Seguinos en las redes

Israel

ATENTADO A LA AMIA. Timerman: “Argentina quiere ver este tema encaminado en 2011”

AJN.- En una entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias (AJN), el canciller argentino, Héctor Timerman, aseguró en referencia al atentado que dejó 85 muertos en 1994 que “trabajo en el tema ‘AMIA’ todos los días y lo quiero ver encaminado en 2011, por expreso pedido de la Presidenta”. Por otra parte, reclamó la inmediata liberación del soldado israelí Gilad Shalit, secuestrado por terroristas palestinos desde 2006, “sin que me lo pidan y por razones humanitarias porque es una víctima de un acto ilegal”. El funcionario también ratificó su próximo viaje a Israel y reveló detalles de su encuentro con Mahmoud Abbas, tras el cual el presidente de la Autoridad Palestina condenó el ataque terrorista contra la mutual judía. “Tengo la promesa del presidente de la Cámara de Diputados de que en la primera sesión del año sacará” la aprobación del tratado de libre comercio entre Israel y el Mercosur, anticipó Timerman.

Publicada

el

timerman3

En una entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias (AJN) a su regreso de Brasil, el canciller argentino, Héctor Timerman, aseguró en referencia al atentado que dejó 85 muertos y cientos de heridos, el 18 de julio de 1994, que “trabajo en el tema ‘AMIA’ todos los días y lo quiero ver encaminado en 2011, por expreso pedido de la Presidenta” Cristina Fernández de Kirchner.

Se trató del segundo ataque terrorista ocurrido en Buenos Aires después del de la Embajada de Israel, el 17 de marzo de 1992, con una veintena de víctimas fatales y cientos de damnificados.

El funcionario aseveró que “no hay reunión en la cual no saque el tema, que nada tiene que ver con los otros que tiene Irán”, país que “debe resolverlo para satisfacción de las víctimas argentinas”.

Timerman, a quien la jefa de Estado le encomendó “el avance máximo que pueda lograr respecto de la justicia”, no quiso hacer pública su estrategia futura, pero quizás un anticipo de la misma se haya dado en su reciente encuentro con el presidente de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, en Brasilia, en ocasión de la asunción de Dilma Rousseff, la nueva presidenta brasileña, y el cual resultó en la condena palestina al atentado a la AMIA.

Respecto de esta reunión, el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto argentino explicó que “no pedí (entrevistas) bilaterales”, sino que “pregunté quién había pedido conmigo y me dijeron (que sus pares de) Bulgaria, el palestino y el sirio, así que las dejé porque tenía que esperar la bilateral con (Antonio) Patriota, que quería que fuese la primera que tuviese” el brasileño en su gestión al frente de Itamaraty.

Pero “cuando estaba reunido con el canciller (palestino Riad al-Malki) entró Abbas y empezamos a charlar”, reveló en diálogo exclusivo con AJN.

Timerman recordó que “le dije que le quería explicar cuál es nuestra posición respecto de Irán (que se niega a colaborar con la Justicia argentina), para que entienda lo que significa para la Argentina el atentado a la AMIA, que no es la causa de un gobierno, sino que el pueblo argentino la adoptó, y que es fundamental que la Argentina resuelva el tema y se condene el terrorismo”.

“Me dijo: ‘Nosotros estamos en contra del terrorismo; es más, tengo muchos problemas con Irán’, a lo que le contesté: ‘Ya lo sé, pero necesitamos que condene lo que pasó en la AMIA’ y empecé a explicarle que la Argentina había ofrecido un tercer país (para juzgar a los sospechosos iraníes) y que no tengo deseo de venganza”, continuó el funcionario.

Poco después llegó a la habitación del ministro la declaración palestina de condena al atentado a la AMIA.

En otro momento de su encuentro con Abbas, éste le dio su versión de por qué aún no alcanzó la paz con Israel.

Siempre según Timerman, el líder palestino le aclaró, sin que hiciera falta, que “estoy en contra de lo que hace Hamás, pero desde donde yo controlo (la Margen Occidental) no hay atentados contra Israel, y si va (allí), verá el desarrollo económico que hicimos”.

