Seguinos en las redes

Israel

Desde hoy y durante ocho días, el mundo judío celebrará Sucot, la fiesta de las cabañas

AJN.- Con la salida de las primeras estrellas del miércoles se recordará el modo en que los Hijos de Israel vivieron en el desierto tras la salida de la esclavitud en Egipto. Es una semana en Israel y un día más en la Diáspora en los cuales es obligatorio alegrarse y morar en una sucá (cabaña). Como toda festividad judía, Sucot está llena de simbolismos y costumbres.

Publicada

el

sucot

 

Con la salida de las primeras estrellas del miércoles el mundo judío celebrará Sucot, la fiesta de las cabañas, que recuerda el modo en que sus antepasados, los Hijos de Israel, vivieron en el desierto tras la salida de la esclavitud en Egipto.
La Torá la nombra como “Fiesta de los Tabernáculos” y es la última de los Shloshet Ha-Regalim, las tres festividades de peregrinaje al Templo de Jerusalem cuando éste existía, hasta el año 70, junto con Pésaj y Shavuot.
Es una semana en Israel y ocho días en la Diáspora en los cuales es obligatorio alegrarse y morar en una sucá (cabaña) que comienza a construirse al término de Iom Kipur (Día del Perdón).
Esta debe tener al menos tres paredes y un techo con ramas que permita ver el cielo.
También denominada Jag Haasif (la fiesta de la cosecha, en el hemisferio norte), en Sucot los judíos agradecen y recolectan los productos obtenidos de la tierra, y en Israel, algunos kibutzim celebran la segunda cosecha de granos y frutas de otoño, el comienzo del año agrícola y las primeras lluvias.
Como toda festividad judía, Sucot está llena de simbolismos y costumbres.

Entre los primeros están las Arbaat Haminim (cuatro especies, foto), un cidro (etrog), una hoja de palma (lulav) y sendos ramilletes de hojas de mirto (hadás) y ramas de sauce (aravá), que representan a los cuatro tipos de judíos existentes: quienes estudian la Torá y hacen buenas acciones, quienes solo cumplen una de esas dos cosas y quienes ninguna de ellas practican.
En esta semana festiva, estacionamientos, techos, parques y espacios públicos de todo el mundo se llenan de sucot, inclusive las bases militares israelíes, y es tradición invitar a comer en ella a familiares y amigos.
En Israel, los días festivos y no laborables son el primero y el último, mientras que en la Diáspora son los dos iniciales y los dos finales, incluida Simjat Torá, diferencia que se da en las tres fiestas de peregrinación en conmemoración de los tiempos antiguos, cuando las efemérides se informaban por medio de una red de señales de humo y mensajeros que resultaba en que en los lugares más recónditos se enteraban al día siguiente.

Los días intermedios o Jol Hamoed son de media fiesta y puede llevarse una vida normal, a pesar de lo cual en Israel se utiliza como vacaciones de otoño, que complementan a las de Pésaj, las de verano, también de una semana. Las escuelas no funcionan y muchos negocios cierran o reducen su horario de atención al público. La mayoría de la gente aprovecha para hacer turismo.
Desde el punto de vista litúrgico, además de la oración de las especies se agrega el Halel, un conjunto de salmos y bendiciones que también se recita en Rosh Jódesh (principio de mes), Pésaj y Shavuot.
El séptimo día se denomina Hoshaná Rabá y es cuando D’s termina de sellar sus veredictos de Iom Kipur, a consecuencia del juicio iniciado en Rosh Hashaná (Año Nuevo), y de evaluar a todas las criaturas del mundo.
Se acostumbra recitar “hoshanot”, denominación que deriva de “hoshía na” (sálvanos, por favor), mientras se dan siete vueltas alrededor de la bimá (púlpito).
Luego viene Shminí Atzéret, la congregación del octavo día, que en Israel se celebra junto con Simjat Torá (la alegría de la Torá), mientras que en la Diáspora son dos días festivos diferentes.
En ambas ocasiones se acostumbra a bailar “akafot” portando los Rollo de la Torá.

