Seguinos en las redes

Israel

El presidente Shimon Peres cumple 90 años

AJN.- Hace 90 años nacía el actual presidente del Estado de Israel, Shimon Peres. Si bien los festejos se celebraron hace un mes y medio. Los mismos comenzaron el 17 de junio y comenzaron con el discurso del ex presidente norteamericano, Bill Clinton, en el Centro Académico Peres en la ciudad de Rehovot. El mandatario cuenta con una larga trayectoria en la vida política del joven estado.

Publicada

el

51887689935572_340388536_n

Hoy es el cumpleaños 90 del presidente del Estado de Israel, Shimon Peres. Si bien los festejos se celebraron hace un mes y medio. Los mismos comenzaron el 17 de junio y comenzaron con el discurso del ex presidente norteamericano, Bill Clinton, en el Centro Académico Peres en la ciudad de Rehovot.

Los emotivos festejos- que se extendió por varios días incluyendo la Quinta Conferencia Presidencial- contaron con la presencia de destacadas personalidades internacionales; entre ellos Barbara Streisand, Eyal Golan, Shlomo Artzi, cuatro premios Nobel, seis presidentes, y 20 ganadores de los premios Emmy, Grammy y Oscar.

Shimón Peres fue elegido como el 9° Presidente de Israel el 13 de julio de 2007, asumiendo su función el día 15. Fue funcionario público, parlamentario y octavo Primer Ministro del Estado de Israel.

Peres nació en Bielorrusia en 1923 e inmigró a Palestina con su familia a los once años de edad. Creció en Tel Aviv y asistió a la escuela secundaria agrícola de Ben Shemen. Peres vivió varios años en el kibutz Gueva y en el kibutz Alumot, del cual fue uno de los fundadores, y en 1943 fue electo secretario del movimiento juvenil sionista laborista.

Shimón Peres ha estado íntimamente asociado con el desarrollo de la capacidad defensiva del país. A fines de la década del cuarenta se enroló en la Haganá y fue responsable del personal activo y de las armas. Durante y después de la Guerra de Independencia, sirvió como jefe de los servicios navales, y posteriormente encabezó la delegación del Ministerio de Defensa a Estados Unidos. En 1952 ingresó al Ministerio de Defensa, y un año más tarde – a los 29 años de edad – fue nombrado director general del mismo, cargo que mantuvo hasta 1959.

En 1959 Peres fue electo miembro de la Kneset y ha permanecido como tal desde entonces. Entre 1959 y 1965 ejerció como Vice Ministro de Defensa. Entre sus logros se contaron el establecimiento de las industrias militares, la industria aeronáutica y la promoción de las relaciones estratégicas con Francia – una "relación especial" que culminó con la cooperación estratégica durante la Campaña del Sinaí de 1956, que él planificó. Asimismo, fue responsable del programa nuclear de Israel.

Shimón Peres se distinguió también como figura política en el campo interno. En 1965 abandonó el partido de gobierno Mapai junto con Ben Gurión y pasó a ser secretario general de Rafi; tres años más tarde, fue clave en la reunificación de estas facciones laboristas. En 1969 Peres fue nombrado ministro de Absorción de la Inmigración; de 1970 a 1974 ejerció como ministro de Transportes y Comunicaciones, y durante 1974 fue ministro de Información. Durante tres años después de la Guerra de Yom Kipur, Peres jugó nuevamente un papel central en la seguridad de Israel, como ministro de Defensa. Revitalizó y fortaleció las FDI y desempeñó una importante función en las negociaciones de separación de fuerzas que condujeron al Acuerdo Interino con Egipto de 1975. Estuvo detrás de la operación de rescate en Entebbe y fue el autor del concepto de la "Cerca Buena", promoviendo una relación positiva con los habitantes del sur del Líbano.

Peres ejerció brevemente como Primer Ministro interino después de la renuncia del Primer Ministro Rabín en 1977. Luego de la derrota del Laborismo en las elecciones generales de 1977 – después de treinta años de hegemonía política – Shimón Peres fue electo presidente del partido, cargo que mantuvo hasta 1992. Durante este período fue electo además Vice Presidente de la Internacional Socialista.

Shimón Peres sirvió dos períodos no consecutivos como primer ministro. Su primer período fue de 1984 a 1986 en el gobierno de unidad nacional, basado en un acuerdo de rotación con el líder del Likud Itzjak Shamir. De 1986 a 1988 ejerció como vice primer ministro y ministro de Relaciones Exteriores, y de noviembre de 1988 hasta la disolución del gobierno de unidad nacional en 1990 – como Vice Primer Ministro y ministro de Finanzas. Centró sus energías en la deficiente economía y en la compleja situación a raíz de la guerra en el Líbano de 1982. Logró obtener el apoyo de la Histadrut para las difíciles medidas necesarias para reducir la tasa anual de inflación de 400% a 16%. Peres fue la persona clave además en la retirada de las tropas del Líbano y el establecimiento de una estrecha zona de seguridad en el sur de ese país.

