septiembre 25, 2017

Un supuesto “espía” israelí fue liberado en Siria, tras 12 años desaparecido

AJN.- Bargas Awidat, un estudiante israelí druso retenido en Siria durante los últimos 12 años, fue liberado de la prisión en forma sorpresiva y se encuentra en camino de regrso a Israel a través de Jordania. Hoy en día de 47 años de edad, se estima que Awidat fue liberado como parte de los esfuerzos de Bashar Assad por reparar su relación con la comunidad drusa local.   En el año 2002 Awidat viajó a Siria para estudiar odontología. En 2004 desapareció sin dejar rastro, y tanto sus familiares – en la localidad de Majdal Shams, en el Golán –  como las autoridades israelíes buscaron pistas de su paradero. Sus compañeros en la universidad no tenían ninguna información y su familia realizó extraordinarios esfuerzos para intentar recibir alguna señal. Su madre, Saida, viajó a Siria y lo buscó, pero nadie pudo darle información o ayuda. El caso de Awidat conmovió a la población drusa en Israel, en especial en Majdal Shams, donde la frase “no preguntes por Bargas” se convirtió en una expresión de desánimo y desesperación. Los líderes de la comunidad intentaron ayudar a la familia, encabezados por el vice ministro Ayoub Kara. Recién en 2010 Siria admitió que lo retenía en la prisión de Al Adra en Damasco. Awidat, ahora de 47 años de edad, fue acusado de espiar en favor de Israel, pero él ha negado la acusación durante todos estos años. Bargas Awidat fue arrancado de su dormitorio estudiantil por la policía secreta siria, sometido a un juicio sumario y condenado por espionaje. Fue condenado a cadena perpetua. En 2011 y con ayuda del vice ministro Kara, Saida Awidat pudo viajar por primera vez a Siria y visitar a Bargas en la cárcel en Damasco. En el marco de la guerra civil siria, Bashar al Assad ha realizado esfuerzos para apaciguar a la población drusa, y la liberación repentina de Awidat de la prisión podría estar relacionada con el deseo del régimen de reparar sus tensas relaciones con la comunidad drusa. R.L

  • por R.L.
  • 3 mayo, 2016
  • Israel

AJN.- Bargas Awidat, un estudiante israelí druso retenido en Siria durante los últimos 12 años, fue liberado de la prisión en forma sorpresiva y se encuentra en camino de regrso a Israel a través de Jordania. Hoy en día de 47 años de edad, se estima que Awidat fue liberado como parte de los esfuerzos de Bashar Assad por reparar su relación con la comunidad drusa local.

 

En el año 2002 Awidat viajó a Siria para estudiar odontología. En 2004 desapareció sin dejar rastro, y tanto sus familiares – en la localidad de Majdal Shams, en el Golán –  como las autoridades israelíes buscaron pistas de su paradero. Sus compañeros en la universidad no tenían ninguna información y su familia realizó extraordinarios esfuerzos para intentar recibir alguna señal. Su madre, Saida, viajó a Siria y lo buscó, pero nadie pudo darle información o ayuda.

El caso de Awidat conmovió a la población drusa en Israel, en especial en Majdal Shams, donde la frase “no preguntes por Bargas” se convirtió en una expresión de desánimo y desesperación. Los líderes de la comunidad intentaron ayudar a la familia, encabezados por el vice ministro Ayoub Kara.

Recién en 2010 Siria admitió que lo retenía en la prisión de Al Adra en Damasco.

Awidat, ahora de 47 años de edad, fue acusado de espiar en favor de Israel, pero él ha negado la acusación durante todos estos años. Bargas Awidat fue arrancado de su dormitorio estudiantil por la policía secreta siria, sometido a un juicio sumario y condenado por espionaje. Fue condenado a cadena perpetua.

En 2011 y con ayuda del vice ministro Kara, Saida Awidat pudo viajar por primera vez a Siria y visitar a Bargas en la cárcel en Damasco.

En el marco de la guerra civil siria, Bashar al Assad ha realizado esfuerzos para apaciguar a la población drusa, y la liberación repentina de Awidat de la prisión podría estar relacionada con el deseo del régimen de reparar sus tensas relaciones con la comunidad drusa.

R.L

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Dejá tu comentario