Seguinos en las redes

Israel

DAIA premió a Milo Lockett, Missing Children Argentina y las fundaciones Huésped y Tzedaká

AJN.- El artista plástico Milo Lockett, Missing Children Argentina y las fundaciones Huésped y Tzedaká recibieron el “Premio DAIA 2012” en los campos de promoción artística, ciencia y tecnología, derechos humanos y trabajo solidario, respectivamente. También se entregaron reconocimientos a organizaciones juveniles que desarrollan acciones de bien público.

Publicada

el

daia_premio_2012

 

El artista plástico Milo Lockett, Missing Children Argentina y las fundaciones Huésped y Tzedaká recibieron el “Premio DAIA 2012” en los campos de promoción artística, ciencia y tecnología, derechos humanos y trabajo solidario, respectivamente, en el auditorio de la Universidad de Palermo.
El titular de la entidad, Aldo Donzis, aseguró que “la DAIA se siente honrada de hacer este evento, que no es otra cosa que lo que debemos realizar: señalar, mostrar y reconocer a aquellos que hacen”.
“Vivimos en épocas en que el reconocimiento pasa a ser un bien preciado, o casi en extinción, en una sociedad en la que tenemos mucha más gimnasia en criticar que en aplaudir; por eso sentimos que es parte de nuestra responsabilidad el poder descubrir y encontrar a todos aquellos que -en muchas ocasiones- nos animan, en cada uno de los roles que tenemos, a seguir trabajando”, agregó.
Donzis les expresó a los galardonados que “cada uno, en distintas disciplinas -artes, ciencias, tecnología, derechos humanos, solidaridad, jóvenes emprendedores-, hacen lo que hacen por el otro”, pero “también hacen docencia, mostrando un ejemplo a emular que nos gratifica a todos porque no sólo se gratifica el que recibe, sino también el que da desinteresadamente para construir un mundo mejor”.
“Reconocer no es un premio al pasado, sino un estímulo para el futuro, y ojalá que todos los que hoy son reconocidos, a quienes felicitamos, sigan con su vocación y dando el ejemplo, para hacer, día a día, una sociedad mejor”, concluyó.
La Fundación Huésped es una organización argentina que trabaja en respuesta al VIH/SIDA no sólo como enfermedad biológica de transmisión entre las personas, sino como una importante problemática social que requiere de la existencia de un entorno comunitario adecuado para las personas que viven con el virus VIH, mediante el acceso a la información, la educación y la prevención, además de conformar una conciencia social comprometida y solidaria, favorecer la investigación y la actualización de los profesionales de la salud y mejorar los servicios sociales y de salud, incluyendo la protección contra la discriminación, fundamentó la DAIA.
En tanto, Lockett, nacido el 1º de diciembre de 1967, vive y trabaja en Resistencia, su ciudad natal, y creó, en poco tiempo, una identidad pictórica que lo convirtió en un éxito de ventas sin precedentes, a la vez que dona anualmente un promedio de 40 obras para subastas a beneficio del Hospital Pediátrico de Resistencia. La DAIA también destacó el trabajo realizado con adolescentes en el marco de un proyecto de prevención del HIV con la Cruz Roja Argentina y su colaboración con UNICEF en el proyecto “Un minuto por mis derechos”, en el 7º Encuentro de Niños y Jóvenes Escultores, bajo el tema “Los monstruos de Berni y Juanito Laguna”, entre otras actividades solidarias.
La Fundación Tzedaká fue creada en la comunidad judía en 1991 y desde entonces produjo cambios reales en miles de argentinos que viven en situación de riesgo y vulnerabilidad, con la lucha contra la pobreza como eje de su tarea.
Missing Children-Chicos Perdidos de Argentina es una organización no gubernamental que desarrolló un sistema ágil, eficaz y eficiente para la búsqueda de menores de edad perdidos de su domicilio y a las personas judicialmente declaradas incapaces.
Sucesivamente, Kurt Frieder, director ejecutivo de la Fundación Húesped; Lockett -a quien la comunidad judía de Chaco también le entregó una plaqueta-; David Stalman, vicepresidente de la Fundación Tzedaká; y Lidia Grichener, titular de Missing Children Argentina, recibieron los galardones de manos de directivos de la DAIA y los agradecieron.
Minutos antes se entregaron reconocimientos a cinco organizaciones juveniles que desarrollan acciones de bien público, como una forma de justicia social.
Un techo para mi país desarrolla su actividad en 19 naciones latinoamericanas y está integrada por jóvenes que trabajan junto a familias que viven en asentamientos urbanos marginales, para que puedan mejorar su calidad de vida a partir de la construcción de viviendas.
El Programa de Acciones Solidarias del Colegio Pestalozzi está dedicado a la asistencia a escuelas rurales y es llevado a cabo por los alumnos de quinto y sexto años de la escuela, con la participación de toda la comunidad educativa de ese establecimiento.
Mochileros de Caritas es un programa de EMAUS que se desarrolla en 115 localidades de 20 provincias argentinas, por el cual jóvenes, equipados con una mochila con juegos didácticos promueven la escolarización mediante la realización de actividades educativas no formales.
Scouts Argentina es un movimiento educativo no político para niños y jóvenes sin distinción de origen o confesión religiosa que ayudan a sus pares a desarrollar sus capacidades físicas, intelectuales, sociales y espirituales.
El proyecto de la escuela Ecos de padrinazgo de la escuela de Paraizal, en la provincia de Chaco, mediante el envío de materiales que juntan los alumnos y viajes de intercambio.
EACh-CGG

