Seguinos en las redes

Israel

Hace 140 años nacía Jaim Najman Bialik, el poeta nacional del hebreo moderno

AJN.- Jaim Najman Bialik, el poeta nacional del hebreo moderno, nació en Rady, una pequeña aldea de Wolhynia, en Rusia, el 9 de enero de 1873, en el seno de una familia observante. Su intensa producción poética estaba inspirada en la infancia, el amor platónico, la belleza de los paisajes y sus vivencias en la yeshiva (academia talmúdica). Falleció en 1934.

Publicada

el

bialik

 

Jaim Najman Bialik, el poeta nacional del hebreo moderno, nació en Rady, una pequeña aldea de Wolhynia, en Rusia, el 9 de enero de 1873, en el seno de una familia observante.
Su educación fue religiosa y en 1890 ingresó en la yeshiva (academia talmúdica) de Volozin, Lituania.
En 1892, Bialik se trasladó a Odesa, donde vivió modestamente, dando clases particulares de hebreo y realizando traducciones a ese idioma de autores alemanes y rusos, a la vez que comenzaba su intensa producción poética, inspirada en la infancia, el amor platónico, la belleza de los paisajes y sus vivencias en la yeshiva: “Al af Beth HaMidrash” (En el umbral del instituto), “El estudiante asceta” y “Basadeh” (En el campo), de 1894; y “Mikhtav katan li katva” (Ella me escribió una breve carta), de 1897.
En varias de sus obras adoptó un lenguaje sencillo; por ejemplo, en el poema en prosa “Megilat Haesh” (El rollo de fuego) o en “Abriendo la ventana”, de 1903.
Miembro activo del movimiento sionista, varios de sus poemas son críticos a la resignación con que integrantes de su comunidad aceptaban la opresión en que vivían, a la vez que denuncian la marginación y las matanzas que sufrían, tal como lo expresa en su novela corta “Arieh Baal Gouf” (Arieh el corpulento) o en sus poemas “Pequeña epístola de la Diáspora a un hermano de Sión”, de  1894; “Al Hashekhita” (Matanza), de 1903; “Cantos de la ira” y “Beir Haharega” (La ciudad del exterminio), ambos de 1904 e inspirados en el pogrom de Kishinev.
Simultáneamente a su creatividad literaria, Bialik desarrolló una importante actividad de divulgación del idioma hebreo, fundando la editorial Devir, para la cual tradujo a Shakespeare y Cervantes, entre otros autores clásicos.
Decepcionado por la orientación tomada por la Revolución Rusa y por mediación de Máximo Gorki, en 1920 se le permitió abandonar la Unión Soviética, pasando a residir en Berlín hasta que cuatro años después se estableció en Tel Aviv, donde desarrolló una intensa actividad intelectual dentro la comunidad judía.
La obra de Bialik abarca también, entre otras, el relato autobiográfico Safiah (Renuevo), una edición crítica de los poetas judeoespañoles y una antología de hagadot (relatos): de las leyendas, fábulas y sentencias morales de la Hagadá.
Jaim Najman Bialik falleció el 4 de julio de 1934 (21 de tamuz de 5694), en Viena, luego de una intervención quirúrgica, y su cuerpo fue inmediatamente trasladado para su entierro a Tel Aviv.
 
Poemas de Jaim Najman Bialik
 
A la hora del crepúsculo
 
A la hora del crepúsculo ven hacia la ventana
y reclínate sobre mí.
Rodea amorosamente mi cuello, pon tu cabeza sobre la mía,
y así, a mi vera, permanece.
 
Dulcemente abrazados, en silencio, hacia la maravillosa luz,
levantaremos nuestros ojos
y soltaremos libremente a la faz de los cielos luminosos
todas las ansias de nuestro corazón.
 
Se remontarán hacia lo alto, con presto volar, como palomas;
en la lejanía, como perdiéndose, se celarán;
y hacia las colinas de púrpura, las islas por la luz doradas,
con vuelo remansado bajarán.
 
Ellas son las islas remotas, los mundos superiores
que en nuestros sueños contemplamos,
los cuales nos convirtieron en peregrinos bajo todos los cielos
e hicieron de nuestra vida un infierno.
 
Ellas son las islas de oro por las cuales ansiamos
como por la tierra patria,
por la que todas las estrellas de la noche envían sus guiños,
con su rayo de luz parpadeante.
 