Abbas le habría dicho al canciller argentino que “entiendo perfectamente las razones de seguridad de Israel, las acepto porque son válidas, pero no puedo permitir que haya soldados israelíes en territorio palestino; a cambio ofrezco que haya fuerzas de la OTAN y que se queden el tiempo que sea necesario, pero Israel dice que no puede aceptarlo porque tiene que pensar de aquí a 40 ó 50 años y no sólo en Mahmoud Abbas, y ahí es donde no nos ponemos de acuerdo”.

Por su parte, Timerman le explicó “y ya estoy harto de aclararlo, que la Argentina no reconoció las fronteras del ’67, sino las fronteras del ’67 con todos los acuerdos que se hagan antes de que se declare el Estado palestino; lo que quieran, me da lo mismo”.

Al respecto, el canciller argentino admitió que “ya no se puede retroceder a las fronteras del ’67” y que “todavía no está negociada la paz”, que implica la aceptación recíproca de los límites, lo cual Abbas “también reconoce”.

En otro momento de la entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias, Timerman reclamó la inmediata liberación del soldado israelí Gilad Shalit, secuestrado por terroristas palestinos desde 2006, “sin que me lo pidan y por razones humanitarias porque es una víctima de un acto ilegal”.

En este sentido, el funcionario argentino recordó que años atrás, en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, Cristina Fernández de Kirchner se reunió en Nueva York con la entonces canciller israelí, Tzipi Livni, y familiares de los soldados secuestrados Shalit, Ehud Goldwasser y Eldad Regev (estos últimos fueron asesinados y sus restos fueron canjeados por terroristas árabes).

En esa oportunidad, la mandataria “se puso la cintita (amarilla que identifica el reclamo por su liberación) y se sacó una foto” con sus interlocutores, resaltó.

A propósito, Timerman ratificó que “tengo planificado viajar a Israel y estamos viendo la fecha, pero es factible que sea en febrero” y expresó su intención de “reunirme con el canciller (Avigdor Lieberman) y con Tzipi Livni, a quien conozco”.

A diferencia de lo que oportunamente había trascendido, el ministro indicó que el presidente de la AMIA, Guillermo “Borger me dijo que quería venir conmigo, y por supuesto que está invitado”.

El canciller aclaró que “tengo una muy buena relación con Israel, sin contrapuntos”, a pesar de que “se olvidó de América Latina”, y en forma retórica preguntó “quién creen que, en cada cumbre de Mercosur o UNASUR, pone el derecho de Israel a ser reconocido por todos los países” en cada resolución de esos organismos.

Es por ello que “me da hasta vergüenza decir que el reconocimiento de la Argentina hacia Israel es total y absoluto y es una política de Estado”, al punto que “no puedo sentarme a la mesa con alguien que me diga que no tiene derecho a existir”.

Finalmente, Timerman anticipó en exclusiva a la Agencia Judía de Noticias que “tengo la promesa del presidente de la Cámara de Diputados, (Eduardo) Fellner, de que en la primera sesión del año (en marzo) sacará” la aprobación del tratado de libre comercio entre Israel y el Mercosur.

El canciller argentino destacó la incómoda paradoja de que “fuimos el país que propuso el acuerdo con Israel y somos el único que no lo firma” hasta ahora.

El diputado Eduardo “Macaluse dijo que tenía una objeción” al tratado, y como consideraron que la rúbrica del mismo “no era importante, lo dejaron de lado”, se lamentó Timerman.

DB-CGG

 

Dejá tu comentario

Israel

Netanyahu perdió unos 300.000 votos en las últimas elecciones

Agencia AJN.- La estrategia para que el Likud absorbiera los votos de otros dos partidos no tuvo el éxito que esperaba el primer ministro.

Publicado

el

Por

neta hoy

Agencia AJN.- En su última campaña, el primer ministro Benjamín Netanyahu realizó un gran esfuerzo para sacar a dos partidos de la competencia y poder absorber sus votos. Sin embargo, a pesar de que el Likud incorporó al partido Kulanu y prometió al líder de Zehut un puesto ministerial por abandonar la carrera electoral, obtuvo 300.000 votos menos en relación a los resultados que las tres facciones tuvieron por separado en la votación de abril.

En el período previo a las elecciones del martes, el Likud absorbió a Kulanu en su lista. El partido del ministro de Finanzas, Moshe Kahlon, había ganado 10 escaños en 2015 y cuatro en abril.

Netanyahu también llegó a un acuerdo con Moshe Feiglin, el jefe de Zehut, que obtuvo 118.000 votos en abril, para nombrarlo como ministro en su próximo gobierno.

Según publicó The Times of Israel, Netanyahu tomó ambas medidas para intentar apuntalar el apoyo al Likud y evitar la pérdida de votos de la derecha.

Pero mientras el Likud y Kulanu ganaron un total de 39 escaños en las elecciones de abril, la alianza de los tres partidos resultó ser mucho menor que la suma de sus partes, con Likud reuniendo solo 31 escaños en la votación del martes.

En términos de votos, los 1.411.157 que fueron a los tres partidos en abril cayeron a 1.111.535 para el Likud en septiembre. Incluso en abril, Likud había obtenido alrededor de 14.000 votos más. (El recuento oficial de votos actual era de aproximadamente el 99,8 por ciento el viernes por la noche, por lo que los números aún podrían cambiar un poco, pero no mucho).

Algunos analistas israelíes especularon que los votantes de Kulanu y Zehut terminaron votando por Yisrael Beytenu (que aumentó de cinco escaños en abril a ocho el martes) en lugar de Likud, mientras que otros pueden haber cambiado al partido Azul y Blanco

Por primera vez en 10 años, Netanyahu tampoco logró ganar el llamado «voto de los soldados». Este contingente está compuesto principalmente por miembros de las fuerzas de seguridad, pero también incluye diplomáticos, ciudadanos discapacitados, pacientes y personal de hospitales, y prisioneros. Representan alrededor del 5-6% de los votos y tradicionalmente se han inclinado hacia la derecha, pero el partido de centro-izquierda Azul y Blanco ganó en esa votación el martes, al igual que ganó más votos que el Likud a nivel nacional.

Seguir leyendo

Innovación

La industria tecnológica de Israel cambiará las inspecciones de autos en todo el mundo

Agencia AJN.- El prestigioso Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Frankfurt, Alemania, es conocido por llevar a sus eventos a los nombres más importantes en movilidad.

Publicado

el

Por

auto

Agencia AJN.- En el evento anual de este mes, un nuevo sistema de inspección de neumáticos llamado Artemis de la compañía israelí UVeye, fue una de las soluciones tecnológicas que generó gran interés en la industria.

Fundada en 2016, UVeye desarrolla sistemas de inspección de vehículos «inteligentes», prometiendo «cambiar drásticamente» cómo los fabricantes de automóviles, los principales operadores y concesionarias inspeccionan los autos.

La startup se basó en una arquitectura patentada con fusión de sensores, aprendizaje automático y algoritmos inteligentes para verificar automáticamente los componentes, la carrocería y los neumáticos.

El Artemis verifica el desgaste y la calidad de los neumáticos, su presión, su desgaste y los defectos de las paredes laterales.

UVeye recaudó 31 millones de dólares en una ronda de financiación dirigida por Toyota Tsusho, el brazo comercial del Grupo Toyota, Volvo Cars y Berkley Corporation, una compañía de seguros estadounidense. Skoda y Daimler también son socios estratégicos.

El CEO de UVeye, Amir Hever, aseguró en un comunicado de prensa a fines del mes pasado que estas asociaciones, «así como las conversaciones en curso con más de 20 otros fabricantes y proveedores estratégicos, muestran que el mercado está muy interesado en nuestra tecnología».

«Con Artemis dimos un paso más hacia la estandarización de la inspección externa automática de vehículos basada en inteligencia artificial y aprendizaje profundo», confirmó.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!