July 26, 2017

Universidad de Tel Aviv: “Estaremos muy felices de recibir alumnos de América Latina”

Itongadol/AJN.-Así lo aseguró el profesor Yuval Kupitz, encargado de la colaboración internacional del centro de Nanotecnología de la Universidad de Tel Aviv, en diálogo con la Agencia AJN. Además, afirmó que “el objetivo de la universidad es recibir alumnos de todas partes del mundo”.

Universidad de Tel Aviv: “Estaremos muy felices de recibir alumnos de América Latina”

El profesor Yuval Kupitz, quien es el encargado de la colaboración internacional del centro de Nanotecnología de la Universidad de Tel Aviv, aseguró que tanto la universidad como Israel tienen una posición “privilegiada” en relación con la promoción de los avances científicos y que mantienen relación de colaboración con otros países, dando como ejemplo a China. “Lo que ellos están buscando de este trabajo conjunto es aprender cómo pasar de un laboratorio básico a un laboratorio más práctico y específico, por lo que recurren hacia los startups, las innovaciones que tenemos en Israel”, y agregó: “Soy el responsable de los 12 proyectos que tenemos junto a los chinos”.

El centro de nanotecnología tiene 90 laboratorios que se ocupan de investigaciones diversas, desde física, química, ingeniería electrónica y mecánica, medicina y ciencias de la vida, explicó Kupitz. El profesor, además, añadió que “lo que tienen en común es que se ocupan de objetos muy pequeños, nanométricos; por ejemplo, sensores muy pequeños que se esparcen en el ambiente para detectar niveles de polución, moléculas diminutas para transportar medicamentos, entre otros”.

La Universidad de Tel Aviv, también, es la que desarrolló los tatuajes electrónicos, unos adhesivos que se pegan a la piel y detectan el funcionamiento de los músculos, los nervios y las emociones. “Pueden detectar si estás triste, contento o tenso. Dentro del adhesivo tienen pequeños electrodos que captan toda la actividad. Esto puede ayudar a las personas enfermas.”

“El profesor Yuval Ebenstein (profesor de la universidad), descubrió que la estructura genética de una persona con principio de cáncer o con un cáncer de la sangre, como la leucemia, es distinta a las de las personas sanas. Una molécula en la cadena de ADN puede definir quién está enfermo de leucemia, ese estudio que está desarrollando se ocupa de eso”, señaló Kupitz, como otro descubrimiento hecho dentro de la Universidad.

Otro aspecto, en el que el profesor hizo hincapié, es el trabajo que realizan en la medicina personalizada, en la que hacen “pruebas para comprobar o descartar la efectividad de un medicamento”. Asimismo, explicó: “Si funciona, lo seguimos; si no funciona en un plazo de unos años, lo cambiamos”. Así es como extraen “una muestra de esas pequeñas moléculas de la cadena de ADN. “En base a eso esperamos poder coincidir los medicamentos a cada persona.”

“En todo camino al éxito, siempre hay muchos intentos, muchos obstáculos y muchas cosas que no funcionan, esa es la vida de los investigadores”, afirmó.

El profesor Kupitz definió a la nanotecnología como una materia nueva en el mundo, que surgió en la década de 1980, cuando se desarrollaron los primeros microscopios electrónicos, y por lo que se pudo empezar a investigar las cosas a un nivel más específico.

Kupitz le explicó a la Agencia AJN que los sensores nanométricos, desarrollados en la universidad, detectan la cantidad de nitrógeno en el aire. “Las partículas de nitrógeno pueden ser peligrosas, más que nada para las personas que tienen asma; entonces, lo que hacemos con estos sensores que miden unos 500 nanómetros, es decir, son dispositivos muy pequeños, es esparcirlos al aire.” Así, los sensores envían información a la nube, a través del Internet de las Cosas (IoT) y “allí se puede hacer un mapa de los lugares a los que no conviene ir porque tienen un nivel de nitrógeno muy elevado, o porque las partículas de polución están muy concentradas”, agregó.

Para los jóvenes que estén interesados en estudiar en la Universidad, aseguró que es algo que está al alcance de la mano. “Nosotros abrimos las puertas a todos los estudiantes que quieran seguir sus estudios en la universidad, en especial para los estudiantes de investigación científica, tanto en el campo de la nanotecnología como en otro ámbito.”

“Nuestro objetivo es recibir a alumnos de distintas partes del mundo, que tengan una visión distinta de las diferentes problemáticas a las que hay que hallar una solución y estaremos muy felices de recibir al público de América Latina”, concluyó.

  • facebook
  • googleplus
  • twitter
  • linkedin
  • linkedin

Deja un comentario