Seguinos en las redes

Israel

Borger: Para la Presidenta, D’Elia es “un personaje oscuro financiado por intereses extraños”

AJN.- El titular de la AMIA, Guillermo Borger, reveló en declaraciones periodísticas que le preguntó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner acerca del líder piquetero Luis D’Elia y ésta le manifestó que “es un personaje oscuro que seguramente está financiado por intereses extraños”, que no especificó. Por ello “nos cuesta entender que tenga algún aval desde la Nación, ya que es contradictorio”, agregó. Borger también se refirió al impune atentado a la entidad que dirige, a la eventualidad de que pueda repetirse, a su relación con los gobiernos nacional, porteño y provinciales, al antisemitismo en la Argentina y a las críticas en su contra, tanto desde lo político como desde lo religioso.

Publicada

el

borger

 

El titular de la AMIA, Guillermo Borger (foto), reveló en declaraciones periodísticas que le preguntó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner acerca del líder piquetero Luis D’Elia y ésta le manifestó que “es un personaje oscuro que seguramente está financiado por intereses extraños”, que no especificó.
De todos modos, “entiendo que está financiado directamente por Irán”, tal como “lo demostró con sus visitas a (ese país) y al hablar desde la ignorancia” al imputar a Israel y a individuos judíos de diversos delitos, incluido el propio ataque terrorista.
Por ello “nos cuesta entender que un personaje como D’Elía tenga algún aval desde la Nación, ya que es contradictorio”, agregó el líder comunitario.
“No tengo idea, no soy un analista político”, respondió ante la consulta de por qué conjeturaba que la Presidenta no lo desautorizaba públicamente a su aliado.
En la entrevista con el suplemento “Enfoques” del diario argentino La Nación, Borger explicó que su discurso en el acto por el 17º aniversario del atentado a la AMIA, el lunes pasado, fue “una llamada de atención lógica” al gobierno porque ya “no se puede decir ‘seguimos esperando, seguimos confiando’”, sino que “llegó el momento de decir basta”.
“Agradecemos la presencia de la Presidenta, pero ella debe mostrar voluntad política para que el Poder Judicial actúe y finalmente se haga justicia” en la causa por ese ataque terrorista, que asesinó a 85 personas e hirió a centenares.
Ante una pregunta acerca de la eventualidad de un tercer atentado, el titular de la AMIA advirtió que el hecho “que no tengamos justicia, no se determinen los acusados y no tengamos gente detenida es tierra fértil para cualquier cosa”.
“Estamos más atentos y más preparados [en la comunidad judía], pero ante un terreno fértil, no resuelto judicialmente, la posibilidad existe”, completó.
Sobre la investigación de la masacre, Borger recordó que “la última luz de esperanza la tuvimos hace dos años gracias a la Corte Suprema”, que anuló parcialmente el juicio oral que absolvió a todos los imputados de integrar la “conexión local” y ordenó que se vuelva a juzgar al último poseedor conocido de la camioneta Trafic empleada como coche-bomba, Carlos Telleldín.
“Hoy estamos, prácticamente, a foja cero”, se lamentó.
Respecto de la relación de la AMIA con el kirchnerismo, el líder comunitario explicó que “estamos con el gobierno de turno porque articulamos muchas cuestiones desde el área social”, pero aclaró que también “trabajamos con el gobierno de la Ciudad” y los de varias provincias.
“Articulamos acciones con la Nación porque saben que lo hacemos bien y entonces nos ayudamos mutuamente”, subrayó.
“Nuestra red de empleo está replicada a nivel nacional”, se ufanó el presidente de la AMIA, y destacó: “el 97% de quienes buscan trabajo en nuestros padrones no es gente de la colectividad”.
“No me duele que me digan kirchnerista, pero no es cierto”, aclaró, sino que “estoy en favor de quien trabaje con nuestra comunidad, de quien nos ayude, y éste es un gobierno con el que pudimos trabajar juntos en favor de la sociedad y que se hizo cargo de los reclamos para esclarecer el atentado”.
En otro fragmento de la entrevista, Borger afirmó que, en la Argentina, “la sociedad no es antisemita, (pero) sí hay pequeños grupos antisemitas recalcitrantes”.
“De hecho hemos tenido, y esto me llama la atención, en las elecciones de la Ciudad de Buenos Aires a un [Alejandro] Biondini que debe de tener sus amigos, su gente…”, señaló en referencia al líder neonazi que se presentó como candidato a jefe de gobierno porteño por el partido Alternativa Social y obtuvo 3.314 votos.
“Hay pequeños grupos, y son minúsculos, pero debemos estar atentos”, alertó este hijo de sobrevivientes de la Shoá/Holocausto.
El presidente de la AMIA también se refirió a la “tolerancia respecto de los judíos”: “No quiero que me toleren, quiero que me respeten, que sepan por qué soy así”, reclamó.
“Tolerar es como decir: ‘Tenés que aguantarme como soy’, y no quiero que nadie me aguante; no pido favores, no necesito que me paguen ni que me cobren esa factura”, señaló tajante.
“Soy un ser humano (y) merezco el respeto, no la tolerancia”, insistió Borger, quien puso a su familia como ejemplo: “Vivimos en esta sociedad que acompañamos y nos abrimos tanto en lo empresarial desde mi comercio como en mi vida junto a mis hijos, con estos parámetros de observancia, pero para nada nos inhabilita o nos hace ser menos modernos que el resto”.
Finalmente, el presidente de la AMIA admitió que le “duele mucho cuando se habla desde la ignorancia” y se lo acusa de “sectario”, ya que “no es cierto”.
“Nunca dije que voy a trabajar para los judíos genuinos”, como se publicó al comienzo de su gestión, ya que “todos los judíos son ciento por ciento genuinos”, concluyó.
CGG

