Seguinos en las redes

Israel

Informe Especial: Los escribas que copian los textos sagrados de la tradición judía

AJN.- El oficio del sofer (escriba) en la tradición judía comenzó hace más de 3 mil años, cuando Dios le entregó a Moisés la Torá. Desde entonces los rituales litúrgicos, el estudio de las letras, las palabras y los materiales para confeccionar las escrituras sagradas son respetados "al pie de la letra" por cada nuevo sofer. Cómo se elige la profesión, cómo son las jornadas laborales y cómo se evitan las falsas imitaciones son algunos de los temas que Netanel Duer y Jacobo Blanga, ambos escribas, conversaron con la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Video disponible.

 

Publicada

el


Existen ciertas profesiones que requieren niveles de concentración y normas de exigencia capaces de estresar a cualquiera, sin embargo, para Jacobo Blanga y Netanel Duer, escribas de la comunidad judía argentina, "el estrés queda fuera del lugar de trabajo" porque su tarea requiere la máxima concentración y compromiso con lo sagrado.

Netanel Duer, rabino de la comunidad Yeshurun, es sofer desde hace nueve años y reparte sus tareas diarias entre su trabajo comunitario y su profesión, que consiste en redactar todo tipo de escrituras sagradas como ser: la Torá, los Tefilim (lo usan los hombres para definir un pacto entre Dios y su pueblo), las Mezuzot (pergamino que se coloca en las puertas de las casas para proteger la vivienda) y las Meguilot (relatos bíblicos).

Duer destacó en diálogo con AJN la importancia del cumplimiento de las leyes previas a la escritura de este tipo de textos porque considera que su "inalterable variación" es lo que permite la transmisión de valores de generación en generación.

Jacobo Blanga, también sofer, trabaja para diferentes comunidades de Capital Federal y el interior del país y se dedica a esta tarea desde hace cuarenta años, lo que el mismo llama "toda una vida".

Con relación a los ritos previos que la religión impone, Blanga señaló a AJN: "Yo digo una breve plegaria que dice así: ´Sea la voluntad de Dios que lo que yo voy a empezar a escribir y a trabajar no caiga en equivocaciones y errores para que los hijos de Israel puedan usar lo sagrado como corresponde´", explicó, y aseguró que mientras está escribiendo no atiende llamados, timbre ni nada que pueda desconcentrarlo.

La Torá tiene 62 pergaminos, 305.804 letras, 79.976 palabras y 5.845 versículos. Para redactar una nueva, cuyo valor oscila alrededor de 40.000 dólares, se requieren entre dos y tres años de trabajo intenso y jornadas laborales con clima propicio para el secado de la tinta.

Las escrituras deben ser hechas sobre cuero de animales considerados "casher" (aptos) y la pluma debe ser de pavo con una ranura especial que no permita el derramamiento de tinta. Además, no se escribe con metal porque con ese material se fabrican las armas.

Cada sofer eleva una plegaria antes de comenzar su tarea y se rige, al pie de la letra, a las normas que indican libros como el "Shulján Aruj" que enseña cómo debe ser la tipografía ashkenazi y sefardí.

En caso de incurrir en errores existen algunas técnicas modernas que permiten las enmiendas, "salvo en los apodos del Todo Poderoso", como explican los escribas, y nada de lo que se desecha puede ser arrojado a la basura, sino enterrado en una parcela especial del cementerio judío.

"El sofer tiene que ser respetuoso y temeroso de la palabra divina, por eso la escritura debe ir acompañada del estudio y el repaso. Yo repaso dos leyes por día porque estudiar es sembrar y repasar es cosechar", dijo Duer a AJN.

"La Torá no se escribe de memoria, y yo no confío en mi memoria, leo la Torá en el templo y cuando me siento, mi cabeza está concentrada en esto. Acá, un segundo que uno se distrae puede convertirse en un error", comentó Blanga quien ya lleva en su haber 11 libros de Torá escritos por él.

Consultados sobre la industria de productos religiosos falsos, escritos en cualquier tipo de papel y sin el seguimiento de las reglas halájicas, Blanga, recordó que en más de una oportunidad le tocó abrir un tefilin y encontrar en su interior "un carozo de aceituna".

"Las señoras se acercan a mi creyendo que compraron algo verdadero porque viene en unos estuches de oro y plata", comentó. "Es el engaño a los turistas que compran y no vuelven más a reclamar", añadió el sofer.

Por su parte, Duer lamentó que en "algo tan importante se juegue con la confianza que les tiene la gente a través de foto duplicaciones o fotocopias con papel símil cuero a las que le falta o sobra alguna letra".

Y agregó: "Con eso, no cumplís nada, pensás que cumplís y estás desprotegido de la mitzvá. Es como tener hambre y ver una foto de un sándwich, uno lo ve pero no se llena…, ironizó Duer.

Ambos explicaron que existen ciertos tips que, los entendidos, pueden utilizar para comprobar la autenticidad de una escritura sagrada como revisar el pelaje que queda adherido al cuero, los poros del animal o la reacción que produce el fuego a la hora de quemar los pergaminos verdaderos.

