Seguinos en las redes

Israel

A 96 años de la “Declaración Balfour”, que reconoció el derecho judío sobre la Tierra de Israel

AJN.- El 2 de noviembre de 1917, Arthur James Balfour, entonces secretario de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, le escribió una carta al barón Lionel Walter Rothschild para que la hiciera llegar a la Federación Sionista local, en la cual hacía saber que su gobierno apoyaba el establecimiento de un “hogar nacional” cuando finalizara la Primera Guerra Mundial.

Publicada

el

declaracion_balfour

AJN.- El 2 de noviembre de 1917, Arthur James Balfour, entonces secretario de Relaciones Exteriores del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda, le escribió una carta (foto) al barón Lionel Walter Rothschild para que este la hiciera llegar a la Federación Sionista local, en la cual hacía saber que el gobierno británico apoyaba el establecimiento de un “hogar nacional” en Éretz Israel, la Tierra de Israel, cuando finalizara la Primera Guerra Mundial, en el primer reconocimiento oficial de un país a los derechos del pueblo judío a dicho territorio.

Fue el resultado de las gestiones efectuadas por la dirigencia del Movimiento Sionista Mundial, presidido por Jaim Weizmann, luego que los acuerdos de Sykes-Picot firmados entre Francia y el Reino Unido, en 1916, establecieran cómo se dividiría Medio Oriente cuando culminara la conflagración bélica y Turquía y Alemania fueran vencidas.

El Movimiento Sionista, que era aún minoritario en el seno del pueblo judío, tenía su sede en Berlín, y si bien al inicio de la Primera Guerra Mundial se declaró neutral, la realidad era que si bien se dividió en dos sectores, ambos tenían un mismo fin: lograr el reconocimiento de los derechos del pueblo judío a la Tierra de Israel.

Un sector apoyaba el triunfo de Alemania, especialmente debido a que estaban enfrentados con los padecimientos de las poblaciones judías en la Rusia zarista, que era aliado de Gran Bretaña y Francia, mientras que el otro consideraba que los Aliados serían los vencedores y que se los debía apoyar.

Aun cuando a los gobiernos de Francia y Gran Bretaña les era conveniente tener el apoyo de las comunidades árabes y judías, varios integrantes del gobierno de esta última sentían un apoyo de tipo afectivo al reclamo de la Federación Sionista, basado en su profundo conocimiento del texto bíblico.

El texto de la llamada “Declaración Balfour”, en su versión castellana, es el siguiente:

“2 de noviembre de 1917.

Estimado lord Rothschild:

Tengo el placer de dirigirle, en nombre del gobierno de Su Majestad, la siguiente declaración de simpatía hacia las aspiraciones de los judíos sionistas, que ha sido sometida al gabinete y aprobada por él.

El gobierno de Su Majestad contempla favorablemente el establecimiento en Palestina de un hogar nacional para el pueblo judío y hará uso de sus mejores esfuerzos para facilitar la realización de este objetivo, quedando bien entendido que nada se hará que pueda perjudicar los derechos civiles y religiosos de las comunidades no judías existentes en Palestina, ni los derechos y el estatus político del cual gocen los judíos en cualquier otro país.

Le quedaré agradecido si pudiera poner esta declaración en conocimiento de la Federación Sionista.

Sinceramente suyo,

Arthur James Balfour.”

Si bien la misiva es imprecisa, los medios de prensa y la Federación Sionista no solo que la difundieron de inmediato, sino que la interpretaron como un real reconocimiento a los derechos del pueblo judío a Éretz Israel.

La imprecisión debe entenderse como una forma de no violar las promesas que, a partir de los acuerdos de Sykes-Picot, se habían efectuado a la dirigencia árabe acerca de la aceptación de un único Estado propio en Medio Oriente.

Para los miembros del Movimiento Sionista, la Declaración Balfour fue un éxito y de inmediato intentaron que fuera implementada, lo cual en parte lograron en 1920, cuando la Sociedad de las Naciones decidió establecer dos mandatos en Medio Oriente, uno británico y otro francés.

Sin embargo, también trajo como consecuencia una revuelta árabe en Jerusalem, ese mismo año.

EACh-CGG

Dejá tu comentario

Israel

El presidente de Israel comienza hoy la ronda de consultas para encargar la formación de gobierno

Agencia AJN.- Siguiendo el procedimiento que marca la ley, el presidente de Israel, Reuven Rivlin, comenzará hoy la ronda de consultas con los jefes de los partidos que participaron en las últimas elecciones. No se descarta la posibilidad de que Binyamin Netanyahu y Benny Gantz sean convocados a una reunión con Rivlin.

