Seguinos en las redes

Israel

Israel/Memorándum. El memorándum firmado entre Argentina e Irán presenta signos de interrogación sobre su viabilidad, según experto de la Universidad Hebrea de Jerusalem

AJN.- (Por Fernando Olschansky) Así lo expresó el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Hebrea de Jerusalem, Yuval Shany, quien visitó recientemente Argentina y Chile. “La cooperación con un gobierno como el de Irán, que tiene funcionarios sospechados de estar involucrados en el atentado, presenta signos de interrogación acerca de si dicha cooperación es viable o no”, indicó. Shany fue nombrado en septiembre de 2012 como miembro del Comité de Derechos Humanos de la ONU.

Publicada

el

descarga

El Decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Hebrea de Jerusalem, profesor Yuval Shany, visitó recientemente Argentina y Chile. En una entrevista exclusiva con la Agencia Judía de Noticias, el experto en Derecho Internacional opinó, entre otros temas, sobre el acuerdo firmado entre Argentina e Irán para la investigación conjunta del atentado a la AMIA, ocurrido en 1994. “Desde el punto de vista jurídico un país debe investigar un atentado terrorista que ocurrió en su territorio para encontrar a los responsables y dar una condena ejemplar e indemnizar a las víctimas. El país puede ser asistido por cualquier factor que tenga información de los ataques. Pero éste debe actuar con principios para una investigación efectiva”, dijo.

Yuval Shany, estuvo recientemente en Argentina y Chile, en el marco de las actividades que “la Universidad Hebrea de Jerusalem (UHJ) diagrama en conjunto con universidades de Sudamérica”. El experto contó que el motivo de su visita incluye “agradecer a las comunidades judías del continente que apoyan a la UHJ, y crear además un diálogo profesional en mi materia, Derecho y Derechos Humanos con juristas locales”. La visita incluyó dos países: Chile y Argentina.

En relación al Memorándum de Entendimiento firmado entre Argentina e Irán, Shany opinó: “Desde el punto de vista jurídico un país debe investigar un atentado terrorista que ocurrió en su territorio para encontrar a los responsables y darles una condena ejemplar, así como también indemnizar a las víctimas”.

En este sentido, el jurista agregó: “Desde el punto de vista jurídico un país puede ser asistido por cualquier factor que tenga información de los ataques. Pero este país debe actuar con principios y llevar a cabo una investigación efectiva”. Para Shany, “la cooperación con un gobierno como el de Irán, que tiene funcionarios de gobierno sospechados de estar involucrados en el atentado, presenta signos de interrogación acerca de si dicha cooperación es viable o no”.

Recientemente se cumplieron 6 meses de la aprobación de la Ley que convalidó el Memorándum de Entendimiento con la República Islámica de Irán. Por su parte, la DAIA emitió un comunicado adjunto, en el que reafirmó su oposición a dicho acuerdo.

Shany, actualmente forma parte de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, y es el segundo israelí en ocupar dicho cargo.

Al ser consultado por la legalidad de los asentamientos, el profesor universitario explicó que el tema “es algo complicado, como todo lo que está relacionado con Israel ”.

“Existe la Convención de Ginebra, de 1949, que Israel firmó y es parte de ella. Ésta prohíbe llevar gente a ‘territorios ocupados’ y por esto la mayor parte del mundo piensa que los asentamientos no son legales”, profundizó.

El experto indicó que “la complicación aquí es que hay una negociación entre palestinos e israelíes que avanza en On Off desde los últimos 20 años”. Shany agregó que “en el marco de estas negociaciones, al menos por el Acuerdo de Oslo, los asentamientos son un tema que el futuro de los mismos será determinado tras los resultados de las negociaciones”.

“Básicamente la política de los asentamientos es que éstos en sí no son legales, pero la situación en la que ambas partes- israelíes y palestinos- se encuentran, es producto de la situación de esta ilegalidad, que a su vez es un resultado acordado para aclarar en un proceso político.  Dicho proceso a fin de cuentas podría llevar a que gran parte de los asentamientos o los colonos permanecieran allí, es decir que palestinos e israelíes acuerden dejarlos en el lugar a cambio de territorios”, puntualizó.