 

Dejá tu comentario

Israel

Entrevista a 26 años de los Acuerdos de Oslo: “A veces las utopías se pagan caro”

Agencia AJN.- El politólogo Alberto Spektorowski reflexionó en diálogo con la Agencia AJN sobre el histórico documento que creó a la Autoridad Palestina, pero que fracasó a la hora de llevar paz en el conflicto árabe-israelí.

Publicado

el

Por

oslo

Agencia AJN.- El 13 de septiembre de 1993, los ministros de exteriores del Estado de Israel y de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), Shimon Peres y Mahmoud Abbas respectivamente, junto a Warren Christopher, secretario de Estado norteamericano, y Andréi Kozyrev, canciller de Rusia, firmaron un documento que se denominó “Acuerdos de Oslo”.

Entre los 17 artículos, cuatro anexos y varias actas, la firma estableció un gobierno interino palestino en Cisjordania y la Franja de Gaza, a fin de que negociara con Israel un acuerdo de paz permanente durante un período de transición que no debía ser mayor a cinco años.

Diversas contingencias hicieron que un acuerdo establecido para durar cinco años se mantuviera más de dos décadas: los atentados terroristas en territorio israelí, la segunda Intifada, que Hamás tomara el poder desconociendo el gobierno de la Autoridad Palestina, los ataques de Hamás al territorio israelí que dieron motivo a tres importantes enfrentamientos bélicos y también los cambios políticos que se fueron produciendo en el Estado de Israel con el paso de los años.

Alberto Spektorowski

Alberto Spektorowski

A 26 años de la firma de este pacto, la Agencia AJN dialogó con Alberto Spektorowski, politólogo uruguayo-israelí y profesor de la Universidad de Tel Aviv, para reflexionar sobre sus consecuencias.

-¿Qué reflexión hace frente en este nuevo aniversario de los Acuerdos de Oslo?
-Ambivalente. Era una época de oportunidades en donde las utopías podían tomar vuelo. A veces las utopías se pagan caro. Y eso fue lo que pasó con Oslo. No se pensó que los “spoilers” eran tantos y tan fuertes en ambos lados. El resultado fue demasiados muertos.

-¿Qué diferencias hay entre el momento político en que se firmaron los acuerdos y ahora?
– Aquel momento era de euforia liberal y en donde se podía soñar con La Paz. Hoy estamos en el fin del “fin de la historia” de Fokoyama. Volvemos al realismo crudo y duro. De paz ni se habla. Sólo de conflict management.

