Seguinos en las redes

Opinión

La vida debe marchar. Por John Farmer

AJN.- El camino a través de nuestra era de odio se hará evidente cuando volvamos, con amor eterno, sobre los pasos perdidos de las innumerables víctimas del odio. Por John Farmer, ex consejero principal de la Comisión 9/11 de Estados Unidos y experto internacional en temas de odio en toda Europa.

Publicada

el

La Marcha de la Vida de este año llega en una coyuntura crítica en el esfuerzo por proteger al pueblo judío y a otras poblaciones de la diáspora alrededor del mundo. Los atentados terroristas, así como otros crímenes de odio, en Europa y Estados Unidos en los últimos tres años han marcado el comienzo de una nueva era de fanatismo e intolerancia, en una escala de intensidad no vista desde la Shoá.

Para muchos judíos europeos, como un sobreviviente de la tienda de comestibles de París que vivió porque se escondía en un congelador de sótano, ha pasado el tiempo para que Europa demuestre que puede asegurar la seguridad de su comunidad judía. “Me voy”, dijo. “No esperaré aquí para morir”.

Del mismo modo, la familia de un inmigrante indio a América, que fue asesinado a tiros por un supremacista blanco que le dijo “permanece fuera de nuestro país”, anunció su intención de repatriarse a la India. “Nunca deberíamos haber venido aquí”, expresó un miembro de la familia.

Es difícil culparlos. Incluso antes de los ataques en Bruselas, París y Copenhague, los actos de violencia contra los judíos estaban aumentando en Francia y en otras partes de Europa, y los crímenes de odio contra judíos y minorías no blancas se intensificaban en Estados Unidos.

Como parte de una iniciativa de la Universidad Rutgers para estudiar el aumento de la violencia extremista dirigida a las poblaciones vulnerables, estuve en París reuniéndome con los funcionarios de seguridad cuando se atacó el supermercado kosher, y en Copenhague el día después de que la sinagoga fuera atacada, y en Bruselas después de los bombardeos del subte y del aeropuerto. Nuestro objetivo ha sido identificar, desarrollar y difundir las mejores prácticas para proteger la seguridad de las poblaciones amenazadas en todo el mundo; La primera fase culminará esta primavera con mesas redondas de la policía y la comunidad en las secciones de Sablon y Mollenbeeck de Bruselas, y con la publicación online de una guía de buenas prácticas.

Pero nuestro trabajo me ha persuadido de que para que el mundo escuche, primero debe recordar.

Durante muchos siglos, las comunidades judías que viven en el exilio han sido el singular ejemplo de un pueblo de la Diáspora. De hecho, la comunidad judía se ha establecido en Europa casi tanto como se estableció en la tierra prometida antes de la conquista romana. Pero la migración y el exilio son ahora el lote común de cientos de millones de personas de diferentes razas, etnias y creencias en todo el mundo. Actualmente hay poblaciones de diásporas africanas, persas, filipinas y cubanas, junto con muchas otras, luchando por sobrevivir en tierras extranjeras.

Las fuerzas de la intolerancia, el racismo y la violencia a las que siempre han sido sometidos los pueblos migratorios, están aumentando de nuevo en un mundo en el que un porcentaje sin precedentes de la población mundial vive en la Diáspora. A menos que se encuentre una manera de asegurar a estas poblaciones contra estas deformaciones de la naturaleza humana, todo el proyecto de una civilización global está en peligro.

Le debemos a estas nuevas comunidades encontrar una manera de superar su “alteridad”, para asegurarlas contra las fuerzas de la violencia extremista, permitiéndoles conservar sus identidades. Pero en primera instancia, le debemos a las prototípicas comunidades de la diáspora, las comunidades judías de Europa y de otros lugares, continuar aprendiendo de su ejemplo y asegurarse, por fin, su camino en el mundo.

No puedo pensar en un camino mejor para salir de nuestro bosque de odio irrazonable que seguir las camas abandonadas del ferrocarril de vuelta a los escombros donde el odio gobernó una vez a Auschwitz y Buchenwald. El mundo debe caminar ese andar de la muerte como una afirmación de la vida. El camino a través de nuestra era de odio se hará evidente cuando volvamos, con amor eterno, sobre los pasos perdidos de las innumerables víctimas del odio.

FUENTE: The Jerusalem Post

 

Dejá tu comentario

Opinión

La decisión de Gantz fue un acto patriótico. Por Hernán Felman*

Publicado

el

Por

hernan-felman

Agencia AJN.- El odio no es un buen consejero para cuestiones políticas. Yair Lapid y Moshe Ya’alon, los socios principales de Gantz en la unión de Azul y Blanco, llevaron adelante una política de odio total. Impulsados por ese odio, llevaron a Gantz a destruir su carrera política, al aceptar construir un gobierno con el partido árabe. Estaba claro que el hecho de tener que ir nuevamente a elecciones en Israel iba a dejarlos totalmente fuera de juego.

