Seguinos en las redes

Israel

Argentina. En el tradicional barrio de Once hace 40 años conviven Pesaj y Pascuas en una pescadería que se ganó la confianza de la comunidad judía

AJN.- Para la comunidad judía, el pescado es uno de los alimentos que no pueden faltar en la mesa. Y en la festividad de Pesaj no puede ser la excepción. En la “Pescadería El Dorado”, del barrio porteño de Once, lo saben y hace 42 años que venden el pescado fresco kosher a los miembros de la comunidad judía para preparar el Guefilte Fish, entre otros platos clásicos de la mesa festiva. 

Publicada

el

pesca

AJN.- Para la comunidad judía, el pescado es uno de los alimentos que no pueden faltar en la mesa. Y en la festividad de Pesaj no puede ser la excepción. En la “Pescadería El Dorado”, del barrio porteño de Once, lo saben y hace 42 años que venden el pescado fresco kosher a los miembros de la comunidad judía para preparar el Guefilte Fish, entre otros platos clásicos de la mesa festiva. “Aprendí todas las normas y las respeto. Molemos el pescado a pedido del cliente y di mi palabra que no se picaba otra cosa que no sea kosher, porque no voy a ensuciar mi trayectoria.”, aseguró a la Agencia Judía de Noticias (AJN), Luis Di Leva, dueño del local.

 
Tras el mostrador de la pescadería está Luis. A pesar de la agitada semana de venta por Pesaj y las Pascuas, en la que cientos de familias judías y católicas se acercaron en masa a comprar su pescado fresco, Luis no está agotado. Es que si bien los miembros de la comunidad judía son sus principales clientes, Luis también recibe a “personas que no son de la colectividad, como son peruanos, bolivianos, argentinos; restaurantes, sanatorios, hoteles, geriátricos, especialmente los sábados”.
 
La prueba de ello se observa en las paredes ubicadas detrpas de él: hay fotografías, varias, del Papa Francisco, y del Rebe de Lubavich. También hay un cartel que pregona “feliz navidad”. Es que Luis es católico creyente, y “la colectividad lo sabe”, según aseveró a la Agencia Judía de Noticias (AJN). 
 
Esa sinergia se ve todos los días de lunes a sábados en la pescadería, en la que Luis se muestra sonriente y amable para recibir a todo aquel que ingrese al local ubicado en San Luis 2507.
 
“Yo soy católico, no lo voy a negar, por eso tengo la imagen del Papa, y la imagen del Rabino. Considero que D’s  hay uno solo y la fe mueve montañas, o sea que no importa la creencia sino la fe que uno tenga. Desde chico, estando con mi padre, aprendí todas las normas y las respeto. Molemos el pescado a pedido del cliente y di mi palabra que no se picaba otra cosa que no sea kosher, porque no voy a ensuciar mi trayectoria.”
 
La pared termina de adornarse con una nota de la escuela Talpiot en la que agradecen la visita que Luis y su familia brindaron a los alumnos del jardín de infantes para explicar todo sobre la mercadería que vende y de la que es todo un especialista: pescados.
 
Merluza, pejerrey, salmón, caballa y mero son algunos pescados kosher, es decir, aquellos que se adecúan a la estricta Halajá (ley judía): pescados con aletas y escamas. Enumerarlos puede resultar fácil, no así cuidarlos para mantener su calidad y frescura.
 
“El pescado es algo muy delicado. A partir de las 5 de la mañana estoy acá, recibo la mercadería directamente de Mar del Plata todos los días de martes a viernes y la controlo: tiene que estar en óptimas condiciones, sino acá no entra y va de vuelta.”, confía.
 
Y asegura que ello es justamente lo que logró que “El Dorado” se ganara la confianza de muchísimos miembros de la comunidad judía desde hace cinco décadas. “Hago todo lo posible para que la comunidad esté conforme y me siga comprando, como lo está haciendo hasta ahora, dándole buena calidad a un buen precio. Digo la colectividad porque prácticamente este es su barrio. Siempre brindé lo que se merecen y esa trayectoria que tengo no la voy a ensuciar por nada.”, precisó a la AJN.
 
Calidad, precio, dedicación y confianza son algunas de las características que alaban los clientes de esta pescadería que ya tiene una trayectoria de 42 años. “Somos unos de los pioneros que estábamos en el Mercado Larrea, donde mi padre tenía un puesto, tanto mayorista como minorista, donde yo también trabajaba, y a partir de ahí toda la colectividad nos conoce. Cuando el mercado cerró en 1973, me instalé en un mercadito en San Luis y Jean Jaures. Después compré este local y me trasladé para acá”, contó.
 
