Seguinos en las redes

Israel

Aseguran que el ayatolá Khamenei está preocupado por la suba del precio del pollo de Irán

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

AJN.- El líder supremo trata de frenar las consecuencias en la suba del pollo que desde el año pasado triplicó su valor. Irán comienza a sentir los efectos de las sanciones internacionales, aunque se niega a retroceder con su controvertido programa nuclear. Así lo consideró el analista iraní-israelí, Meir Javedanfar.

Publicada

el

ayatola

/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;}

El ayatolá Ali Khamenei, el líder supremo de la República Islámica de Irán, busca frenar el aumento del precio del pollo.

Al menos así lo destacó el analista iraní-israelí, Meir Javedanfar, quien en una columna de opinión para el portal de noticias Bloomberg consideró que para Khamenei esta misión de controlar el precio del pollo se convirtió en “una ambición en los últimos días”, ya que es un alimento básico para los iraníes.

“El jefe de la policía de Irán, Esmail Ahmadi-Moghaddam, instó a las estaciones de televisión de Irán a no difundir imágenes de las personas comiendo pollo, ya que estimaban que podría conducir a disturbios sociales”, contó el analista.

De acuerdo a lo considerado pro Javedanfar, “Khamenei es el hombre más poderoso de Irán, pero sabe que una suba en el precio del pollo es una crisis que debe afrontar”.

El líder iraní debe encontrar una solución al problema del pollo y, como cualquier político, a “alguien a quien culpar”, consideró.

“Ninguna de las opciones disponibles a Khamenei le resulta atractiva. Su país se está desplazando hacia el aislamiento internacional a lo que se suma las dificultades económicas generadas por su insistencia en desarrollar un programa de armas nucleares que es cuestionado por la comunidad internacional”, sostuvo.

Javedanfar señaló que “el líder supremo podría, por ejemplo, culpar que el aumento en el precio del pollo -que se ha triplicado desde el año pasado- es consecuencia de las sanciones que imponen Estados Unidos y la Unión Europea para disuadir a Irán a que detenga su controvertido programa nuclear”.

Pero, esta versión –continuó- sería como admitir que “las sanciones están teniendo un gran impacto, algo que el régimen está tratando desesperadamente de evitar”.

“Las autoridades iraníes dieron instrucciones a los medios de comunicación de no discutir el efecto que las sanciones están teniendo en la economía”, añadió.

Para el analista, “otra de las opciones podría ser culpar al presidente Mahmoud Ahmadinejad, pero eso también podría ser contraproducente”.

“Khamenei fue alguna vez el principal respaldo del presidente. Incluso fue el líder supremo quien permitió a Ahmadinejad seguir adelante con el plan de subsidios a la reforma que ha sido un motor fundamental de la inflación”, indicó Javedanfar.

Escapar del aislamiento internacional no parece nada fácil para Khamenei -de acuerdo a lo interpretado por el analista- ya sea con respecto a la cuestión nuclear o la agitación en Siria, el aliado más importante de Irán en la región.

“Una vía para Khamenei sería la de dejar de apoyar al presidente sirio, Bashar al-Assad ahora, antes de que sea demasiado tarde. Eso significaría abandonar a un aliado en su hora de necesidad y en un momento en que Assad tiene una oportunidad de mantenerse en el poder”, explicó.

Javedanfar  consideró que “un poco amigable régimen suní podría asumir el control en Damasco y el abandono de Assad dañaría la credibilidad de Irán, entre otros amigos de la región”.

“Khamenei también podría comprometer el programa nuclear por evitar someter a la economía de su régimen a más dolor de las sanciones”, analizó.

Aunque aclaró que “a juzgar por el discurso que pronunció el mes pasado, Khamenei parece pensar que puede aguantarse”. "A largo plazo, la continuación de las sanciones no serán del interés de Occidente", dijo el líder iraní.

El líder religioso considera que una vez que Irán sea una potencia nuclear regional, rivales como Arabia Saudita, Estados Unidos y Europa podrían encontrar que no tienen más remedio que lidiar con Irán sobre sus términos.

Sin embargo, esto conlleva riesgos, también: una bomba nuclear podría hacer que el régimen quede más aislado que antes.

El líder supremo, sin duda, sabe que hay un riesgo considerable de que esté equivocado y que el tiempo no está de su lado, sino del lado de Estados Unidos y sus aliados, según interpretó el analista de Medio Oriente.

Las sanciones no han causado el aumento temido de los precios del petróleo mundial, resultado de la intervención saudita y una desaceleración de la economía global.

“El costo actual de las sanciones a Irán, en cambio, es de 133 millones de dólares diarios en ingresos perdidos, lo que anualizado sería de alrededor de 10 por ciento anual del producto bruto interno. Las exportaciones de petróleo de Irán se redujeron en 1,2 millones de barriles por día, lo que equivale a un 52 por ciento”, resaltó en su columna Javedanfar.

Una forma de Khamenei para mejorar la posición del gobierno del país contra la presión interna y externa sería la de tratar de abordar su percepción de la corrupción y la mala gestión de la economía.

“Aquí, también, las opciones de Khamenei están limitadas. Debería empezar una campaña real para luchar contra la corrupción, se podría convertir en enemigos partidarios vitales. La lealtad de muchos conocedores del régimen se basa en que se les permita beneficiarse”, señaló Javedanfar, a lo que agregó que “tampoco puede Khamenei fácilmente proporcionar una válvula de escape para la ira popular con la introducción de reformas políticas -que cree que sus oponentes interpretarían como un signo de debilidad.

El analista explicó que Ahmadinejad ya había comenzado a arruinar a la economía de Irán antes de las últimas sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea. “Esta es la razón por la que dos jefes de Banco Central de Irán renunciaron al cargo desde que el presidente fue elegido por primera vez en 2005. Sus políticas de gasto populistas han empujado al alza la inflación y el desempleo”, argumentó.

“La política de subsidios a la reforma es un buen ejemplo. Bajo este programa, Ahmadinejad corta el apoyo del gobierno para determinados productos e industrias, pero luego se distribuye dádivas en efectivo para compensar. Al mismo tiempo, su gobierno no invierte el dinero ahorrado de los subsidios reducidos, dañando la productividad. La industria avícola es un ejemplo de ello. El presidente del Parlamento, Ali Larijani, dijo que los agricultores de Irán advirtieron sobre la falta de alimentos para las aves de corral”, explicó.

“Con el impacto agregado de las sanciones, la economía iraní se enfrenta ahora a una de sus crisis económicas más graves desde la revolución de 1979 y hay pocas señales de alivio”, aseguró el analista.

En su columna indicó que “la semana pasada, el gobierno de Estados Unidos introdujo nuevas sanciones, incluidas las de los bancos chinos e iraquíes que hacen negocios en Irán, para apretar aún más la soga. Dos días más tarde, el Congreso estadounidense votó a favor de nuevas medidas contra Irán”.

“A menos que se encuentre una solución, el precio que la economía de Irán está pagando por su intransigencia y puede ser más peligroso para la existencia del régimen de Teherán que el mismo Estado de Israel”, advirtió Javedanfar.

Finalmente, el analista afirmó que “el desafío de Khamenei es encontrar una respuesta a este dilema, sin plumas para volar”.

Meir Javedanfar es un iraní-israelí analista de Medio Oriente y enseña un curso de la política contemporánea iraní en el Centro Interdisciplinario de Herzliya, Israel.

Dejá tu comentario

Israel

Coronavirus. El Mossad dio detalles de los esfuerzos realizados para aportar equipamiento durante la pandemia

Agencia AJN.- Un informe interno de la agencia de inteligencia reveló que el Mossad aportó más de 80 millones de máscaras faciales, casi 30 toneladas de desinfectantes y más de 10.000 respiradores, algunos obtenidos de países que no tienen vínculos diplomáticos con Israel.

Publicado

el

Por

mossad

Agencia AJN.- La agencia de inteligencia del Mossad obtuvo para Israel cientos de millones de equipos de protección y miles de dispositivos médicos como parte de un esfuerzo concertado para combatir el coronavirus.

El jefe del Mossad, Yossi Cohen, quien supervisó la operación, debía pasar hoy oficialmente la autoridad sobre el centro de control de coronavirus al Ministerio de Salud, en una ceremonia especial.

Como parte de la guerra de licitación global que estalló después del brote de COVID-19, Cohen se vio obligado a utilizar sus conexiones personales con varias naciones de todo el mundo, incluidos los países que no tienen vínculos diplomáticos con Israel, para lograr los equipamientos necesarios para atender la pandemia.

Según consignó el portal de noticias Ynet, parte del equipo llegó de países no identificados en el Golfo Pérsico.
En los últimos días, el comando del Mossad ha comenzado el proceso de transferir la tarea de manejar y comprar el equipo al Ministerio de Salud para liberar sus operaciones en caso de que una segunda ola de virus golpee el país.

De acuerdo a lo precisado por la agencia, desde el inicio del brote el Mossad consiguió 2,5 millones de gafas protectoras, con otros 5,5 millones aún por llegar; unos 80 millones de mascarillas quirúrgicas, con otros 142 millones aún por llegar; 1,3 millones de máscaras faciales tipo N-95, con otros 14 millones aún por llegar; 180 millones de guantes elásticos; más de 30 toneladas de desinfectantes y al menos 1.300 ventiladores. Sobre los respiradores, la agencia espera que otros 4.700 entre junio y octubre.

Otros 3.500 ventiladores de fabricación israelí se proporcionarán al Ministerio de Salud en julio. En total, se espera que los hospitales de Israel reciban cerca de 10.000 ventiladores para octubre.

