura.

Una alta fuente del Servicio de Seguridad declaró a Radio Kol Israel que “se trata de una infraestructura de Hamás de alto rango, organizada, que, si no hubiese sido desmantelada, habría cometido atentados de los más graves”. En virtud de una compleja actividad operativa y de inteligencia del Servicio de Seguridad y las Fuerzas de Defensa de Israel, esta infraestructura – que ya tenía un alto nivel de preparación y estaba muy cerca de comenzar a cometer los atentados – fue desmantelada a tiempo.

La fuente destacó que “una vez más, se han puesto en evidencia los esfuerzos que invierte Hamás para conformar infraestructuras en Judea y Samaria para cometer atentados contra Israel”.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario