Seguinos en las redes

Israel

Anhelan que la investigación sobre Telleldín conduzca a nuevas pruebas

AJN.- Por el Lic. Claudio Gustavo Goldman.- Aquel ya lejano viernes 29 de octubre de 2004, en el subsuelo de Comodoro Py 2002, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal Nº 3 (TOF 3) daba a conocer su fallo respecto de la presunta “conexión local” del atentado a la AMIA. Había resuelto absolver a los veintidós imputados, en su gran mayoría a consecuencia de la nulidad de la “causa Brigadas”, iniciada el 31 de octubre de 1995.

Publicada

el

amia8888

Una de las mayores incógnitas que había dejado esa sentencia era por qué la absolución alcanzaba también a Carlos Telleldín, investigado desde la semana posterior a la masacre, y por qué los ex policías bonaerenses -encabezados por Juan José Ribelli- no debían rendir cuentas por las extorsiones que el primero había denunciado mucho antes de esa fecha. Para ser más claro: ¿por qué se ignoraban hechos anteriores al 31 de octubre de 1995? Incluso se daba el absurdo de acreditar la materialidad del hecho y la existencia de la Trafic al tiempo que todo el resto de la causa elevada a juicio era absolutamente nulo.

En su fallo de ayer, la Corte Suprema de Justicia de la Nación retomó esas incógnitas y añadió varias y duras críticas al tribunal oral y a la Sala II de la Cámara Nacional de Casación Penal. Al declarar “procedentes” los recursos extraordinarios interpuestos por la Fiscalía y la querella AMIA-DAIA-Grupo de Familiares y Amigos de Víctimas del Atentado a la AMIA dejó “sin efecto la sentencia” del TOF 3 y ordenó que se “proceda a dictar un nuevo pronunciamiento”.

Justo es reconocer que la decisión fue dividida, con el voto positivo del presidente, Ricardo Lorenzetti, y los ministros Carlos Fayt (impulsor del mismo), Juan Carlos Maqueda y Elena Highton de Nolasco, la disidencia de Carmen Argibay y Enrique Petracchi y el silencio de Raúl Zaffaroni, quien oportunamente se había excusado dada su participación en un dictamen sobre la causa, a pedido de la AMIA y la DAIA, en 1997.

También cabe destacar que ambas opiniones se apartaron parcialmente del dictamen del procurador fiscal Eduardo Casal, quien en febrero del año pasado había solicitado hacer lugar al recurso de la Fiscalía respecto de los ex policías y rechazar el de la querella.

Ahora bien, ¿qué tuvo en cuenta la opinión mayoritaria?

El argumento es tan simple como lógico: si el tribunal oral determinó que la pérdida de la debida imparcialidad del juez interviniente -en el caso, Galeano- se produjo a partir de la apertura del legajo “Brigadas”, el 31 de octubre de 1995, no hay razón para anular todo lo actuado antes de esa fecha.

Para ser aún más claro: la enorme mayoría -por no decir casi la totalidad- de las evidencias que vinculan a Telleldín con el atentado a la AMIA se obtuvieron en los más de quince meses anteriores a esa fecha.

Y respecto de los ex policías, Telleldín denunció la supuesta extorsión de la Brigada de Investigaciones de Vicente López en sus indagatorias del 6 y 7 de agosto de 1994, y la de los efectivos de Lanús, el 16 de julio de 1995. Incluso se había iniciado un sumario en la policía bonaerense en junio de este último año.

Los acusados fueron Juan José Ribelli, Raúl Ibarra, Mario Bareiro, Anastasio Leal, Bautista Huici, Marcelo Albarracín, Alejandro Burguete, José Arancibia, Oscar Bacigalupo, Jorge Rago y Diego Barreda, junto al abogado Juan Alberto Bottegal.

Si bien las voces disidentes entendieron que el tribunal tenía vedado expedirse, ya que “los agravios que sustentan ambos recursos extraordinarios remiten al examen de aspectos de hecho, prueba, derecho común y procesal, propios de los jueces de la causa (…), en la medida en que se cuestionan los alcances y efectos otorgados a la nulidad (…) y el valor conferido a las pruebas que conservaron su legitimidad”, en este último caso, la mayoría de la Corte siguió el dictamen de la Procuración.

Lo contrario ocurrió respecto de Telleldín, ya que el procurador Casal se había pronunciado en términos similares a los de Argibay y Petracchi: “la pretensión de la querella conduce al examen de cuestiones de hecho y prueba”, sobre lo cual no debe expedirse la Corte.

Pero la opinión preponderante fue otra: se omitió “considerar (…) la variada prueba no sólo relacionada con él (por Telleldín), sino con otros extremos de importancia que se derivaban a partir de su intervención”.

La Corte criticó “defectos graves de fundamentación y de razonamiento (…) en un proceso cuya trascendencia institucional resulta notoria”.

Puntualmente, el tribunal oral “no explicó el motivo de tan grave decisión” de extender la nulidad a lo actuado respecto de Telleldín, y “en la instancia casatoria se intentó suplir la inexplicable omisión” con “afirmaciones dogmáticas”. O sea, “no se explica cómo la parcialidad del juez respecto de los ex policías afectó la situación procesal de Carlos Alberto Telleldín”.

Uno de los argumentos de los tribunales anteriores fue: al estar probado que Galeano era parcial, todo lo que hizo debía ser anulado, antes y después de “Brigadas”.

La mayoría de la Corte les respondió que “son las distintas manifestaciones del juez las que dan lugar a la sospecha de parcialidad y no una personalidad ‘no imparcial’”. Así, “la regla que establece el Tribunal de Casación es arbitraria: detectada la parcialidad, se presume que todo el proceso está teñido por ella”.

Los otros agravios alegados por la querella fueron unánimemente rechazados, ya sea por defectos en la fundamentación o por tratarse de una revisión de hechos o pruebas.

En síntesis, deberá hacerse un nuevo juicio contra Telleldín, el cual podrá ceñirse a las constancias obrantes en la causa hasta el 31 de octubre de 1995 y algunas otras que no se vean contaminadas por el “árbol envenenado” plantado ese día, o bien incorporar nuevas pruebas. De esta decisión dependerá cuándo comience el nuevo proceso, que no será en días ni semanas, a la espera de que tampoco sea en años.

Por lo pronto, la Corte se ocupó de recordar que hasta el momento de la vigencia de la nulidad ya existían 37.556 fojas, en 187 cuerpos del expediente.

A este respecto cabe poner de resalto una gran paradoja que perjudicó a este imputado: el tribunal oral estaba convencido de que no había pruebas suficientes para condenarlo, pero estaba tan ensañado con Galeano que optó por ampliar la nulidad hasta el absurdo de favorecer a Telleldín, quien volverá a ser juzgado. Si, en cambio, lo hubiese absuelto por el beneficio de la duda, quizás hoy ese fallo estaría firme.

Y otra paradoja podría darse si se decide que el fiscal especial Nisman encabece la ampliación de la investigación contra Telleldín y su entorno (Boragni, su mujer; Eduardo, su hermano; Cotoras, su amigo; etc.), ya que oportunamente no apeló su absolución.

Respecto de los policías, la nulidad los protege de ser perseguidos por el atentado con los elementos existentes, y respecto de las extorsiones a Telleldín, podrán alegar la prescripción del delito o el cumplimiento de la pena mientras estuvieron presos por la “causa AMIA”.

Desde las instituciones y el grupo mayoritario de familiares no se resignan y anhelan que la investigación sobre Telleldín los conduzca a nuevas pruebas que vuelvan a señalar a Ribelli y compañía.

Dejá tu comentario

Israel

Coronavirus/Israel. El Ministerio de Salud quiere extender la cuarentena, pero Hacienda dice que terminará a tiempo

Agencia AJN.- El Consejo de Seguridad Nacional informó que planea liberar gradualmente al público del aislamiento de sus hogares después de los feriados de Pesaj, comenzando con la fuerza laboral y algunos estudiantes. Los lugares de ocio permanecerán cerrados.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- En una aparente disputa pública entre altos funcionarios del gobierno el jueves, los líderes del Ministerio de Salud fueron citados por múltiples medios de comunicación pidiendo una extensión del cierre nacional de las ciudades israelíes, que terminaría el viernes por la mañana. Los funcionarios del Ministerio de Finanzas desmintieron la extensión de la cuarentena poco después.

Los informes de las principales cadenas de noticias, así como el sitio de noticias de Ynet, dijeron que altos funcionarios del Ministerio de Salud estaban tratando de extender el severo bloqueo que impide los viajes interurbanos hasta después de que termine la festividad de la Pascua, el 15 de abril. Sin embargo, el Ministerio de Finanzas rápidamente emitió una declaración rechazando cualquier extensión de este tipo.

“Aclaración: las limitaciones impuestas a los lugares de trabajo antes del feriado serán eliminadas mañana como estaba previsto”, dijo un portavoz del Ministerio en un comunicado. “La situación volverá a las restricciones vigentes antes de la víspera de la Pascua”, continuaba.

“En cuanto a los informes sobre la continuación del actual cierre: el jefe del Consejo de Seguridad Nacional ha informado al director general del Ministerio de Finanzas que mañana se volverá a la situación que previa a la Pascua, como estaba previsto”, aseguró el vocero.

Según un informe anterior del Canal 13, el Primer Ministro Benjamin Netanyahu iba a discutir el asunto con los funcionarios el jueves por la noche. El ministro de Defensa Naftali Bennett se opuso a la medida, argumentando que era injustificada, y motivado por el deseo de no señalar las áreas ultra ortodoxas más afectadas por el virus.

Ynet informó que durante el miércoles y el jueves, la policía hizo más de 2.500 multas a personas que incumplieron las directrices del Ministerio de Salud.

El Canal 12 también informó sobre el plan del gobierno de reabrir lentamente el país después de la Pascua.

El informe dijo que el plan, dirigido por el Consejo de Seguridad Nacional, vería una liberación gradual de las restricciones – siempre y cuando las tasas de infección se mantengan bajo control. Esto incluiría el aumento del número de trabajadores aprobados para trabajar fuera del hogar, y se están revisando varios modelos de trabajo por turnos o en días alternos).

Además, el plan incluiría el regreso de los niños con necesidades especiales a las instituciones educativas, y más tarde el regreso de los centros preescolares. También se evalúa la liberación de los ciudadanos de las restricciones, según la zona y la edad, y la eventual flexibilización de las limitaciones de la distancia a la que la gente puede alejarse de los hogares (actualmente de 100 metros).

Sin embargo, el informe aclaró que no se esperaba que los centros comerciales y los lugares de entretenimiento y ocio volvieran a abrir pronto.

Las nuevas cifras publicadas por el Ministerio de Salud el jueves continuaron mostrando que las ciudades de Jerusalem y Bnei Brak superan con creces a otros lugares en cuanto al número de pacientes, con 1.630 y 1.594 casos respectivamente. Tel Aviv estaba en un distante tercer lugar con 415 infectados, seguida de Ashkleon con 216 y Elad con 215.

El Director General del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman-Tov, dijo al Canal 12 el jueves por la noche que era probable que el gobierno adoptara en el futuro un tratamiento diferenciado de las zonas del país, con limitaciones más estrictas en las zonas más afectadas.

También el jueves, el Canal 12 informó que a pesar de las continuas informaciones y críticas sobre el asunto, los pasajeros que llegaban en los vuelos al aeropuerto Ben Gurion seguían siendo liberados en sus casas sin ser chequeados o puestos en cuarentena. Esto estaría sucediendo a pesar de las declaraciones del gobierno de que las personas que llegaran serían enviadas a la cuarentena obligatoria en instalaciones gubernamentales.

Hasta ahora, 864 israelíes se han recuperado del virus, incluyendo tres mujeres de 90 años este jueves.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus/Israel. Agencia Judía alertó sobre problemas financieros y de antisemitismo que enfrenta la comunidad judía

Agencia AJN.- El presidente de la Agencia Judía para Israel, Isaac Herzog, advirtió sobre las dificultades que enfrentan los judíos de la Diáspora y también en Israel. “Está claro que la aliá tomará más tiempo y se reducirá”, anticipó el dirigente.

Publicado

el

Por

herzog

Agencia AJN.- El presidente de la Agencia Judía para Israel, Isaac Herzog, alertó que tras superarse la pandemia del coronavirus, las instituciones judías en todo el mundo probablemente encontrarán que enfrentan una grave escasez de ingresos y deberán estar alertas ante una posible reincidencia del antisemitismo.