Al regresar el partido Laborista al poder, después de las elecciones de 1992, Peres ocupó nuevamente el Ministerio de Relaciones Exteriores. Inició y condujo las negociaciones que llevaron a la firma de la Declaración de Principios con la OLP en septiembre de 1993 – que le adjudicó el Premio Nobel de la Paz 1994 junto con Rabín y Arafat. Negociaciones adicionales con los palestinos llevaron a una retirada israelí de Gaza y de algunas áreas de Judea y Samaria y el establecimiento de una Autoridad Palestina limitada, de acuerdo a lo resuelto en el Acuerdo Interino. En octubre de 1994 se firmó el Tratado de Paz con Jordania. Peres luchó subsecuentemente para promover relaciones con otros países árabes en Noráfrica y el Golfo Pérsico – parte de su visión del "Nuevo Medio Oriente".

El segundo período de Shimón Peres como Primer Ministro fue a raíz del asesinato de Itzjak Rabín el 4 de noviembre de 1995. El partido Laborista eligió a Peres como sucesor de Rabín, y la Kneset confirmó la decisión con un voto de confianza apoyado por los miembros de la coalición y la oposición.

Peres ejerció como Primer Ministro siete meses, hasta las elecciones generales realizadas en mayo de 1996. Durante este difícil período, Peres luchó por mantener el impulso en el proceso de paz, a pesar de una ola de atentados terroristas cometidos por suicidas palestinos contra civiles israelíes.

Shimón Peres siguió ejerciendo como presidente del partido Laborista un año después de la derrota del partido en las elecciones. En junio de 1997, el ex jefe del Estado Mayor y miembro de la Kneset por el Laborismo, Ehud Barak, fue electo presidente del Partido.

Peres sirvió como Ministro de Cooperación Regional de julio de 1999 hasta marzo de 2001, y de marzo de 2001 hasta octubre de 2002 como Ministro de Relaciones Exteriores, en el gobierno de unidad nacional de Ariel Sharon. Luego, renunció junto a todos los ministros del Partido Laborista.

Fue Vice Primer Ministro de Ariel Sharon desde enero a noviembre de 2005, renunciando luego a su cargo.

Shimón Peres es miembro de la Kneset y es activo en el Centro Peres de la Paz que se estableció en su honor.

Antes de las Elecciones para la 17°Knesset, Peres abandonó el Partido Laborista para aliarse al recién fundado partido Kadima. Fue Vice Primer Ministro, Ministro de Desarrollo para el Neguev y la Galilea desde mayo de 2006 hasta junio de 2007.

En octubre de 1997 Peres creó el Centro Peres de la Paz con el objeto de avanzar en emprendimientos conjuntos  entre árabes e israelíes.

Está casado, tiene tres hijos, 8 nietos y dos bisnietos.

FO

Dejá tu comentario

Israel

Gantz llama a Rivlin a dar el mandato “a quien se comprometa a devolverlo si no logra formar gobierno”

Agencia AJN.- El titular del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, expresó anoche su temor de que el primer ministro Binyamin Netanyahu se niegue a aceptar el resultado de las elecciones o a devolver el mandato si no logra formar gobierno, tal como sucediera después de los comicios de abril pasado. Gantz pidió a Rivlin que entregue el mandato “a quien se comprometa a devolverlo si no logra formar gobierno” y a no convocar elecciones por tercera vez en un año.

Publicado

el

Por

.

Agencia AJN.- El excomandante en jefe del Ejército de Israel y líder del partido Azul y Blanco, Benny Gantz, expresó anoche su temor de que el primer ministro Binyamin Netanyahu se niegue a aceptar el resultado de las elecciones y manifestó que él lo aceptará. «Actuaremos en base a las  leyes y las herramientas legítimas que tenemos a nuestro alcance», aseguró en la mañana de hoy.

Gantz también manifestó que teme que Netanyahu se niega a devolver el mandato si no logra formar gobierno, tal como sucediera después de los comicios de abril pasado.

De acuerdo a las últimas encuestas – de la semana pasada, ya que en estas horas no está permitido publicar nuevas – ninguno de lo candidatos tiene la mayoría necesaria de 61 escaños para formar gobierno sin los votos del partido de Avigdor Liberman. Tanto el bloque de derecha como el de izquierda se encuentran en idéntica situación y se teme que, de repetirse la situación de las elecciones anteriores, el candidato que intente formar coalición decida volver a convocar elecciones si no lo logra.

