Seguinos en las redes

Israel

AMIA/Irán.Para la AMIA el último comunicado de Irán es “una tomada de pelo” y para el embajador Gazit, «deben presentarse ante la justicia Argentina».

AJN.-La AMIA no hizo esperar su respuesta y a través de su secretario general, Julio Schlosser, opinó que es una “tomada de pelo” el comunicado emitido por la Cancillería iraní, donde anunció que su país estaría dispuesto a "un diálogo constructivo" y a "cooperar con el gobierno argentino para que se haga toda la luz" sobre el atentado a la AMIA. También destacó que la decisión de aceptar la iniciativa iraní es una “decisión política” y por lo tanto es “el Gobierno Argentino el que tiene que enfrentarse” ante este nuevo y supuesto compromiso".

Publicada

el

amia

 A menos de 24 horas de cumplirse un nuevo aniversario del atentado a la AMIA, desde la Embajada de Israel y la AMIA se refirieron al comunicado sobre el ofrecimiento de cooperación que manifestó ayer el Gobierno iraní.

“Nosotros conocemos muy bien a Irán, reconociendo que esto es una tomada de pelo”, aseguró el secretario general de AMIA, Julio Schlosser, en referencia al comunicado difundido por la Cancillería iraní, donde anunció que su país estaría dispuesto a "un diálogo constructivo" y a "cooperar con el gobierno argentino para que se haga toda la luz" sobre el atentado a la AMIA.
Para el presidente de AMIA, Guillermo Borger, el comunicado le resultó “extraño” a dos días de cumplirse una nueva conmemoración del atentado y no dudó en compararlo en simples “fuegos artificiales”.A su vez, el embajador de Israel en Argentina, Daniel Gazit, también opinó sobre el tema y expresó que la iniciativa “no significa nada”. Luego explicó los motivos por los cuales desconfían del compromiso de Irán para resolver el atentado a la AMIA. “Si quieren colaborar tienen que responder y entregar a los acusados por el crimen ante la justicia Argentina”, afirmó Gazit.
Además, opinó que los iraníes solo se “dedican a realizar atentados” y señaló que Irán “no solo no paró luego del atentado a la AMIA, sino que algunos responsables recibieron honores en su país, el Líbano y Hezbollah, e incluso subieron de grado por su buen trabajo”, dijo en alusión al actual ministro de Defensa, Ahmad Vahidi, quien realizó una visita a Bolivia en abril pasado, pero debido a su inmunidad como diplomático no pudo ser detenido en Bolivia.
Mientras argumentaba su opinión, Gazit no demostró estar asombrado por la iniciativa de cooperación iraní. “Esto no es una novedad”, dijo el diplomático y afirmó que “Irán sigue actuando en América Latina y África, y puede actuar en cualquier momento ya que está construyendo una red terrorista”.
Ante la amenaza latente que implica el crecimiento de Irán y su incursión en varios países, Gazit reafirmó que su tarea “es advertir y abrir los ojos a aquellos que no quieren mirar, para que estos atentados no vuelvan a ocurrir nunca más”.
Por su parte, Julio Schlosser también amplió su opinión frente al comunicado difundido por el ministerio de Relaciones Exteriores iraní, expresando que "pese a que existe la justicia divina, nosotros necesitamos también la justicia de los hombres. Eso es lo que estamos
reclamando y lo que vamos seguir reclamando”.
Además, Schlosser se sumó a los dichos del embajador de Israel en Argentina con respecto a la credibilidad de Irán y remarcó que para poder empezar a dialogar, primero deben “presentarse a la justicia, desistir de apoyar al terrorismo y dejar de ser células terroristas en
América Latina”.
Consultado acerca de la propuesta que hizo Irán y el rol de la AMIA para habilitar un acercamiento, Schlosser no dudó en asegurar que eso es “una decisión política que debe tomar la Cancillería argentina, y recién ahí nosotros evaluaremos”.
En el mismo sentido el Secretario General de la institución enfatizó que la función de AMIA no es emitir juicios ni intervenir en las decisiones políticas, pero una vez que Argentina tome una decisión, procederán a realizar una evaluación al respecto. “El gobierno argentino es el que tiene que enfrentarse” ante este nuevo y supuesto compromiso.