La última de las festividades celebra el final del ciclo de lectura semanal del Libro Sagrado y su inmediato recomienzo.
 
CGG
 
www.agenciajudiadenoticias.com

 

Dejá tu comentario

Cultura

Quentin Tarantino y su esposa alquilaron una casa de lujo en Tel Aviv

Agencia AJN.- El director de cine Quentin Tarantino y su esposa israelí Daniella Pick alquilaron una casa por 80.000 shekels por mes en un área acomodada en el norte de Tel Aviv.

Publicado

el

Por

tarantino

Agencia AJN.- El aclamado director de cine y su esposa modelo israelí, Daniella Pick, adquirieron una casa de dos pisos y 500 metros cuadrados en un lote con otros 100 metros cuadrados de jardín por un valor de 80.000 shekels por mes. La residencia se encuentra cerca de Tony Kikar Hamedina, en una zona repleta de boutiques, cafeterías y gimnasios.

La pareja se casó el año pasado en su casa de Beverly Hills, y el embarazo de Pick se anunció a fines de agosto. Este es el primer matrimonio de Tarantino, de 56 años, y Pick, de 35 años.

tarantino
Quentin Tarantino y Daniella Pick
 
Según Globes, los dos adquirieron una casa de dos pisos de 500 metros cuadrados que se encuentra en un lote de 600 metros cuadrados y está ubicada cerca de la plaza más grande de Tel Aviv, Kikar Hamedina.

El área metropolitana está llena de boutiques, cafeterías y gimnasios.

Daniella Pick es modelo e hija del famoso músico israelí, Svika Pick. Los dos se conocieron mientras Tarantino promocionaba su película de 2009 en Israel, Inglorious Basterds, que contaba la historia de un grupo de soldados judíos que mataron a nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Tarantino y Pick se comprometieron en julio de 2017 y se casaron en noviembre de 2018 en una ceremonia íntima en su casa de Beverly Hills.

A la ceremonia repleta de estrellas asistieron muchos de los colaboradores frecuentes del ganador del Oscar, incluidos Uma Thurman, Samuel L. Jackson y Bruce Willis.
  
Según Daniella Pick, a Tarantino le gusta mucho estar en Israel.

«Quentin también viene conmigo casi cada vez que vuelo a Israel y sale cuando estamos mucho aquí», reveló.

Seguir leyendo

Israel

Informe: Netanyhau y Gantz se acercan a un acuerdo de coalición con rotación de mandato

Agencia AJN.- Un informe emitido en la televisión israelí describe la posibilidad de un acuerdo en el que Netanyahu sea primer ministro durante un año, luego renuncie y permita a Gantz tomar el mando durante dos años

Publicado

el

Por

.

Agencia AJN.- El partido Likud, liderado por Benjamín Netanyahu, y el Azul y Blanco, de Benny Gantz, se están acercando a un acuerdo de coalición, según un informe publicado esta noche por el Canal 12 de la televisión israelí.

El informe describe un acuerdo con rotación de mandato, en donde Netanyahu sería primer ministro por un año y luego renunciaría, para permitir a Gantz tomar las riendas del poder durante los próximos dos años.

En caso de que los juicios por las causas de corrupción contra Netanyahu comenzaran antes de que termine su año de mandato, el primer ministro se tomará una licencia para enfrentar los cargos.

Sin embargo, el informe dice que todavía hay varios detalles que aún no se han resuelto en las conversaciones entre el Likud y Azul y Blanco.

El principal de ellos es cómo asegurarse que Netanyahu renuncie, ya que no existe un mecanismo legal que lo obligue a mantener el acuerdo.

Otro problema son los fueros parlamentarios, que el Likud insiste en que Netanyahu conserve, según el informe.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!