Además, el informe menciona cuatro millones de chalecos protectores y más de dos millones de kits de prueba de coronavirus, la mayoría de los cuales llegaron de China y Corea del Sur. El informe señala entregas de 47 tipos diferentes de medicamentos, incluidos anestésicos e insulina.

El primer ministro Benjamin Netanyahu agradeció a Cohen y al Mossad durante una reunión entre los dos el domingo, diciendo que “han hecho algo extraordinario”.

“Los resultados hablan por sí mismos”, dijo Netanyahu. “A medida que transferimos las operaciones al Ministerio de Salud, no sabemos lo que depara el futuro. Debemos aprovechar la experiencia que hemos adquirido si será necesario nuevamente. En nombre de los ciudadanos de Israel y yo, gracias por tu excelente trabajo”, transmitió el premier.

Seguir leyendo

Israel

Efemérides. Un día como hoy el Papa Francisco realizaba su histórica visita al Muro de los Lamentos (VIDEO)

Agencia AJN.- Se cumplen seis años del “abrazo de las tres religiones”, cuando el Papa se estrechó en un abrazo con el rabino Abraham Skorka y el musulmán Omar Abboud ante el Muro de los Lamentos.

Publicado

el

Por

papa

Agencia AJN.- El Papa Francisco inició el 24 de mayo de 2014 su denominado viaje a Tierra Santa que se extendió hasta el 26 y constituyó su segunda travesía fuera de Italia desde el inicio de su pontificado, luego de haber visitado Brasil en ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud 2013.

El viaje a Tierra Santa contó con tres etapas: Amán (Jordania), Belén (Palestina) y Jerusalem (Israel). De esta manera Francisco se convirtió en el cuarto sumo pontífice romano contemporáneo que visitó la región y viaje se concretó cincuenta años después del encuentro histórico entre el Papa Pablo VI y el patriarca de Constantinopla Atenágoras I.

Además se inscribió en la misma línea de diálogo interreligioso y ecuménico que continuaron Juan Pablo II y Benedicto XVI en una región signada históricamente por el conflicto árabe-israelí y otras tensiones políticas, religiosas y sociales.

En ocasión de su visita al papa Francisco en la Ciudad del Vaticano en septiembre de 2013, el rabino Abraham Skorka ya había comentado que esperaba viajar con él a Tierra Santa y recorrer juntos Jerusalem y Belén,​ tema del que se había conversado en un encuentro conjunto con el periodista Henrique Cymerman en junio de ese año. El 5 de enero de 2014 se confirmó la fecha definitiva de la visita pastoral y el 27 de marzo se difundió el programa del viaje.

La visita y algunos de los gestos de Francisco fueron calificados como «históricos» por diversos medios internacionales. Durante su visita, Francisco hizo una prédica por la paz en medio del conflicto en Siria: «Es necesaria una solución pacífica para Siria, la paz no se compra ni se vende», dijo.

Asimismo se manifestó a favor del reconocimiento de dos Estados en conflicto, el de Israel («sea universalmente reconocido que el Estado de Israel tiene derecho a existir y a gozar de paz y seguridad dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas») y el de Palestina («que se reconozca igualmente que el pueblo palestino tiene derecho a una patria soberana, a vivir con dignidad y a desplazarse libremente»).

papa1

En este contexto, el Papa invitó a rezar juntos en la Ciudad del Vaticano al entonces presidente de Israel, Shimon Peres y al líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, hecho que ocurrió el 25 de mayo de 2014. Ese mismo día, Francisco se reunió con el patriarca de Constantinopla, con la firma de una declaración conjunta, los gestos compartidos y la celebración ecuménica en el Santo Sepulcro.

Al día siguiente el Papa llevó su mensaje al islam desde la Explanada de las Mezquitas en el que exhortó a aprender a comprender el dolor del otro y a no instrumentalizar el nombre de Dios para la violencia. Aquella jornada tuvo un momento histórico, cuando el Papa se abrazó con el rabino Abraham Skorka y el musulmán Omar Abboud ante el Muro de los Lamentos, en lo que se denominó el «abrazo de las tres religiones».

Además, Francisco visitó la tumba de Theodor Herzl, fundador del movimiento sionista, ubicada en el cementerio nacional de Israel y desvió el itinerario para acudir a rezar en una lápida dedicada a las víctimas del terrorismo en Israel .

También estuvo en Yad Vashem, el memorial del Holocausto donde, haciendo referencia a los campos de exterminio, exclamó: «¡Nunca más, Señor, nunca más!».
Francisco hizo mención a la reconciliación entre judíos y cristianos como uno de los frutos del Concilio Vaticano II, a la que hizo referencia ante los dos grandes rabinos —el asquenazí y el sefardí— en el gran rabinato de Israel. Finalmente encabezó la celebración eucarística en el Cenáculo, lugar santo para los cristianos que pertenece actualmente a Israel.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!