Seguinos en las redes

Israel

Bergoglio destacó los lazos que unen Janucá con la Navidad al encabezar un oficio religioso en una sinagoga

AJN.- “Janucá se une en un símbolo con la Navidad y es el símbolo de la luz”, expresó Bergoglio, tras encabezar un oficio religioso en la sinagoga de la comunidad NCI-Emanu El de la Fundación Judaica, donde encendió la quinta vela de la festividad de Janucá. Los rabinos Alejandro Avruj y Sergio Bergman destacó la presencia del arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina.

Publicada

el

bergoglio1

El arzobispo de Buenos Aires y primado de Argentina, cardenal Jorge Bergoglio, destacó los lazos que unen a la fiesta de Janucá, la festividad de las luminarias, con la Navidad al encabezar un oficio religioso realizado en una sinagoga de la ciudad de Buenos Aires.

“Janucá se une en un símbolo con la Navidad y es el símbolo de la luz, ya que en el relato del nacimiento de Jesús, los ángeles anunciaban la presencia de la luz, o sea que la luz está en ambas fiesta. En el caso de Janucá tiene un significado histórico muy concreto pero también se proyecta hacia adelante y da lugar a luces propias”, explicó Bergoglio en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Bergoglio realizó estas declaraciones tras visitar la sinagoga de la comunidad NCI-Emanu El de la Fundación Judaica, donde encendió la quinta vela de la festividad de Janucá.

El cardenal aclaró que no es la primera vez que concurre a una sinagoga. “Es algo que suelo hacer, como los hermanos judíos vienen a nuestra casa, yo voy a la de ellos, somos hermanos. El amor nos lleva a la fraternidad”, resaltó el líder de la Iglesia Católica.

La presencia del cardenal Primado de la Argentina y arzobispo de Buenos Aires en el templo de la comunidad NCI-Emanu El tuvo como objetivo darle continuidad al oficio religioso realizado el mes pasado en la Catedral de Buenos Aires, donde se reunieron representantes de distintas religiones para orar por la paz.

Por su parte, el rabino de la comunidad NCI-Emanu El, Alejandro Avruj, definió la jornada como “una noche maravillosa” y destacó que “el solo hecho del encuentro sirvió para celebra la luz de un montón de cosas que uno puede hacer”.

“Que haya sido en Janucá habla de un montón de cosas, de la diversidad, de los derechos de cada uno a ser quien es y a mostrarse como tal. Que haya venido el cardenal es que desde la diferencia podemos trabajar juntos”, agregó Avruj al referirse a la visita de Bergoglio.

Asimismo, el rabino expresó que el hecho de que el cardenal haya concurrido a la sinagoga de la comunidad NCI-Emanu El y a un rezo de la noche de Janucá “abre mil puertas a la reflexión y el pensamiento y es más un mensaje profundo para que entre todos se pueda hacer que la sociedad en que vivimos, a veces tan oscura, haya un poco más de luz”.

“En lo personal siento que es el cierre de un año con un broche de oro, un año que ha sido muy intenso y muy productivo a nivel comunitario por la cantidad de proyectos que hemos iniciado”, expresó el religioso.

Respecto del vínculo que mantiene con Bergoglio, Avruj explicó que es parte de “un trabajo largísimo en lo ecuménico”. “Pero no solamente para dialogar y rezar, porque con Bergoglio nos hemos encontrado en las villas donde nosotros también caminamos en el trabajo social”, resaltó el rabino.

En cuanto al mensaje enviado a la comunidad, Avruj transmitió que “es especial para nuestra kehilá (comunidad) y la sociedad que judíos, cristianos, ortodoxos rusos, musulmanes y hasta iglesia afroumbandista puedan encontrarse a rezar por luz”. 

Asimismo, Avruj señaló: “Como judíos en nuestra diversidad no podemos no encontrarnos”. “No puede ser que si nos podemos encontrar con un montón de personas profundamente diferentes a nosotros y trabajar por un mensaje de luz y que sea tan difícil dentro de la comunidad, dentro de los conservadores, de los ortodoxos, progresistas… y que la política comunitaria esté viciada del poco diálogo y del poco encuentro”, expresó.

El rabino consideró que el encuentro con el cardenal Bergoglio dejó como mensaje que “los argentinos tienen que volver a un pacto de diálogo, de encuentro y de respeto por la creencia y la vida del otro”.

“Todo con trabajo se logra pero es muy importante que todos trabajemos. La realidad es que no puedo dejar de pensar en el mensaje de Janucá que es el de tener esperanza, incluso desde la tragedia. Si uno pierde la esperanza nunca lo va a lograr. El mensaje de Janucá es el de tener esperanza, no la podemos perder para tener una kehilá más unida y una argentina más unida”, afirmó.

