Seguinos en las redes

Cultura

La Ley Polaca. Por Mario Sinay*

Agencia AJN.- “La ley es unilateral y no balanceada, que no asume las culpas y responsabilidades del Estado Polaco y los polacos, como individuos o grupos, durante la Ocupación nazi de Polonia en la Segunda Guerra Mundial.”

Publicada

el

opinión
Foto: María Azar

Agencia AJN.- En relación a la nueva Ley Polaca del Instituto de la Memoria Nacional con respecto a la responsabilidad Polaca sobre el Holocausto:

Me opongo al espíritu de la ley, puesto que presenta una versión parcial (una verdad parcial, es una forma de mentir).

Además, la ley es unilateral y no balanceada, que no asume las culpas y responsabilidades del Estado Polaco y los polacos, como individuos o grupos, durante la Ocupación nazi de Polonia en la Segunda Guerra Mundial.

En una carta del embajador polaco en Argentina, Marek Pernal, dirigida a Página12, escribió el embajador:

En 2001, el entonces Presidente de la República de Polonia, Aleksander Kwaśniewski, rindió homenaje a los judíos asesinados, diciendo estas importantes palabras: «Como hombre, como ciudadano y como Presidente de la República de Polonia, pido perdón. Perdón en nombre este crimen. En el nombre de aquellos que piensan, que no se puede estar orgulloso de la grandeza de la historia polaca, sin sentir al mismo tiempo dolor y vergüenza por el mal que los polacos le hicieron a otros».

Recuerdo esto para subrayar, que el asunto de Jedwabne fue un profundo avance en la conciencia de los polacos. Nos acercó a la verdad sobre nosotros mismos. Mostró a nuestros amigos y adversarios que somos capaces de hablar sobre cosas positivas, pero también sobre las páginas oscuras de nuestra historia.

Los dos argumentos centrales de la Ley:

1. Que los Campos de Exterminio, deben de denominarse: Campos de Exterminio Nazis en territorio Polaco.

2. Sera considerado un delito atribuir a la nación polaca o el estado polaco, la responsabilidad o responsabilidad compartida por los crímenes nazis hechas por el Tercer Reich alemán, ya que todo esto, contradice la verdad histórica, y dañan la reputación del estado polaco y la nación polaca.

Acepto los dos argumentos centrales de la ley. Pero, a mi juicio, la ley (como es parcial), no representa toda la verdad histórica.

Además, me opongo a la penalización propuesta por la ley.

También, aconsejaría al Instituto de Memoria Nacional Polaca, invertir el orden de los argumentos, ya que el segundo argumento, contiene de por si el primero y es mucho más importante, que un tecnicismo semántico, como lo es el primer argumento.

Hace ya varios años, que Yad Vashem, como autoridad y representante de los mártires judíos, reconoció que los seis Campos de Exterminio, deben de llamarse: Campo de Exterminio Alemán en territorio Polaco.

Por nuestra parte, como pueblo judío, víctima del Nazismo, es nuestro deber reconocer que también Polonia fue víctima del Nazismo y que los polacos sufrieron bajo la ocupación violenta y criminal nazi.

Es una evidencia histórica que la Guerra surge por uno de los pilares ideológicos nazis: «Los Territorios Vitales», y estos fueron Polonia.

Sabemos y admitimos que la Inteligencia Polaca, gobernadores, lideres, profesores, jueces y demás fueron masacrados sistemáticamente en las calles de las ciudades y a la vista de los ciudadanos, ni bien comenzó la ocupación nazi.

Cerca del 25% del clero diocesano de la Iglesia Polaca fue masacrada durante los años de la Guerra.

No se puede acusar al Estado Polaco de colaboracionista, puesto que este, como tal, dejo de existir encontrándose bajo ocupación y su gobierno estaba en el exilio en Londres.

Este hecho, de por si cuestionable, no implica que no podamos preguntar que hizo el Gobierno Polaco en el Exilio a favor de los judíos polacos, una vez fueron informados de las atrocidades por Jan Karski.

Siempre recordaremos, (y hemos grabado los nombres en nuestros corazones), la nobleza y el sacrificio de los más de seis mil Justos de las Naciones Polacos, que representan más de un cuarto de todos los Justos de las naciones, entre ellos El Comité Polaco de Rescate de Judíos Zegota e Irena Sendler como su más destacada representante.

Hasta aquí la primera parte, que tal cual dije, seria Justo, históricamente, que reconozcamos y no rechacemos.

Frente a todo esto, el Gobierno polaco debe asumir la responsabilidad (Responsabilidad, no la culpa) y reconocer, que a lo largo de la historia polaca hubo serios y profundas manifestaciones de antisemitismo en todas las capas y esferas sociales y políticas del país, especialmente en el periodo de entre guerras.