En declaraciones al diario The Jerusalem Post, Herzog indicó que la agencia, como un enlace crucial entre Israel y la Diáspora desde su creación en 1929, está dando un paso adelante para proporcionar asistencia y orientación a las instituciones y personas necesitadas en Israel y en el extranjero en este momento de emergencia.

En este contexto, el dirigente señaló que los programas de aliá, una de las misiones centrales del grupo, continúan como lo hizo incluso en los días más oscuros de la historia de Israel.

“Desde el comienzo del brote, hemos tenido alrededor de 1.000 nuevos olim [inmigrantes] de docenas de países”, dijo el presidente de la Agencia Judía.

Ya se han implementado nuevos procedimientos para garantizar que todos los que ingresen al país entren en cuarentena en uno de los centros de absorción o en apartamentos privados previamente arreglados.
“Gracias a Dios, hasta ahora nadie ha llegado portando el virus”, dijo.

Herzog admitió que los bloqueos en todo el mundo y las cancelaciones de la mayoría de los vuelos internacionales representan un obstáculo. “Está claro que la aliá tomará más tiempo y se reducirá”, dijo. “Pero estamos haciendo todo dentro del ámbito de la posibilidad”, añadió.

Mientras tanto, la Agencia Judía está trabajando para ayudar a las comunidades judías, tanto en el campo con sus emisarios en el extranjero que han permanecido en sus puestos como proporcionando recursos.
“Como la organización global judía más grande, sentimos la responsabilidad hacia nuestros hermanos y hermanas en todo el mundo”, dijo Herzog.

Después de que la crisis del coronavirus comenzó a golpear a Italia con fuerza, explicó que la Agencia Judía junto con Keren Hayesod “extendió el apoyo inmediato a la comunidad judía italiana, lo que era vital para ellos para atender sus necesidades inmediatas. “Hemos asistido con servicios sociales en Gran Bretaña, tenemos voluntarios que están ayudando en Francia, España, Sudáfrica y los Estados Unidos”, agregó Herzog.

“Lo que también está claro es que las comunidades más pequeñas sin una estructura financiera muy sólida y que dependen de recursos continuos se encuentran en una posición muy difícil. También hay problemas de seguridad, especialmente para el día siguiente, que deben ser atendidos con fondos”, dijo. “Lo que está claro es que todas las instituciones y federaciones judías se dan cuenta de que existe una amenaza para algunos de los ingresos de las donaciones y de los filántropos que los afectarán”, apuntó.

Como ha sucedido a menudo en la historia, el estallido de la pandemia ha desencadenado manifestaciones de antisemitismo, especialmente online. “Por el momento, quiero ponerlo en cierta proporción. Es un gran desafío, pero otros grupos también se enfrentan a la retórica del odio ”, destacó Herzog, y agregó que mantienen la situación vigilada de cerca.

“Sin embargo, se nos ve molestos y asumimos que cuando la situación de la emergencia se relaje, surgirá la tendencia histórica de culpar a los judíos, también porque hay áreas donde los judíos fueron los primeros en ser afectados por el virus”, indicó.

Otro frente en el que la Agencia Judía ha estado activa es en el apoyo al sector sin fines de lucro de Israel, como lo ha hecho la organización durante décadas, a menudo en nombre de los judíos del mundo.

Herzog explicó que con el país bloqueado, el sector está pasando por una “catástrofe”. Por esta razón, el grupo ha lanzado un fondo especial de asistencia de emergencia junto con la ONG Ogen, un fondo de préstamos sociales. Agregó que la Agencia Judía también está trabajando con el gobierno para establecer una subvención especial.

“Estoy muy agradecido de que algunos de nuestros socios, como las Federaciones Judías de América del Norte, hayan ingresado al proyecto, aunque ya se están encargando de financiar sus ONG locales”, dijo.

Herzog transmitió su aprobación a cómo el gobierno está manejando la crisis. “Confío en que Israel superará esto, y creo que hay muchos aspectos importantes detrás de las nubes, como la apreciación hacia el sector árabe en Israel por su enorme contribución a la infraestructura médica y el hecho de que hay muchos actos” de solidaridad, dijo.

“Cuando veo una foto de una niña haredi (ultraortodoxa) en Bnei Brak llevando jalá el viernes por la noche a los soldados allí, siento una gran esperanza”, expresó por último el presidente de la Agencia Judía.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!