Seguinos en las redes

Israel

AMIA/Atentado. Timerman: “Argentina quiere ver este tema encaminado en 2011”

AJN.- En una entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias (AJN), el canciller argentino, Héctor Timerman, aseguró en referencia al atentado que dejó 85 muertos en 1994 que “trabajo en el tema ‘AMIA’ todos los días y lo quiero ver encaminado en 2011, por expreso pedido de la Presidenta”. Por otra parte, reclamó la inmediata liberación del soldado israelí Gilad Shalit, secuestrado por terroristas palestinos desde 2006, “sin que me lo pidan y por razones humanitarias porque es una víctima de un acto ilegal”. El funcionario también ratificó su próximo viaje a Israel y reveló detalles de su encuentro con Mahmoud Abbas, tras el cual el presidente de la Autoridad Palestina condenó el ataque terrorista contra la mutual judía. “Tengo la promesa del presidente de la Cámara de Diputados de que en la primera sesión del año sacará” la aprobación del tratado de libre comercio entre Israel y el Mercosur, anticipó Timerman.

Publicada

el

timerman_serio

En una entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias (AJN) a su regreso de Brasil, el canciller argentino, Héctor Timerman, aseguró en referencia al atentado que dejó 85 muertos y cientos de heridos, el 18 de julio de 1994, que “trabajo en el tema ‘AMIA’ todos los días y lo quiero ver encaminado en 2011, por expreso pedido de la Presidenta” Cristina Fernández de Kirchner.

Se trató del segundo ataque terrorista ocurrido en Buenos Aires después del de la Embajada de Israel, el 17 de marzo de 1992, con una veintena de víctimas fatales y cientos de damnificados.

El funcionario aseveró que “no hay reunión en la cual no saque el tema, que nada tiene que ver con los otros que tiene Irán”, país que “debe resolverlo para satisfacción de las víctimas argentinas”.

Timerman, a quien la jefa de Estado le encomendó “el avance máximo que pueda lograr respecto de la justicia”, no quiso hacer pública su estrategia futura, pero quizás un anticipo de la misma se haya dado en su reciente encuentro con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, en Brasilia, en ocasión de la asunción de Dilma Rousseff, la nueva presidenta brasileña, y el cual resultó en la condena palestina al atentado a la AMIA.

Respecto de esta reunión, el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto argentino explicó que “no pedí (entrevistas) bilaterales”, sino que “pregunté quién había pedido conmigo y me dijeron (que sus pares de) Bulgaria, el palestino y el sirio, así que las dejé porque tenía que esperar la bilateral con (Antonio) Patriota, que quería que fuese la primera que tuviese” el brasileño en su gestión al frente de Itamaraty.

Pero “cuando estaba reunido con el canciller (palestino Riad al-Malki) entró Abbas y empezamos a charlar”, reveló en diálogo exclusivo con AJN.

Timerman recordó que “le dije que le quería explicar cuál es nuestra posición respecto de Irán (que se niega a colaborar con la Justicia argentina), para que entienda lo que significa para la Argentina el atentado a la AMIA, que no es la causa de un gobierno, sino que el pueblo argentino la adoptó, y que es fundamental que la Argentina resuelva el tema y se condene el terrorismo”.

“Me dijo: ‘Nosotros estamos en contra del terrorismo; es más, tengo muchos problemas con Irán’, a lo que le contesté: ‘Ya lo sé, pero necesitamos que condene lo que pasó en la AMIA’ y empecé a explicarle que la Argentina había ofrecido un tercer país (para juzgar a los sospechosos iraníes) y que no tengo deseo de venganza”, continuó el funcionario.

Poco después llegó a la habitación del ministro la declaración palestina de condena al atentado a la AMIA.

En otro momento de su encuentro con Abbas, éste le dio su versión de por qué aún no alcanzó la paz con Israel.

Siempre según Timerman, el líder palestino le aclaró, sin que hiciera falta, que “estoy en contra de lo que hace Hamás, pero desde donde yo controlo (la Margen Occidental) no hay atentados contra Israel, y si va (allí), verá el desarrollo económico que hicimos”.

Abbas le habría dicho al canciller argentino que “entiendo perfectamente las razones de seguridad de Israel, las acepto porque son válidas, pero no puedo permitir que haya soldados israelíes en territorio palestino; a cambio ofrezco que haya fuerzas de la OTAN y que se queden el tiempo que sea necesario, pero Israel dice que no puede aceptarlo porque tiene que pensar de aquí a 40 ó 50 años y no sólo en Mahmoud Abbas, y ahí es donde no nos ponemos de acuerdo”.

Por su parte, Timerman le explicó “y ya estoy harto de aclararlo, que la Argentina no reconoció las fronteras del ’67, sino las fronteras del ’67 con todos los acuerdos que se hagan antes de que se declare el Estado palestino; lo que quieran, me da lo mismo”.