Foto: DAIA

Dejá tu comentario

Israel

Israel anuncia la reapertura de bares y restaurantes

Agencia AJN.- Hoteles, piscinas, museos y otros establecimientos también volverán a funcionar, aunque bajo directrices especiales. “Queremos permitirles salir”, asegura el primer ministro.

Publicado

el

Por

img689321

Agencia AJN.- Restaurantes, bares, hoteles y piscinas serán finalmente autorizados a abrir en Israel después de más de dos meses de cierre debido a la pandemia de coronavirus. Así lo aseguró el Ministerio de Salud el martes por la noche, ya que el gobierno dio el visto bueno para aliviar las restricciones y permitir que los israelíes den un paso más hacia el restablecimiento de las actividades previas al brote del COVID-19.

Los museos y las atracciones turísticas, incluidos los teleféricos y los barcos, también podrán abrir a partir del miércoles por la mañana, siempre que se respete el distanciamiento social, el uso de máscaras faciales, las normas de higiene, la distancia social en las filas y los límites en el número de asistentes.

El Ministerio de Salud dijo que publicará directrices de “insignia púrpura”, es decir, los lineamientos específicos para poder funcionar, para cada tipo de negocio.

El Primer Ministro Benjamín Netanyahu celebró la decisión en un mensaje, en el que se mostró optimista por los resultados. “Queremos hacerte la vida más fácil, permitirte salir y volver a la vida normal, tomar una taza de café y beber una cerveza”, dijo en un vídeo.

Netanyahu dijo que la gente debería salir y pasar un buen rato, pero advirtió que el gobierno estaría vigilando la evolución para evitar un nuevo brote. “Espero que no tengamos que cambiar las directrices”, agregó.

Por su parte, el ministro de Salud Yuli Edelstein calificó la decisión de retirar las restricciones como “un regalo navideño”, refiriéndose a la próxima fiesta judía de Shavuot, que comienza el jueves por la noche. Destacó el hecho de que las sinagogas podrán albergar hasta 70 personas.

A diferencia de la Pascua judía y de la festividad de Lag B’Omer, las familias podrán visitarse entre sí o salir a parques y otras atracciones.

La decisión se tomó un día después de que el número de muertos en Israel aumentara en dos a 281, después de cinco días en los que no se registraron víctimas mortales. El número de casos activos el martes se redujo a 2.019, aunque 33 personas siguen con respiradores.

El país ha ido reduciendo gradualmente las restricciones durante el último mes, ya que el número de nuevas infecciones diarias ha disminuido a unas dos docenas por día. Sin embargo, las autoridades han expresado su temor a una segunda oleada, y ha habido informes de brotes localizados centrados en la reapertura de escuelas.

En el momento más álgido del virus, casi todos los negocios y lugares públicos fueron cerrados y se prohibió a la mayoría de las personas que se alejaran más de 100 metros de sus hogares.

Entre otras restricciones aliviadas, el gobierno dijo que estaba rescindiendo las restricciones sobre la cantidad de trabajadores que pueden estar en una sola habitación, y dijo que las reuniones de negocios podían acoger hasta 50 personas, siempre y cuando se mantenga una distancia de dos metros entre los participantes.

Además, el número de personas que pueden estar en un mismo coche se elevó a tres.

Las restricciones en el número de personas permitidas en las tiendas también se reducirán. A partir del miércoles, las tiendas pueden permitir una persona por cada siete metros cuadrados de espacio hasta un límite de 50 personas siempre y cuando se mantenga una distancia de 2 metros entre las personas.

Los restaurantes y bares han sido de los últimos lugares en ser autorizados para ser reabiertos, con los propietarios presionando para poder volver al trabajo. Se informó que algunos restaurantes habían reabierto por su cuenta en protesta por las reglas.

Según las nuevas directrices, los restaurantes y bares con licencia para 100 personas podrán abrir a plena capacidad, mientras que los que tengan licencia para hasta 200 personas podrán servir hasta el 85% de su capacidad habitual.

Los restaurantes tendrán que tomar la temperatura de los clientes antes de permitirles entrar, las mesas deberán estar a 1,5 metros de distancia y tendrán que ser desinfectadas entre los clientes. Los camareros deberán llevar máscaras protectoras y no se permitirá el autoservicio.

Las restricciones que prohíben sentarse a las mesas en los patios de comidas de los centros comerciales seguirán aplicándose.

Las piscinas estarán limitadas a una persona por cada 6 metros en el agua y una persona por cada 10 metros fuera del agua. Los saunas húmedos y jacuzzis permanecerán cerrados, pero los saunas secos podrán abrirse.