Ambas declaraciones fueron realizadas en el marco de una actividad realizada en el Club Casa con motivo de la conmemoración del 17º aniversario del atentado a la AMIA. Durante la ceremonia estuvieron presentes en representación de AMIA: El embajador de Israel en
Argentina, Daniel Gazit, el presidente, Guillermo Borger, el secretario general, Julio Schlosser y el prosecretario, Tommy Saieg. También participó el presidente del Club Casa, Mario Selzer.
Cabe destacar que el anuncio de la Cancillería iraní fue pronunciado a dos días de cumplirse el 17º aniversario del atentado contra la AMIA que dejó 85 muertos en 1994 y que es considerado como “el más grave en la historia  de la Argentina”.
CY/B/MD



Dejá tu comentario

Israel

Elecciones en Israel: Los principales candidatos toman los resultados parciales con cautela

Agencia AJN.- Mientras continúa el conteo de votos y comienzan a conocerse los primeros resultados reales, tanto Binyamin Netanyahu como Benny Gantz se dirigieron a sus seguidores y activistas en las sedes partidarias. Ambos instaron a «esperar los resultados definitivos» y declararon que buscan formar gobierno, cada uno en base a sus principios.

Publicado

el

Por

Gantz Netanayhu

Agencia AJN.- El candidato que encabezó la lista de Azul y Blanco, Benny Gantz, llegó esta madrugada a la sede del partido después que se dieran a conocer los resultados a boca de urna. Allí lo esperaron, durante largas horas, los seguidores y activistas de su campaña.

Esta vez, Gantz se mostró cauto, a diferencia de lo sucedido en abril pasado, cuando festejó antes de tiempo con un discurso triunfal unas horas antes de que finalmente se confirmara la victoria de Netanyahu

«Por supuesto que esperaremos a los resultados definitivos. Pero, según como se presenta el panorama, hemos cumplido la misión y, no menos importante, la hemos cumplido de acuerdo con nuestros principios», señaló Gantz y agradeció cálidamente a todos los partidarios y especialmente a aquellos que trabajaron en la campaña.  «Amigos, Kahol Lavan ha sido y es una fuerza grande y central en el panorama político israelí y eso es gracias a ustedes», les dijo.

«Según los resultados que tenemos ahora, parece que, por segunda vez, los ciudadanos israelíes han confiado en nosotros. Más de un millón de israelíes han decidido decir no a la incitación y a la división, sí a la unidad. No a la corrupción y sí a la rectitud. No a los intentos de destruir la democracia israelí, y sí a mantener Israel como Estado judío y democrático. Prometo que, en lo que a mí respecta, esta noche ha comenzado el camino a la reparación de la sociedad israelí está herida y necesita curación. Buscaremos espacios de consenso entre los ciudadanos israelíes y elevaremos una plegaria conjunta por la paz y el bienestar del Estado y de todos sus ciudadanos”, continuó Gantz.

Benny Gantz explicó también que anoche comenzaron los contactos políticos y detalló que había hablado con NItzan Horovitz, número uno en la lista del Frente Democrático y con Amir Peretz, líder de Avoda-Guesher. “A partir de esta noche, trabajaremos para crear un gobierno de unidad amplio que refleje la voluntad del pueblo en forma extensa, agregó”.

“Dejamos atrás la polarización y la división y tenemos por delante la unidad y la reconciliación. También llamo aquí a los rivales políticos de todos los campos: dejen de lado las disputas y trabajemos juntos por una sociedad justa y equitativa para todos sus ciudadanos», declaró Gantz.

.

«El desafío existencial de Irán»

Por su parte, el primer ministro Binyamin Netanyahu llegó a la sede del Likud en Tel Aviv y también agradeció extensamente a todas las personas que trabajaron en su campaña.

«Aún estamos esperando los resultados oficiales», dijo, y debió insistir ya que los presentes coreaban consignas de triunfo. «Pero hay algo que está claro, el Estado de Israel se encuentra en un momento histórico. Estamos frente a grandes oportunidades y grandes desafíos. Desafíos de seguridad y políticos, principalmente la amenaza existencial que se cierne sobre Israel de Irán y sus filiales y nosotros luchamos contra ellos sin descanso y sin temor», agregó.