Al respecto, el canciller argentino admitió que “ya no se puede retroceder a las fronteras del ’67” y que “todavía no está negociada la paz”, que implica la aceptación recíproca de los límites, lo cual Abbas “también reconoce”.

En otro momento de la entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias, Timerman reclamó la inmediata liberación del soldado israelí Gilad Shalit, secuestrado por terroristas palestinos desde 2006, “sin que me lo pidan y por razones humanitarias porque es una víctima de un acto ilegal”.

En este sentido, el funcionario argentino recordó que años atrás, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Cristina Fernández de Kirchner se reunió en Nueva York con la entonces canciller israelí, Tzipi Livni, y familiares de los soldados secuestrados Shalit, Ehud Goldwasser y Eldad Regev (estos últimos fueron asesinados y sus restos fueron canjeados por terroristas árabes).

En esa oportunidad, la mandataria “se puso la cintita (amarilla que identifica el reclamo por su liberación) y se sacó una foto” con sus interlocutores, resaltó.

A propósito, Timerman ratificó que “tengo planificado viajar a Israel y estamos viendo la fecha, pero es factible que sea en febrero” y expresó su intención de “reunirme con el canciller (Avigdor Lieberman) y con Tzipi Livni, a quien conozco”.

A diferencia de lo que oportunamente había trascendido, el ministro indicó que el presidente de la AMIA, Guillermo “Borger me dijo que quería venir conmigo, y por supuesto que está invitado”.

El canciller aclaró que “tengo una muy buena relación con Israel, sin contrapuntos”, a pesar de que “se olvidó de América Latina”, y en forma retórica preguntó “quién creen que, en cada cumbre de Mercosur o UNASUR, pone el derecho de Israel a ser reconocido por todos los países” en cada resolución de esos organismos.

Es por ello que “me da hasta vergüenza decir que el reconocimiento de la Argentina hacia Israel es total y absoluto y es una política de Estado”, al punto que “no puedo sentarme a la mesa con alguien que me diga que no tiene derecho a existir”.

Finalmente, Timerman anticipó en exclusiva a la Agencia Judía de Noticias que “tengo la promesa del presidente de la Cámara de Diputados, (Eduardo) Fellner, de que en la primera sesión del año (en marzo) sacará” la aprobación del tratado de libre comercio entre Israel y el Mercosur.

El canciller argentino destacó la incómoda paradoja de que “fuimos el país que propuso el acuerdo con Israel y somos el único que no lo firma” hasta ahora.

El diputado Eduardo “Macaluse dijo que tenía una objeción” al tratado, y como consideraron que la rúbrica del mismo “no era importante, lo dejaron de lado”, se lamentó Timerman.

DB-CGG

Dejá tu comentario

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus/Israel. Son 39 los muertos y el número de casos por el nuevo virus se eleva a 7.030

Agencia AJN.- Tres hombres de más de 70 años murieron hoy en Israel como consecuencia del coronavirus y la cifra de víctimas fatales ya alcanzó a 39 con más 7 mil infectados en el país.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- Tres hombres de más de 70 años murieron hoy en Israel como consecuencia del coronavirus y la cifra de víctimas fatales ya alcanzó a 39 con más 7 mil infectados en el país.

El Centro Médico Meir en Kfar Saba anunció que un hombre de 79 años murió como consecuencia del virus mortal. Durante las horas de la mañana en una operación compleja, su familia fue llevada a su casa por una ambulancia para estar a su lado durante sus últimas horas.

Previamente, dos hombres de 70 años con enfermedades preexistentes murieron por la enfermedad. El Centro Médico Sheba anunció la muerte de un hombre de 71 años, que tenía “enfermedades preexistentes importantes”.

El otro fallecimiento fue informado horas después por el Centro Médico Hillel Yaffe en Hadera. El hospital dijo que el hombre de 75 años que sucumbió a la enfermedad tenía problemas de salud subyacentes.

El Ministerio de Salud dijo el viernes por la mañana que el número de israelíes infectados con el coronavirus aumentó a 7.030 el viernes por la mañana, un aumento de 173 casos desde el jueves.

Noventa y cinco pacientes eran asistidos con respiradores y 170 estaban en estado grave, mientras que 144 estaban moderadamente enfermos. Al menos 357 israelíes se han recuperado de la enfermedad.

El mayor número de casos se registró en Jerusalem (1.003), seguido de la ciudad ultraortodoxa de Bnei Brak (966) y Tel Aviv-Jaffa (335). Bnei Brak, un cuarto del tamaño de la capital por población, fue cerrado por la policía el viernes por la mañana para detener el brote.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!