-¿Cuáles son los puntos que considera que se cumplieron de los acuerdos?
-La Autoridad Palestina en Cisjordania aún cumple en su colaboración con Israel en materia de seguridad. Aunque el espíritu de Oslo murió, aún quedan puntos de acuerdo que se mantienen.

-¿Considera que el plan de paz de Donald Trump puede ser superador a esos acuerdos?
-Lo de Trump es todo un misterio. Para bien o para mal. No creo que pueda mover algo. No si los palestinos ni Israel quieren.

-Desde lo personal, ¿qué dijo usted cuando se firmaron esos acuerdos, qué pensó en ese momento?
-Era de euforia. Teníamos esperanza y seguridad. Eso se acabó. Por ahora se acabó. Ahora sigue habiendo seguridad, pero sin apostar a La Paz. Sólo se apuesta a la fortaleza militar, económica y política. Eso es Israel hoy.

Seguir leyendo

Israel

Una mirada sobre las elecciones en Israel. Por Shraga Wilk*

Agencia AJN.- En Israel, el escenario actual complica la posibilidad de hacer coaliciones. Los partidos tienen la tarea de tratar de redondear un cuadrado. Se intentan incluir diversos ejes en una sola idea de gobierno. Así, las coaliciones no terminan siendo claras o naturales, convirtiéndose en alianzas muy frágiles.

Publicado

el

Por

opinión 2

Agencia AJN.- Los desafíos a los cuales la sociedad israelí se enfrenta en estas elecciones abarcan distintos ejes. No es como en Argentina, donde principalmente están el eje social y el económico. O como en España, que además del social y económico, está el referido a Cataluña. En Israel tenemos cuatro ejes: el conflicto árabe-israelí, la economía de izquierda-derecha, el eje religioso-laico y la integración de los árabes como ciudadanos plenos o no.

Cada partido tiene en su ideología una referencia a cada uno de los ejes, que implican muchas combinaciones. Uno puede ser de izquierda desde el punto de vista del conflicto árabe-israelí y de derecha económicamente hablando. También podría ser de derecha en cuanto a lo religioso, pero de izquierda en cuanto a lo civil. La divergencia es muy grande y eso genera que haya una gran diversidad de partidos.

Este escenario complica la posibilidad de hacer coaliciones. Los partidos tienen la tarea de tratar de redondear un cuadrado. Se intentan incluir todos los ejes en una sola idea de gobierno. Por eso, la situación es difícil y los sectores están tan segmentados. Las coaliciones no terminan siendo claras o naturales. Hay contradicciones y acuerdos dependiendo de los ejes, convirtiendo a las coaliciones en alianzas muy frágiles.

Dentro de los ejes, hay algunos que la población considera más importantes, porque no existe ningún partido que acople exactamente las ideas de cada ciudadano.

El Gobierno de Benjamín Netanyahu tuvo muchos éxitos en algunos aspectos y en otros no. Pero también, la crítica está dirigida a la cantidad de tiempo que lleva el mismo primer ministro en un país democrático. Se cree que hay que renovar y darle oportunidad a nuevas figuras, nuevos pensamientos. Por lo cual, se crea un quinto eje: Netanyahu sí o no.

¿Por qué Israel no ha podido crear dirigentes superadores a Netanyahu?
Dicen que la democracia es el mejor sistema entre los peores. Es decir, no es un sistema perfecto. Y en los últimos tiempos, la democracia llevó a que absolutamente todo se elija. Los partidos escogen dentro de sus miembros a los que los dirigen. Cuando los partidos tenían un sistema con una comisión que designaba a sus integrantes, reclutaban opinióna personas de la academia o egresados del ejército. Pero hoy en día, mucha gente muy capaz se retiró de los partidos, por sus incapacidades de poder hacer campañas populares. Hoy en día, los dirigentes no son aquellos más capaces, si no los más habilidosos para hacer campaña política. Así se bajó el nivel de los dirigentes y se creó una generación en dónde falta compromiso real.

No por ello se pierden las esperanzas de que poco a poco se pueda lograr un equilibrio, entre los dirigentes de antes y los de ahora. Una generación de líderes que puedan combinar ambas cosas: hacer campañas populares, pero también ser capaces.

*Shraga Wilk es representante para América Latina de la Organización Sionista Mundial

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!