July 26, 2017

¿Trump está preparando una emboscada?

AJN.- Un proyecto de ley de la Knesset que impuso la ley israelí sobre los puestos de avanzada de la Ribera Occidental provocó indignación en todo el mundo esta semana, sin embargo, atrajo un extenso silencio en la Casa Blanca, donde el equipo presidencial se prepara para la visita del primer ministro Binyamin Netanyahu el próximo miércoles 15 de febrero. Por Michael Wilner

  • por Victoria
  • 8 Febrero, 2017
  • US News
  • 38 Vistas
  • 0

AJN.- La Administración Trump tiene dos excusas convenientes para evitar hacer comentarios durante este último tiempo: la visita del primer ministro israelí y la probabilidad de que el proyecto de ley muera al llegar a la Corte Suprema de Israel, que ha fallado repetidamente contra la jurisdicción de la Knesset en los territorios palestinos.

Los funcionarios de Trump eran conscientes de que esta legislación estaba en marcha durante el período de transición presidencial, lo que llevó al ex presidente Barack Obama a condenar a los legisladores israelíes y reconsiderar su postura en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la actividad de asentamientos. Ellos sabían que este proyecto de ley estaba en camino cuando el ministro de Defensa, Avigdor Lieberman, sugirió en diciembre que la votación se aplazara hasta después de la toma de posesión de Donald Trump el 20 de enero.

Lieberman hizo esta sugerencia basándose en el supuesto de que Trump, una vez en el cargo, permitiría que la medida quedara impune. Sin embargo, eso nunca ocurrió.

Dado que la ley legalizaría retroactivamente cerca de 3 mil hogares de avanzada, su aplicación equivaldría a un reproche de la Administración Trump, ahora que la Casa Blanca ha pedido al gobierno israelí que cese la construcción de nuevos asentamientos o la expansión de los existentes.

Esa declaración sorprendió tanto a israelíes como a estadounidenses que esperaban clemencia del nuevo presidente en materia de asentamientos. Pero los funcionarios del gobierno de Trump esperaban tiempo y espacio para formular su política sobre asentamientos antes de la visita de Netanyahu.

Según el Secretario de Prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, Trump planea una “larga conversación” con Netanyahu el próximo 15 de febrero centrada en la paz en Medio Oriente y no específicamente sobre Irán, como seguramente preferiría el Primer Ministro de Israel.

El gobierno de Trump ha prometido una relación respetuosa con el gobierno y el pueblo israelí. Pero Netanyahu puede estar dirigiéndose a una reunión similar a la de 2009, cuando se reunió por primera vez con Obama en la Oficina Oval, y se encontró sorprendido por las ideas de la política de la administración, que incluyó una congelación total de la actividad de asentamientos.

Esa reunión de 2009 fue apodada “la emboscada” en Israel, ya que Netanyahu no había advertido de la dramática solicitud de Obama. Con los funcionarios de Trump expresando su preocupación por los asentamientos, el fuerte interés en un proceso de paz y la frustración con las acciones recientes de Israel, el primer ministro puede encontrarse con otra sorpresa.

Fuente: The Jerusalem Post

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario