Seguinos en las redes

Internacionales

A 50 años de la Masacre de Múnich 1972. Cómo se desarrolló a través de los ojos de los atletas en la villa olímpica

Poco después de las cuatro de la madrugada del cinco de septiembre, ocho miembros del grupo terrorista palestino Septiembre Negro saltaron una valla para entrar en la villa olímpica y en pocos minutos irrumpieron en las habitaciones del hotel donde dormían algunos de los jugadores y entrenadores del equipo israelí.

Publicada

el

Germany Israel Olympics Attack

Agencia AJN.- Bobby Jones se acostó en la noche del 4 de septiembre de 1972 esperando un agotador programa de entrenamientos al día siguiente. Tras una destacada temporada en su segundo año en la Universidad de Carolina del Norte, el futuro miembro del Salón de la Fama de la NBA se encontraba en Múnich como integrante del equipo olímpico de básquet masculino de Estados Unidos, que acababa de pasar a la ronda de medallas.

Jones no tuvo la noche de sueño que esperaba.

«Escuchamos disparos por la noche y por la mañana la villa olímpica se había convertido en un campamento armado», expresó Jones a la Agencia Telegráfica Judía.

Poco después de las cuatro de la madrugada del cinco de septiembre, ocho miembros del grupo terrorista palestino Septiembre Negro saltaron una valla para entrar en la villa olímpica y en pocos minutos irrumpieron en las habitaciones del hotel donde dormían algunos de los jugadores y entrenadores del equipo israelí. Mataron al entrenador de lucha Moshe Weinberg y al luchador Yousef Romano, que intentaron resistirse, e hirieron a algunos de los demás antes de mantenerlos bajo vigilancia armada.

Hoy se cumple el 50º aniversario de lo que se conoce como la Masacre de Múnich, después de que los once entrenadores y atletas israelíes tomados como rehenes murieran tras un intento fallido de rescate por parte de la policía de Alemania Occidental esa misma noche. El gobierno alemán organizó una ceremonia de conmemoración en Múnich, días después de alcanzar un acuerdo de indemnización de 28 millones de euros con los familiares de las víctimas y de publicar una declaración en la que reconoce los fallos del «Estado alemán» durante la infame jornada.

Durante años, los familiares de las víctimas -junto con el gobierno israelí- habían alegado que Alemania no protegió a los atletas israelíes y trató de encubrir los fallos policiales que se produjeron a lo largo de la jornada. Las laxas medidas de seguridad permitieron que los terroristas accedieran fácilmente a los departamentos de la villa olímpica, y numerosos informes muestran que la falta de comunicación y el uso de agentes de policía sin experiencia condujeron al caos que marcó el final de la crisis en la pista de un avión. Un informe de 2012 afirmaba que Alemania también recibió un aviso sobre un posible incidente terrorista semanas antes de los Juegos.

El anuncio de Alemania indica que aumentó la cifra de indemnización a 28 millones, frente a unos 10 millones, tras las recientes negociaciones con un grupo de familiares de las víctimas.

El fatídico día, la confusión reinaba para los atletas no israelíes sobre el terreno. A lo largo de la mañana se fue corriendo la voz de la situación, pero pocos en la villa olímpica conocían los detalles. Jones explicó que la villa constaba de «tres largos edificios de departamentos» y que el equipo de básquet podía observar la situación desde lejos en el edificio central.

Su compañero de equipo Mike Bantom, un nativo de Filadelfia que llegaría a tener una carrera de nueve años en la NBA, relacionó el tiroteo con su regreso a casa.

«Recuerdo que estaba en la terraza y miraba al otro lado del patio viendo a un par de tipos con armas», recordó, «lo puse en el contexto de que alguien recibió un disparo en una disputa. No sabía que era ese tipo de incidente».

Jim Becker sí lo sabía. El periodista que había cubierto el primer partido de Jackie Robinson junto con tres guerras -Korea, Vietnam y la Guerra del Día del Perdón (Yom Kippur)- fue despertado temprano por su colega de Associated Press (AP) Charlie Erb.

«Charlie me sacó de la cama a las 5:00 de la mañana y me dijo que los terroristas árabes habían tomado las habitaciones del equipo olímpico israelí», señaló Becker, de 96 años, que ahora vive en Honolulu. «Miré por la ventana del edificio de la AP, que estaba a 200 metros de la villa olímpica, y pude ver a tipos con máscaras y rifles. Pasé las siguientes 36 horas en la máquina de escribir».