Los hoteles también pueden abrir a partir del miércoles, con las mismas limitaciones que los restaurantes y las piscinas. Los museos también pueden abrir, con la limitación de una persona por cada siete metros y las normas generales de la insignia púrpura.

Los movimientos juveniles también reanudarán sus operaciones el miércoles.

Algunos negocios, como salas de eventos, salas de conciertos, teatros y otros lugares sólo podrán reabrir el 14 de junio.

Sin embargo, los ciudadanos y funcionarios israelíes han adoptado un enfoque cada vez más laxo en cuanto a las directrices de distanciamiento social. Un concierto en la playa de Tel Aviv la semana pasada atrajo a miles de personas mientras la policía lo vigilaba, aunque siguen existiendo restricciones contra este tipo de reuniones.

A pesar de la aparente vuelta a la normalidad, las fronteras de Israel siguen cerradas a los extranjeros y los que llegan del extranjero todavía tienen que someterse a una autocuarentena durante 14 días. Los funcionarios no esperan que se reanuden los viajes aéreos comerciales regulares hasta mediados de julio como muy pronto.

En un anuncio separado, la oficina de Netanyahu anunció que las escuelas primarias funcionarán hasta principios de agosto, después de que se llegara a un acuerdo sobre una asignación presupuestaria adicional para permitir la prórroga del año escolar.

Los jardines de infancia y las escuelas primarias hasta el segundo grado funcionarán hasta el 13 de julio y desde entonces hasta el 6 de agosto seguirán funcionando como colonias de verano. Las escuelas funcionarán regularmente para los alumnos de tercer y cuarto grado hasta el 6 de agosto.

Las escuelas han estado cerradas desde el 15 de marzo, pero han vuelto gradualmente a sus horarios completos durante el mes de mayo.

En otra señal de retorno a la normalidad, la agencia de inteligencia del Mossad anunció que terminaba su participación en el grupo de trabajo nacional sobre el coronavirus. A la agencia de espionaje se le había acreditado la ayuda a Israel para asegurar el equipo de pruebas vitales y el equipo de protección.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus. El Mossad dio detalles de los esfuerzos realizados para aportar equipamiento durante la pandemia

Agencia AJN.- Un informe interno de la agencia de inteligencia reveló que el Mossad aportó más de 80 millones de máscaras faciales, casi 30 toneladas de desinfectantes y más de 10.000 respiradores, algunos obtenidos de países que no tienen vínculos diplomáticos con Israel.

Publicado

el

Por

mossad

Agencia AJN.- La agencia de inteligencia del Mossad obtuvo para Israel cientos de millones de equipos de protección y miles de dispositivos médicos como parte de un esfuerzo concertado para combatir el coronavirus.

El jefe del Mossad, Yossi Cohen, quien supervisó la operación, debía pasar hoy oficialmente la autoridad sobre el centro de control de coronavirus al Ministerio de Salud, en una ceremonia especial.

Como parte de la guerra de licitación global que estalló después del brote de COVID-19, Cohen se vio obligado a utilizar sus conexiones personales con varias naciones de todo el mundo, incluidos los países que no tienen vínculos diplomáticos con Israel, para lograr los equipamientos necesarios para atender la pandemia.

Según consignó el portal de noticias Ynet, parte del equipo llegó de países no identificados en el Golfo Pérsico.
En los últimos días, el comando del Mossad ha comenzado el proceso de transferir la tarea de manejar y comprar el equipo al Ministerio de Salud para liberar sus operaciones en caso de que una segunda ola de virus golpee el país.

De acuerdo a lo precisado por la agencia, desde el inicio del brote el Mossad consiguió 2,5 millones de gafas protectoras, con otros 5,5 millones aún por llegar; unos 80 millones de mascarillas quirúrgicas, con otros 142 millones aún por llegar; 1,3 millones de máscaras faciales tipo N-95, con otros 14 millones aún por llegar; 180 millones de guantes elásticos; más de 30 toneladas de desinfectantes y al menos 1.300 ventiladores. Sobre los respiradores, la agencia espera que otros 4.700 entre junio y octubre.

Otros 3.500 ventiladores de fabricación israelí se proporcionarán al Ministerio de Salud en julio. En total, se espera que los hospitales de Israel reciban cerca de 10.000 ventiladores para octubre.

Además, el informe menciona cuatro millones de chalecos protectores y más de dos millones de kits de prueba de coronavirus, la mayoría de los cuales llegaron de China y Corea del Sur. El informe señala entregas de 47 tipos diferentes de medicamentos, incluidos anestésicos e insulina.

El primer ministro Benjamin Netanyahu agradeció a Cohen y al Mossad durante una reunión entre los dos el domingo, diciendo que “han hecho algo extraordinario”.

“Los resultados hablan por sí mismos”, dijo Netanyahu. “A medida que transferimos las operaciones al Ministerio de Salud, no sabemos lo que depara el futuro. Debemos aprovechar la experiencia que hemos adquirido si será necesario nuevamente. En nombre de los ciudadanos de Israel y yo, gracias por tu excelente trabajo”, transmitió el premier.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!