Por ellas hemos quedado como tallos en tierra árida,
sin amigos ni compañía;
como dos errantes, en perenne errabundez,
sobre la faz de una tierra extraña.
 
A un pájaro
 
¡Bendito sea tu regreso, pájaro amable,
desde las tierras templadas hacia mi ventana!
¡Cuánto ansió mi alma por tus melodiosos trinos
cuando en el invierno abandonaste mi morada!
 
Canta, pájaro hermoso, cuéntame
maravillas de los países lejanos.
¿Acaso allí, en la tierra templada y hermosa,
abundan también las penas, las calamidades?
 
¿Acaso me traes buenas noticias de mis hermanos de Sión,
de mis hermanos tan alejados y a la vez tan próximos?
¡Ay, hermanos felices! ¿Acaso pueden sospechar
que yo, infeliz de mí, he de soportar tales quebrantos?
 
¿Acaso pueden barruntar el cúmulo de enemigos que aquí me rodean,
el número de adversarios que contra mí se levantan?
¡Cuéntame, pájaro mío, las maravillas de aquella tierra
en la cual la primavera mora perennemente!
 
¿Acaso me traes buenas noticias de lo mejor de aquella tierra,
de sus valles, de sus llanos y hoyadas, de sus cumbres?
¿Acaso el Señor ha perdonado, ha compadecido a Sión,
si es que aun ella yace abandonada entre sepulcros?
 
El valle de Sarón, los alcores del incienso,
¿aún siguen produciendo su mirra, aún florece allí su nardo?
¿Acaso despertó de su antiguo sueño entre los bosques
el viejo Líbano, soñoliento y amodorrado?
 
¿Aún desciende, como aljófar, el rocío sobre el monte Hermón;
aún desciende y cae pródigamente como lágrimas abundantes?
¿Cuál es la suerte actual del río Jordán y de sus luminosas aguas?
¿Qué noticias traes de sus montes y colinas ondulantes?
 
¿Acaso se apartó de sobre ellos la pesada nube
que extendía calígines y sombras de muerte?
¡Háblame, pájaro mío, acerca de la tierra que meció
la vida y la muerte de nuestros padres!
 
¿Acaso se mustiaron los vegetales que yo allí planté,
de análogo modo como yo mismo me he mustiado?
Quisiera recordar los días en los cuales yo florecía a la par de ellos,
pero al presente me encuentro envejecido, abandonáronme mis fuerzas.
 
¿Me contarías, pájaro mío, el secreto de todo hálito de planta
y lo que sus hojas te han musitado?
¿Acaso albriciaron misericordias, si es que esperaron en días nuevos?
¿Sus frutos estremeciéronse de emoción, como el Líbano?
 
¿Acaso mis hermanos, los que con lágrimas sembraron,
pudieron segar, con cantos, sus gavillas?
¡Quién me diera alas y volaría hacia la tierra
en la cual florece el almendro y la palma!
 
Y yo, ¿podré contarte, pájaro amable?
¿Qué palabras esperas oír de mi boca?
Ciertamente de esta orla de tierra fría cánticos no escucharás,
sólo elegías, sólo lamentos, sólo sollozos.
 
¿Te contaría yo, en cambio, las calamidades que se oyen,
que se saben en las tierras que nos rodean?
¡Ay!, ¿quién podría contar el número de tales adversidades,
de las persecuciones que se promueven y pasan?
 
¡Oh, pájaro mío, escápate hacia tu monte y tu desierto!
Feliz tú si abandonas el ámbito de mi tienda;
si habitaras conmigo, también tú, oh alado cantor,
llorarías, amargamente llorarías mi suerte.
 
Pero ni el llanto ni las lágrimas pueden ser mi bálsamo;
en ningún modo ellos podrán curar mis heridas.
Ya mis ojos, exhaustos de llorar, se han secado, llenóse el odre de las lágrimas;
hace tiempo que mi pobre corazón ha sido pisado como la hierba.
 
Consumiéronse ya las lágrimas, pasaron ya los plazos
y no adivino el término para mi dolor.
¡Bienvenido sea tu regreso, pájaro hermoso,
suaviza tu voz y en cánticos prorrumpe!
 
* Poemas extraídos de “Poesía Hebraica Postbíblica”. Millás Villacrosa (traductor y compilador). José Janés Editor, Barcelona, 1953.
 
