Seguinos en las redes

Cultura

Hoy en la historia judía / Nace la primera astronauta judeo americana que fue al espacio

AJN.- Judith Resnik fue reclutada por la NASA y falleció con otros cinco miembros de tripulación en una explosión en el trasbordador espacial Challenger el 28 de enero de 1986. Ella ya había hecho un vuelo de este tipo en 1984. Su carrera en la agencia espacial incluyó no solo entrenamiento sino también trabajo de ingeniería para desarrollar software y hardware.

Publicada

el

Hoy en la historia judía / Nace la primera astronauta judeo americana que fue al espacio

El 5 de abril de 1949 nació Judith Resnik, ingeniera eléctrica que se convirtió en astronauta de la NASA y que falleció con otros cinco miembros de tripulación en una explosión en el trasbordador espacial Challenger el 28 de enero de 1986. Ella ya había hecho un vuelo de este tipo en 1984 y fue la primera judeo americana en ir al espacio y la segunda astronauta americana después de Sally Ride.

En enero de 1978 Resnik fue una de las seis mujeres aceptadas por NASA. Su carrera en la agencia espacial incluyó no solo entrenamiento sino también trabajo de ingeniería para desarrollar software y hardware.

El vuelo STS-51-L iba a durar seis días y Resnink iba a asistir en el lanzamiento de un pequeño satélite llamado Spartan Halley, el cual iba a estar dos días fotografiando al Cometa Halley mientras se acercaba al sol, antes de volver al trasbordador Challenger.

El lanzamiento fue demorado varias veces debido a una variedad de problemas técnicos y también por una ola de frío esa semana en Cape Canaveral, Florida. El despegue ocurrió la mañana del 28 de enero de 1986. Solo 73 segundos después, en una altitud de 14.000 metros, una explosión mató a todos los que estaban a bordo. Los investigadores descubrieron numerosas deficiencias en el equipo y el procedimiento.

JC

Dejá tu comentario

Cultura

Quentin Tarantino y su esposa alquilaron una casa de lujo en Tel Aviv

Agencia AJN.- El director de cine Quentin Tarantino y su esposa israelí Daniella Pick alquilaron una casa por 80.000 shekels por mes en un área acomodada en el norte de Tel Aviv.

Publicado

el

Por

tarantino

Agencia AJN.- El aclamado director de cine y su esposa modelo israelí, Daniella Pick, adquirieron una casa de dos pisos y 500 metros cuadrados en un lote con otros 100 metros cuadrados de jardín por un valor de 80.000 shekels por mes. La residencia se encuentra cerca de Tony Kikar Hamedina, en una zona repleta de boutiques, cafeterías y gimnasios.

La pareja se casó el año pasado en su casa de Beverly Hills, y el embarazo de Pick se anunció a fines de agosto. Este es el primer matrimonio de Tarantino, de 56 años, y Pick, de 35 años.

tarantino
Quentin Tarantino y Daniella Pick
 
Según Globes, los dos adquirieron una casa de dos pisos de 500 metros cuadrados que se encuentra en un lote de 600 metros cuadrados y está ubicada cerca de la plaza más grande de Tel Aviv, Kikar Hamedina.

El área metropolitana está llena de boutiques, cafeterías y gimnasios.

Daniella Pick es modelo e hija del famoso músico israelí, Svika Pick. Los dos se conocieron mientras Tarantino promocionaba su película de 2009 en Israel, Inglorious Basterds, que contaba la historia de un grupo de soldados judíos que mataron a nazis durante la Segunda Guerra Mundial.

Tarantino y Pick se comprometieron en julio de 2017 y se casaron en noviembre de 2018 en una ceremonia íntima en su casa de Beverly Hills.

A la ceremonia repleta de estrellas asistieron muchos de los colaboradores frecuentes del ganador del Oscar, incluidos Uma Thurman, Samuel L. Jackson y Bruce Willis.
  
Según Daniella Pick, a Tarantino le gusta mucho estar en Israel.

«Quentin también viene conmigo casi cada vez que vuelo a Israel y sale cuando estamos mucho aquí», reveló.

Seguir leyendo

Cultura

Mañana se recordará “La Noche de los Cristales Rotos”, el pogrom nazi que dio inicio al Holocausto

Agencia AJN.- En la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938, las milicias paramilitares nazis asesinaron a unos 400 judíos, confinaron a otros 30.000 en los campos de concentración, destruyeron unos 8.000 comercios de su propiedad, atacaron 1.574 sinagogas alemanas -prácticamente todas-, la mayor parte de las 94 de Viena y muchos cementerios.

Publicado

el

Por

kristallnacht (1)

Agencia AJN.- Mañana se cumplirán 81 años de la denominada “Kristallnacht”, traducida al castellano como “La noche de los cristales rotos”, cuando del 9 al 10 de noviembre de 1938, hordas nazis llevaron a cabo un pogrom contra la población judía de Alemania, la Austria ya anexada y la zona de los Sudestes de la entonces Checoslovaquia.

Durante ese trágico episodio, las milicias paramilitares nazis -muchos de sus miembros estaban vestidos de civil- de las Schutzstaffel (SS) y las Sturmabteilung (SA) asesinaron a unos 400 ciudadanos judíos, confinaron a otros 30.000 en los campos de concentración de Dachau, Buchenwald y Sachsenhausen y destruyeron unos 8.000 comercios de su propiedad.

Además, atacaron 1.574 sinagogas alemanas -prácticamente todas-, la mayor parte de las 94 de Viena y muchos cementerios.

El simbólico saldo fue una alfombra de vidrios sobre las calles, que dio lugar al nombre del pogrom.

El gobierno nazi anunció que se había tratado de una reacción espontánea al asesinato de Ernst vom Rath, un oficial de la embajada alemana en París, por parte del joven polaco de 17 años Herschel Grynszpan, tras la expulsión de tierras germanas de miles de judíos de esa nacionalidad.

El ministro de Propaganda, Joseph Goebbels, acusó al “judaísmo mundial” y anunció que las manifestaciones no serían obstaculizadas.

Luego, el jefe de la Policía de Seguridad (Sicherheitspolizei), Reinhard Heydrich, envió un telegrama urgente a las oficinas centrales y estaciones locales de la Policía Estatal y a los líderes de las SA con instrucciones específicas: los alborotadores “espontáneos” no podían dañar a personas o propiedad no judía, ni agredir a extranjeros -incluso judíos- y debían sacar y transferir al Servicio de Seguridad (Sicherheitsdienst) los archivos de las sinagogas antes de destrozarlas.

Las órdenes también indicaban que los oficiales de la Policía debían arrestar a la mayor cantidad de judíos, preferentemente hombres jóvenes y sanos.

El gobierno alemán declaró que los judíos eran culpables del pogrom, le impuso una multa de mil millones de reichsmark a la comunidad judía y confiscó las indemnizaciones de las compañías de seguro.

En las semanas siguientes, promulgó docenas de leyes y decretos destinados a privar a los judíos de sus propiedades y medios de vida, que con el tiempo se agravaron y derivaron en el Holocausto.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!