Seguinos en las redes

Israel

Aguinis desató un fuerte debate en los foros tras su controvertida columna de opinión

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

AJN.- La columna de opinión de Aguinis desató un fuerte debate en la web, pero sobre todo un foro de opinión analizó lo que tiene que ver con el idealismo, la negación de la shoá y el antisemitismo. Más allá de las diferentes posiciones, todos coincidieron en expresar su indignación por quienes acusaron al escritor de antisemita.

Publicada

el

aguinis

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

El escritor Marcos Aguinis no sólo desató un fuerte debate en la dirigencia de la comunidad judía argentina tras la columna publicada en el diario La Nación sino que avivó una elevada discusión en los foros que circulan en la web.

Tal es el caso del foro de debate abierto que funciona en el sitio Pensandonos.com.ar que sirvió como escenario de cruce de ideas y análisis de lo escrito por Aguinis en la columna titulada “El veneno de la épica kirchnerista”, que si bien estuvo orientada a hacer una radiografía del gobierno kirchnerista terminó generando opiniones sobre si el autor banaliza o no el Holocausto.

Osvaldo Lerner abrió el juego con una serie de preguntas irónicas: “¿Aguinis banalizando la Shoá? ¿(Aníbal) Fernández nos defiende del fuerte antisemitismo? ¿Es una broma?”.

Lerner admitió en su opinión que a Aguinis “se le fue la mano”, pero consideró que “dice cosas que algunos no podemos evitar pensar”.

Fabiana Krongold, quien parece que tiene una amplia carrera de debate en los foros, se manifestó consternada por la polémica desata por el escritor y apuntó que el tema ya había sido analizado en otro sitio dedicado a la Shoá y el antisemitismo.

“Gente ofendida porque Aguinis ‘justificaba el nazismo’. Podemos entender que se critique la comparación por exagerada o más aún por directamente injusta, o por que banaliza la Shoá. Pero decir que es antisemita…  Desgraciadamente la historia humana está plagada de guerras,  genocidios y crímenes aberrantes, en pos del ‘bien universal’. Algunos serán cínicos que se valen de esto en su provecho, pero lo más ominoso es que muchos creen sinceramente en que esto es lo mejor para la humanidad…”, agregó.

Fue justamente Krongold quien en este debate fue directamente al punto que generó la discusión y es esa frase en la que Aguinis hace referencia a los militantes que responden a la dirigente Milagro Sala.

“Las fuerzas (¿paramilitares?) de Milagro Sala provocaron analogías con las Juventudes Hitlerianas. Estas últimas, sin embargo, por asesinas y despreciables que hayan sido, luchaban por un ideal absurdo pero ideal al fin, como la raza superior y otras locuras. Los actuales paramilitares kirchneristas, y La Cámpora, y El Evita, y Tupac Amaru, y otras fórmulas igualmente confusas, en cambio, han estructurado una corporación que milita para ganar un sueldo o sentirse poderosos o meter la mano en los bienes de la nación”, opinó Aguinis en su columna, publicada el pasado 21 de agosto.

José Chelquer, en cierta manera, analizó la cuestión del idealismo y advirtió que el error es “darle un valor positivo” a esos ideales.

“La capacidad del hombre para construir ideas y darles entidad es admirable, pero también puede ser la fuente de las peores canalladas. El idealismo romántico es el padre directo de muchas de las barbaridades de los nacionalismos de los siglos XIX y XX”, señaló.

Incluso Chelquer mencionó a los movimientos fundamentalistas, que también son “profundamente idealistas”. “El idealismo no es una excusa ni una justificación; en todo caso  puede ser la explicación para una conducta desmesurada. Una conducta ética requiere mecanismos de compensación y control para que las ‘ideas puras’ no conduzcan a conductas inhumanas”.

Diana Wang, presidenta de Generaciones de la Shoá en Argentina, también opinó sobre el artículo de Aguinis y calificó como “desafortunada” la frase en la que hace referencia a las Juventudes Hitlerianas.

“Creo que la comparación que hizo entre las huestes de Milagro Sala y las Juventudes Hitleristas integra el capítulo de la banalización de la Shoá, capítulo que está siendo escrito por doquier, por gentes de todos los frentes y contrafrentes. El escritor ya había hecho esa comparación otra vez en un episodio de flores entregadas a la presidenta. Alguien como Aguinis no incurre en un error así sin darse cuenta. No podemos adjudicarle ignorancia ni inocencia”, consideró Wang, quien lamentó la inclusión del término.