Canción del trabajo y la labor
 
¿Quién nos salvará del hambre?
¿Quién nos alimentará con mucho pan?
¿Y quién nos dará un vaso de leche?
¿A quién agradeceremos?, ¿a quién bendeciremos?
¡Al trabajo y la labor!
 
¿Quién nos brindará abrigo cuando haga frío?
¿Y quién en la oscuridad nos ofrecerá luz?
¿Quién extraerá agua del pozo?
¿A quién agradeceremos?, ¿a quién bendeciremos?
¡Al trabajo y la labor!
 
¿Y quién plantó árboles en el jardín,
para frutos y para sombra, toda clase y especie?
¿Y quién en los campos sembró cereales?
¿A quién agradeceremos?, ¿a quién bendeciremos?
¡Al trabajo y la labor!
 
¿Quién nos preparó una pequeña morada,
una cerca para el jardín, una barda para el viñedo?
¿Y quién se esforzó y quién se preocupó en honrar el Shabat y las festividades?
¿A quién agradeceremos?, ¿a quién bendeciremos?
¡Al trabajo y la labor!
 
Por eso trabajaremos, por eso nos cansaremos,
siempre, durante los días laborables.
¡Pesado es el yugo, agradable es el yugo!
Y en los momentos de ocio entonaremos a viva voz
canciones de agradecimiento, canciones de bendición
al trabajo y la labor.
 
Traducción: Belkis Rogovsky
 
EACh-CGG

Dejá tu comentario

Argentina

Embajador Caucino: «Recuperamos la confianza que se había deteriorado cuando se firmó el Memorándum»

Agencia AJN.- Así lo aseguró el embajador de Argentina en Israel, Mariano Caucino, en conversaciones con Agencia AJN. El diplomático celebró haber fortalecido los vínculos de amistad entre ambas naciones: «Estoy satisfecho con lo logrado», remarcó. Sin embargo, fue crítico al momento de referirse al tema del Memorándum: «Recuperamos la confianza que se había deteriorado por la firma».

Publicado

el

Por

embajador mariano caucino

Agencia AJN.- El embajador Caucino recibió a la Agencia AJN en una entrevista exclusiva en la embajada de Tel Aviv en donde destacó haber realizado todo lo posible para «conseguir alcanzar los objetivos trazados que eran recuperar el nivel de confianza en la relación bilateral».

Además, el embajador le confirmó a la Agencia AJN que «es muy positivo el hecho de que el presidente electo Alberto Fernández se ha manifestado en su momento claramente en contra del pacto con Irán». Mientras se refirió al «hecho de que la ex presidente Cristina Kirchner ha admitido en su reciente libro de Memorias que haber firmado ese acuerdo había sido un error».

Durante la entrevista, anunció que dejará la Embajada de Israel el día 7 de diciembre, para luego regresar a la Argentina. También, está preparando una despedida para el día 3 del mismo mes.

¿Cómo evalúa el estado de relaciones entre Argentina e Israel?
Considero que la relación bilateral está atravesando un momento muy positivo. Creo que hemos recuperado la confianza que se había deteriorado seriamente hace algunos años como consecuencia de un triste desencuentro entre nuestros países que tuvo lugar cuando se firmó el llamado Memorándum de Entendimiento con la República Islámica de Irán en enero de 2013. Cuando yo llegué aquí lo hice con el propósito fundamental de cumplir el pedido que me hicieron cuando me designaron que era contribuir a reconstruir los lazos de amistad y confianza entre nuestros países que se habían visto dañados lamentablemente como consecuencia de tales situaciones. Al mismo tiempo, el embajador Ilan Sztulman hizo un trabajo formidable en la Argentina, en un esfuerzo que ahora continua su sucesora Ronen Galit al frente de la Embajada de Israel en Buenos Aires. Hoy creo que podemos decir que hemos cumplido esa misión y la relación ha recuperado el nivel que nunca debió haber perdido en virtud de la gran cantidad de argentinos que viven en Israel -algunos estiman en casi cien mil- y el hecho de que la Argentina es el país con la mayor colectividad judía de toda Iberoamérica.

