Seguinos en las redes

Israel

El Centro Wiesenthal acusó a Chávez de “incitación al odio” y de “poner en riesgo” a toda la comunidad judía de América Latina

AJN.- En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias, el director del Centro Simon Wiesenthal para América Latina, Sergio Widder, alertó que el presidente venezolano, Hugo Chávez, “no mide las consecuencias” de sus polémicas afirmaciones contra el Estado de Israel. “Chávez, con sus actitudes y la función que ha tomado, parece estar trabajando para caerle más simpático a Irán”, dijo el directivo. La organización dedicada a combatir el antisemitismo y perseguir al nazismo alertó que el mandatario venezolano busca “importar” a América Latina el conflicto en Medio Oriente.

Publicada

el

ahmad_chav


El Centro Simon Wiesenthal cargó duro contra el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, y lo acusó de intentar “importar” el conflicto de Medio Oriente a América Latina y de “poner en peligro” a la comunidad judía de la región con sus polémicas afirmaciones en contra del Estado de Israel tras el incidente ocurrido frente a las costas de la Franja de Gaza.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), el director del Centro Simon Wiesenthal para América Latina, Sergio Widder,  afirmó que “Chávez, con sus actitudes y la función que ha tomado, parece estar trabajando para caerle más simpático a Irán”.
La polémica estalló luego de que el mandatario venezolano maldijera a Israel y lo acusara de “Estado genocida” que cometió “una masacre contra un grupo de pacifistas, que iba a llevar una carga humanitaria al pueblo palestino".
“Una cosa es que los distintos países se hayan pronunciado por el tema y Venezuela tendrá su posición que, por supuesto está influenciada por sus fuertes vínculos de sociedad con Mahmoud Ahmadinejad y el régimen iraní, que no tiene una posición neutra en este sentido”, afirmó Widder.
Para el director del Centro Wiesenthal, el presidente venezolano “trae el conflicto a América Latina y vuelve con una especie de discurso seudoconspirativo e implica a Israel con la oposición venezolana, que la llama la contrarevolución que está conspirando contra él”, señaló Widder  en referencia a lo sostenido por Chávez sobre la existencia de “comandos del Mossad” que pretenden asesinarlo.
El directivo alertó que el presidente venezolano “no mide las consecuencias” de sus declaraciones.
“Ya sabemos lo que ha sucedido en el pasado cuando trajo el problema de Medio Oriente a América Latina y como las consecuencias las terminó pagando la comunidad judía de Venezuela”, señaló Widder.
La mención tiene que ver con los ataques que sufrió la comunidad judía venezolana luego de que el gobierno de Chávez cortara relaciones diplomáticas con Israel en rechazo a la Operación Plomo Fundido que llevó adelante en Gaza contra el grupo islámico Hamas.
Asimismo, Widder calificó las declaraciones del presidente venezolano de “incitación al odio” y alertó que “como consecuencia de lo que dijo puede haber una reacción no deseable que afecte a la comunidad judía”.
“En enero de 2009, luego de que Chávez expulsara al embajador israelí, un grupo cercano al gobierno llamado Aporrea publicó un programa de acción contra la comunidad judía. A los pocos días, fue profanada la sinagoga de Maripérez”, agregó Widder.
Siempre en diálogo con esta agencia, el directivo insistió con que Chávez “pone en riesgo a la comunidad judía del continente” y subrayó que “no es algo que afecte solo a Venezuela”.
“La seguridad de los propios ciudadanos debe estar garantizada por los gobiernos y Chávez está haciendo lo contrario”, advirtió.
No obstante, el director aclaró que el Centro Wiesenthal “no dice que se vayan a repetir del mismo modo, pero hay que tener en cuenta lo que ocurrió no hace muchos meses y aprendamos de lo sucedido para actuar de manera responsable”.
A través de un comunicado de prensa, el Centro Wiesenthal sostuvo que “Chávez activó ayer a sus acólitos Bolivia y Nicaragua para atacar a Israel en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, en Ginebra, durante el debate acerca de la flotilla de Gaza”.
 DB

Dejá tu comentario

Israel

La disolución de la Knesset fue aprobada en primera instancia

Agencia AJN.- El proyecto de ley para disolver el parlamento israelí y llamar a elecciones pasó la primera lectura.

Publicado

el

Por

.

Agencia AJN.- La legislación para disolver la Knesset (parlamento israelí) y convocar a elecciones anticipadas para el 2 de marzo fue aprobada en primera instancia.

Durante el transcurso de la noche, se realizará la votación en segunda y tercera instancia.

