Seguinos en las redes

Israel

Macri destacó que la Plaza de la Shoá es una respuesta a un reclamo histórico


/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

AJN.- El jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, destacó la importancia de la Plaza de la Shoá, inaugurada este jueves, al tiempo que lamentó que se haya tenido que esperar un tiempo “récord de más de 60 años” para atender este reclamo. “Sí los argentinos nos ponemos a trabajar en serio y bajamos el nivel de confrontación podemos hacer realidad los sueños de cada uno”, afirmó Macri en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias. Por su parte, el embajador de Israel en la Argentina, Daniel Gazit, también se mostró “contento” por la inauguración de este espacio, y resaltó la importancia de que la plaza lleve en su nombre la palabra “Shoá”. En tanto, el rabino Sergio Bergman afirmó que “si bien los sobrevivientes son de nuestra comunidad, los testigos somos todos los miembros de la sociedad”. Diego Santilli sostuvo que con la Plaza de la Shoá era “una deuda que tenía Buenos Aires con la humanidad”, mientras que Aldo Donzis, presidente de la DAIA, dijo que este espacio permitirá mantener la memoria en generaciones venideras. “Es un hecho político de mucha significación aparte de ser un hecho importante ante la negación de la Shoá”, afirmó el subsecretario de Derechos Humanos de la ciudad de Buenos Aires, Claudio Avruj.

 

Publicada

el

plaza_shoa2


/* Style Definitions */
table.MsoNormalTable
{mso-style-name:”Tabla normal”;
mso-tstyle-rowband-size:0;
mso-tstyle-colband-size:0;
mso-style-noshow:yes;
mso-style-priority:99;
mso-style-qformat:yes;
mso-style-parent:””;
mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
mso-para-margin-top:0cm;
mso-para-margin-right:0cm;
mso-para-margin-bottom:10.0pt;
mso-para-margin-left:0cm;
line-height:115%;
mso-pagination:widow-orphan;
font-size:11.0pt;
font-family:”Calibri”,”sans-serif”;
mso-ascii-font-family:Calibri;
mso-ascii-theme-font:minor-latin;
mso-fareast-font-family:”Times New Roman”;
mso-fareast-theme-font:minor-fareast;
mso-hansi-font-family:Calibri;
mso-hansi-theme-font:minor-latin;
mso-bidi-font-family:”Times New Roman”;
mso-bidi-theme-font:minor-bidi;}

 

El jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri, destacó la importancia de la Plaza de la Shoá, inaugurada este jueves en el barrio de Palermo, al tiempo que lamentó que se haya tenido que esperar un tiempo “récord de más de 60 años” para atender este reclamo.

“Sí los argentinos nos ponemos a trabajar en serio y bajamos el nivel de confrontación podemos hacer realidad los sueños de cada uno”, afirmó Macri en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Macri encabezó esta mañana la inauguración de la plaza que recuerda a las víctimas del Holocausto, la que fue emplazada en el Parque Tres de Febrero, en el barrio de Palermo. 

Por su parte, el embajador de Israel en la Argentina, Daniel Gazit, quien también participó en el acto, se mostró “contento” por la inauguración de este espacio, y resaltó la importancia de que la plaza lleve en su nombre la palabra “Shoá”.

“Es una propuesta muy linda, no hay muchas ciudades en el mundo que tengan estos monumentos al aire libre, abierto al público, para reflexionar. Me gusta que le quede el nombre de la Shoá, ya que es importante reflexionar sobre lo que significa el nombre, es un gesto para todo el pueblo judío. Como representante del Estado del pueblo judío estoy muy contento”, enfatizó el diplomático.

Gazit sostuvo que esta obra ya es “parte de la historia mundial” dado que “enseña” que es la intolerancia, el odio, y cómo aprender a vivir juntos porque las consecuencias pueden ser terribles”.

Respecto del hecho de que la plaza haya sido levantada frente a la Gran Mezquita de Buenos Aires, Gazit insistió en que este debe ser un espacio a favor de la “memoria humana”.

En tanto, el rabino y legislador de la ciudad de Buenos Aires, Sergio Bergman, expresó que es “muy relevante que en el espacio público se honre la memoria” de las víctimas del Holocausto y “fundamentalmente que no sea un espacio privativo de una comunidad sino de la sociedad”.

“Si bien los sobrevivientes son de nuestra comunidad, los testigos somos todos los miembros de la sociedad”, apuntó Bergman, quien consideró que será un espacio “para reflexionar sobre lo que la humanidad hizo más allá de los asesinos del régimen nazi, ya que hubo omisiones y un falta de respeto a los derechos humanos”.

En cuanto a la demora de la realización de la propuesta, Bergman indicó que “evidentemente siempre se puede pensar esto como lo que no fue”, por lo que consideró que “hay que tomarlo como algo positivo que se hace y que hay un eco en esta gestión de gobierno”.

El ministro de Ambiente y Espacio Público de la ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, sostuvo que este homenaje era “una deuda que Buenos Aires tenía no solo con la comunidad judía sino con el resto de la humanidad”.

Santilli comentó que cuando el Gobierno nacional instale en la plaza el monumento dispuesto por una ley del Congreso “van a estar incorporados todos los elementos que van a dar los sobrevivientes que vinieron a la Argentina para que ese recordatorio lo tengamos todos los argentinos”.