¿En qué punto se avanzó en la relación bilateral?
Yo entiendo que hemos podido alcanzar un marco de amistad político entre los gobiernos y eso es el punto de partida fundamental para que las relaciones comerciales, culturales, de cooperación científica, en seguridad y en todos los campos puedan desplegarse. Al terminar mi misión estoy satisfecho con lo logrado. Por supuesto hay muchas posibilidades a futuro y diría un sinfín de oportunidades pero todo ello no es posible sin contar con un marco de entendimiento en las relaciones bilaterales. En un futuro seguramente se incrementarán los vínculos comerciales, académicos, científicos y de cooperación. Una gran satisfacción, por ejemplo, fue recibir la visita de importantes dirigentes políticos de todos los partidos de la Argentina quienes vinieron a Israel y pudieron establecer puentes de cooperación. Entre ellos quiero destacar a los gobernadores Juan Manzur (Tucumán) y Gerardo Zamora (Santiago del Estero) y los senadores Omar Perotti (gobernador electo de Santa Fe) y Rodolfo Urtubey (Salta), así como los ministros Lino Barañao o el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj.

¿Cuál fue el principal déficit de la Argentina en la relación?
Tal vez no haber podido cumplir con el objetivo de la visita presidencial del jefe de Estado argentino a Israel puede anotarse como una asignatura pendiente. Más teniendo en cuenta que el primer ministro Benjamín Netanyahu viajó a la Argentina -en una gira que lo llevó a México y Colombia también- hace dos años en la que fue la primera visita de un gobernante israelí a Latinoamérica. Lamentablemente el año pasado teníamos una fecha casi cerrada para el viaje de Macri a Israel pero hubo que postergarlo como consecuencia de la crisis financiera que se desató en nuestro país. Pero en términos generales yo le diría que yo vuelvo con gran satisfacción. Por supuesto, de haber tenido más tiempo podríamos haber hecho más cosas, pero creo que hemos aprovechado cada día y cada hora para conseguir alcanzar los objetivos trazados que eran recuperar el nivel de confianza en la relación bilateral.

Daniel Berliner, director de AJN y Mariano Caucino, embajador de Argentina en Israel

Daniel Berliner, director de AJN y Mariano Caucino, embajador de Argentina en Israel

¿Qué espera ante el cambio de gobierno en relación con Israel? ¿Cómo evalúa la vuelta del peronismo al poder en la Argentina?
Espero que continúen incrementando los vínculos de amistad y cooperación entre nuestros países. Creo que es muy positivo el hecho de que el presidente electo Alberto Fernández se ha manifestado en su momento claramente en contra del pacto con Irán en 2013. Del mismo modo lo hizo entonces Sergio Massa, quien es un importante aliado del nuevo frente oficialista. También debemos ver como dato significativo y positivo el hecho de que la ex presidente Cristina Kirchner ha admitido en su reciente libro de Memorias que haber firmado ese acuerdo había sido un error. Por otro lado, considero que no hay nada para alarmarse sobre el peronismo. Fijese un dato curioso, casi paradójico. El peronismo ha sido acusado de tener inclinaciones fascistas en sus inicios. Sin embargo un dato poco conocido y poco recordado es el hecho de que fue el general Perón quien en 1948 designó a quien sería el primer embajador latinoamericano residente permanentemente en Israel, el embajador Pablo Manguel. Se trataba de una personalidad relevante de la colectividad judía, por su parte, y el padre de los destacados Alberto y Juan Domingo Manguel y abuelo de la periodista Romina Manguel. Por otro lado, hasta el día de hoy, el único presidente argentino en funciones que hizo una visita oficial a Israel fue Carlos Menen, en 1991. Yo mismo siempre he militado en el peronismo y sin embargo debo destacar que el presidente Macri me nombró dos veces embajador, primero en Costa Rica y luego en Israel, y jamás me preguntaron en el gobierno a quien había votado o a qué partido pertenecía. Creo que es un gesto que debe destacarse porque habla de la apertura política e ideológica que a veces no es tan común en nuestro país. Y no solo se trató de mi caso particular. También los embajadores Ramón Puerta (España), Jorge Yoma (Perú), Diego Guelar (China) o José Octavio Bordón (Chile) provienen del justicialismo. Por eso fue un honor para mi realizar el año pasado un homenaje al Embajador Manguel en el 70 aniversario de las relaciones entre la Argentina e Israel. A propósito del homenaje al Embajador Manguel quisiera destacar que en el mismo participaron dos personas a las que estoy eternamente agradecido: el profesor Raanan Rein, vicepresidente de la Universidad de Tel Aviv y agudo historiador sobre la historia reciente de la Argentina, en especial por su rol como autor de trabajos y ensayos de gran calidad y seriedad sobre el peronismo. Y no puedo dejar de destacar el rol de mi amigo y maestro el embajador Atilio Molteni, quien fue representante argentino aquí en Israel hace algunos años y fue siempre una fuente de consejos de inmenso valor para mi.