Mientras tanto, el equipo de Estados Unidos entrenaba prácticamente sin saber lo que estaba ocurriendo, incluso cuando las competiciones oficiales estaban paralizadas. Bantam se enteró de la situación de los rehenes sólo después de llamar a su casa en Estados Unidos.

mumu

«El equipo de Estados Unidos solía ir a una base del ejército y entrenar», mencionó Bantom. «Esta vez nos retuvieron ahí y no nos trajeron de vuelta».

«Nos dieron muy poca información sobre lo que estaba pasando», continuó. «Cuando volvimos al principio de la tarde nos retuvieron fuera de la villa porque estaban organizando a los rehenes. Vimos salir helicópteros de la villa. Fue entonces cuando pude llamar a casa y enterarme por la gente de aquí de lo que realmente estaba pasando».

Los jugadores acabaron por estar a la vista de los rehenes.

«Esa tarde, cuando los terroristas sacaron a los israelíes, estábamos a 50 o 100 metros», dijo Jones. «Pensaba: ‘¿Cómo va a acabar esto?'».

Nadie lo sabría durante horas. Entre bastidores, los terroristas exigieron la liberación de más de 200 prisioneros políticos palestinos en las cárceles israelíes, sólo para que la Primera Ministra israelí Golda Meir se negara rotundamente, diciendo que no negociaría con terroristas. Esto dejó en manos del gobierno alemán el intento de arreglar las cosas.

Los terroristas exigieron ser transportados a El Cairo, y las autoridades alemanas perdieron múltiples oportunidades de matarlos o detenerlos en el camino. Los colectivos llevaron a los atacantes y a sus rehenes con los ojos vendados a varios helicópteros, que luego los llevaron a una base aérea cercana de la OTAN.

Los tiradores inexpertos colocados en el lugar de los hechos no disponían de las armas adecuadas para disparar a larga distancia; los vehículos blindados con ayuda de refuerzo se quedaron atrapados en el tráfico de camino a la base; y los palestinos descubrieron fácilmente que el avión que creían que los llevaba a El Cairo era una trampa. Tras un tiroteo con la policía alemana, uno de los terroristas lanzó una granada contra uno de los helicópteros, matando a los israelíes que estaban dentro; otro terrorista disparó a los israelíes restantes en el otro helicóptero.

«Se fueron todos», afirmó el comentarista deportivo Jim McKay en una emisión internacional, después de ofrecer horas de información.

Nadie en la villa olímpica estaba al tanto de la operación, ni de cómo terminó.

«El gobierno alemán emitió un falso comunicado de prensa en el que se decía que la liberación de los rehenes había concluido de forma pacífica», explicó Becker, que aquel día se vio obligado a trabajar en el área de noticias, aunque normalmente se dedicaba a los deportes. «Yo estaba escribiendo esa historia.

«Pero tenía un reportero [Erb] en el aeropuerto que dijo que había escuchado disparos y explosiones. Así que deseché esa historia y escribí un boletín basado en lo que me dijo».

Su editor en Nueva York llamó cerca de la medianoche. «Dijeron: ‘Lo que estás escribiendo no puede ser cierto, porque vimos que Howard Cosell y Jim McKay habían salido en la televisión’. Así que me hicieron escribir un boletín en el que se decía que el gobierno alemán había anunciado que el secuestro se había resuelto pacíficamente», agregó Becker. «De hecho, la historia oficial de los Juegos Olímpicos del New York Times contiene la afirmación de que todos los que estábamos en Múnich nos fuimos a dormir esa noche creyendo que el intercambio de rehenes había concluido pacíficamente».

Cuando se supo la verdad a la mañana siguiente, terminar las Olimpiadas fue lo último en lo que pensaron muchos de los atletas.

«La reacción inicial de todos fue: ‘Salgamos de aquí y volvamos a casa'», recuerda Bantom, que después de su carrera como jugador trabajaría para la NBA durante 30 años. «Era la primera vez que ocurría algo así, en la que se tomaba a personas como rehenes por razones políticas y se las mataba. En aquel momento estábamos conmocionados y disgustados por lo sucedido y temerosos de lo que pudiera pasar».

Jones sintió lo mismo.

«Cuando nos enteramos de lo sucedido esa noche, todos pensamos que seguramente nos íbamos a ir a casa después de esto. Pero dijeron que iban a seguir adelante», añadió Jones.