 
Debido a estas disposiciones halájicas, no están permitidos los mariscos: camarón, langosta, langostino, ostra, calamar, cangrejo. Y tampoco otros pescados, como el cazón, el tiburón, esturión, entre otros. Luis lo sabe. ¿Cómo hace para dejar contentos a todos los clientes con sus tradiciones y productos? “Tengo dos cámaras frigoríficas: una para el pescado fresco, donde se guarda solamente el pescado kosher y otra de bajo frío, que tiene un frio consistente, donde se guardan los mariscos, que tiene que estar bien congelado.”, explicó al tiempo que mostraba las cámaras.
 
Todo ese esfuerzo diario deja en el dueño de “El Dorado” una “satisfacción muy grande”. “Esto mantiene el espíritu de los comercios de barrio de antes. Ese barrio que tenía su carnicero, su pollero y su pescador. Y logre ser su pescador, dando calidad, tratando de dar la mejor atención posible, hasta entregando a domicilio. Trato, de poner un precio más módico y darle también un beneficio al no cobrar el envió.”
 
¡Y vaya que logra lo que promete!: La gente no solo se va contenta con su bolsita de pescado, también con la seguridad de que va a volver y encontrará a su pescadero amigo.
 
¿Cuáles son los pescados preferidos por la comunidad? Filet de merluza, filet de brótola, filet de lenguado, besugo, corvina, anchoa, salmón rosado, pejerrey, lachas, según contó Luis. “El salmón rosado fresco lo fileteo y el ahumado lo entrego cerrado al vacío con el precinto kosher.”, destacó.
 
Asimismo, el dueño de “El dorado” precisó que los sefaradies “también compran pescados enteros: salmón blanco, corvina, besugo, anchoa, caballa, todo lo que sea con escamas.”.
 
Mientras que los ashkenazim optan por el pescado molido para preparar el tradicional  guefilte fish, aunque “también piden las cabezas y los espinazos para hacer el caldo¸ y la piel muchos la llevan también para hacer el pesado al horno, que lo cubren.” “Cada cosa, todo lo que el cliente pide yo se lo preparo”, aseguró sin titubeos.
 
 
EACh/KJS

Dejá tu comentario

Israel

Icono de la judería soviética Natan Sharansky recibe el prestigioso Premio Génesis de Israel

Agencia AJN.- El ex presidente de la Agencia Judía, MK y ministro que pasó nueve años en la cárcel rusa, en su mayoría aislado, advierte que ‘la libertad nunca está a más de una generación de la extinción’

Publicado

el

Por

nat

Agencia AJN.- Natan Sharansky, un símbolo de la difícil situación de los judíos soviéticos que se convirtió en el jefe de la Agencia Judía, recibió el prestigioso Premio Génesis 2020 de Israel por toda una vida de trabajo promoviendo las libertades políticas y religiosas, anunciaron los organizadores el martes.

El premio de un millón de dólares se otorga cada año a una persona reconocida por sus logros profesionales sobresalientes, su contribución a la humanidad y su compromiso con los valores judíos.

En un comunicado, Sharansky transmitió su emoción por el premio y citó a Ronald Reagan, al advertir que «la libertad nunca está a más de una generación de la extinción».

«No se pasa a nuestros hijos en el torrente sanguíneo. Se debe luchar por ellos, protegerlos y transmitirlos para que hagan lo mismo, o un día pasaremos nuestros años al atardecer diciéndoles a nuestros hijos y a los hijos de nuestros hijos lo que alguna vez fue cuando los hombres eran libres», dijo.

Sharansky saltó a la fama en la década de 1970 como disidente en la Unión Soviética, donde trabajó en estrecha colaboración con el activista de derechos humanos y ganador del Premio Nobel de la Paz Andre Sakharov.

Fue miembro fundador del Grupo Helsinki, que supervisó los abusos de los derechos por parte de los soviéticos, y se convirtió en uno de los «refuseniks» más conocidos. Judíos soviéticos a los que se les negó el permiso para emigrar a Israel.

En 1977, Sharansky fue encarcelado por cargos falsos de espionaje para los Estados Unidos. Pasó nueve años en prisión, cumpliendo gran parte de ese tiempo en confinamiento solitario.