Respecto del tema de los ideales, que fue lo que disparó la desaprobación, Wang consideró que Aguinis lo formuló de manera “poco clara” dejando abierta la posibilidad de “una justificación del nazismo que, no tengo dudas, está lejos de sentir y pensar”.

“Aguinis no fue claro porque habló de ‘ideales’ y no se refería a ideales en el sentido ideal, a algo bueno o deseable, sino a la ideología racial”, argumentó.

Wang desestimó que la dirigencia comunitaria deba pronunciarse en repudio a este hecho como si hubiera hablado por todos los judíos. “No me parece necesario y creo que sería exagerado hacerlo. Aguinis no integra ninguna de las instituciones de la comunidad judía argentina, es un ciudadano argentino como cualquier otro, escritor muy conocido y editorialista político”, agregó.

Aida Kopec transmitió su respeto por Aguinis aunque aclaró que no siempre coincide con sus opiniones. No obstante consideró que se debería “reflexionar más sobre los valores del judaísmo en lugar de estar siempre a la defensiva”.

Diferente fue el análisis de P.Y. quien consideró que Aguinis está siendo víctima de un “sádico canibalismo” a raíz de un exabrupto.

“Insinuar que Aguinis podría llegar a justificar la Shoá es el equivalente a caer en uno de dos errores: la ignorancia o la perversidad. Y en ambos casos, la responsabilidad es toda del lector que así decida interpretarlo”, advirtió P.Y.

Sin embargo, P.Y. aclaró que “ni los ignorantes, ni los perversos, son el verdadero problema, sino el resto. Aquellos que disfrutan de observar desde la torre de marfil cómo se desarrollan los acontecimientos para poder conversar livianamente acerca del tema”.

“La mayoría de los comentarios que escuché sobre este asunto fueron resueltos con un nivel de asepsia, de distanciamiento… hablando de Aguinis como si nadie lo conociera, como si nadie conociera su pasado”, señaló

Para P.Y., “Aguinis no justifica ni justificó, ni justificará jamás, la Shoá”. “Que alguna organización haya salido a defenestrarlo es para mí un error importante. Para bien o para mal, Aguinis siempre bregó por el bienestar de Israel y confío en que siempre lo hará”, expresó.

José Chelquer es responsable de este debate que tuvo muchas otras opiniones importantísimas que tal vez no se ven reflejadas en este artículo. “La idea es que la gente pueda pensar y discutir, y no se quede esperando a que otros lo hagan por ella”, explicó.

"Pensándonos es un sitio abierto a quienes sienten la necesidad de compartir inquietudes, discutir, pensar, enseñar, aprender y elaborar temas que les preocupan, especialmente los ligados a la realidad judía en la Argentina, la situación en Israel, y otros afines”, agregó Chelquer.

Dejá tu comentario

Israel

Israel anuncia la reapertura de bares y restaurantes

Agencia AJN.- Hoteles, piscinas, museos y otros establecimientos también volverán a funcionar, aunque bajo directrices especiales. “Queremos permitirles salir”, asegura el primer ministro.

Publicado

el

Por

img689321

Agencia AJN.- Restaurantes, bares, hoteles y piscinas serán finalmente autorizados a abrir en Israel después de más de dos meses de cierre debido a la pandemia de coronavirus. Así lo aseguró el Ministerio de Salud el martes por la noche, ya que el gobierno dio el visto bueno para aliviar las restricciones y permitir que los israelíes den un paso más hacia el restablecimiento de las actividades previas al brote del COVID-19.

Los museos y las atracciones turísticas, incluidos los teleféricos y los barcos, también podrán abrir a partir del miércoles por la mañana, siempre que se respete el distanciamiento social, el uso de máscaras faciales, las normas de higiene, la distancia social en las filas y los límites en el número de asistentes.

El Ministerio de Salud dijo que publicará directrices de “insignia púrpura”, es decir, los lineamientos específicos para poder funcionar, para cada tipo de negocio.

