Seguinos en las redes

Israel

Hace 26 años se procesó a Klaus Barbie, el “Carnicero de Lyon”

AJN.- Personalmente fue acusado de numerosos crímenes de guerra, entre ellos la captura de cuarenta y cuatro niños judíos escondidos en la villa de Izieu y la tortura y posterior muerte de Jean Moulin, el miembro de la Resistencia francesa de más alto rango jamás atrapado por los nazis. Cuando estaba prófugo vivió en Argentina y Bolivia.

Publicada

el

lyon

En enero de 1987, casi cuarenta y dos años después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, dio comienzo en la ciudad de Lyon el proceso a Klaus Barbie, acusado de cometer crímenes de guerra y de lesa humanidad durante la conflagración bélica.

Barbie nació en Bad Godesberg, Alemania, el 25 de octubre de 1913 y era hijo de dos maestros, Nikolaus Barbie y Anna Hees, quienes se casaron un año después de su nacimiento. Su padre participó en la Primera Guerra Mundial, siendo gravemente herido.

Al culminar el bachillerato, Barbie no pudo ingresar a la universidad pues, habiendo fallecido su padre, su familia no podía costearle los estudios. En 1934 ingresó a las Juventudes Hitlerianas y durante seis meses fue voluntario en un campamento del Servicio Laboral del Reich, del que regreso imbuido de la ideología nazi.

A fines de septiembre de 1935 ingresó a las SS y en mayo de 1937 se afilió al Partido Nacional Socialista Obrero Alemán (NSDAP). Tres años después obtuvo su primer ascenso en las SS, siendo nombrado Untersturmführer (equivalente a subteniente).

Al iniciarse la Segunda Guerra Mundial fue destinado a la Sección IVB4 y enviado a prestar servicios en Ámsterdam. En mayo de 1942 lo trasladaron a la ciudad de Lyon como jefe local de la Gestapo, atribuyéndosele que la oficina a su cargo envió a campos de concentración a 7.500 personas, de las cuales más de 4.400 fueron asesinadas. También arrestaron y torturaron a más de 14.311 combatientes de la Resistencia. Personalmente fue acusado de numerosos crímenes de guerra, entre ellos la captura de cuarenta y cuatro niños judíos escondidos en la villa de Izieu y la tortura y posterior muerte de Jean Moulin, el miembro de la Resistencia francesa de más alto rango jamás atrapado por los nazis. Esto hizo que ganase el apodo de “El carnicero de Lyon”.

Como miles de oficiales de las SS, al ser evidente la derrota del nazismo, volvió a Alemania y obtuvo documentación falsa que le permitió ocultarse de las tropas aliadas en los primeros años de la posguerra. Inicialmente dirigió un cabaret en Munich e hizo tratos en el mercado negro. Posteriormente, al  comenzar la denominada “Guerra Fría”, Barbie fue protegido y empleado por los servicios de contraespionaje del Ejército de los Estados Unidos (CIC), para los que trabajó en Alemania entre 1947 y 1951, en actividades de espionaje y contrainteligencia, especialmente relacionados con sus ex camaradas que pasaron a colaborar con los soviéticos.

Como Francia exigía su extradición y no estaba seguro hasta qué momento el CIC lo protegería, en 1951 se traslado a la Argentina, donde vivió hasta el derrocamiento del Presidente Perón en septiembre de 1955, trasladándose con su familia a Bolivia, donde adoptó el apellido de Altman (el del rabino de su pueblo natal). Allí comenzó a dirigir una serrería en La Paz, negocio al que se dedicó mientras establecía relaciones con ex nazis refugiados en ese país y estados vecinos, y con los militares locales, a quienes asesoró ampliamente en temas de seguridad y contrainteligencia en base a su experiencia. Además organizó grupos paramilitares durante los diversos gobiernos dictatoriales que se sucedieron hasta principios de la década del ’80 del siglo pasado.

Los cazadores de nazis Serge y Beate Klarsfeld lo identificaron y Francia solicitó su extradición en 1974, la cual fue denegada debido a que no existía el correspondiente tratado entre Francia y Bolivia. Sin embargo, cuando asumió el poder un gobierno democrático de centro-izquierda al país, presidido por Siles Suazo, Klaus Barbie fue detenido acusado de haber realizado una estafa y deportado a Francia a fines de enero de 1983, donde se lo detuvo.

Luego de cuatro años de investigaciones, se inició el juicio y se lo acusó de crímenes de guerra y contra la humanidad, y de las deportaciones de poblaciones civiles: la de los 44 niños judíos refugiados en una colonia en Izieu, la redada y posterior deportación de más de 80 personas en la sede de la Unión General de Israelíes de Francia de Lyon, y el denominado "último tren", en el que fueron deportadas entre 300 y 600 personas escasos días antes de la entrada de las tropas aliadas en Lyon. El resto de los crímenes habían prescripto según la ley francesa.

Si bien Barbie negó todos los cargos, los testimonios acumulados en su contra eran incontratables y finalmente fue condenado a cadena perpetúa el 4 de julio de 1987. Falleció en prisión el 25 de septiembre de 1991, enfermo de leucemia.

Dejá tu comentario

Israel

Coronavirus. Israel continúa con el levantamiento de las restricciones y el lunes se reinicia el servicio de trenes

Agencia AJN.- Los ministros de Transporte y Salud llegaron a un acuerdo para reanudar el tráfico ferroviario, casi 3 meses después de su interrupción por la pandemia. Los funcionarios de salud fueron criticados recientemente por retrasar el movimiento 3 veces y ejercer una enorme presión sobre los servicios de autobuses del país.