Publicado

el

Por

políticos

Agencia AJN.- El presidente de Israel, Reuven Rivlin, iniciará esta tarde las consultas con los representantes de los partidos que participaron en las recientes elecciones, y escuchará de ellos a quién recomiendan para que encargue la formación del próximo gobierno. En orden decreciente de acuerdo al número de escaños que ganaron, llegarán a la Casa Presidencia representantes de los representantes de Azul y Blanco, Likud, la lista conjunta, Shas e Israel Beitenu.

Los demás partidos lo harán mañana por la mañana.

Por su parte, el primer ministro Binyamin Netanayhu convocó a reuniones personales a los líderes de los partidos de derecha y los ultraortodoxos.

Después que el presidente encargue a alguno de los líderes de partidos la formación de gobierno, éste tendrá un plazo de 28 días para hacerlo. El presidente puede dar una única extensión de 14 días más.

Fuentes cercanas a Binyamin Netanyahu confiaron este fin de semana que el primer ministro prefiere que el presidente le haga el encargo de formar gobierno en primer lugar a Benny Gantz y a continuación hacer todo lo posible para que fracase y, de ese modo, recibirlo en segundo lugar, cuando ya todos los involucrados estén dispuestos a hacer concesiones con tal de no volver a convocar elecciones por tercera vez en un año.

Mientras tanto, los líderes de la Lista Árabe Unificada volverán a reunirse este mediodía para definir a quién recomendarán ante el presidente. De acuerdo con declaraciones de distintos dirigentes, se estima que recomendarán a Benny Gantz. Desde 1992 los partidos árabes no recomendaban ningún candidato para que sea primer ministro de Israel.

Gantz Netanyahu Rivlin

Seguir leyendo

Israel

Netanyahu perdió unos 300.000 votos en las últimas elecciones

Agencia AJN.- La estrategia para que el Likud absorbiera los votos de otros dos partidos no tuvo el éxito que esperaba el primer ministro.

Publicado

el

Por

neta hoy

Agencia AJN.- En su última campaña, el primer ministro Benjamín Netanyahu realizó un gran esfuerzo para sacar a dos partidos de la competencia y poder absorber sus votos. Sin embargo, a pesar de que el Likud incorporó al partido Kulanu y prometió al líder de Zehut un puesto ministerial por abandonar la carrera electoral, obtuvo 300.000 votos menos en relación a los resultados que las tres facciones tuvieron por separado en la votación de abril.

En el período previo a las elecciones del martes, el Likud absorbió a Kulanu en su lista. El partido del ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, había ganado 10 escaños en 2015 y cuatro en abril.

Netanyahu también llegó a un acuerdo con Moshe Feiglin, el jefe de Zehut, que obtuvo 118.000 votos en abril, para nombrarlo como ministro en su próximo gobierno.

Según publicó The Times of Israel, Netanyahu tomó ambas medidas para intentar apuntalar el apoyo al Likud y evitar la pérdida de votos de la derecha.

Pero mientras el Likud y Kulanu ganaron un total de 39 escaños en las elecciones de abril, la alianza de los tres partidos resultó ser mucho menor que la suma de sus partes, con Likud reuniendo solo 31 escaños en la votación del martes.

En términos de votos, los 1.411.157 que fueron a los tres partidos en abril cayeron a 1.111.535 para el Likud en septiembre. Incluso en abril, Likud había obtenido alrededor de 14.000 votos más. (El recuento oficial de votos actual era de aproximadamente el 99,8 por ciento el viernes por la noche, por lo que los números aún podrían cambiar un poco, pero no mucho).

Algunos analistas israelíes especularon que los votantes de Kulanu y Zehut terminaron votando por Yisrael Beytenu (que aumentó de cinco escaños en abril a ocho el martes) en lugar de Likud, mientras que otros pueden haber cambiado al partido Azul y Blanco

Por primera vez en 10 años, Netanyahu tampoco logró ganar el llamado «voto de los soldados». Este contingente está compuesto principalmente por miembros de las fuerzas de seguridad, pero también incluye diplomáticos, ciudadanos discapacitados, pacientes y personal de hospitales, y prisioneros. Representan alrededor del 5-6% de los votos y tradicionalmente se han inclinado hacia la derecha, pero el partido de centro-izquierda Azul y Blanco ganó en esa votación el martes, al igual que ganó más votos que el Likud a nivel nacional.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!