Según las leyes electorales israelíes, la Knesset tenía hasta el miércoles a la medianoche para votar a uno de sus miembros como primer ministro o convocar nuevas elecciones, la tercera en tan solo 11 meses.

El Comité de Arreglos de la Knesset aprobó el miércoles por la mañana un proceso legislativo acelerado especial para el proyecto de ley de disolución, permitiendo a los legisladores celebrar las cuatro votaciones requeridas en el pleno y el proceso de enmiendas del comité en un solo día.

Salvo un anuncio inesperado de un gran avance de la coalición, se espera que el proyecto se convierta en ley, marcando un final ignominioso a la efímera 22a Knesset y lo que puede ser recordado como el año más disfuncional en la historia política israelí.

El proyecto de ley también cambia la fecha de las próximas elecciones. La ley electoral requiere que las elecciones se celebren 90 días después de la fecha límite del 11 de diciembre para formar un gobierno, es decir el 10 de marzo. Pero ese día es la festividad judía de Purim, por lo que el nuevo proyecto de ley pone el voto para la 23 Knesset un poco más de una semana antes, el 2 de marzo.

Seguir leyendo

Israel

Avanza un proyecto de ley para disolver la Knesset a medianoche y convocar a nuevas elecciones para marzo

Agencia AJN.- Israel se encamina hacia una tercera votación en solo 11 meses, un hecho sin precedentes en la historia del Estado hebreo. Tal como se anticipó el proyecto de ley establece las próximas elecciones para el 2 de marzo y se aprobará hoy antes de la medianoche y luego de un largo debate.

Publicado

el

Por

kn

Agencia AJN.- Los legisladores aceleraron hoy un proyecto de ley para disolver la Knesset (parlamento) y convocar a nuevas elecciones para el 2 de marzo en medio de un estancamiento político sin precedentes.

Según las leyes electorales israelíes, la Knesset tenía hasta el miércoles a la medianoche para votar a uno de sus miembros como primer ministro o convocar nuevas elecciones, la tercera convocatoria en tan solo 11 meses.

El Comité de Arreglos de la Knesset aprobó el miércoles por la mañana un proceso legislativo acelerado especial para el proyecto de ley de disolución, permitiendo a los legisladores celebrar las cuatro votaciones requeridas en el pleno y el proceso de enmiendas del comité en un solo día.

Poco después, el proyecto de ley fue aprobado en su lectura preliminar en el pleno.

Salvo un anuncio inesperado de un gran avance de la coalición, se espera que el proyecto se convierta en ley hacia la medianoche del miércoles, marcando un final ignominioso a la efímera 22a Knesset y lo que puede ser recordado como el año más disfuncional en la historia política israelí.

El proyecto de ley también cambia la fecha de las próximas elecciones. La ley electoral requiere que las elecciones se celebren 90 días después de la fecha límite del 11 de diciembre para formar un gobierno, es decir el 10 de marzo. Pero ese día es la festividad judía de Purim, por lo que el nuevo proyecto de ley pone el voto para el 23 de la Knéset un poco más de una semana antes, el 2 de marzo.

La legislación será sometida a consideración del pleno del parlamento, donde se espera un intenso y largo debate. Los legisladores votarán cuatro veces para aprobar el proyecto de ley, con debates permitidos entre cada votación. Se espera que el proyecto de ley apruebe su voto final antes de la fecha límite de medianoche.

El proyecto de ley fue redactado y presentado en la Knesset el martes por los legisladores de Azul y Blanco Avi Nissenkorn, Meir Cohen y Tzvi Hauser, junto con con los representantes del Likud Miki Zohar y Shlomo Karai.

«Estas no son las leyes que esperaba presentar como representante público, y todavía espero que podamos retirarlas mañana antes de la medianoche y anunciar el establecimiento de un gobierno de unidad amplia», dijo Nissenkorn, quien también copatrocinó la legislación para disolver el 21 de Knesset en junio, apenas dos meses después de su primer mandato.

Tras la presentación del proyecto de ley, el jefe de Azul y Blanco, Benny Gantz, dijo el martes que aún había tiempo para evitar elecciones «costosas e innecesarias». Dijo que su partido estaba «haciendo todo lo posible» para formar un gobierno sin renunciar a sus principios».

También pidió al primer ministro Benjamin Netanyahu de Likud que anunciara que no buscaría inmunidad parlamentaria de enjuiciamiento en los casos de corrupción en su contra, una demanda clave de la oposición para ingresar a un gobierno liderado por Netanyahu.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!