El antisemitismo en Polonia prevaleció antes, durante y después del Holocausto en diversas manifestaciones. El antisemitismo siempre ha sido un elemento constituyente en la cultura polaca.

No se puede sostener el mito de la inocencia nacional polaca durante la guerra.

Muchos polacos fueron cómplices y colaboradores del régimen nazi en Polonia. Tanto como individuales, y como grupos, por muy incómoda e indignante que sea esta realidad histórica.

Siendo Polonia víctima del Nazismo, durante la Guerra, hubo muchísimos casos de oportunismo, extorción, delatos de judíos, chantajistas y actos de colaboracionismo con los nazis.

Es obligación del gobierno polaco reconocer y condenar a los polacos quienes asesinaron a judíos con sus propias manos, desde Wąsosz, el 5 de Julio de 1941, Radziłów, el 7 de Julio de 1941 y Jedwabne, el 10 de Julio de 1941, hasta los Pogromos de Cracovia el 11 de Agosto de 1945 y el de Kieltze el 4 de Julio de 1946, (un año y medio después de finalizar la guerra).

En mis 15 años que visito Polonia, sigo viendo en las calles de las grandes ciudades inscripciones antisemitas y esvásticas.

Ambas expresiones deberían de preocupar al gobierno polaco, pero al mera presencia de una esvástica dibujada en la calle, da fe de un problema de educación. Debería considerarse un insulto a la nación polaca y estar sancionada por la ley. (Sin embargo no lo está).

Para que nosotros podamos aceptar una ley polaca, es necesario un análisis profundo y serio, ya que las cosas son complejas.

No se trata de Si o No, Blanco o Negro.
No es Esto o Aquello, sino También y También.

Hay que asumir todo el conjunto de actitudes y conductas de los polacos durante la Guerra.

Tampoco podemos ni debemos minimizar la parte activa de una parte de los polacos, en el genocidio judío.

Por eso considero que es una necesidad de abrir canales de Diálogos entre los gobiernos de Israel y Polonia para esclarecer la verdad histórica en su justa dimensión y proporción.

*Doctor en Educación, pedagogo y experto en pedagogía visual del Holocausto

Dejá tu comentario

Cultura

Unos 165.000 cristianos llegarán a Israel para celebrar Navidad

Agencia AJN.- Los peregrinos cristianos también tendrán la oportunidad de viajar a Belén desde Jerusalem, utilizando un servicio de transporte gratuito.

Publicado

el

Por

navidad

Agencia AJN.- Israel se está preparando para recibir aproximadamente a 165.000 visitantes cristianos durante la temporada navideña.

El Ministerio de Turismo invitará a celebrar el nacimiento de Cristo en su recepción anual antes de Navidad, donde se espera que asistan embajadores, líderes de organizaciones cristianas en Israel y otros dignatarios.

Los peregrinos cristianos también tendrán la oportunidad de viajar a Belén desde Jerusalem, utilizando un servicio de transporte gratuito ofrecido por el Ministerio de Turismo en la víspera de Navidad.

Por otro lado, cientos de personas llenaron recientemente Belén para la celebración anual de iluminación del árbol de Navidad.

El evento tuvo lugar frente a la Iglesia de la Natividad, donde muchos cristianos creen que es el lugar donde nació Jesús.

Según el ministerio, más de la mitad (55 por ciento) de todos los turistas que visitaron Israel en 2019 eran cristianos.

Entre ellos, hubo católicos (43%), protestantes (31%) y cristianos ortodoxos (24%). De los turistas protestantes, el 83% eran evangélicos.

Los sitios más populares visitados por los cristianos fueron el Muro de los Lamentos, la Iglesia del Santo Sepulcro, la Vía Dolorosa y el Monte de los Olivos.

Seguir leyendo

Cultura

El documental israelí puede derribar a Golda Meir de su pedestal y llevarlo a su corazón

Agencia AJN.- A diferencia de su recepción ambivalente en el Estado judío, en la Diáspora, la única primera ministra de Israel es ‘Reina de los judíos’. Nueva película ‘Golda’ pinta una imagen más humana.

Publicado

el

Por

g1

Agencia AJN.- Han pasado poco más de 45 años desde que Golda Meir renunció como primer ministro de Israel. Ella fue la cuarta primer ministra de Israel y una de las primeras mujeres jefas de un gobierno moderno. Y dependiendo de si estás leyendo esto desde Israel o fuera de Israel, probablemente tengas una opinión muy diferente sobre ella.

