US News

Para Trump, el antisemitismo es algo “horrible” y “tiene que parar”

AJN.- Las declaraciones del presidente llegan tras de un ataque de vandalismo en un cementerio judío cerca de St. Louis y de falsas amenazas de bomba en 11 centros comunitarios judíos en Estados Unidos.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, denunció el antisemitismo en Estados Unidos hoy en una entrevista luego de que le preguntaran sobre una serie de amenazas a centros comunitarios judíos en todo el país. “El antisemitismo es horrible y tiene que parar”, manifestó.

Más tarde, al hablar en el Museo Nacional de Arte y Cultura Afroamericana de Washington, Trump expresó que “las amenazas antisemitas dirigidas a nuestras comunidades judías y a nuestros centros comunitarios son horribles y dolorosas”.

Poco antes de las declaraciones del presidente, la ex candidata Hillary Clinton condenó una reciente serie de incidentes antisemitas “preocupantes” y pidió la acción ante todo del presidente. “Las amenazas a los centros comunitarios judíos, la profanación del cementerio y los ataques online son muy preocupantes y necesitan ser detenidos”, escribió en Twitter y añadió: “Todo el mundo debe hablar, empezando por @POTUS -cuenta personal de Donald Trump-“.

El lunes, los vándalos dañaron y derribaron más de 100 lápidas en un cementerio judío en la zona de St. Louis. El mismo día, once centros comunitarios judíos en Estados Unidos fueron atacados con falsas amenazas de bomba, la cuarta oleada de llamadas telefónicas que hostigó en cinco semanas.

La Casa Blanca respondió a la pregunta de un reportero sobre la última cadena de amenazas de bomba manifestando que “estas acciones son inaceptables”.

“El odio y la violencia motivada por el odio de cualquier tipo no tienen cabida en un país fundado en la promesa de la libertad individual”, dijo un comunicado atribuido al secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer. “El Presidente ha dejado muy claro que estas acciones son inaceptables”.

Por otra parte, la hija judía de Trump, Ivanka, condenó las amenazas en un Tweet que apuntaba al hecho de que los objetivos eran judíos: “Estados Unidos es una nación construida sobre el principio de la tolerancia religiosa. Debemos proteger nuestras casas de adoración y centros religiosos”.

La semana pasada, Trump fue preguntado durante la conferencia de prensa con Binyamin Netanyahu sobre las amenazas de bomba previas a las del pasado lunes, y cuál sería la respuesta del gobierno a “un repunte en el antisemitismo”. Trump negó ser antisemita y calificó la pregunta de “insultante”.

Poco después, varios grupos judíos, incluyendo la Liga Anti-Difamación y el Comité Judío Americano, instaron a la Casa Blanca a emitir una denuncia inequívoca de las amenazas de bomba y otros actos antisemitas.

Te puede interesar

Deja un comentario