En este sentido, Gantz pidió al presidente Reuven Rivlin que entregue el mandato “a quien se comprometa a devolverlo si no logra formar gobierno” y a no convocar elecciones por tercera vez en un año.

Preguntado acerca de las buenas relaciones que tiene el primer ministro con los presidentes de Estados Unidos y Rusia, Gantz respondió: «Él no tiene llegada a Trump y Putin porque es Binyamin Netanyahu, sino por los intereses que ellos tienen en Medio Oriente y en torno al Estado de Israel».

Por otra parte, Gantz desmintió que  en Azul y Blanco decidieran hacer un gran esfuerzo en las últimos instantes disponibles antes de los comicios para «borrar» el partido Avodá-Guesher del mapa político. Según informaron medios locales, en una reunión de estrategia celebrada durante el fin de semana, se decidió que Yair Lapid liderará esta iniciativa, que ya ha comenzado a ponerse en práctica.

De acuerdo con estos informes, en Azul y Blanco argumentan que «el Partido Laborista será el ‘puente’ de Netanyahu para lograr una coalición con una mayoría de 61 legisladores».

Blue and White Party’s election campaign openinig event

The Four leaders of Blue and White Party, Yair Lapid (L), Benny Gantz (2L), Moshe Ya’alon (3L) and GabI Ashkenazi, attend the Party’s election campaign openinig event in Shefayim, Israel on July 14, 2019. Photo by Gili Yaari/Flsh90 *** Local Caption *** ????? ???? ???
????? ???? ?????? ???????
??? ???
???? ????
??? ???? ?????
??? ??????
?????? 2019

Seguir leyendo

Israel

Las elecciones del próximo martes en Israel podrían ser blanco de ataques cibernéticos

Agencia AJN.- “Hoy, a través de las redes sociales, es posible difundir rumores falsos, promover ‘fake news’, incitar y radicalizar el discurso, causar daño a los candidatos y partidos, ampliar las divisiones sociales y sumergir las campañas electorales en un abismo de extremismo, desconfianza, sectarismo y violencia», afirmó un experto en comunicación.

Publicado

el

Por

cibernetico

Agencia AJN.- Al concluir las elecciones del 9 de abril, un observatorio de redes sociales israelí expuso una red de cientos de cuentas falsas, utilizadas para difamar a los candidatos.

Poco antes de eso, en enero, se informó que los iraníes habían estado utilizando cientos de cuentas falsas en las páginas de redes sociales israelíes, con el objetivo de sembrar la división social e influir en las próximas elecciones israelíes.

A sólo dos días de que los israelíes vuelvan a las urnas, debido a la proximidad de las dos elecciones, “es muy dudoso que Israel haya construido una defensa digital contra ataques cibernéticos esta vez”, afirmó el Dr. Gabriel Weimann, profesor de comunicaciones en la Universidad de Haifa, según publicó The Jerusalem Post.

El especialista subrayó al portal israelí que estas elecciones “probablemente se verán empañadas por la interferencia electoral en línea, al igual que las últimas elecciones, algo que solo se entenderá completamente después del 17 de septiembre”.

“Hoy, a través de las redes sociales, es posible difundir rumores falsos, promover ‘fake news’, incitar y radicalizar el discurso, causar daño a los candidatos y partidos, ampliar las divisiones sociales y sumergir las campañas electorales en un abismo de extremismo, desconfianza, sectarismo y violencia», dijo Weimann.

“La sociedad israelí está dividida, estratificada; tiene conflictos religiosos, económicos, sociales, étnicos, nacionales e ideológicos», destacó. «Un discurso incitante podría profundizar las divisiones, ampliar las brechas y crear polarización y radicalización».

En las últimas elecciones, Israel temía que fuera el blanco de la interferencia rusa, al igual que Estados Unidos supuestamente lo había sido en 2016. Antes de la votación de abril, Nadav Argaman, jefe de Shin Bet (Agencia de Seguridad de Israel), hizo una declaración sobre una «potencia extranjera» que interfiere en el sistema político israelí a través de Internet.

Dijo que un país extranjero estaba tratando de usar habilidades cibernéticas para interferir en las próximas elecciones de Israel.

Weimann señaló, sin embargo, que no fue solo Rusia quien interfirió en las últimas elecciones. “Las organizaciones terroristas y los patrocinadores estatales del terrorismo también se incluyeron en el mapa de amenazas en línea, con el objetivo no de atacar una campaña específica sino de interferir en el discurso político israelí en general”.

«Lo veo como terrorismo clásico: la propagación del caos y el miedo a aterrorizar a una población: simplemente sin explosivos, bombas, rifles o asesinatos», concluyó.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!