Cuando estaba creciendo en los Estados Unidos (y demasiado joven para «conocerla» mientras estaba en el poder) era una figura adorada. Una figura de abuela originaria de Ucrania (¡como mi abuela materna real!). Emigró a los Estados Unidos, vivió en Milwaukee, se convirtió en uno de los sionistas más importantes y finalmente se convirtió en una figura clave en el gobierno. David Ben-Gurion la llamó «el único hombre en su gabinete», lo que probablemente pensó que era lindo. En nuestro hogar sionista de izquierda, este hábil y cariñoso bubby judío se ajusta a nuestra visión idealizada de la Tierra de la Leche y la Miel mucho mejor que el belicoso Uzi Narkiss o Moshe Dayan. Ella se veía bien.

En Israel, como descubrí, el sentimiento dominante es todo lo contrario. Su legado está muy empañado por, como muchos creen, arruinar las oportunidades para la paz, exacerbar los problemas entre los judíos Mizrahi y Ashkenazi, y no evitar la costosa guerra de Yom Kippur.

Este cisma entre la opinión nacional y la diáspora está en el centro de un nuevo documental llamado «Golda», que se estrenó el 10 de noviembre en el prestigioso festival Doc NYC de Nueva York. Continuará una serie de próximos festivales de cine judío en Miami, Chicago, Los Ángeles, Richmond, Filadelfia, Denver y otros lugares antes de un lanzamiento general eventual.

El documental es informativo e inteligente al contextualizar la vida política de Golda desde una perspectiva actual. Es una mezcla de entrevistas de personas que la conocieron, así como clips de archivo, cuya joya de la corona es una larga conversación grabada en 1978.

Ese video, nunca antes visto, es una conversación sin filtrar con dos periodistas en un estudio de televisión después de que terminó la entrevista «oficial». Estaban fuera del aire, pero las cámaras seguían rodando. Con la guardia baja, la primer ministra ahora retirada habla desde el corazón, mostrando su lado vulnerable. Actúa como la columna vertebral de esta película.

Shani Rozanes, una cineasta israelí que actualmente vive en Berlín, es una de los tres directoras detrás de «Golda». Tuve la suerte de hablar con ella después del estreno en Nueva York. A continuación se muestra una transcripción editada de nuestra conversación.

«Golda» es franco sobre sus intenciones desde el primer cuadro, con una tarjeta de título que discute las diferentes percepciones de Golda Meir dentro y fuera de Israel. Como judía estadounidense, admito que todavía conserva parte de ese halo de «Reina del pueblo judío».

Me interesa ver si movemos el dial.

Puedo decir por mi experiencia, crecer con un padre veterano de la guerra de Yom Kippur, es un tema doloroso. Cuando tenía unos nueve años y, cuando era niña, buscaba modelos a seguir, miré a la mujer del billete de 10 shekel. Le pregunté a mi madre: «Oye, ¿qué hay de Golda? La primera mujer primer ministra! Es una mujer que vale la pena admirar, ¿verdad? ”Y dijo que si estaba buscando una mujer para admirar, Golda Meir es la equivocada”. Lo recuerdo claramente.

Para esa generación, aquellos que tenían poco más de 20 años durante la Guerra de Yom Kippur, ella es una figura muy controvertida. Hay mucho resentimiento, dolor e ira. Si bien ha habido mucho debate sobre su papel en la guerra, ella misma ha asumido la responsabilidad como primer ministra.

Aún así, sus partidarios han dicho que no es el papel de un primer ministro saber, digamos, cuántos cascos hay almacenados. Entonces, la controversia en torno a esa guerra y a su alrededor en general todavía se siente. Y ha creado una cierta impronta en Golda, razón por la cual, creo, nuestra película no podría haberse hecho antes. Necesitaba tiempo y perspectiva, y una generación más joven.

Entonces, ¿ha cambiado tu opinión sobre Golda al trabajar en esto?

Sí. Conoces a una persona cuando haces una película. Cualquier persona. Pero ella es muy impresionante.

Al crecer quería estudiar, pero su padre dijo: «A la gente no le gustan las mujeres inteligentes». Querían que se casara y tuviera hijos, y eso es todo. Ella tenía su perseverancia y visión; es algo que tienes que admirar, proveniente de ese contexto. Esta es una parte clave de la película: la gente parece preguntarse si estamos a favor o en contra de ella. Intentamos más estar con ella. Ella es una personalidad cautivadora y carismática. Es difícil no ser tocado por su humanidad. ¡Tal vez no estoy de acuerdo con todo lo que dice! Pero entiendo su educación y, por lo tanto, su convicción. Quiero que la película haga eso, para ver la imagen más grande de ella como un personaje redondo, no solo un villano o una gran abuela judía.

Cuéntame más sobre esta gran entrevista «fuera del aire» de 1978 que encontraste.

