Seguinos en las redes

Israel

Israel/Opinión. Likud-Beiteinu: Una apuesta masiva

AJN.- “¿Netanyahu se perjudicará con este boleto de unidad con Liberman? Cualquier cosa pasa en este volátil contexto político. El tiempo lo dirá”, concluye Isi Leibler, columnista de The Jerusalem Post.

Publicada

el

bibi_liberman_fusion_2

 

Por Isi Leibler/The Jerusalem Post.- Pudieron haber habido negociaciones encubiertas entre el primer ministro Benjamín Netanyahu y el ministro del Exterior Avigdor Liberman durante mucho tiempo, pero en lo que al liderazgo y los miembros de Likud e Israel Beiteinu concierne -por no mencionar al público- el anuncio fue un rayo caído del cielo.
El hecho que Netanyahu y Liberman pudieran hacer tal anuncio en base a las recomendaciones de un consultor político extranjero sin siquiera llevar a cabo adecuadas consultas internas previas con otra figura del partido refleja la pobreza de la democracia interna de sus partidos y su responsabilidad como líderes.
Uno también está tentado a cuestionar el juicio de Netanyahu en estos asuntos. Si hubiese optado por elecciones anticipadas, las habría ganado brillantemente. Su impulsivo acuerdo con Kadima de mayo pasado se inició sin una adecuada planificación previa y fracasó estrepitosamente.
Ahora parece que ha vuelto a hacer un gran movimiento estratégico sin consultas previas con los círculos internos de su partido. Esto refleja una permanente deficiencia en su enfoque de liderazgo -la falta de involucramiento de sus compañeros de partido en la toma de decisiones- que lo marca como un solitario y crea un comprensible resentimiento.
También hay un cuestionamiento acerca de si ha planeado adecuadamente esta sociedad. ¿Qué acuerdos se hicieron en relación al reclutamiento haredi (ultraortodoxo) proyecto y otros temas sobre religión y Estado como conversión, matrimonio y el rol del rabinato, sobre los cuales él y Liberman antes tenían diferencias? ¿Llegaron a un amplio entendimiento en relación al proceso de paz? ¿Debatieron acerca de cuestiones sobre derechos civiles sobre las cuales anteriormente no coincidían? ¿Tienen en visita una futura coalición que no necesariamente se basaría en la dependencia de los partidos haredís? ¿Netanyahu llegó a un entendimiento para que Liberman deje de contradecirlo o reprenderlo públicamente?
¿Netanyahu ha tomado en consideración el hecho que (el procurador general Yehuda) Weinstein todavía puede imputar a Liberman cargos de corrupción?
Todos éstos son temas preocupantes, sobre los cuales los votantes tienen derecho a una aclaración.
Existe el riesgo de que, lejos de fortalecer a los dos partidos, ambos perderán votantes. Actualmente, ambos partidos controlan 43 escaños. Si se redujeran sustancialmente, ¿cuál sería el beneficio del boleto de unidad?
Algunos votantes sefaradíes de Likud y los más liberales pueden oponerse a asociarse con un partido secular, de línea dura y con una base electoral de origen ruso. Algunos votantes de Israel Beiteinu pueden desertar porque les ofenderá el hecho que se vean afectados sus esfuerzos por limitar la excesiva influencia de los ultraortodoxos o que su partido se vaya a mover hacia el centro.
Netanyahu se enorgullecía con razón de haber movido el punto de apoyo de la política israelí hacia un consenso de centro. Su último movimiento podría indicar una inclinación a la línea dura y una flexibilidad considerablemente menor. ¿Es eso lo que realmente desea lograr?
El subproducto potencialmente positivo de tal fusión podría ser la eventual eliminación de los partidos más pequeños, la aparición de un sistema tripartito y una reforma del actual sistema electoral. Pero más allá de apoyar la necesidad de una reforma de la boca para afuera, ¿han habido acuerdos concretos o estrategias ideadas para implementar tales cambios?
Los beneficiarios de esta movida sin duda serán el Partido Laborista de Shelly Yacimovich, el nuevo partido Yesh Atid de Yair Lapid y posiblemente Shas.
El Laborismo sin duda tiene por ganar una parte importante de los descontentos votantes de Kadima y bien podría ganar 20 escaños, emergiendo como el nuevo líder de la oposición. Yacimovich es relativamente novata en la política, pero ha mostrado capacidad para revivir a un genuino partido socialdemócrata y sionista y ha indicado que no tiene tiempo para los delirantes elementos de extrema izquierda y postsionistas que virtualmente llevaron el partido a la extinción.
