Seguinos en las redes

Cultura

Efemérides. Un día como hoy eran ejecutados en Rusia trece intelectuales judíos

Publicada

el

hoy

Agencia AJN- En la noche del 12 al 13 de agosto de 1952 fueron ejecutados en los sótanos de la prisión de Lubyanka, en Moscú, trece intelectuales judíos, los máximos exponentes de la literatura idish de la URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas) que seis años antes habían sido detenidos por orden de José Stalin, entre los más destacados se encontraban: Peretz Markish, David Bergelson, Itzik Fefer, Leib Kwitko, David Hofstein, Benjamin Zuskin, Solomon Lozovsky y Boris Shimeliovich.
Una vez que se conoció lo ocurrido, ese acto fue denominado la “Noche de los Poetas Asesinados”.

Diez años antes, en plena Segunda Guerra Mundial, esos intelectuales judíos habían fundado el Comité Judío Antifascista – CJA, con la anuencia del dictador soviético, con la finalidad de conseguir el apoyo económico de los judíos que vivían en los países occidentales, en especial en Estados Unidos, destinada a ayudar a los casi dos millones de judíos que huyendo del nazismo habían encontrado refugio en la URSS.

Los miembros del CJA eran comunistas convencidos de que la URSS era el lugar ideal para vivir, y su secretario, Solomón Mijáilovich Mijoels, un destacado actor y director teatral, quien durante la contienda bélica viajó a los Estados Unidos a fin de lograr el apoyo de la judeidad estadounidense.

La tarea desarrollada por el CJA lo convirtió en una especie de representante de los judíos que vivían en la URSS, lo que molestó y desagradó a Stalin, quien era un convencido antisemita.

Al concluir la Segunda Guerra Mundial, la inmensa mayoría de los judíos que se habían refugiado en la URSS decidió no permanecer en territorio soviético, mientras unos intentaban radicarse en los países occidentales donde tenían parientes, decenas de miles optaban por dirigirse a Eretz Israel, desoyendo a los miembros del CJA que consideraban que la URSS era el lugar en donde podrían vivir sin sufrir persecuciones.

El inicio de la denominada “Guerra Fría” en la que se enfrentaban por motivos ideológicos la URSS y los Estados Unidos, como el advenimiento del Estado de Israel, le brindó a Stalin la oportunidad de desmantelar el CJA y detener a sus miembros, en 1948, acusándolos de traición por mantener lazos con las potencias occidentales, basándose en un proyecto de Mijhoels de establecer un Estado judío en Crimea en el que se asentaran los sobrevivientes de la Shoá.

Según Stalin, ese Estado contaría con el apoyo del gobierno de los Estados Unidos, quien desde allí, en un futuro no lejano, invadiría la URSS para derrocar al régimen soviético.

Mientras que la mayoría de los integrantes del CJA eran torturados y obligados a firmar confesiones en los que aceptaban los cargos de traición, Mijhoels murió a consecuencias de un accidente de tránsito en la ciudad de Minsk, que luego se supo que fue planificado y ejecutado por los servicios de seguridad soviéticos.

El resto de los miembros del CJA fueron llevados a juicio, en los que no contaron con abogados defensores, y cuya sentencia ya estaba decidida de antemano: la pena de muerte. De acuerdo a las declaraciones de un oficial que los presenció, efectuadas luego de la muerte de Stalin, los juicios fueron una parodia en los que realmente se los juzgaba por ser judíos.

Si bien Stalin había ordenado que no se difundiera el ajusticiamiento de los intelectuales judíos, la noticia trascendió, pero muchos judíos del mundo entero se negaban a aceptarla. Cuando luego del deseo del dictador fueron confirmadas, algunos intentaron justificarlas hasta que Nikita Krushchev, años después, publicó un perdón póstumo para miembros ejecutados del Comité Judío Antifascista afirmando que los juicios fueron «flagrantes violaciones de la Ley».

Cultura

Iom Kipur. El mundo judío conmemorará el Día del Perdón, la jornada más sagrada del calendario hebreo

Agencia AJN.- El domingo, antes del anochecer, el mundo judío iniciará Iom Kipur (Día del Perdón). El precepto más importante es la abstinencia de ingerir alimentos y bebidas, la cual se extiende por unas 26 horas, hasta la salida de las estrellas del día siguiente.

Publicado

el

Por

The Western Wall in Jerusalem.

Agencia AJN.- El domingo, antes del anochecer, el mundo judío iniciará Iom Kipur (Día del Perdón), la jornada más sagrada y solemne del calendario hebreo, de ayuno -el único decretado en la propia Torá- y contrición, durante la cual D’s termina de juzgar a la humanidad y sella su dictamen para el resto del año, preferentemente en el Libro de la Vida.