¿Qué piensa sobre el eventual traslado de la Embajada a Jerusalem?
Pienso que es un asunto delicado que requiere un grado de consenso en la comunidad internacional que aun no se ha alcanzado. Se trata de un tema extremadamente polémico y controvertido y que al día de hoy, solamente dos países tienen su embajada en Jerusalem (Estados Unidos y Guatemala). El resto de las 86 embajadas que están acreditadas en Israel funcionamos en Tel Aviv. Hubo un tercer país que trasladó su representación, Paraguay, pero esa decisión fue revertida a los pocos meses cuando el presidente Mario Abdo (Benítez) sustituyó al presidente Horacio Cartes a pesar de que ambos pertenecen al Partido Colorado. Lo cierto es que se trata de un asunto muy complejo y en el que yo entiendo que debe actuarse con prudencia. Le diré una cosa: yo puedo entender el reclamo legítimo de Israel de elegir cual es su capital como cualquier otra nación y de hecho en Jerusalem trabaja y vive el primer ministro, el presidente del Estado, funciona la Knesset (Parlamento), la Corte Suprema, casi todos los ministerios, con lo cual en los hechos funciona como la capital del país pero también es cierto que la comunidad internacional estableció a través de innumerables resoluciones de Naciones Unidas que el estatus de Jerusalem debe ser arreglado conforme a las normas del derecho internacional y como consecuencia de un acuerdo pacífico y sea sustentable en el tiempo, es decir, que satisfaga a las partes involucradas.

¿Qué tiene pensado hacer al terminar su misión?
Voy a volver a hacer lo que hacía antes: dar clases, leer, estudiar y hacer política. Tal vez juntar fuerzas para escribir otros dos o tres libros que tengo en mi cabeza y que por uno u otro motivo he ido postergando. A veces fantaseo con incursionar en el mundo del periodismo y aprovechar el tener más libertad para emitir opiniones. Usted sabe una cosa, yo no soy diplomático profesional. Yo he sido embajador político, y ello sin embargo me llevó a aprender que cuando uno es embajador debe hacer un ejercicio de prudencia que impide hablar o escribir con plena autonomía para evitar mezclar opiniones personales con las del gobierno o el Estado que uno representa.

Mariano Caucino fue designado embajador en Israel en noviembre de 2017. Nacido en Buenos Aires, en 1976, es abogado egresado de la UBA. Anteriormente se había desempeñado como embajador argentino en Costa Rica. Autor de media docena de libros sobre historia contemporánea y relaciones internacionales, es un especialista en la política exterior rusa y sus relaciones con Occidente.

Seguir leyendo

Israel

Netanyahu le remarcó a Gantz su fracaso para formar gobierno y añadió que no fue culpa de la derecha

Agencia AJN.- En un video Netanyahu criticó a Gantz por fallar en formar un gobierno pero agregando que no fue culpa del Bloque de la Derecha.

Publicado

el

Por

Netanyahu Gantz

Agencia AJN.- El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, lanzó un video en las redes sociales el jueves en el que criticó al líder del partido azul y blanco, Benny Gantz.

«Ustedes estaban dispuestos a darles a los partidos de Haredi todo si se sentaban con ustedes», reveló el primer ministro Netanyahu.

Además, el mandatario israelí añadió: «también estaban dispuestos a sentarse en el gobierno con partidarios del terrorismo que reciben instrucciones de los enemigos de Israel».

Netanyahu advirtió que Israel está en conflicto con Irán que se está formando en varios frentes diferentes y, por lo tanto, «por la seguridad de Israel debemos formar un gobierno de unidad».

«Estoy dispuesto a entrar esta noche en un diálogo con usted sobre esto», le mencionó a Gantz.

«Si trabajamos juntos, tendremos éxito», concluyó Netanyahu.

Las palabras del líder del Likud llegan mientras las posibilidades de unas caóticas terceras elecciones se acercan en el horizonte de los israelíes.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!