Pero a diferencia de Tzipi Livni, ella evita oponerse sólo por el bien de la oposición y apoya políticas gubernamentales selectivamente, presentando un frente unido en temas como la amenaza de un Irán nuclear. Si bien es crítica  de los asentamientos, constantemente les recuerda a sus seguidores que el Laborismo fue el responsable de iniciar las políticas de asentamiento y habla con moderación y compasión acerca de los sacrificios que se les pueden pedir a aquellos que viven en áreas aisladas, fuera de los grandes bloques.
Yair Lapid también es completamente nuevo en la política, pero tiene un expediente limpio, es una persona brillante y agradable y probablemente vaya a ganar un número considerable de bancas, sobre todo si el grupo Netanyahu-Liberman fracasa a la hora de comprometerse con una reforma genuina en relación con temas vinculados con los haredíes, como el reclutamiento. A diferencia de su difunto padre, no se involucra en duras agresiones verbales contra los haredíes, sino que busca cultivar apoyo en el ardiente resentimiento por la evasión haredí del reclutamiento, su incapacidad para ganarse la vida y sus intentos de imponer estrictos estándares religiosos a toda la nación. Al designar como candidato número dos de su lista al rabino Shai Piron, ex capellán militar de los sionistas religiosos, está enviando el mensaje de que desea cambiar el sistema, pero no es un fanático antirreligioso.
Shas también puede quedarse con una cantidad de votantes sefaradíes descontentos, que no desearán alinearse con el partido con base electoral de origen ruso de Liberman.
La pregunta más importante es si emergerá un gobierno de unidad nacional más amplio, en el cual se mantenga un consenso basado en políticas centristas, o si el liderazgo político del país se moverá hacia la derecha dura.
En principio, hasta el Laborismo había acordado considerar el participar en un gobierno de unidad nacional más amplio. Con la nueva constelación que incluye a Liberman, esto podría ser problemático.
Independientemente de quién gane las elecciones en los Estados Unidos, Israel en los próximos años enfrentará extraordinarios desafíos globales y un amplio gobierno de unidad sería bien recibido. La cuestión nuclear iraní representa una amenaza existencial a largo plazo. Un renacimiento de los llamamientos a una reanudación de las negociaciones (con los palestinos), basadas en las indefendibles líneas del armisticio de 1949 podría representar el punto de referencia inicial. Nos enfrentamos a renovadas amenazas terroristas procedentes de casi todas nuestras fronteras y hay revueltas e inestabilidad en todo el mundo árabe.
Irónicamente, a pesar de los medios de comunicación anti-Netanyahu, nuestro saliente primer ministro ha emergido como un verdadero estadista y se mantiene muy por encima de cualquier competidor potencial por el liderazgo. Su política respecto de los palestinos -disposición a hacer importantes concesiones en base a la reciprocidad, pero sin otras concesiones unilaterales- goza de un amplio apoyo. A pesar de los intentos terroristas, se mantuvo un alto nivel de seguridad.
El temprano involucramiento de Netanyahu en la economía israelí, combinado con el haber persuadido a Stanley Fischer para que asuma el puesto de gobernador del Banco de Israel, le permitieron a Israel capear el colapso económico global mucho mejor que la mayoría de las economías europeas y norteamericanas. Se enfrentaron temas de protesta social y, si bien persiste la necesidad de frenar el poder de las corporaciones mayoritariamente familiares, es probable que el tema dominante durante la elección sea la seguridad, más que la economía.
¿Netanyahu se perjudicará con este boleto de unidad con Liberman? Cualquier cosa pasa en este volátil contexto político. El tiempo lo dirá.
CGG

Dejá tu comentario

Israel

Netanyahu y Rivlin felicitaron a Boris Johnson por su reelección

Agencia AJN.- El primer ministro israelí twiteó que la victoria del Partido Conservador en las elecciones fue un «gran día» para el pueblo británico.