 

 

Sergio Bergman y la misión de expandir el espíritu del diálogo interreligioso

El rabino y legislador de la ciudad de Buenos Aires Sergio Bergman destacó la participación del cardenal Jorge Bergoglio y resaltó que “la luz une a todas las tradiciones en el mismo mensaje de esperanza”.

En este sentido, Bergman marcó los puntos en común entre la festividad de Janucá y la Navidad. “Son símbolos que nos unen en una Argentina tan fragmentada, tan dividida, tan enfrentada, es la manera que tenemos de responder a los políticos, con más espiritualidad, con mas luz y esperemos que en la Argentina podamos encontrar esa luz, y buscar en la diferencia la unidad”, transmitió el rabino. “Es evidente que en mi comunidad de origen, donde empezamos el trabajo de la Fundación Judaica, creamos toda esta red que es un modelo de la comunidad, no una institución sino una manera de articular instituciones directas”, afirmó.

Bergman apuntó que el rabino Avruj “pudo convocar y reunirnos a todos en el templo donde uno de los referentes más importantes del judaísmo abierto e integrado, como fue el rabino Hanns Harf, en su bendita memoria, que no siempre fue reconocido en la justa medida que le corresponde, un liberal de todas sus concesiones, escapado del Seminario de Berlín en la época más oscura y de lo que significó la Shoá, y sea en esta misma casa que él fundó que estemos juntos dando luz con la presencia del cardenal y referentes del diálogo judío-cristiano”.

Para el rabino, la pregunta es cómo se lleva ese diálogo desde lo religioso al encuentro entre los vecinos y conciudadanos. “Si pensamos en la sociedad argentina no hay un sola reunión de amigos, café, familiares donde no tengamos que pensar dos veces si decimos lo que pensamos para no terminar peleados y ese es un profundo daño espiritual a la sociedad argentina que nos va llevar mucho tiempo desintoxicarnos”, consideró.

Bergman responsabilizó al Gobierno nacional por esta división que “no es propia de la cultura argentina”.

En este sentido, el religioso y legislador porteño se quejó por “la violencia encubierta que baja desde arriba hacia abajo” e instó a “preservar al pueblo argentino para que no entre en esta trampa de la división y la confrontación”.

“Los argentinos debemos pensar igual porque eso es parte de lo plural, pero nunca considerarnos enemigos a quienes no piensan lo mismo y eso es lo que no tenemos que perder, la fraternidad, la amistad, la reciprocidad y la unidad en la diversidad”, concluyó Bergman.

DB-GB

Dejá tu comentario

Israel

Coronavirus. El Mossad dio detalles de los esfuerzos realizados para aportar equipamiento durante la pandemia

Agencia AJN.- Un informe interno de la agencia de inteligencia reveló que el Mossad aportó más de 80 millones de máscaras faciales, casi 30 toneladas de desinfectantes y más de 10.000 respiradores, algunos obtenidos de países que no tienen vínculos diplomáticos con Israel.

Publicado

el

Por

mossad

Agencia AJN.- La agencia de inteligencia del Mossad obtuvo para Israel cientos de millones de equipos de protección y miles de dispositivos médicos como parte de un esfuerzo concertado para combatir el coronavirus.

El jefe del Mossad, Yossi Cohen, quien supervisó la operación, debía pasar hoy oficialmente la autoridad sobre el centro de control de coronavirus al Ministerio de Salud, en una ceremonia especial.

Como parte de la guerra de licitación global que estalló después del brote de COVID-19, Cohen se vio obligado a utilizar sus conexiones personales con varias naciones de todo el mundo, incluidos los países que no tienen vínculos diplomáticos con Israel, para lograr los equipamientos necesarios para atender la pandemia.

Según consignó el portal de noticias Ynet, parte del equipo llegó de países no identificados en el Golfo Pérsico.
En los últimos días, el comando del Mossad ha comenzado el proceso de transferir la tarea de manejar y comprar el equipo al Ministerio de Salud para liberar sus operaciones en caso de que una segunda ola de virus golpee el país.

De acuerdo a lo precisado por la agencia, desde el inicio del brote el Mossad consiguió 2,5 millones de gafas protectoras, con otros 5,5 millones aún por llegar; unos 80 millones de mascarillas quirúrgicas, con otros 142 millones aún por llegar; 1,3 millones de máscaras faciales tipo N-95, con otros 14 millones aún por llegar; 180 millones de guantes elásticos; más de 30 toneladas de desinfectantes y al menos 1.300 ventiladores. Sobre los respiradores, la agencia espera que otros 4.700 entre junio y octubre.

Otros 3.500 ventiladores de fabricación israelí se proporcionarán al Ministerio de Salud en julio. En total, se espera que los hospitales de Israel reciban cerca de 10.000 ventiladores para octubre.

Además, el informe menciona cuatro millones de chalecos protectores y más de dos millones de kits de prueba de coronavirus, la mayoría de los cuales llegaron de China y Corea del Sur. El informe señala entregas de 47 tipos diferentes de medicamentos, incluidos anestésicos e insulina.

