Seguinos en las redes

Israel

La AMIA calificó como “falsa” la versión sobre pacto entre Argentina e Irán y exigió una aclaración a

AJN.- El presidente de la AMIA, Guillermo Borger, calificó como “falsa” la información publicada por la editorial Perfil sobre un supuesto pacto secreto del gobierno de Cristina Kirchner con Irán para "olvidar" los atentados contra la Embajada de Israel en Buenos Aires (1992) y contra la sede de la AMIA (1994) para mantener el flujo comercial entre ambos países. “La noticia nos dejó muy sorprendidos y esta noticia no es cierta y, por eso, pedimos que tanto el periodista Pepe Eliaschev como el editor Jorge Fontevecchia deben salir a comprobar que esta noticia tiene alguna consideración”, afirmó  Borger, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Publicada

el

amia

El titular de la AMIA, quien se encuentra en San Pablo, Brasil participando en la reunión anual del Congreso Judío Mundial (WJC, por sus siglas en inglés)  aseguró que en la medida en que no se compruebe la información “es una noticia falsa”.
Borger apuntó que “hay muchos muertos de por medio” en los atentados contra la AMIA y la Embajada de Israel y destacó “el compromiso de la presidenta de la nación” por alcanzar el esclarecimiento de ambos ataque terroristas que dejó más de un centenar de muertos y decenas de heridos en la década del ’90.
Asimismo, el dirigente comunitario también resaltó “el pedido del canciller Héctor Timerman” para que los iraníes acusados de haber participado en el atentado a la AMIA se presenten ante la justicia argentina para que aclaren su situación judicial.
Además, Borger destacó la reciente aprobación por parte del gobierno argentino del convenio comercial sellado entre la Argentina e Israel, que seguramente será confirmado por el canciller en la próxima visita que realizará a Jerusalem.
Por eso, Borger insistió en su reclamo para que la editorial “compruebe los contenidos de la nota”.
El presidente de la AMIA indicó que desconoce los motivos que existen detrás de esta información que causó sorpresa en la comunidad judía.
No obstante, Borger aseguró que “nada la justificaría si como pensamos es una información falsa”.
“La verdad que tuve poco contacto con el resto de la dirigencia porque fue todo muy reciente y yo estoy en San Pablo, pero como presidente de la AMIA tomó este tema con mucha sensibilidad”, subrayó Borger.
El dirigente desestimó la posibilidad de iniciar una acción contra la editorial. “Entiendo que eso se convertiría en una comunicación grave y ridícula, ya que no existe ninguna documentación que confirme la información”, sostuvo.
La noticia fue tema de comentario entre los líderes judíos que participan en la reunión anual de la Junta Directiva del Congreso Judío Mundial que se desarrolla en San Pablo.
Según el semanario Perfil, el gobierno de Cristina Kirchner, "estaría dispuesto a suspender de hecho la investigación de los dos ataques terroristas que sufrió ese país, en los que fueron destruidas las sedes de la embajada de Israel y de la AMIA en Buenos Aires" en 1992 y en 1994.
Ambos atentados fueron atribuidos por Israel a grupos islamistas relacionados con Irán y Hezbollah.
Perfil basa su información en "un documento hasta hora secreto", y "recientemente entregado por el ministro de Relaciones Exteriores de la República Islámica de Irán, Alí Akbar Salehi, al presidente Mahmoud Ahmadinejad".
"El canciller iraní le asegura en su informe al presidente Ajmadinejad que Argentina ya no está más interesada en resolver aquellos dos atentados, pero que en cambio prefiere mejorar sus relaciones económicas con Irán", aseguró la publicación.
El documento habría sido redactado, siempre según la revista, después de la reunión que el canciller argentino, Héctor Timerman, mantuvo con su colega de Siria, Walid al-Mohalem, y con el propio presidente sirio, Bashar al-Assad, el 23 y 24 de enero último en la ciudad siria de Alepo.
La noticia trascendió en momentos que Timerman prepara su primer viaje a Israel como canciller argentino, donde seguramente se analizará el estado de las investigaciones por los atentados contra la embajada israelí y la AMIA.

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus: 7.428 casos confirmados en Israel y 40 muertes

Agencia AJN.- Una mujer de 70 años con afecciones preexistentes murió en el Hospital Ichilov. El número de casos confirmados en Israel aumenta a 7.428.

Publicado

el

Por

coronavirus

Agencia AJN.- El número de muertos por coronavirus en Israel aumentó a 40 el viernes por la noche, luego de que una mujer de 70 años con afecciones preexistentes falleciera en el Hospital Ichilov en Tel Aviv.

Más temprano el viernes, un hombre de 79 años murió en el Hospital Meir en Kfar Saba por coronavirus. Un hombre de 75 años de Pardes Hanna Karkur falleció también después de que su condición empeorara.

Cuatro de las 40 muertes en Israel por COVID-19 se registraron el viernes, según confirmó el canal 13 de la televisión israelí.

Según los datos actualizados publicados por el Ministerio de Salud el viernes por la noche, el número de casos confirmados de coronavirus en Israel ha aumentado a 7.824. De ellos, 113 están en estado grave y 96 están con un respirador.

Unos 115 de los casos están en condiciones moderadas y el resto en condiciones buenas. Unas 403 personas se recuperaron del virus y regresaron a sus hogares.

Además, el Ministerio dijo que 2.874 trabajadores de la salud están actualmente aislados debido al virus. De estos, 631 son médicos, 1.023 son enfermeros y 1.220 son otro tipo de personal médico.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!