Publicado

el

Por

netanyahu-boris

Agencia AJN.- Los líderes de Israel felicitaron el viernes al primer ministro británico, Boris Johnson, por su victoria aplastante en las elecciones del país, y algunas de las reacciones festejaron el resultado como una «gloriosa derrota» para su rival, el líder laborista Jeremy Corbyn, quien ha sido acusado de antisemitismo.

El primer ministro Benjamín Netanyahu twiteó que la victoria del Partido Conservador en las elecciones fue un «gran día» para el pueblo británico y para la relación entre el Reino Unido e Israel.

“Felicidades a mi amigo Boris Johnson por tu victoria histórica. Este es un gran día para el pueblo de Gran Bretaña y para la amistad entre nosotros”, publicó el primer ministro israelí, con una foto de los dos líderes dándose la mano en Londres.

Corbyn, quien ha sido líder de la oposición desde 2015, se vio envuelto en varios escándalos de antisemitismo y se sabe que es muy crítico con Israel. Anteriormente prometió que, de ser elegido, reconocería de inmediato un Estado palestino y detendría los negocios de armas con Israel.

Por su parte, el presidente Reuven Rivlin dijo que confiaba en que las relaciones bilaterales se fortalecerían como resultado de la victoria de Johnson.

«¡Felicidades a mi amigo Boris Johnson!», dijo Rivlin en un comunicado.

«En nombre del pueblo israelí, y personalmente, les deseo un gran éxito mientras continúe como primer ministro del Reino Unido», agregó. «Confío en que bajo su liderazgo la importante relación entre los dos países continuará fortaleciéndose y que juntos podremos enfrentar los desafíos de nuestro tiempo en todos los frentes».

El Partido Conservador de Johnson ganó el viernes la mayoría de los escaños en el Parlamento de Gran Bretaña, un resultado decisivo para una elección dominada por el Brexit que debería permitirle a Johnson cumplir su plan de sacar al Reino Unido de la Unión Europea el próximo mes.

Seguir leyendo

Israel

Israel no entregará permisos para los cristianos de Gaza para Navidad

Agencia AJN.- Los residentes cristianos de Gaza no recibirán permisos para pasar la Navidad en Belén y Jerusalén. Un portavoz del enlace militar dijo que es por razones de seguridad. El año pasado unos cientos de residentes recibieron permisos.

Publicado

el

Por

belen 3

Agencia AJN.- Autoridades de Israel informaron ayer jueves que no entregarán permisos a los cristianos de Gaza para entrar a Belén y Jerusalén durante Navidad.

Los cristianos de la Franja de Gaza podrán viajar al exterior, pero no a Belén y Jerusalén, donde se encuentran los lugares Santos del cristianismo en la Navidad de este año. Esta decisión es parte de las restricciones y limitaciones contra el movimiento Hamás de Gaza debido a su política contra Israel.

belen 1

Un portavoz de FDI dijo que la medida es de acuerdo a razones de seguridad, aunque sí les permite salir al extranjero a través del Puente Allenby, en la frontera con Jordania. Los líderes de la Iglesia local ya expresaron su descontento con la decisión. «Todas las personas del mundo reciben permiso para llegar a Belén, los residentes de Gaza deberían tener el mismo derecho», dijo una autoridad local.

El año pasado unos cientos de residentes cristianos de Gaza recibieron los permisos para llegar a Belén y Jerusalén, pero este año todo es diferente. «Cada año rezamos para recibir esos permisos. Siempre es mucho más lindo festejar la Navidad en los lugares Santos», dijo una residente. Grupos internacionales de derechos humanos ya ofrecieron su ayuda para tratar de cambiar la decisión de Israel.

belen 2

En la Franja de Gaza viven hoy en día unos mil cristianos de la iglesia ortodoxa dentro de una población total de unos 2 millones de personas.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!