Publicado

el

Por

tren

Agencia AJN.- El gobierno israelí continúa con el proceso de levantamiento de las restricciones dispuestas para contener la pandemia del COVID-19 y después de casi tres meses se reanudará el próximo lunes el servicio ferroviario luego de varias idas y vueltas.

La reapertura del ferrocarril ha permanecido en duda hasta el último minuto debido a las preocupaciones del Ministerio de Salud de que la medida provocaría otro brote de COVID-19.

La ministra de Transporte, Miri Regev, y el ministro de Salud, Yuli Edelstein, acordaron reiniciar el tráfico ferroviario a pesar de que está pendiente una reunión especial sobre el tema del Comité de Finanzas de la Knesset que incluye a varios funcionarios de salud de alto perfil.

“El público espera el regreso de los trenes, lo que aliviará la presión de los sistemas de autobuses y permitirá el fácil acceso del transporte público a los ciudadanos israelíes”, dijo Regev, quien aclaró que se mantendrá el distanciamiento social, el uso de máscaras y evitar la entrada de pasajeros con fiebre dentro de las estaciones de tren.

Regev visitó el centro de control de Israel Railways el miércoles y aparentemente instruyó al personal a prepararse para la reapertura total del tráfico el próximo lunes, de acuerdo con las pautas de salud.

Los pasajeros deberán cumplir con las órdenes de salud pública y deben seguir las últimas actualizaciones en el sitio web de Israel Railways para obtener más información sobre el horario de trenes actualizado.

Como parte de la estrategia de salida del sistema de transporte público de la crisis, el tráfico ferroviario inicialmente estaba programado para regresar el 17 de mayo. La fecha se retrasó al 1 de junio, pero Edelstein y Regev volvieron a mover el relanzamiento al 8 de junio hace casi dos semanas.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus/Israel. El Ministerio de Salud anuncia que iniciará pruebas serológicas la próxima semana

Agencia AJN.- Se realizarán 70.000 pruebas de anticuerpos en todo el país para ayudar a determinar cuántas personas estuvieron expuestas al COVID-19.

Publicado

el

Por

Virus Outbreak Antibody Tests

Agencia AJN.- El Ministerio de Salud anunció el miércoles que las pruebas serológicas generalizadas comenzarán la próxima semana para ayudar a determinar el grado de exposición de la población al coronavirus. Según se informó, las pruebas de anticuerpos se realizarían en todo el país por organizaciones de mantenimiento de la salud, con unas 70.000 personas inicialmente programadas para ser examinadas.

Algunas pruebas ya comenzaron el miércoles en la ciudad predominantemente ultraortodoxa de Bnei Brak, que en abril se convirtió en la primera ciudad de Israel en ser sometida a un estricto bloqueo debido a su alta tasa de infección.

Las pruebas de anticuerpos se consideran un componente clave para averiguar quiénes han contraído ya la enfermedad, a fin de comprender mejor su propagación y configurar la política antes de un posible segundo brote.

El ministro de Salud, Yuli Edelstein, dijo que las pruebas darían a los funcionarios de salud una “mejor imagen” sobre los focos de virus en el país. “De esa manera podemos enfrentar mejor una ola adicional de coronavirus si, Dios no lo quiera, estalla”, dijo en una declaración el miércoles.

El programa de pruebas fue anunciado a principios de mayo por el director general saliente del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman-Tov, aunque desde entonces ha sido retrasado.

Los resultados de una serie inicial de pruebas serológicas, que se detallaron en un informe el martes, indicaron que unos 200.000 israelíes, o el 2,5 por ciento de la población, han tenido COVID-19, más de diez veces el número de pacientes confirmado.

Los resultados indican una tasa de infección mucho mayor de lo que se pensaba, ya que las estimaciones del Ministerio de Salud y del Consejo de Seguridad Nacional sitúan la tasa en no más del 1% de la población. Sin embargo, esta cifra sigue estando lejos del 60% o más que se requiere para lograr la inmunidad en manada. También indica una posibilidad mucho mayor de lo que se pensaba de que los portadores no sintieran ningún síntoma.

El conjunto de 1.700 pruebas de anticuerpos fue realizado por un equipo del Ministerio de Salud dirigido por el Prof. Daniel Cohen, jefe en funciones de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Tel Aviv, con la ayuda del servicio de ambulancias Magen David Adom. Las pruebas son una muestra representativa de la población en edad, género y lugar de residencia, dijo el diario Haaretz en su reporte del martes.

Las pruebas de anticuerpos son diferentes de las pruebas de hisopado nasal que se usan actualmente para diagnosticar infecciones activas. En cambio, las pruebas buscan proteínas sanguíneas llamadas anticuerpos, que el cuerpo produce días o semanas después de combatir una infección. La mayoría utiliza un pinchazo en el dedo de la sangre en una tira de prueba. Una prueba de anticuerpos podría mostrar si el sujeto tuvo COVID-19 en el pasado reciente, lo que la mayoría de los expertos piensa que le da a la gente alguna protección.

Se dice que la fiabilidad de las pruebas está entre el 95% y el 98%, pero no indican si la persona todavía tiene el coronavirus o si se ha recuperado.

El gobierno espera que al realizar pruebas serológicas generalizadas, podrá determinar si Israel se acerca a la inmunidad de manada o si no está preparado para un resurgimiento del virus.

Bar Siman-Tov había dicho que si sólo un pequeño porcentaje de los israelíes presentan anticuerpos contra el COVID-19, eso podría indicar que el sistema de salud del país podría verse colapsado durante un futuro brote.

Las pruebas de anticuerpos llegan cuando el país ha visto un aumento en los casos de COVID-19 durante la última semana, lo que hace temer un resurgimiento del virus y una posible segunda ola.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!