Seguinos en las redes

Coronavirus

Israel comienza el ensayo clínico de fase II de su vacuna contra el coronavirus

Agencia AJN.- El primer voluntario de la segunda etapa recibió la inyección en Áshkelon con la presencia del presidente Rivlin. Se espera que otros cinco voluntarios reciban sus primeras dosis a finales de esta semana.

Publicada

el

Captura de pantalla 2021-01-05 a las 12.30.35 p.m.

Agencia AJN.- Este martes, fue vacunado el primer voluntario del ensayo clínico de segunda fase para la Brilife, la vacuna contra el COVID-19 desarrollada en Israel. El ciudadano proveniente de la ciudad de Elad fue inoculado en el Centro Médico Barzilai en Ashkelon, ante la presencia del Presidente israelí Reuven Rivlin.

Se espera que los próximos cinco voluntarios reciban sus primeras dosis a finales de esta semana.

Brilife fue desarrollada por el Instituto de Investigación Biológica de Israel, dependiente del Ministerio de Defensa. El ensayo de fase I de la vacuna se completó a finales de noviembre, y consistió en la vacunación de unos 80 voluntarios de entre 18 y 55 años de edad en el Centro Médico Hadassah de Jerusalem y en el Centro Médico de Sheba de Ramat Gan. No se identificaron efectos secundarios significativos.

Hasta ahora, según un comunicado de la Residencia Presidencial, unos 350 voluntarios potenciales se han registrado para la fase II del ensayo, que incluirá en última instancia 1.000 voluntarios sanos de 18 años o más, incluyendo ancianos. El objetivo de esta fase es completar las precauciones de seguridad de la vacuna, determinar las dosis efectivas y determinar con más detalle la eficacia de la vacuna.

Si el ensayo de la fase II tiene éxito, permitirá iniciar un ensayo de la fase III a gran escala para probar la eficacia de la vacuna con la participación de hasta 30.000 voluntarios en Israel y en el extranjero. Sería la fase final necesaria para lograr la aprobación de la vacunación.

Coronavirus

Coronavirus. Universidad israelí desarrolla una prueba para identificar las mutaciones británica y sudafricana

Agencia AJN.- La Universidad Ben Gurión creó un método sencillo y barato para detectar las variantes del virus a través de las aguas residuales de la ciudad de Beersheba.

Publicado

el

Por

Captura de pantalla 2021-03-02 a las 5.05.24 p.m.

Agencia AJN.- La Universidad Ben Gurión ha desarrollado una prueba rápida y económica para identificar las variantes británicas y sudafricanas del coronavirus, lo que reduce el tiempo necesario para determinar si una infección está causada por una variante a cuestión de horas.

El método actual para detectar variantes implica la secuenciación de todo el genoma del virus, lo cual es caro y requiere mucho tiempo. El nuevo método utiliza dos pruebas rápidas RT-qPCR basadas en la supresión de genes que diferencian las variantes de la cepa original.

Las pruebas ya han detectado con éxito la variante británica en muestras de aguas residuales de Beersheba.

“Mi laboratorio ha estado trabajando duro durante toda esta pandemia para proporcionar herramientas de alerta temprana y detección. Nuestro sistema de detección del coronavirus en las aguas residuales completó con éxito un programa piloto en 14 ciudades de Israel”, dijo el profesor Ariel Kushmaro, que supervisó el desarrollo del nuevo método.

“Seguimos perfeccionando nuestra investigación al servicio de la humanidad”, agregó Kushmaro.

El método fue desarrollado por la Dra. Karin Yaniv y el Dr. Eden Ozer. Kushmaro y Yaniv son miembros del Laboratorio de Biotecnología Ambiental de la Universidad Ben Gurión y del Departamento de Ingeniería Biotecnológica Avram y Stella Goldstein-Goren.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus/Israel. Ministerio de Salud asegura haber detectado el primer caso de la variante de Nueva York en el país

Agencia AJN.- Se trata de tres personas de la misma familia que no cooperan con los rastreadores de contactos estrechos. Una investigación preliminar en los Estados Unidos sugiere que la mutación podría reducir la eficacia de la vacuna.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- El Ministerio de Salud de Israel informó el martes de que ha identificado tres casos de la llamada variante neoyorquina del coronavirus. Se trata de la primera vez que se encuentra la mutación en el país.

Si bien dijo que los tres casos pertenecían a la misma familia, el ministerio no aclaró si habían viajado a los Estados Unidos recientemente.

Según el Canal 13 de noticias, los tres identificados no están cooperando con los investigadores epidemiológicos, por lo que aún no está claro dónde lo contrajeron.

Además, el ministerio dijo que se han encontrado dos casos de la variante B.1.525. Se cree que esta variante es originaria de África y tiene características similares a la llamada mutación sudafricana, que es más resistente a las vacunas que otras variantes. La mutación ya se ha detectado en el Reino Unido, Estados Unidos, Nigeria y Jordania.

Dos grupos de investigación, el de Caltech y el de la Universidad de Columbia en Nueva York, publicaron la semana pasada artículos en los que describen sus hallazgos sobre la variante neoyorquina. Ninguno de los dos trabajos ha sido publicado o revisado por otros científicos.

Pero ambos grupos señalaron que la nueva variante tiene una mutación que podría debilitar la eficacia de las vacunas.

También descubrieron que los pacientes infectados con el virus mutado, detectado por primera vez a finales de noviembre, tenían más probabilidades de ser mayores y de haber sido hospitalizados.

Los virus mutan constantemente a medida que se propagan y hacen copias de sí mismos. Algunos cambios genéticos pueden ser preocupantes, sobre todo si contribuyen a que el virus se propague más fácilmente, lo hagan más letal o reduzcan la eficacia de las vacunas. Los científicos utilizan la secuenciación del genoma y otras investigaciones para averiguar cuáles son los problemas potenciales.

A lo largo de la pandemia han ido apareciendo nuevas variantes, pero hasta ahora tres se han considerado las más preocupantes: la británica, la sudafricana y la brasileña, que se han extendido por varios países.

La mutación británica, que es muy contagiosa, es ahora la responsable de casi todas las nuevas infecciones por coronavirus en Israel.

Las puertas de entrada terrestres y aéreas de Israel han estado cerradas en su mayor parte desde el 25 de enero, con el aeropuerto de Ben Gurión cerrado para todos, excepto para unos pocos vuelos especiales de las aerolíneas israelíes y algunas extranjeras para traer de vuelta a los ciudadanos varados en el extranjero, dejando a miles de personas sin poder regresar.

La entrada en el país ha requerido un permiso especial del gobierno que se concede caso por caso antes de un vuelo, ya que los funcionarios están preocupados por la posibilidad de que lleguen al país cepas más contagiosas del coronavirus desde el extranjero. Sin embargo, los ministros votaron el martes a favor de reducir el trabajo del panel y poner menos limitaciones a los israelíes que regresan.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!