Una vez que lo vimos nos derribaron. La ves hablando, fumando, riendo. Es magnético. No puedes quitarle los ojos de encima. Tuvimos que traerlo. Nos ayudó a organizar toda la película. Llegamos a esta pregunta: “¿Cómo contamos esta historia?”. Vivió hasta los 80 años y tuvo 50 años en la vida pública. ¿Donde empezamos? ¿Cómo nos enfocamos?

Queríamos contar la historia de Israel, sus dificultades, cómo se construyó, con qué todavía lucha hoy: la relación difícil entre Mizrahi y Ashkenazi, los problemas de nacionalidad palestina, el terror global, los asentamientos, las dificultades económicas. Todo sigue vigente, así que queríamos contar su historia y cómo se entrelazó con todos estos conflictos. Esa entrevista es una guía perfecta. Cada capítulo comienza con un clip de esa entrevista, ya sea desde una perspectiva política o personal.

¿Es la primera vez que se muestra este material?
Sí, estaba en los archivos de la Autoridad de Radiodifusión israelí. Tienen tanto material de los primeros días que nunca se ha digitalizado. Está en formatos antiguos; en este caso era básicamente una caja negra y nadie sabía lo que había dentro. No es el tipo de cosa que puede aparecer en una máquina para ver. Así que el trato con los cineastas es el siguiente: si lo digitaliza usted mismo, puede usarlo. Ayuda a sus esfuerzos a digitalizar el archivo, pero los realizadores se arriesgan. Gastas el dinero y puedes terminar sin nada, o gastas el dinero y puedes terminar con oro. Lo cual hicimos.

g

Los miembros de su familia viviente nunca lo habían visto. Uno de sus nietos acudió a una proyección y se emocionó mucho, diciendo: «¡Esta era ella!». Fue emocionante y significativo para él tener otro pedazo de abuela.

Sí, ella tiene la guardia baja, y hay un buen momento en el que se burla de la música moderna y la forma en que las mujeres se visten en estos días. Es muy humano

Es una especie de entrevista heredada. Sabía que sería una de las últimas entrevistas que daría. Se puso muy enferma poco después. Ella quiere hablar sobre el idealismo. Ella quería que ella dijera, y aunque estaba fuera del aire, sabía que estaba hablando con periodistas.

Trabajaste en esto con un equipo, tú en Alemania y tus dos socios en Israel. Al igual que el alunizaje, dos en la superficie y uno en órbita en el módulo de comando. Tengo curiosidad sobre ese proceso y también, no para hacer todo sobre el género, pero eres una mujer y ellos son hombres, y esta es una película sobre una de las mujeres más importantes del siglo XX. ¿Hubo momentos en que esa perspectiva hizo una contribución específica?

Sí, soy una mujer, una mujer remota, y también una madre joven. He traído dos hijos al mundo, así que siempre digo que «Golda» es mi tercer hijo. Entonces fue difícil. Pero conozco a Udi Nir y Sagi Bornstein desde hace años y tengo un gran vínculo con ellos. Desearía tener más tiempo en los archivos, pero viajaba mucho a Israel para todas las entrevistas de producción. Estuve alejado durante gran parte de la edición, pero lo hicimos funcionar.

Cada uno trae algo diferente. Soy más de la historia geek. El estilo cinematográfico de Sagi es más sobre los aspectos emocionales y visuales. Udi aportó las declaraciones políticas e idealistas, así como sus aspiraciones personales. Pero sí reconozco que, como mujer, desearía que tuviéramos más referencias a su perspectiva de la feminidad y sus luchas como mujer. Pero las historias políticas se hicieron más dominantes.

Vives en Alemania ahora, ¿cuál es la percepción de ella allí?

Mucha curiosidad La idea inicial para esto vino de nuestro productor alemán. Él se encontró con ella y se sorprendió; No sabía que había una mujer primer ministro israelí. Tenía la percepción de que Israel era muy masculino, con los generales y esa imagen.

Entonces la gente está intrigada. Muestra un lado diferente de Israel. Además, en Alemania, la masacre de Munich es algo que conmueve, es otra parte vergonzosa de la historia conjunta.

Si tuviera que hundir sus dientes en otro primer ministro, ¿quién más necesita una visión revisionista?

Levi Eshkol, definitivamente … [Está teniendo] un poco de renacimiento. Me encantaría mirarlo y entenderlo mejor. En ese momento se lo consideraba una personalidad gris, pero ahora hay más aprecio. Todas esas cualidades suaves, tranquilas y pacientes: todas las cosas por las que se burló en el pasado ahora se valoran como una ventaja. La historia de él y la Guerra de los Seis Días es el momento decisivo para Israel. Todo cambia.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!