El Primer Ministro Benjamín Netanyahu celebró la decisión en un mensaje, en el que se mostró optimista por los resultados. “Queremos hacerte la vida más fácil, permitirte salir y volver a la vida normal, tomar una taza de café y beber una cerveza”, dijo en un vídeo.

Netanyahu dijo que la gente debería salir y pasar un buen rato, pero advirtió que el gobierno estaría vigilando la evolución para evitar un nuevo brote. “Espero que no tengamos que cambiar las directrices”, agregó.

Por su parte, el ministro de Salud Yuli Edelstein calificó la decisión de retirar las restricciones como “un regalo navideño”, refiriéndose a la próxima fiesta judía de Shavuot, que comienza el jueves por la noche. Destacó el hecho de que las sinagogas podrán albergar hasta 70 personas.

A diferencia de la Pascua judía y de la festividad de Lag B’Omer, las familias podrán visitarse entre sí o salir a parques y otras atracciones.

La decisión se tomó un día después de que el número de muertos en Israel aumentara en dos a 281, después de cinco días en los que no se registraron víctimas mortales. El número de casos activos el martes se redujo a 2.019, aunque 33 personas siguen con respiradores.

El país ha ido reduciendo gradualmente las restricciones durante el último mes, ya que el número de nuevas infecciones diarias ha disminuido a unas dos docenas por día. Sin embargo, las autoridades han expresado su temor a una segunda oleada, y ha habido informes de brotes localizados centrados en la reapertura de escuelas.

En el momento más álgido del virus, casi todos los negocios y lugares públicos fueron cerrados y se prohibió a la mayoría de las personas que se alejaran más de 100 metros de sus hogares.

Entre otras restricciones aliviadas, el gobierno dijo que estaba rescindiendo las restricciones sobre la cantidad de trabajadores que pueden estar en una sola habitación, y dijo que las reuniones de negocios podían acoger hasta 50 personas, siempre y cuando se mantenga una distancia de dos metros entre los participantes.

Además, el número de personas que pueden estar en un mismo coche se elevó a tres.

Las restricciones en el número de personas permitidas en las tiendas también se reducirán. A partir del miércoles, las tiendas pueden permitir una persona por cada siete metros cuadrados de espacio hasta un límite de 50 personas siempre y cuando se mantenga una distancia de 2 metros entre las personas.

Los restaurantes y bares han sido de los últimos lugares en ser autorizados para ser reabiertos, con los propietarios presionando para poder volver al trabajo. Se informó que algunos restaurantes habían reabierto por su cuenta en protesta por las reglas.

Según las nuevas directrices, los restaurantes y bares con licencia para 100 personas podrán abrir a plena capacidad, mientras que los que tengan licencia para hasta 200 personas podrán servir hasta el 85% de su capacidad habitual.

Los restaurantes tendrán que tomar la temperatura de los clientes antes de permitirles entrar, las mesas deberán estar a 1,5 metros de distancia y tendrán que ser desinfectadas entre los clientes. Los camareros deberán llevar máscaras protectoras y no se permitirá el autoservicio.

Las restricciones que prohíben sentarse a las mesas en los patios de comidas de los centros comerciales seguirán aplicándose.

Las piscinas estarán limitadas a una persona por cada 6 metros en el agua y una persona por cada 10 metros fuera del agua. Los saunas húmedos y jacuzzis permanecerán cerrados, pero los saunas secos podrán abrirse.

Los hoteles también pueden abrir a partir del miércoles, con las mismas limitaciones que los restaurantes y las piscinas. Los museos también pueden abrir, con la limitación de una persona por cada siete metros y las normas generales de la insignia púrpura.

Los movimientos juveniles también reanudarán sus operaciones el miércoles.

Algunos negocios, como salas de eventos, salas de conciertos, teatros y otros lugares sólo podrán reabrir el 14 de junio.

Sin embargo, los ciudadanos y funcionarios israelíes han adoptado un enfoque cada vez más laxo en cuanto a las directrices de distanciamiento social. Un concierto en la playa de Tel Aviv la semana pasada atrajo a miles de personas mientras la policía lo vigilaba, aunque siguen existiendo restricciones contra este tipo de reuniones.