Un antiguo prodigio del ajedrez, Sharansky pasó los días jugando juegos de ajedrez en su cabeza, y se jactaba de haber ganado todos los partidos.

Sharansky fue liberado en un intercambio de prisioneros en 1986 después de una intensa campaña internacional dirigida por su esposa, Avital, e inmediatamente se mudó a Israel.

Al año siguiente, encabezó una manifestación en Washington donde, en la víspera de una visita del líder soviético Mijail Gorbachov, unos 250,000 judíos pidieron el fin de la persecución de los judíos soviéticos y la libertad de emigrar.

Posteriormente, Gorbachov abrió las fronteras del país, allanando el camino para que aproximadamente 1.6 millones de judíos emigren.

En Israel, Sharansky pasó más de una década como legislador y ministro del gabinete, promoviendo la integración de nuevos inmigrantes en la sociedad israelí y tomando una línea dura hacia los palestinos.

Sharansky se ha opuesto a hacer grandes concesiones a los palestinos y dijo que Israel solo puede hacer las paces con una entidad palestina democrática.

Sharansky más tarde sirvió nueve años como presidente de la Agencia Judía, una influyente organización sin fines de lucro cercana al gobierno israelí que promueve la inmigración judía a Israel y trabaja para fortalecer las relaciones entre Israel y las comunidades judías en el extranjero.

En ese papel, Sharansky intentó negociar un compromiso que hubiera permitido que las corrientes liberales de judaísmo que son populares en el extranjero tengan un área de oración igualitaria en el Muro Occidental de Jerusalem.

El plan fue abandonado por el primer ministro Benjamin Netanyahu bajo la presión de aliados ultraortodoxos que se oponen a las oraciones de género mixto. Sharansky, de 71 años, renunció a la agencia el año pasado.

Sharansky es autor de tres libros y recibió una serie de reconocimientos prestigiosos, incluido el premio más alto de Israel, el Premio Israel, así como la Medalla Presidencial de la Libertad de los Estados Unidos y la Medalla de Oro del Congreso.

«Natan Sharansky es uno de los grandes defensores de los derechos humanos de nuestra vida». dijo Stan Polovets, cofundador y presidente de la Genesis Prize Foundation.

«El ejemplo de Natan es una inspiración para todos aquellos que luchan por la democracia», agregó.

«Sus valores y ética, arraigados profundamente en su fe judía, han servido como su brújula moral, y su vida ha sido un faro para muchos que sueñan con la libertad», sostuvo el ex alcalde de Nueva York Michael Bloomberg, el primer ganador del Premio Génesis.

El Premio Génesis se inauguró en 2014 y se lleva a cabo en una asociación entre la Oficina del Primer Ministro, la Fundación privada del Premio Génesis y la oficina del presidente de la Agencia Judía.

Seguir leyendo

Israel

Juez consulta al procurador si debe expedirse sobre la situación de Netanyahu antes de las elecciones

Agencia AJN.- El miembro de la Corte Suprema Ofer Grosskopf le corró vista hoy, lunes, a Avichai Mandelblit para que considere si corresponde que lo dictamine, y que el tribunal se expida, tras un llamativo recurso interpuesto ayer, domingo, por decenas de funcionarios de empresas de alta tecnología, que suelen ser apolíticos.

Publicado

el

Por

Netanyahu Mandelblit

Agencia AJN.- El juez de la Corte Suprema israelí Ofer Grosskopf le corró vista hoy, lunes, al procurador general, Avichai Mandelblit (foto), para que considere si debe dictaminar, y el tribunal expedirse, antes de unos eventuales comicios parlamentarios acerca de si el primer ministro, Benjamín Netanyahu, está en condiciones de ser reelecto, tras un llamativo recurso interpuesto ayer, domingo, por decenas de funcionarios de empresas de alta tecnología, que suelen ser apolíticos.

Una petición similar había presentado el Movimiento por la Calidad del Gobierno, mientras que el Partido Laborista anunció que haría lo propio, aunque hasta ahora no lo concretó.

De momento, el asesor legal se ha negado a opinar sobre el asunto porque es meramente teórico, pero ha permitido que conserve su cargo pese a haberlo imputado por soborno, fraude y abuso de confianza.

La nueva moción declarativa de certeza rechazó esa dilación con el argumento de que los votantes deben saber si Netanyahu tiene la capacidad legal de formar un nuevo gobierno antes de decidir su sufragio.

CGG

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!