Israel

Tensión en el sur de Israel tras disparo de cohete y ataque de las FDI

AJN.- Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. Israel atacó ayer posiciones de Hamás en la Franja de Gaza, después que un grupo salafista disparó un cohete hacia la zona de Ashkelon. La reacción especialmente dura del ejército israelí es un mensaje a Hamás de que no tolerará ninguna violación del cese de fuego, pero también podría desatar la próxima guerra.

AJN.- Por Roxana Levinson, corresponsal en Israel. Aviones de la Fuerza Aérea Israelí bombardearon tres puestos de Hamás en la Franja de Gaza, horas después de que un tanque israelí disparara también contra una de estas instalaciones en respuesta al lanzamiento desde la Franja de un cohete, que cayó en la zona costera de Ashkelon.

El portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel, Peter Lerner, expresó en un comunicado que “Hamas es responsable de la agresión inaceptable que amenaza el bienestar de los israelíes, viola la soberanía israelí y pone en peligro la estabilidad y la seguridad en la región. El ejército israelí continuará defendiendo a los civiles israelíes de las amenazas que parten de la Franja de Gaza bajo control de Hamás”.
En el ejército israelí aseguran que la dura respuesta de ayer al lanzamiento de un cohete por la mañana fue un mensaje dirigido a Hamás. En las últimas semanas se registraron varias transgresiones del acuerdo de cese de fuego que rige entre Israel y la Franja de Gaza desde que finalizara el Operativo Margen Protector, la última guerra, en verano de 2014.
Todas estas violaciones del acuerdo de cese de fuego fueron perpetradas por grupos salafistas y no por la propia organización Hamás.
En estos días, el ejército israelí mantiene una presencia y vigilancia reforzadas a lo largo de la valla de seguridad, mientras trabaja en la construcción de un obstáculo que separe la Franja de Gaza de Israel. En estas circunstancias, el ejército no puede asumir ningún margen de riesgo, ni siquiera un solo cohete, disparado por una organización salafista.
Una fuente militarcitada por Radio Kol Israel aseguró que Israel no desea una nueva escalada de violencia, pero debía reaccionar en forma extraordinaria y especialmente dura, para dejar en claro el mensaje de que no tolerará ninguna violación del acuerdo de cese de fuego, incluso si los responsables son grupos sobre los cuales Hamás asegura no tener control.
Hamás, en una complicada situación interna
Las autoridades de seguridad en Israel son conscientes de la delicada situación en la que se encuentra Hamás. A nivel interno, las muestras de disconformidad y angustia de la población van en aumento debido a la escasez de energía eléctrica y, en general, a la situación de pobreza y desocupación que padece la Franja de Gaza.
Los grupos salafistas y radicales están incrementando en forma notoria su influencia y actividad dentro de la Franja, desafiando la autoridad y el control absoluto que ejerce Hamás. Sin embargo, en Israel estiman que el gobierno de Hamás es estable, mantiene el poder, y tiene capacidad para impedir el disparo de cohetes en Israel.
De todos modos, en el ejército israelí no dejan de tener en cuenta que el hecho mismo de transmitir este mensaje a través de los ataques llevados a cabo ayer en Gaza pueda generar una dinámica de escalada, como ha sucedido en el pasado, y en más de una ocasión. La situación puede deteriorarse rápidamente y terminar en un enfrentamiento armado, que ninguna de las partes desea.
De todos modos, lo sucedido ayer demuestra hasta qué punto la tranquilidad en el sur de Israel es temporal y frágil. Esta sucesión de acontecimientos – lanzamiento de cohetes, respuesta, reacción – es bien conocido por los habitantes de la zona y en el pasado fue la señal del comienzo de una nueva escalada y el acercamiento de un nuevo conflicto armado.
Te puede interesar

Deja un comentario