En relación a la actual situación en Egipto, Shany explicó que “lo que pasa en Egipto es una tragedia desde el punto de vista humano”.

“Yo no soy de los que simpatiza con el anterior gobierno egipcio”, indicó el experto, quien además agregó: “El mismo era un régimen con una concepción religiosa y que en materia de Derechos Humanos tuvo muchos problemas. No obstante, la situación ahora se deterioró aún más y tenemos un gobierno para nada democrático que asesina civiles. Egipto es un país muy importante en la región y el hecho de que ahora  pase a ser inestable y muy violento obviamente no es nada bueno para Israel”, indicó..

Respecto a su rol que ocupa en la ONU, el israelí expresó: “Estoy en un momento muy importante profesionalmente, ya que en septiembre último fui seleccionado para ser miembro del Comité de Derechos Humanos de la ONU, lo que representa para mí un gran honor”. Shany remarcó además que “el gobierno de Israel” siempre lo “apoyó y ayudó” y que además fue “elegido como experto independiente” y en “esta función comparto el puesto con 18 expertos de diferentes partes del mundo”.

Sobre la función en la ONU, el decano explicó: “Lo que hacemos es examinar la situación en Derechos Humanos en todo el mundo”. Asimismo añadió: “La visita a Chile fue importante para mí porque este año observaremos la situación en ese país”.

Por último Shany deseó agregar que “la Universidad Hebrea Jerusalem es muy buena a nivel internacional” y que “sus programas académicos, que son de muy alto nivel, están abiertos a los jóvenes de todo el mundo”.  Asimismo agregó: “Tenemos programas en inglés, programas de intercambio y de verano y una escuela de alumnos internacional que mantiene relaciones profesionales con diferentes institutos de países del mundo. Los invito a que vengan a estudiar”.

FO

Dejá tu comentario

Israel

Elecciones 2019. Mayor participación de los israelíes en la segunda elección del año

Agencia AJN.- La participación alcanzaba el 26.8% al mediodía, 2 puntos por encima de los comicios de abril. Los principales líderes ya emitieron su voto. El presidente Rivlin dijo que hará todo para evitar una tercera vuelta a las urnas. Seguí por AJN las elecciones en Israel

Publicado

el

Por

ele5

Agencia AJN.- La participación de los israelíes en esta segunda elección nacional fue la más alta en décadas, según confirmaron las autoridades electorales

Los israelíes votaron por segunda vez en cinco meses después de que las elecciones de abril cuando el primer ministro Benjamin Netanyahu no logró conformar el gobierno y forzó a una nueva convocatoria.

Figuras políticas en todos los ámbitos han tratado de contrarrestar la apatía esperada de los votantes instando a los ciudadanos a emitir su voto.

A partir del mediodía, la participación electoral fue del 26.8 por ciento, dos puntos porcentuales más que a la misma hora en los comicios del 9 de abril, indicó el director del Comité Central de Elecciones, Orly Adas.

A las 10 de la mañana, Adas dijo que el 15% había votado, frente al 12,9% de abril. Además, la cifra fue la más alta en ese momento del día desde 1984, cuando alcanzó el 15,6%. La participación final en las elecciones de abril fue del 68,5%.

Representantes de la agrupación Azul y Blanco afirmaron que las cifras en Tel Aviv, que se inclinan hacia la izquierda, disminuyeron en 2.5 puntos porcentuales con respecto a la carrera de abril. La alta participación en la ciudad se considera clave para la estrategia de campaña del partido.

El primer ministro Benjamin Netanyahu, por su parte, publicó un gráfico brillante en Twitter que pretende mostrar una gran disparidad entre lo que él llama «ciudades de izquierda» y «ciudades de Likud».

El partido convocó a una «reunión de emergencia» en la Residencia del Primer Ministro para discutir lo que afirmó fue «alta participación en el sector árabe y en los bastiones de la izquierda».