El precepto más importante es la abstinencia de ingerir alimentos y bebidas, la cual se extiende por unas 26 horas, hasta la salida de las estrellas del día siguiente, que es anunciado con el toque del shofar (tradicional instrumento a base del cuerno de un carnero).

La prohibición involucra a todo hombre y mujer judíos mayores de 13 y 12 años, respectivamente, que esté en condiciones físicas de cumplirla, y también incluye el bañarse, mantener relaciones sexuales y usar calzado de cuero, cosméticos y perfumes.

Los enfermos de cierta gravedad, las embarazadas, quienes amamantan y los niños están exceptuados de ayunar, y en el caso de los tres primeros, están obligados a no hacerlo.

A diferencia del resto de los días del año, en Iom Kipur se recitan cinco plegarias: una al comenzar la jornada (Kol Nidréi, que pide el borrado de todas las promesas incumplidas y debe ser recitada antes de la puesta del sol), dos por la mañana (Shajarit y Musaf) y otras tantas antes del anochecer (Minjá y Neilá).

En cada una de ellas se recita el Vidúi (confesión) y se le implora al Creador que absuelva a los pecadores de sus errores e incumplimientos.

Otro de los segmentos más «populares», es el Izcor, el servicio de recordación de los familiares fallecidos, una cita ineludible incluso para quienes solo asisten a las sinagogas en ese momento.

Por otra parte, antes de Iom Kipur es costumbre disculparse con el prójimo por las faltas cometidas para con él.

Otras tradiciones previas son el comer y beber en abundancia en la víspera, de modo de poder completar el ayuno, y las kaparot, un ritual para evitar un mal decreto divino que consiste en transferirle en forma simbólica los pecados a un gallo (los hombres) o una gallina (las mujeres), los cuales luego se faenan y se obsequian a los pobres como caridad.

Iom Kipur se conmemora ocho días después de Rosh Hashaná (Año Nuevo), con el cual integra los Iamim Noraím, “días terribles” por la seriedad y rigor del Juicio Divino, y los diez días que los nuclean son los Aséret Ieméi Teshuvá (Diez días de Retorno al camino de la Torá).

Es el único ayuno permitido en Shabat y es el día de la expiación, razón por la cual debe haber una aflicción personal, de modo que el individuo pueda ser purificado de sus pecados.

Sus principales preceptos -prolongados servicios religiosos y las abstinencias- son observados incluso por muchos no religiosos y tienen un altísimo acatamiento en Israel, quizá mayor que en la Diáspora, con epicentro en el Kótel Hamaarabí o Muro Occidental, mal llamado «de los Lamentos».

Además, los lugares de entretenimiento están cerrados, no hay transmisiones de radio y televisión, se suspende el transporte público e incluso las calles están completamente vacías.

Esto se refuerza con el recuerdo de la guerra de 1973, un sorpresivo ataque contra Israel lanzado precisamente en Iom Kipur por Egipto y Siria y que fue repelido a un muy alto costo.

Seguir leyendo

Cultura

Mirá en VIVO el Muro de los Lamentos previo a Iom Kipur

Agencia AJN.- Se acerca la jornada más sagrada y solemne del calendario hebreo y podés seguirla en vivo y en directo.

Publicado

el

Por

muro de los lamentos

Agencia AJN.- Mirá en vivo el Muro de los Lamentos durante la celebración de las Altas Fiestas judías con un CLIC AQUÍ. Luego de Rosh Hashaná (Año Nuevo) llega Iom Kipur (Día del Perdón), la jornada más sagrada del calendario hebreo y podés ver en directo todo lo que está pasando en el Muro Occidental.

El domingo, antes del anochecer, el mundo judío iniciará Iom Kipur, día de ayuno -el único decretado en la propia Torá- y contrición, durante el cual D’s termina de juzgar a la humanidad y sella su dictamen para el resto del año, preferentemente en el Libro de la Vida.

Sus principales preceptos -prolongados servicios religiosos y las abstinencias- son observados incluso por muchos no religiosos y tienen un altísimo acatamiento en Israel, quizá mayor que en la Diáspora, con epicentro en el Kotel Hamaarabí o Muro Occidental.

Pese a la pandemia del coronavirus, todos los judíos del mundo podrán estar cerca del Kotel y expresar sus anhelos gracias a la tecnología que permite verlo en vivo.

Iom Kipur se conmemora ocho días después de Rosh Hashaná (Año Nuevo), con el cual integra los Iamim Noraím, “días terribles” por la seriedad y rigor del Juicio Divino, y los diez días que los nuclean son los Aséret Ieméi Teshuvá (Diez días de Retorno al camino de la Torá).

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!