A pesar de la aparente vuelta a la normalidad, las fronteras de Israel siguen cerradas a los extranjeros y los que llegan del extranjero todavía tienen que someterse a una autocuarentena durante 14 días. Los funcionarios no esperan que se reanuden los viajes aéreos comerciales regulares hasta mediados de julio como muy pronto.

En un anuncio separado, la oficina de Netanyahu anunció que las escuelas primarias funcionarán hasta principios de agosto, después de que se llegara a un acuerdo sobre una asignación presupuestaria adicional para permitir la prórroga del año escolar.

Los jardines de infancia y las escuelas primarias hasta el segundo grado funcionarán hasta el 13 de julio y desde entonces hasta el 6 de agosto seguirán funcionando como colonias de verano. Las escuelas funcionarán regularmente para los alumnos de tercer y cuarto grado hasta el 6 de agosto.

Las escuelas han estado cerradas desde el 15 de marzo, pero han vuelto gradualmente a sus horarios completos durante el mes de mayo.

En otra señal de retorno a la normalidad, la agencia de inteligencia del Mossad anunció que terminaba su participación en el grupo de trabajo nacional sobre el coronavirus. A la agencia de espionaje se le había acreditado la ayuda a Israel para asegurar el equipo de pruebas vitales y el equipo de protección.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus. El Mossad dio detalles de los esfuerzos realizados para aportar equipamiento durante la pandemia

Agencia AJN.- Un informe interno de la agencia de inteligencia reveló que el Mossad aportó más de 80 millones de máscaras faciales, casi 30 toneladas de desinfectantes y más de 10.000 respiradores, algunos obtenidos de países que no tienen vínculos diplomáticos con Israel.

Publicado

el

Por

mossad

Agencia AJN.- La agencia de inteligencia del Mossad obtuvo para Israel cientos de millones de equipos de protección y miles de dispositivos médicos como parte de un esfuerzo concertado para combatir el coronavirus.

El jefe del Mossad, Yossi Cohen, quien supervisó la operación, debía pasar hoy oficialmente la autoridad sobre el centro de control de coronavirus al Ministerio de Salud, en una ceremonia especial.

Como parte de la guerra de licitación global que estalló después del brote de COVID-19, Cohen se vio obligado a utilizar sus conexiones personales con varias naciones de todo el mundo, incluidos los países que no tienen vínculos diplomáticos con Israel, para lograr los equipamientos necesarios para atender la pandemia.

Según consignó el portal de noticias Ynet, parte del equipo llegó de países no identificados en el Golfo Pérsico.
En los últimos días, el comando del Mossad ha comenzado el proceso de transferir la tarea de manejar y comprar el equipo al Ministerio de Salud para liberar sus operaciones en caso de que una segunda ola de virus golpee el país.

De acuerdo a lo precisado por la agencia, desde el inicio del brote el Mossad consiguió 2,5 millones de gafas protectoras, con otros 5,5 millones aún por llegar; unos 80 millones de mascarillas quirúrgicas, con otros 142 millones aún por llegar; 1,3 millones de máscaras faciales tipo N-95, con otros 14 millones aún por llegar; 180 millones de guantes elásticos; más de 30 toneladas de desinfectantes y al menos 1.300 ventiladores. Sobre los respiradores, la agencia espera que otros 4.700 entre junio y octubre.

Otros 3.500 ventiladores de fabricación israelí se proporcionarán al Ministerio de Salud en julio. En total, se espera que los hospitales de Israel reciban cerca de 10.000 ventiladores para octubre.

Además, el informe menciona cuatro millones de chalecos protectores y más de dos millones de kits de prueba de coronavirus, la mayoría de los cuales llegaron de China y Corea del Sur. El informe señala entregas de 47 tipos diferentes de medicamentos, incluidos anestésicos e insulina.

El primer ministro Benjamin Netanyahu agradeció a Cohen y al Mossad durante una reunión entre los dos el domingo, diciendo que “han hecho algo extraordinario”.

“Los resultados hablan por sí mismos”, dijo Netanyahu. “A medida que transferimos las operaciones al Ministerio de Salud, no sabemos lo que depara el futuro. Debemos aprovechar la experiencia que hemos adquirido si será necesario nuevamente. En nombre de los ciudadanos de Israel y yo, gracias por tu excelente trabajo”, transmitió el premier.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!