Tras celebrar una ceremonia conmemorativa en honor de las víctimas, el Presidente del Comité Olímpico Internacional, Avery Brundage, decidió continuar con el resto de los Juegos.

«Brundage estaba enojado porque ésta iba a ser su última Olimpiada y la habían arruinado», señaló Becker. Brundage ocupaba su puesto desde 1952 y pensaba retirarse. «Brundage se levantó y dijo que no debíamos dejar que la política se involucre. Once atletas muertos, cinco terroristas y un policía, y lo comparó con la política».

Fuente: Jewish Telegraphic Agency.

Dejá tu comentario

Internacionales

La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, apoyó a Israel en el G7

Publicado

el

Por

meloni

Itongadol/AJN.- La primera ministra italiana, Giorgia Meloni, apoyó a Israel el sábado cuando se le preguntó por qué el G7 no condenó al Estado judío por las muertes de civiles causadas por sus ataques contra los terroristas de Hamás en Gaza.

“Creo que debemos recordar quién empezó todo esto, y no fue Israel, sino alguien que mató a civiles, mujeres y niños”, expresó la líder italiana el último día de la cumbre del G7 celebrada en el sur de Italia, refiriéndose a Hamás. El ataque del 7 de octubre contra Israel dejó 1.200 muertos y desató la sangrienta guerra.

Meloni llamó a todas las partes a trabajar por la paz, pero acusó a Israel de caer en una “trampa” en sus respuestas al 7 de octubre.

“La trampa de Hamás fue aislarlo. Parece que está funcionando”, dijo Meloni, añadiendo que los amigos de Israel “necesitan dar palabras claras a Israel, por su seguridad… y esto es exactamente lo que está haciendo Italia”.

Meloni también calificó el sábado la oferta de alto el fuego del presidente ruso, Vladimir Putin, para Ucrania como mera “propaganda” mientras concluía una cumbre del G7 que incluyó un acuerdo alcanzado para proporcionar a Ucrania devastada por la guerra un préstamo de 50 mil millones de dólares.

“Si la propuesta del presidente Putin es: estamos dispuestos a tener una negociación de paz si Ucrania reconoce la invasión de Ucrania y abandona las partes ocupadas… no me parece una propuesta particularmente efectiva”, dijo Meloni.

«Me parece más un movimiento propagandístico que uno real», dijo.

Seguir leyendo

Internacionales

Un tribunal francés anuló la prohibición a las empresas israelíes en la feria de defensa de París

Publicado

el

Por

francia

Agencia AJN.- El Tribunal de Comercio de París anuló las restricciones solicitadas por el Ministerio de Defensa francés a las empresas israelíes en la feria de defensa Eurosatory 2024.

La orden suspende “la ejecución de las medidas adoptadas contra las empresas israelíes cuyos stands estaban prohibidos en la exposición Eurosatory 2024, hasta la fecha de cierre de la exposición”.

Un representante de Rafael Advanced Defense Systems afirmó a The Times of Israel que la decisión judicial no cambia nada para la empresa. No instalará un stand ni enviará representantes.

La decisión de hoy no abordó un fallo separado de un tribunal de distrito francés del fin de semana (que los organizadores de la exposición deben prohibir la participación en el evento a cualquier persona que trabaje para o represente a empresas israelíes).

La sentencia del Tribunal de Comercio de París, firmada por el presidente del tribunal, condena también al organizador de la feria, Coges Event.

El llamamiento fue presentado por la Cámara de Comercio e Industria Israel-Francia.

El mes pasado, el Ministerio de Defensa francés ordenó a Coges Events prohibir a la industria de defensa israelí instalar stands en la feria, diciendo que «las condiciones ya no son las adecuadas para albergar empresas israelíes en la feria de París, dado que el presidente francés está pidiendo el cese de las operaciones de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) en Rafah”.

La posterior prohibición de que personas trabajaran para empresas israelíes enfureció a los organizadores y al gobierno francés. En una carta fechada el sábado, el presidente de la Coges, Charles Beaudoin, escribió que la organización considera que la sentencia del tribunal «va más allá de la decisión del gobierno adoptada hace dos semanas», ya que este último impidió a las empresas israelíes exponer en la feria, mientras que el primero prohíbe a sus representantes entrar.

El ministro de Defensa de Francia también condenó ayer la prohibición impuesta a particulares.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!