Seguinos en las redes

Israel

Promueven el retorno de los palestinos a Israel para el 60 aniversario

AJN.- El plan oficial se basa en una resolución de las Naciones Unidas de 1948 y dificulta aún más el éxito del proceso de paz en la región. Israel, en tanto, continuará la construcción de un barrio en la parte de Jerusalem que la Autoridad Palestina reclama para el establecimiento de su estado.
Más info, clic en el título

Publicada

el

embgazit

La Autoridad Palestina (AP) instó a todos los palestinos que viven en el exterior a regresar a Israel para la celebración del 60 aniversario del Estado.
Según un plan preparado por Ziad Abu Ein, oficial del partido oficial Al Fatah y viceministro de Asuntos Penitenciarios de la AP, los palestinos decidieron implementar la Resolución 194 de las Naciones Unidas relativa a los refugiados.
El artículo de la norma, que fue aprobada en diciembre de 1948, establece que “debe permitirse que los refugiados que deseen regresar a sus hogares y vivir en paz con sus vecinos, así lo hagan lo antes posible”.
Ésta es la primera iniciativa de este tipo, y tiene como fin “empañar las celebraciones” del aniversario de Israel, informó este martes el diario The Jerusalem Post.
El plan, titulado “Iniciativa de retorno y coexistencia”, sugiere que la AP abandonó la idea de dos estados para dos pueblos como solución al conflicto israelí-palestino por la de un único estado en el que árabes y judíos vivan juntos.
“Los palestinos, respaldados por todos aquellos que creen en la paz, la coexistencia, los derechos humanos y las resoluciones de la ONU, reunirán todas sus energías y esfuerzos para regresar a su tierra natal y vivir con los judíos en paz y seguridad”, dice el documento.
La iniciativa de Abu Ein pidió que los refugiados regresen a Israel el 14 de mayo con sus equipajes y carpas para establecerse en sus pueblos de origen, y que lleven banderas de la ONU y las credenciales de identificación que emite la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA según sus siglas en inglés).
También se instó a los israelíes recibir a los palestinos “que regresarán para vivir junto con ellos en la tierra de la paz”, y pidió que los países árabes, especialmente Jordania, Siria, Líbano e Irak, abran sus fronteras y presten apoyo logístico para facilitar el retorno de los refugiados a Israel.
El documento destacó que los palestinos no pueden esperar a que se reconozca su “derecho de retorno” en las negociaciones con los israelíes.
“Debemos tomar el asunto en nuestras propias manos. Ni las negociaciones, ni los slogans, ni las resoluciones de la ONU nos van a devolver nuestros derechos”, concluyó. 
El proceso de paz en Medio Oriente parece cada vez más difícil de concretarse.
En los últimos días, el primer ministro israelí, Ehud Olmert, anunció seguirán las construcciones en un barrio de Jerusalem Este, en lo que significa un desafío a las críticas internacionales expresadas contra la expansión de asentamientos en la zona.
Olmert dijo que Har Homa, un barrio ubicado en el área de Jerusalem que los palestinos reclaman como capital, es “una parte inseparable”.
“Todos saben que no hay posibilidades de que el Estado de Israel renuncie a un barrio como Har Homa. Es una parte inseparable de Jerusalem”, señaló.
Si bien Olmert prometió que no se construirán nuevos asentamientos, sostuvo que Israel espera mantener el control de los barrios judíos de Jerusalem Este y los principales asentamientos en Cisjordania, como parte de un acuerdo de paz definitivo.
En respuesta a las declaraciones de Olmert, el jefe de negociaciones palestino, Ahmed Qureia, dijo: “Rechazamos completamente las construcciones”, y que no aceptarán “ni un ladrillo más  en ningún asentamiento israelí en Cisjordania y Jerusalem Este”.
En este contexto, los equipos de negociadores israelíes y palestinos se preparan para retomar las conversaciones, tal como hicieron el viernes pasado, anunció la canciller Tzipi Livni.
PB-GT

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus: 7.428 casos confirmados en Israel y 40 muertes

Agencia AJN.- Una mujer de 70 años con afecciones preexistentes murió en el Hospital Ichilov. El número de casos confirmados en Israel aumenta a 7.428.

Publicado

el

Por

coronavirus

Agencia AJN.- El número de muertos por coronavirus en Israel aumentó a 40 el viernes por la noche, luego de que una mujer de 70 años con afecciones preexistentes falleciera en el Hospital Ichilov en Tel Aviv.

Más temprano el viernes, un hombre de 79 años murió en el Hospital Meir en Kfar Saba por coronavirus. Un hombre de 75 años de Pardes Hanna Karkur falleció también después de que su condición empeorara.

Cuatro de las 40 muertes en Israel por COVID-19 se registraron el viernes, según confirmó el canal 13 de la televisión israelí.

Según los datos actualizados publicados por el Ministerio de Salud el viernes por la noche, el número de casos confirmados de coronavirus en Israel ha aumentado a 7.824. De ellos, 113 están en estado grave y 96 están con un respirador.

Unos 115 de los casos están en condiciones moderadas y el resto en condiciones buenas. Unas 403 personas se recuperaron del virus y regresaron a sus hogares.

Además, el Ministerio dijo que 2.874 trabajadores de la salud están actualmente aislados debido al virus. De estos, 631 son médicos, 1.023 son enfermeros y 1.220 son otro tipo de personal médico.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!