La Lista Conjunta de partidos árabes dijo que había visto una participación ligeramente mayor en las ciudades árabes, pero las tasas de votación todavía estaban muy por debajo del promedio nacional. La participación en el sector árabe en abril fue ligeramente inferior al 50%.

Las encuestas han demostrado que el Likud de Netanyahu y el partido Azul y Blanco de su principal rival Benny Gantz están codo a codo, sin poder formar una coalición de 61 miembros.

Los líderes de los partidos acudieron temprano para emitir sus votos en la segunda elección nacional del año en Israel.

ele

Netanyahu y su esposa Sara llegaron a su mesa de votación en Jerusalem para emitir su voto.

ele1

El jefe del Partido Azul y Blanco, Benny Gantz, votó cerca de su casa en Rosh Haayin, cerca de Tel Aviv.

ele2

Avigdor Liberman, el líder del partido secular derechista Yisrael Beytenu, que podría emerger como el rey de las elecciones, votó con su esposa en su casa en el asentamiento de Nokdim en Cisjordania.

ele3

Líder del partido de extrema derecha Yamina, Ayelet Shaked llegó a su mesa de votación en Tel Aviv con su esposo y sus dos hijos.

ele4

En la ciudad de Sderot, cerca de la frontera de Gaza, el jefe laborista-Gesher Amir Peretz dijo a sus partidarios cuando llegó a votar, que cada voto cuenta y todos deberían votar, según consignó el portal de noticias Ynet.

Seguir leyendo

Israel

Elecciones 2019: Los israelíes votan por segunda vez en el año

Agencia AJN.- 6.395.396 ciudadanos de diversas religiones están habilitados para sufragar en 11.163 centros, incluidos hospitales, cárceles y 97 urnas dispuestas en el exterior, donde ya se votó el 5 de septiembre. Ellos deberán optar entre 32 partidos, listas o frentes, cuyo desafío será cruzar el umbral mínimo de 3.25 por ciento de los votos para obtener parlamentarios en la Knesset.

Publicado

el

Por

קלפיות לבחירות לכנסת ה-22

Agencia AJN.- Se desarrollan en Israel las elecciones generales, nacionales, directas, igualitarias, confidenciales y proporcionales tan solo 23 semanas después de las anteriores, cuyos resultados no permitieron conformar una coalición.

El Estado judío es una democracia parlamentaria, lo cual implica que la mayoría de sus 120 legisladores deben consagrar y apoyar al gobierno; en caso contrario pueden darse dos alternativas: la designación de otro primer ministro, cuyo mandato teórico y nunca cumplido es de cuatro años, o la convocatoria a comicios anticipados.

Así, 6.395.396 ciudadanos de diversas religiones están habilitados para sufragar en 11.163 centros, incluidos hospitales, cárceles y 97 urnas dispuestas en el exterior, donde ya se votó el 5 de septiembre.

Ellos deberán optar entre 32 partidos, listas o frentes, que van desde el oficialista Likud y su principal rival, Cajol Labán, o el decaído laborismo hasta pequeñas formaciones de derecha o izquierda, entre los cuales existen agrupaciones ortodoxas, una Lista Conjunta árabe y el novedoso Movimiento Cristiano Liberal.

El desafío para todas esas agrupaciones será cruzar el umbral mínimo de 3.25 por ciento de los votos, lo cual les permitiría ingresar parlamentarios a la Knesset.

Otro será lograr una participación superior a la de abril, del 67,9 por ciento, que aun así fue de las más altas en dos décadas, solo detrás del 71,8 de 2015.

Una vez confirmado el reparto de escaños, los jefes de cada bancada podrán recomendarle al Presidente del Estado, Reuven Rivlin, a quién debería encargarle la misión de conformar una coalición de gobierno.

El actual primer ministro, Benjamín Netanyahu, aspira a la reelección, que no pudo conseguir en abril, y su principal rival es el ex jefe del Estado Mayor de la Fuerza de Defensa de Israel Benjamín Gantz.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!