Entendiendo a la profesión de sofer como la más antigua para el judaísmo, resulta inevitable pensar cómo esa tradición logra mantenerse en tiempos posmodernos y de alta producción tecnológica.

Sin embargo, tanto Blanga como Duer coincidieron en resaltar la importancia del cumplimiento de los preceptos previos y posteriores a la escritura pero, en el caso de Blanga, explicó que suele viajar a Israel dos veces por año para traer nuevos materiales que facilitan la tarea, como ser cuenta renglones automáticos y tintas de mejor calidad, e incluso entiende el uso de la computadora "como una necesidad que trabaja mejor que el ojo humano" para detectar posibles errores.

Según relató Duer, en la Argentina hay alrededor de 25 escribas.

El Seminario Rabínico Latinoamericano, Marshal T. Meyer, dicta, no de manera permanente, cursos de formación de sofrim.

Preocupado por el futuro de la profesión Blanga contó a AJN que existe un párrafo en el Talmud que dice que "el sofer nunca será rico escribiendo porque en caso de llegar a serlo querrá dejar de escribir y un sofer debe seguir siéndolo hasta el último día de su vida".

"Nadie quiere tomar esta responsabilidad, este trabajo de sentarse horas y horas y horas y levantarse con dolor de espaldas, a nadie le gusta. Yo ya estoy acostumbrado", expresó Blanga e hizo un pedido muy especial: "Busquemos una forma de que haya, en este oficio, continuidad, que no se pierda, porque con el correr del tiempo, la modernización conseguirá menguar los tesoros de la religión judía".

SJS-ND

Dejá tu comentario

Israel

Coronavirus. Autoridades del Ministerio de Salud se reúnen en medio de un aumento repentino en los casos de virus

Agencia AJN.- Los funcionarios están preocupados por el relajamiento de la gente hacia las directrices sanitarias. Niños en Tel Aviv y el personal del hospital en Hadera entran en cuarentena después de detectarse casos diagnosticados.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- El gabinete del Ministerio de Salud se reunió hoy para discutir un aumento preocupante en las infecciones en el país, en medio del relajamiento de la población ante las medidas de distanciamiento social dispuestas por el gobierno tras el levantamiento de las restricciones establecidas para contener la pandemia del COVID-19.

Los funcionarios revisaron los últimos números de infección y discutieron posibles cursos de acción para enfrentar el aumento de pacientes y evitar una mayor regresión.

Antes de la reunión, un funcionario de Salud le dijo al sitio de noticias Ynet: “Está claro para nosotros que las normas no se están cumpliendo en absoluto, especialmente en las escuelas”.

La reunión se produjo cuando las cifras del jueves por la noche mostró 79 casos nuevos en las últimas 24 horas, después de semanas en las que los nuevos diagnósticos rondaban las 20 o menos por día.

El viernes por la mañana se diagnosticaron 15 casos más. Aún así, el número de infectados continuó en descenso y el total de infectados llegó a 16.887 pacientes, la mayoría recuperados. Las personas en estado grave se mantuvo en 37 pacientes, de los cuales 36 son asistidos con respiradores. Mientras tanto, 35 estaban en condiciones moderadas y el resto solo veía síntomas leves.

También el viernes se informó que unos 30 niños en un preescolar migrante en el sur de Tel Aviv, así como tres miembros del personal, fueron ingresados en cuarentena después de que un niño fue diagnosticado con el virus. En los últimos días, los niños de varias escuelas y centros preescolares del centro de Israel fueron enviados a cuarentena después de que se diagnosticaron infecciones entre los alumnos.

En el Centro Médico Hille Yaffe de Hadera, 41 miembros del personal médico entraron en cuarentena después de que dos enfermeras contrajeron el virus.

La prensa israelí informó que los funcionarios de salud estaban revisando informes de que un número significativo de las infecciones en los últimos días provenían de la población de trabajadores migrantes y refugiados.

Un funcionario no identificado dijo a Canal 12 que había preocupación de que los migrantes pudieran tener tasas de infección más altas.

coro1

Sharon Tel, directora ejecutiva de la ONG Elifelet para niños refugiados, dudaba, declaró a Kan que los migrantes generalmente eran muy adherentes a las directrices del Ministerio de Salud, el distanciamiento y el uso de máscaras.

La tendencia a la baja en los casos diagnosticados en las últimas semanas parecía estar amenazada en los últimos días por brotes renovados en las escuelas.

Dieciocho estudiantes y miembros del personal de una escuela secundaria de Jerusalem arrojaron resultado positivo en el análisis de coronavirus cuando se realizaron pruebas intensivas el jueves después de que inicialmente se descubriera que tres estudiantes estaban infectados. Los estudiantes y el personal quedaron en cuarentena y se están realizando pruebas masivas para encontrar otros casos potenciales.

Los casos en instituciones educativas en Bat Yam, Or Yehuda, Rehovot y otros lugares han enviado a muchos más a la cuarentena.