El funcionario expresó su deseo de poder trabajar junto al Gobierno nacional para completar la plaza que recuerda a las víctimas del Holocausto. “A veces las diferencias tienen que darse en otros lugares no en esto que tiene que ver con crímenes y horrores que todos tenemos que reflexionar para que nunca más pasen. Y ojalá el gobierno nacional haga su obra que es la que se ve reflejada en el monumento y estaremos todos acompañando”, transmitió Santilli en diálogo con AJN.

A todo esto, el subsecretario de Derechos Humanos de la ciudad de Buenos Aires, Claudio Avruj, sostuvo que la inauguración de esta plaza “es un hecho político de mucha significación aparte de ser un hecho importante ante la negación de la Shoá”.

Avruj resaltó que la apertura de esta plaza en homenaje a las víctimas del Holocausto “ayuda frente a las políticas discriminatorias de la Shoá y muestra una Argentina para los judíos”.

“Frente a lo que fue una política destructiva contra los judíos durante la Shoá, que esta plaza se haya planificado y se inaugure frente a la Gran Mezquita de Buenos Aires habla realmente de una ciudad de verdadera convivencia”, remarcó el funcionario porteño.

 

Satisfacción de la DAIA por la inauguración de la Plaza de la Shoá

Por su parte, el presidente de la DAIA, Aldo Donzis, sostuvo que “tener una plaza que permite mantener la memoria es significativamente importante para las generaciones venideras”.

En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias, el dirigente comunitario consideró que este espacio permite cumplir con el ejercicio de la memoria “frente al peor horror que sufrió la humanidad, no solo la comunidad judía”.

“La participación de la DAIA en esta obra viene de hace muchos años”, apuntó Donzis, quien indicó que en el año 2000 se decidió retomar la ley presentada por el ex diputado chaqueño Claudio Mendoza (acompañado por Alfredo Bravo, Federico Storani y Graciela Fernández Meijide) "para la construcción de un monumento nacional a la memoria de las víctimas del Holocausto judío".

La norma establecía que se implantaba el monumento en la Plaza Congreso, pero como no se podía colocar en ese espacio “se retomó la ley y se decidió recorrer otro camino para emplazar el monumento y modificar la ley”, comentó Donzis.

En ese momento, de acuerdo a lo explicado por el presidente de la DAIA, “apareció un nuevo problema porque el lugar donde se iba a emplazar era de la Ciudad y la ley nacional”. “Entonces había que elegir un lugar donde emplazar el monumento y otra ley para convocar a un concurso para la realización del monumento”, añadió.

“Hemos trabajado muchos años en este aspecto para lograr la modificación de la ley y para dejar establecido este monumento en el Paseo de la Infanta. Ahora falta completar a nivel nacional con la implantación del monumento”, señaló Donzis.

En el acto de inauguración también participaron por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires el ministro de Desarrollo Urbano, Daniel Chaín, el director general de Relaciones Internacionales, Fulvio Pompeo, los diputados Marta Varela, Francisco Quintana, Lía Rueda, el director del Parque Tres de Febrero, Alejandro Pérez, y el secretario general de la Armada Luis María González.

Mientras que en representación de la comunidad judía estuvieron por la DAIA el presidente Aldo Donzis y el vicepresidente Alberto Hammerschlag, a quienes se agregaron el tesorero de la Federación Argentina de Centros Comunitarios Macabeos (FACCMA), Daniel Belinky, autoridades del Museo del Holocausto de Buenos Aires, representantes del Keren Kayemet LeIsrael (KKL) y sobrevivientes de la Shoá.

Durante la ceremonia, los chicos del colegio judío Beth cantaron una canción alusiva a los guetos. Además se realizó la plantación de un árbol, acto que estuvo a cargo del jefe de Gobierno, autoridades de la DAIA, sobrevivientes y los estudiantes.

 

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus: 7.428 casos confirmados en Israel y 40 muertes

Agencia AJN.- Una mujer de 70 años con afecciones preexistentes murió en el Hospital Ichilov. El número de casos confirmados en Israel aumenta a 7.428.

Publicado

el

Por

coronavirus

Agencia AJN.- El número de muertos por coronavirus en Israel aumentó a 40 el viernes por la noche, luego de que una mujer de 70 años con afecciones preexistentes falleciera en el Hospital Ichilov en Tel Aviv.

Más temprano el viernes, un hombre de 79 años murió en el Hospital Meir en Kfar Saba por coronavirus. Un hombre de 75 años de Pardes Hanna Karkur falleció también después de que su condición empeorara.

Cuatro de las 40 muertes en Israel por COVID-19 se registraron el viernes, según confirmó el canal 13 de la televisión israelí.

Según los datos actualizados publicados por el Ministerio de Salud el viernes por la noche, el número de casos confirmados de coronavirus en Israel ha aumentado a 7.824. De ellos, 113 están en estado grave y 96 están con un respirador.

Unos 115 de los casos están en condiciones moderadas y el resto en condiciones buenas. Unas 403 personas se recuperaron del virus y regresaron a sus hogares.

Además, el Ministerio dijo que 2.874 trabajadores de la salud están actualmente aislados debido al virus. De estos, 631 son médicos, 1.023 son enfermeros y 1.220 son otro tipo de personal médico.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!