Apenas unos minutos después que se conociera la noticia de que Benny Gantz dialogó con el titular de la Lista Árabe Unificada, Ayman Odeh, Netanyahu criticó con dureza la posibilidad de que los partidos árabes se sumen al gobierno.

“Muy pronto se presentará el Acuerdo del Siglo de nuestro amigo el presidente Trump y la forma como se maneje la negociación frente al presidente definirá el futuro del Estado de Israel por generaciones. En este momento, Israel necesita un gobierno fuerte, estable, sionista. Un gobierno comprometido con Israel como estado nacional del pueblo judío. No habrá y no puede haber un gobierno que se sostiene y se apoya en partidos árabes antisionistas. Partidos que niegan el derecho a la existencia de Israel como estado judío y democrático. Partidos que glorifican y alaban a los terroristas sedientos de sangre que asesinan a nuestros soldados, ciudadanos y niños. Eso es inconcebible”.

Respecto a qué sucederá en el futuro inmediato, Netanyahu declaró: «En los próximos días iniciaremos las negociaciones para formar el próximo gobierno, un gobierno sionista y fuerte, y para impedir un gobierno antisionista peligroso. Es nuestro deber. Un gobierno que reúne a muchos, muchos integrantes del pueblo y no segrega a nadie que crea que Israel es el estado nacional del pueblo judío. Con ayuda de Dios lo haremos y triunfaremos».

Esta tarde, el primer ministro Netanyahu se reunirá con todos los partidos del bloque de derecha y a continuación con los miembros de la bancada del Likud.

PRIME MINISTER BENJAMIN NETANYAHU

Seguir leyendo

Israel

Elecciones en Israel: una descripción sobre la situación actual

Agencia AJN (Por Shay Salamon).- Tomando en cuenta que para poder armar una coalición se necesitan por lo menos 61 aliados de 120 escaños, en estos momentos ni Azul y Blanco ni el Likud tienen un apoyo inmediato para formar una coalición.

Publicado

el

Por

urna 1

Agencia AJN.- (Por Shay Salamon) A sólo dos horas de que se cerraron los comicios, hay que tomar los resultados de las principales emisoras de televisión con mucho cuidado. En las elecciones realizadas en abril, hace tan sólo cinco meses, el partido Azul y Blanco lideraba las encuestas, pero a la mañana siguiente, con los resultados definitivos, se dio un empate con el Likud.

Las primeras encuestas muestran al partido Azul y Blanco con 34 representantes en el parlamento, el Likud liderado por Benjamín Netanyahu tiene 33 y la unión de los Partidos Árabes 11 escaños. Mientras que el Canal 12 de Israel da 33 para Azul y Blanco, 31 para el Likud y 13 para los partidos árabes.

Tomando en cuenta que para poder armar una coalición se necesitan por lo menos 61 aliados de 120 bancas, en estos momentos ni Azul y Blanco ni el Likud tienen un apoyo inmediato de sus aliados naturales que puedan recomendar al presidente Reuven Rivlin quién sería el próximo primer ministro.

Esta situación se generó por Avigdor Liberman, el jugador más importante, que nos llevó a estas segundas elecciones, porque no estaba dispuesto a que su partido vaya junto con Netanyahu. Lo que él quiere es generar un gobierno liberal.

Liberman recomendó al presidente armar lo antes posible un gobierno de unión nacional. Aseguró que estamos en una situación de emergencia, por temas de seguridad y económicos. Afirmó que no se puede formar una coalición inestable, basada en una diferencia muy pequeña en números. Incluso dijo que no tiene problema en no ser parte del gobierno, pero prefiere que los dos partidos más importantes formen juntos un gobierno amplio y liberal.

En números generales, casi el 70 por ciento de la población de Israel votó, teniendo en cuenta que las elecciones no son obligatorias. Votó el 69,4 por ciento, que representa 1,5 más que en abril de 2019. Estos números podrían cambiar durante la noche y podríamos despertarnos en unas horas con resultados finales distintos. Pero la tendencia es que ninguno de los líderes puede tener una coalición estable.

Un analista dice que las dos rondas, las de abril y las de ahora, nos tienen que enseñar que tenemos que hacer un cambio en nuestro sistema electoral en Israel. Porque existe la posibilidad de que ni Netanyahu ni Gatz puedan armar una coalición y, en ese caso, habrá nuevamente elecciones en enero de 2020.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!