A pesar del aumento en los casos, el gobierno ratificó la decisión de que las instituciones de educación superior y los grupos juveniles podrán operar desde el domingo, bajo las restricciones del Ministerio de Salud.

coro

El gabinete de coronavirus recientemente instituido encargado de facilitar la respuesta del gobierno al virus también está preocupado de que menos personas vayan a hacerse la prueba. Aunque en el apogeo de la pandemia se realizaban pruebas de entre 13.000 a 14.000 personas todos los días, los números han disminuido considerablemente en las últimas semanas para situarse en alrededor de 5.000 y 6.000 por día a medida que menos personas experimentan síntomas.

Con las últimas semanas viendo una fuerte caída en el número de nuevos casos de virus, el país levantó las restricciones de movimiento, negocios e instituciones educativas.

Los restaurantes, pubs, hoteles, piscinas y otros establecimientos comenzaron a abrir y albergar a los clientes desde el miércoles, después de que las autoridades dieron el visto bueno para aliviar las restricciones de la pandemia.

Seguir leyendo

Israel

Israel. Este domingo se reanudan las clases en universidades e institutos de educación superior

Publicado

el

Por

.

Agencia AJN.- Las instituciones de educación superior de Israel volverán a abrir a partir del domingo y los movimientos juveniles también podrán reanudar sus operaciones, tal como se decidió este jueves. El anuncio fue hecho por el Ministro de Salud Yuli Edelstein, el Ministro de Educación Yoav Gallant y el Ministro de Educación Superior Ze’ev Elkin, ya que la tendencia a la baja de las infecciones en todo el país continuó a pesar del aumento de casos en el sistema educativo reabierto.

Se permitirá el funcionamiento de las universidades y colegios si no hay más de 50 personas en un evento o conferencia, se mantiene una distancia de dos metros entre las personas a menos que estén haciendo una actividad que requiera contacto físico como el deporte, y todos deben llevar máscaras.

Sin embargo, se dice que las universidades y colegios no están contentos con el anuncio de que las clases se reanudarán el domingo en la víspera de la festividad de Shavuot, que transcurrirá durante el fin de semana, lo que significa que no habrá tiempo para prepararse.

El diario Haaretz informó que la Universidad Ben Gurion de Beersheba dijo que las clases continuarían en línea con la excepción de los trabajos de laboratorio y las clases prácticas. Se esperaba que otras universidades hicieran anuncios similares.

Además, las escuelas y los jardines de infantes reabrirán en las áreas donde permanecían cerrados debido a que anteriormente eran centros de brotes.

Los anuncios llegaron cuando los casos de coronavirus aumentaron en el sistema educativo reabierto. Se anunció el jueves por la tarde que cinco profesores y seis estudiantes han sido diagnosticados en una escuela secundaria de Jerusalén que ha estado cerrada durante una semana.

Un estudiante de noveno grado del Gimnasio Hebreo del barrio de Rehavia fue diagnosticado inicialmente con COVID-19 el martes, por lo que 210 compañeros y profesores fueron enviados a la cuarentena durante 14 días. La escuela, que tiene 1.200 estudiantes, permanecerá cerrada por lo menos una semana y volverá a los estudios en línea.

El alcalde de Jerusalem, Moshe Lion, arregló con la administración del hospital Hadassah Ein Kerem que los 180 miembros del personal de la escuela sean examinados para COVID-19 en el centro médico el domingo.

También el jueves, dos hermanas de la ciudad central de Israel, Bat Yam, fueron diagnosticadas con coronavirus, habiéndolo contraído de su madre, según informó el Canal 12.

Una de ellas es una estudiante de décimo grado en la escuela secundaria de la ciudad de Shazar, con 28 de sus compañeros de clase y 10 miembros del personal entrando ahora en aislamiento. La otra asiste a un jardín de infantes, cuyos 35 niños y cuatro miembros del personal han sido puestos en cuarentena.

Según la última actualización del Ministerio de Salud el jueves por la mañana, hubo 1.890 casos activos de coronavirus en el país, continuando una tendencia descendente ahora amenazada por los nuevos brotes en las escuelas.

El número total acumulado de casos fue de 16.809. No se informó de ninguna muerte adicional, y el recuento de fallecidos se mantiene en 281 desde el lunes.

El recién instituido gabinete de coronavirus encargado de facilitar la respuesta del gobierno al virus está preocupado de que mientras el número de casos activos sigue disminuyendo, menos personas acuden a hacerse la prueba, según el Canal 13, que también dijo que los ministros habían expresado su preocupación de que aún menos israelíes buscarán hacerse la prueba durante el feriado de Shavuot el viernes.

En las últimas semanas se ha producido un fuerte descenso en el número de nuevos casos de virus, y el país ha levantado las restricciones a la circulación, las empresas y las instituciones educativas. Restaurantes, pubs, hoteles, piscinas y otros establecimientos comenzaron a abrir y a recibir clientes el miércoles, horas después de que las autoridades dieran el visto bueno para aliviar las restricciones de la pandemia y permitir que algunos de los últimos negocios que quedaban cerrados volvieran a abrir.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!