Gantz tomó el único camino que le quedaba para rescatar su buen nombre, y para destrabar una situación que comprometía el futuro del país. Es probable que ahora la izquierda de Israel hable de traición. Sin embargo, al ser un hombre de honor que está interesado en el futuro del Estado de Israel, y que no está movilizado sólo por el odio, se puede ver la decisión de Gantz como un acto patriótico que permite formar un gobierno de una vez por todas.

Azul y Blanco era un “supermercado de ideas”, más que un partido político. Pasó lo natural que se suponía que pasaría por tratarse de una construcción que no estaba basada en una ideología: terminó convirtiéndose en un “No a Netanyahu”.

Con esta nueva unidad, vamos a tener uno de los gobiernos más estables en la historia de Israel. Esta alianza va a permitir enfrentar los gravísimos problemas de esta coyuntura, con esta enfermedad que hace estragos. No hay duda alguna de que estamos en un momento en el que es indispensable la unión. Es una lástima que aquellos que se separaron de Gantz no estuvieran a la altura de las circunstancias.

Si bien para muchos la disolución de Azul y Blanco con la partida de Gantz es una sorpresa, es el resultado de conversaciones que no pararon en ningún momento, y que buscaban resolver la crisis política. Por otro lado, las acciones de los ex socios de Gantz, incluyendo la presentación ante la Corte Suprema de Justicia de Israel contra el presidente del Parlamento, fueron actos vergonzosos y antidemocráticos. Estaba claro que estas decisiones en un contexto como éste iban a producir los roces internos dentro del partido, que finalmente desembocaron en la ruptura del bloque.

Este resultado es un triunfo de Netanyahu, de Likud, de Israel y de la razonabilidad. Es el triunfo de un país que está enfrentando una crisis y que prioriza su futuro ante todo. El lema de Gantz en campaña, “Israel por delante”, finalmente se cumplió.

*Presidente del Comité Ejecutivo del Likud

Seguir leyendo

Opinión

Opinión. El pueblo quiere un Gobierno, no importa cuál. Por Daniel Gazit*

Publicado

el

Por

WhatsApp Image 2020-03-26 at 15.02.41

(Especial para la Agencia AJN).- Gantz lamenta no haber aceptado las propuestas de Netanyahu antes de las últimas elecciones. Si las hubiera aceptado, sería ahora primer ministro. Por eso no confía más en los consejos de Lapid. Él decidió que el mantra “solamente no a Bibi Netanyahu” no va funcionar en estos tiempos de coronavirus, cuando el pueblo quiere un gobierno, no importa cual, y otras elecciones no son una opción. Si él fuera responsable de otras elecciones, va perder y en grande.

Desde el momento que Orli Levi traicionó a su electorado y los dos miembros de Kajol-Lavan – Hendel y Hauser (más conocidos ahora como Hanzel y Gretel) negaron toda posibilidad de un Gobierno de minoría apoyado por los árabes, no había ni siquiera la posibilidad de amenazar a Bibi con remplazarlo. La única posibilidad serían otras elecciones que, en la situación actual, el pueblo no habría aceptado.

Ahora tendremos que ver si Netanyahu va a cumplir con su palabra y dejar el gobierno después de un año y medio. Mientras tanto, él aceptó de Ganz dar la mitad del gobierno, aunque tiene solamente 15 o 16 miembros del parlamento. Desde el punto de vista de Bibi, es una enorme concesión. Concesión que vale por quedarse con el gobierno.

Yair Lapid va a ser ahora el líder de la oposición y va a tratar de fortificar su posición como el único líder que lucha de verdad en contra de Netanyahu y por la democracia, esperando ser el próximo premier en cuanto Bibi traicione a Gantz.

Lo que más me perturbó políticamente fue el rechazo del Presidente de la Kneset a aceptar un mandato de la Corte Suprema. Esto simboliza más que todo la política de los tiempos de Bibi, que pone en peligro le democracia y el dominio de la ley en Israel.

Finalmente, hay que tomar en cuenta que todo esto pasa en tiempos de coronavirus, cuando de todos lados se grita que los políticos deben dejar sus pequeños y egoístas cálculos y peleas, y dar al pueblo un gobierno estable. Pienso que esto afectó mucho a Gantz a aceptar la única solución viable por el momento de formar un gobierno. Pienso que en otras circunstancias no lo hubiera aceptado.

*Ex embajador de Israel en Buenos Aires

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!