Seguinos en las redes

Cultura

La comunidad judía de la India busca el reconocimiento oficial del gobierno

AJN.- «Un reconocimiento oficial facilitará el registro de matrimonios judíos, establecer instituciones educativas y practicar y promover nuestra cultura», explicó el presidente de la comunidad judía de Delhi. Los medios de comunicación no indicaron cuando fue la última vez que la comunidad envío una solicitud de reconocimiento ni porque no tuvo éxito.

Publicada

el

India

La comunidad judía de la India renovó el pedido de reconocimiento oficial del gobierno como grupo minoritario, a través de la expedición de una solicitud al Ministerio de Asuntos de las minorías, según informaron los medios locales el martes.

«Un reconocimiento oficial facilitará el registro de matrimonios judíos, establecer instituciones educativas y practicar y promover nuestra cultura», explicó el rabino Ezekiel Isaac Malekar, presidente de la comunidad judía de Delhi, el martes. Los medios de comunicación no indicaron cuando fue la última vez que la comunidad envío una solicitud de reconocimiento ni porque no tuvo éxito.

Hasta el momento, la India tiene seis comunidades minoritarias reconocidas: Musulmanes, Cristianos, Budistas, Sijistas, Parsis y Janistas.

«Los judíos forman parte de la sociedad de la India por más de 2.300 años, pero luego de la independencia del gobierno británico en 1947 y hasta el momento todavía no pudimos ser reconocidos como minoría”, expresó Malekar.

NT

Dejá tu comentario

Cultura

Mañana se recordará “La Noche de los Cristales Rotos”, el pogrom nazi que dio inicio al Holocausto

Agencia AJN.- En la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938, las milicias paramilitares nazis asesinaron a unos 400 judíos, confinaron a otros 30.000 en los campos de concentración, destruyeron unos 8.000 comercios de su propiedad, atacaron 1.574 sinagogas alemanas -prácticamente todas-, la mayor parte de las 94 de Viena y muchos cementerios.

Publicado

el

Por

kristallnacht (1)

Agencia AJN.- Mañana se cumplirán 81 años de la denominada “Kristallnacht”, traducida al castellano como “La noche de los cristales rotos”, cuando del 9 al 10 de noviembre de 1938, hordas nazis llevaron a cabo un pogrom contra la población judía de Alemania, la Austria ya anexada y la zona de los Sudestes de la entonces Checoslovaquia.

Durante ese trágico episodio, las milicias paramilitares nazis -muchos de sus miembros estaban vestidos de civil- de las Schutzstaffel (SS) y las Sturmabteilung (SA) asesinaron a unos 400 ciudadanos judíos, confinaron a otros 30.000 en los campos de concentración de Dachau, Buchenwald y Sachsenhausen y destruyeron unos 8.000 comercios de su propiedad.

Además, atacaron 1.574 sinagogas alemanas -prácticamente todas-, la mayor parte de las 94 de Viena y muchos cementerios.

El simbólico saldo fue una alfombra de vidrios sobre las calles, que dio lugar al nombre del pogrom.

El gobierno nazi anunció que se había tratado de una reacción espontánea al asesinato de Ernst vom Rath, un oficial de la embajada alemana en París, por parte del joven polaco de 17 años Herschel Grynszpan, tras la expulsión de tierras germanas de miles de judíos de esa nacionalidad.

El ministro de Propaganda, Joseph Goebbels, acusó al “judaísmo mundial” y anunció que las manifestaciones no serían obstaculizadas.

Luego, el jefe de la Policía de Seguridad (Sicherheitspolizei), Reinhard Heydrich, envió un telegrama urgente a las oficinas centrales y estaciones locales de la Policía Estatal y a los líderes de las SA con instrucciones específicas: los alborotadores “espontáneos” no podían dañar a personas o propiedad no judía, ni agredir a extranjeros -incluso judíos- y debían sacar y transferir al Servicio de Seguridad (Sicherheitsdienst) los archivos de las sinagogas antes de destrozarlas.

Las órdenes también indicaban que los oficiales de la Policía debían arrestar a la mayor cantidad de judíos, preferentemente hombres jóvenes y sanos.

El gobierno alemán declaró que los judíos eran culpables del pogrom, le impuso una multa de mil millones de reichsmark a la comunidad judía y confiscó las indemnizaciones de las compañías de seguro.

En las semanas siguientes, promulgó docenas de leyes y decretos destinados a privar a los judíos de sus propiedades y medios de vida, que con el tiempo se agravaron y derivaron en el Holocausto.

Seguir leyendo

Cultura

«Los superhéroes nunca mueren, cómics y recuerdos judíos» en el Museo Judío de Bélgica

Agencia AJN.- El Museo Judío de Bélgica en Bruselas busca sorprender a sus visitantes a través de una exposición titulada «Los superhéroes nunca mueren. Comics y judía Memorias».

Publicado

el

Por

comi

Agencia AJN.- El Museo Judío de Bélgica en Bruselas busca sorprender a sus visitantes a través de una exposición titulada «Los superhéroes nunca mueren. Comics y judía Memorias».

La muestra quedó inaugurada hoy y se mantendrá en exposición hasta el 26 de abril de 2020.

La exposición está organizada en colaboración con el Museo de Arte e Historia del Judaísmo en París y el Museo de Historia Judía en Amsterdam.

Muchos creadores de superhéroes en el siglo pasado son judíos. De hecho, «Los Vengadores», «Superman», «Capitán América» o el fabuloso «Spiderman» fueron imaginados por escritores y diseñadores cuyas familias habían emigrado recientemente a los Estados Unidos.

A través de más de 200 obras, el público es traído aquí para descubrir cómo la historieta estadounidense ha estado involucrada, desde sus inicios, en los tumultos de la historia.

Después de haber sido colgadas en las paredes de museos de todo el mundo, estas piezas llegaron a Bruselas y nos unimos a otras para alimentar y completar el evento que rastrea, en cinco aspectos cronológicos, la historia de los cómics estadounidenses, desde las » tiras de cómics » publicadas en la prensa desde principios del siglo XX hasta los cómics de hoy con los superhéroes de Marvel Comics.

Varios tableros originales como los de » X-Men » y » Capitán América » que le debemos al » rey de los cómics»», Jack Kirby, o las creaciones únicas de Will Eisner y Art Spiegelman, participan en la muestra.

Una primera generación de inmigrantes judíos llegó a Nueva York a principios del siglo XX y expresó en la prensa el choque de culturas y sus dificultades para integrarse.

Después de la Gran Depresión de 1929, y ante el surgimiento del fascismo en Europa, la segunda generación se unirá, ansiosa por integrarse rápidamente para ocultar apellidos con sonidos extranjeros.

En 1938, bajo la pluma de Jerry Siegel y Joe Shuster, «Superman» aparecerá en «Action Comics».

Parte de la exposición está dedicada a Will Eisner, creador del «Espíritu», pero también autor de lo que hoy se considera la primera novela gráfica, » Un contrato con Dios y otras historias de viviendas » (1978) donde él mezcla textos e imágenes.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!