Seguinos en las redes

Israel

Efemérides. El día que los nazis obligaron a los judíos a usar una Estrella de David amarilla

 AJN.- Para ese momento los judíos ya habían perdido su nacionalidad, se le habían confiscado propiedades y negocios, habían sido expulsados de las universidades, tanto profesores como alumnos, y habían sido enviados a vivir hacinados en los guetos, necesitando un permiso especial para salir de éstos.

Publicada

el

jude

 El 6 de septiembre de 1941 la Policía de Berlín ordenó que todos los judíos de más de seis años llevaran un Maguen David (estrella de David) de color amarillo bordada en el lado izquierdo de sus ropas, en cuyo interior debía escribirse la palabra Jude (judío en alemán).

Esa ordenanza se extendió luego a todo el territorio europeo dominado por los nazis, quienes de esa manera utilizaron un símbolo que en la Edad Media había establecido la Iglesia para identificar a los judíos a simple vista.

Para ese momento los judíos ya habían perdido su nacionalidad, se le habían confiscado propiedades y negocios, habían sido expulsados de las universidades, tanto profesores como alumnos, y habían sido enviados a vivir hacinados en los guetos, necesitando un permiso especial para salir de éstos.

Hay dos antecedentes históricos de esta medida de identificación. El primero fue establecido por el califa Harún al Rashit en 807, quien ordenó que todos los judíos llevaran un cinturón amarillo para distinguirlos del resto. El segundo, el canon 68 del IV Concilio de Letrán estableció en 1215 que judíos y musulmanes debían diferenciarse de los cristianos mediante la vestimenta.

Los nazis habían intentado implantar una medida similar cuando en 1939 ordenaron que los judíos utilizaran un brazalete en su brazo derecho con un Maguen David, si bien no fue hasta el 6 de septiembre de 1941 que ordenaron a todos los judíos el uso de una Estrella de David amarilla como un símbolo de odio y escarnio.

Dos años después los nazis clausuraron el Ghetto de Bialystok, en Polonia, en el que llegaron a estar concentradas unas 30.000 personas, como consecuencia de las rebeliones que llevaron a cabo los judíos cuando comenzaron los traslados a Treblinka, un campo de exterminio. Esta es una ciudad ubicada al noroeste de Varsovia, que antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial contaba con una importante población judía estimada en el 60% de de la totalidad de las personas que vivía allí.

Como resultado del pacto Ribbentrop-Mólotov, firmado entre la  Alemania nazi y la Unión Soviética en Moscú el 23 de agosto de 1939, éste pasó a ser territorio de la Unión Soviética, el cual fue conquistado por los nazis a fines de junio de 1941, estableciéndose poco tiempo después el gueto que albergó a aproximadamente 40.000 judíos en dos pequeños territorios ubicados a ambos lados del río Biala, cercados con madera y alambradas.

En 1942 se estableció en el gueto el primer grupo de resistencia unificado a los nazis integrado por judíos sionistas, socialistas, comunistas y bundistas, creando un archivo secreto en el que se registraba todo lo que allí acontecía.

Entre el 5 y 12 de febrero de 1943 fueron asesinados 2.000 judíos y 10.000 trasladados a Treblinka en el curso de la Operación Reinhard. Meses después Himmler ordenó la liquidación inmediata del gueto y en la noche del 15 al 16 de agosto de 1943 éste fue rodeado por unidades de las Waffenb SS, la policía alemana y auxiliares ucranianos, quienes informaron a los judíos que serían transportados a Lublin. Esto motivó el inició de la resistencia a la deportación que duró tres días, siendo los combatientes judíos ejecutados por los nazis cuando eran hallados.

Hasta fines de agosto 7.600 judíos fueron trasladados a Treblinka, una cantidad indeterminada a Majdanek, otro campo de exterminio ubicado en las cercanías de la ciudad de Lublin, y más de 1.200 niños de 6 a 15 años deportados a Theresienstadt, un campo de concentración a 60 kilómetros de Praga, donde la mayoría murió. En el gueto solo quedaron unos 2.000 judíos, que días después fueron enviados a Majdanek.

 

EACh.

 

www.agenciajudiadenoticias.com

Dejá tu comentario

Innovación

La industria tecnológica de Israel cambiará las inspecciones de autos en todo el mundo

Agencia AJN.- El prestigioso Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Frankfurt, Alemania, es conocido por llevar a sus eventos a los nombres más importantes en movilidad.

Publicado

el

Por

auto

Agencia AJN.- En el evento anual de este mes, un nuevo sistema de inspección de neumáticos llamado Artemis de la compañía israelí UVeye, fue una de las soluciones tecnológicas que generó gran interés en la industria.

Fundada en 2016, UVeye desarrolla sistemas de inspección de vehículos «inteligentes», prometiendo «cambiar drásticamente» cómo los fabricantes de automóviles, los principales operadores y concesionarias inspeccionan los autos.

La startup se basó en una arquitectura patentada con fusión de sensores, aprendizaje automático y algoritmos inteligentes para verificar automáticamente los componentes, la carrocería y los neumáticos.

El Artemis verifica el desgaste y la calidad de los neumáticos, su presión, su desgaste y los defectos de las paredes laterales.

UVeye recaudó 31 millones de dólares en una ronda de financiación dirigida por Toyota Tsusho, el brazo comercial del Grupo Toyota, Volvo Cars y Berkley Corporation, una compañía de seguros estadounidense. Skoda y Daimler también son socios estratégicos.

El CEO de UVeye, Amir Hever, aseguró en un comunicado de prensa a fines del mes pasado que estas asociaciones, «así como las conversaciones en curso con más de 20 otros fabricantes y proveedores estratégicos, muestran que el mercado está muy interesado en nuestra tecnología».

«Con Artemis dimos un paso más hacia la estandarización de la inspección externa automática de vehículos basada en inteligencia artificial y aprendizaje profundo», confirmó.

Seguir leyendo

Israel

Elecciones 2019/Israel. Liberman condiciona su apoyo a formar gobierno

Agencia AJN.- El presidente de Israel Beitenu y ex ministro de Defensa, Avidgor Liberman, deslizó hoy que está preparado para unirse a un gobierno de coalición que incluya a los partidos haredi Shas y el Judaísmo Unido de la Torá si se cumplen ciertas demandas.

Publicado

el

Por

liber

Agencia AJN.- El presidente de Israel Beitenu y ex ministro de Defensa, Avidgor Liberman, deslizó hoy que está preparado para unirse a un gobierno de coalición que incluya a los partidos haredi Shas y el Judaísmo Unido de la Torá si se cumplen ciertas demandas.

Se espera que Liberman, cuyo partido Israel Beitenu se negó a unirse a un gobierno liderado por Netanyahu hace cinco meses por una disputa con los partidos ortodoxos sobre un proyecto de ley haredi, reciba ocho escaños en el 22o Knesset, tres más que en el cuerpo saliente.

Hasta el momento ni el sector que postula a Benjamin Netanyahu, ni los que respaldan la candidatura de Benny Gantz, tienen un camino claro hacia la mayoría de 61 escaños necesarios sin el apoyo de Israel Beitenu.

Durante la campaña, Liberman prometió bloquear la formación de un gobierno de derecha estrecho, pidiendo en cambio la formación de un gobierno de unidad nacional secular dirigido por el Likud y los partidos Azul y Blanco que excluirían facciones religiosas como Shas, el Judaísmo Unido de la Torá, e incluso Hogar judío.

Sin embargo, Liberman dijo hoy que estaría dispuesto a sentarse con legisladores haredi, con la condición de que el gobierno respalde una serie de propuestas a las que los miembros de la religión religiosa se han opuesto durante mucho tiempo, incluidos los matrimonios civiles, los cambios en el sistema de conversión en Israel y la expansión de un sistema igualitario en la sección de oración en el Muro de los Lamentos en Jerusalem.

«En los últimos días he escuchado un cambio sorprendente en el discurso de los líderes de los partidos haredi», declaró Liberman. «Ya no están usando epítetos contra mí como ‘Amalek’ y ‘Hitler’, y hay llamados a poner fin a la charla de odio», agregó Liberman.

“En lo que a nosotros respecta, y ya lo he dicho en el pasado, los partidos haredi no son nuestros enemigos, sino rivales políticos. Abrazamos diferentes caminos. Son de Beit Shammai, nosotros de Beit Hillel.

Liberman pasó a enumerar sus demandas para ingresar a un gobierno que incluya a partidos haredi: Aprobación del «proyecto de ley haredi», tal como está redactado actualmente; matrimonio civil; permitir conversiones de rabinos locales; volver a aprobar el acuerdo del Muro de los Lamentos; exigir que las escuelas haredi enseñen el currículo ‘Liba’ (de materias seculares); transporte público y la apertura de minimercados en sábado. Los dos últimos puntos se dejarán en manos de las autoridades locales de cada municipio, según quién viva en una ciudad determinada. No aceptaremos nada menos que esto, incluso si eso significa estar en la oposición».

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!