El primer ministro Benjamin Netanyahu agradeció a Cohen y al Mossad durante una reunión entre los dos el domingo, diciendo que “han hecho algo extraordinario”.

“Los resultados hablan por sí mismos”, dijo Netanyahu. “A medida que transferimos las operaciones al Ministerio de Salud, no sabemos lo que depara el futuro. Debemos aprovechar la experiencia que hemos adquirido si será necesario nuevamente. En nombre de los ciudadanos de Israel y yo, gracias por tu excelente trabajo”, transmitió el premier.

Seguir leyendo

Israel

Efemérides. Un día como hoy el Papa Francisco realizaba su histórica visita al Muro de los Lamentos (VIDEO)

Agencia AJN.- Se cumplen seis años del “abrazo de las tres religiones”, cuando el Papa se estrechó en un abrazo con el rabino Abraham Skorka y el musulmán Omar Abboud ante el Muro de los Lamentos.

Publicado

el

Por

papa

Agencia AJN.- El Papa Francisco inició el 24 de mayo de 2014 su denominado viaje a Tierra Santa que se extendió hasta el 26 y constituyó su segunda travesía fuera de Italia desde el inicio de su pontificado, luego de haber visitado Brasil en ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud 2013.

El viaje a Tierra Santa contó con tres etapas: Amán (Jordania), Belén (Palestina) y Jerusalem (Israel). De esta manera Francisco se convirtió en el cuarto sumo pontífice romano contemporáneo que visitó la región y viaje se concretó cincuenta años después del encuentro histórico entre el Papa Pablo VI y el patriarca de Constantinopla Atenágoras I.

Además se inscribió en la misma línea de diálogo interreligioso y ecuménico que continuaron Juan Pablo II y Benedicto XVI en una región signada históricamente por el conflicto árabe-israelí y otras tensiones políticas, religiosas y sociales.

En ocasión de su visita al papa Francisco en la Ciudad del Vaticano en septiembre de 2013, el rabino Abraham Skorka ya había comentado que esperaba viajar con él a Tierra Santa y recorrer juntos Jerusalem y Belén,​ tema del que se había conversado en un encuentro conjunto con el periodista Henrique Cymerman en junio de ese año. El 5 de enero de 2014 se confirmó la fecha definitiva de la visita pastoral y el 27 de marzo se difundió el programa del viaje.

La visita y algunos de los gestos de Francisco fueron calificados como «históricos» por diversos medios internacionales. Durante su visita, Francisco hizo una prédica por la paz en medio del conflicto en Siria: «Es necesaria una solución pacífica para Siria, la paz no se compra ni se vende», dijo.

Asimismo se manifestó a favor del reconocimiento de dos Estados en conflicto, el de Israel («sea universalmente reconocido que el Estado de Israel tiene derecho a existir y a gozar de paz y seguridad dentro de sus fronteras internacionalmente reconocidas») y el de Palestina («que se reconozca igualmente que el pueblo palestino tiene derecho a una patria soberana, a vivir con dignidad y a desplazarse libremente»).

papa1

En este contexto, el Papa invitó a rezar juntos en la Ciudad del Vaticano al entonces presidente de Israel, Shimon Peres y al líder de la Autoridad Nacional Palestina, Mahmoud Abbas, hecho que ocurrió el 25 de mayo de 2014. Ese mismo día, Francisco se reunió con el patriarca de Constantinopla, con la firma de una declaración conjunta, los gestos compartidos y la celebración ecuménica en el Santo Sepulcro.

Al día siguiente el Papa llevó su mensaje al islam desde la Explanada de las Mezquitas en el que exhortó a aprender a comprender el dolor del otro y a no instrumentalizar el nombre de Dios para la violencia. Aquella jornada tuvo un momento histórico, cuando el Papa se abrazó con el rabino Abraham Skorka y el musulmán Omar Abboud ante el Muro de los Lamentos, en lo que se denominó el «abrazo de las tres religiones».

Además, Francisco visitó la tumba de Theodor Herzl, fundador del movimiento sionista, ubicada en el cementerio nacional de Israel y desvió el itinerario para acudir a rezar en una lápida dedicada a las víctimas del terrorismo en Israel .

También estuvo en Yad Vashem, el memorial del Holocausto donde, haciendo referencia a los campos de exterminio, exclamó: «¡Nunca más, Señor, nunca más!».
Francisco hizo mención a la reconciliación entre judíos y cristianos como uno de los frutos del Concilio Vaticano II, a la que hizo referencia ante los dos grandes rabinos —el asquenazí y el sefardí— en el gran rabinato de Israel. Finalmente encabezó la celebración eucarística en el Cenáculo, lugar santo para los cristianos que pertenece actualmente a Israel.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!