Seguinos en las redes

Israel

Max Berliner será reconocido por su defensa de la lengua idish

AJN.- El actor y director Max Berliner será distinguido como Personalidad Destacada de la Cultura de la ciudad de Buenos Aires, título que otorga la Legislatura porteña, por su defensa de la lengua idish. “Fundamentalmente fue un precursor en la difusión de la lengua idish”, resaltó María José Lubertino, legisladora por el Encuentro Popular para la Victoria, quien impulsó la propuesta. No obstante, Lubertino aclaró a la Agencia Judía de Noticias que la iniciativa surgió por pedido de jóvenes actores y de personalidades de la comunidad judía argentina. Actor de La Patagonia Rebelde y de Highlander II, entre otras películas, Berliner será distinguido en un acto que se realizará el próximo miércoles 15 de diciembre, a las 18, en la Legislatura.

Publicada

el

max_berlinerd

El actor y director Max Berliner será distinguido como Personalidad Destacada de la Cultura de la ciudad de Buenos Aires, título que otorga la Legislatura porteña, por su defensa de la lengua idish.
“Fundamentalmente fue un precursor en la difusión de la lengua idish”, resaltó, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN), María José Lubertino, legisladora por el Encuentro Popular para la Victoria y quien impulsó la propuesta.
No obstante, Lubertino aclaró que la iniciativa surgió por pedido de jóvenes actores y de personalidades de la comunidad judía argentina.
Actor de La Patagonia Rebelde y de Highlander II, entre otras películas, Berliner será distinguido el próximo miércoles 15 de diciembre, a las 18, en un acto que se realizará en el salón Montevideo de la Legislatura Porteña (Perú 160 de la Capital Federal).
“La iniciativa, en principio, surgió a partir de distintas personas que fueron candidatas para ser personajes de la ciudad. Esta es una propuesta de muchos jóvenes actores y también de mucha gente de la colectividad. Maestro de actores, una persona de una trayectoria personal y familiar inigualable”, subrayó Lubertino.
Nacido en Varsovia el 23 de octubre de 1919, Berliner se mudó con su familia a la Argentina, cuando él tenía dos años. Su madre era costurera y su padre broncero, y se mudaron al barrio de Once.
A los cinco años de edad, Max Berliner, quien trabajaba en una fábrica de camas, debuta en una obra teatral, con un parlamento en idish, en una obra de Sholem Aleijem, Inmigrantes.
“Fundamentalmente, Max fue un precursor en la difusión de la lengua idish, y sus obras tenían la temática judía. Llegó a dirigir el elenco estable de la AMIA”, resaltó Lubertino.
En la red de Internet circula un cometario de Berliner que resume su espíritu. “El idish tiene que ser un idioma y no un dialecto. Hay muchos que están luchando por el idish, como yo. Está bien que cuando surgió el Estado de Israel se haya impuesto el hebreo; pero no se puede eliminar el idish. Los seis millones de muertos en los campos de concentración hablaban idish”, afirmó.
Lubertino rescató las interpretaciones que Berliner realizó en El gaucho judío y Plata Dulce, pero también trabajó en el Teatro Cervantes y en el San Martín personificó a Albert Einstein.
Desde 1947, Max ejerció como profesor de teatro y música en idish en la escuela Sholem Aleijem, durante casi 60 años.
Por su trabajo, la escuela bautizó a su salón de actos con el nombre de "Max Berliner".
En diálogo con AJN, Berliner agradeció la distinción y destacó la necesidad de recuperar importantes lugares de la cultura que fueron olvidados en el Barrio de Villa Crespo, donde históricamente se concentraron las familias judías de Buenos Aires.
Justamente, el actor y la diputada Lubertino recorrieron las calles de Villa Crespo y sus principales atractivos culturales.
“Recorrimos Villa Crepo y hablamos del teatro en idish”, comentó la legisladora, quien expresó su alegría porque la propuesta con el reconocimiento a Berliner fue aprobada durante este año.
GB

Dejá tu comentario

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus/Israel. Son 39 los muertos y el número de casos por el nuevo virus se eleva a 7.030

Agencia AJN.- Tres hombres de más de 70 años murieron hoy en Israel como consecuencia del coronavirus y la cifra de víctimas fatales ya alcanzó a 39 con más 7 mil infectados en el país.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- Tres hombres de más de 70 años murieron hoy en Israel como consecuencia del coronavirus y la cifra de víctimas fatales ya alcanzó a 39 con más 7 mil infectados en el país.

El Centro Médico Meir en Kfar Saba anunció que un hombre de 79 años murió como consecuencia del virus mortal. Durante las horas de la mañana en una operación compleja, su familia fue llevada a su casa por una ambulancia para estar a su lado durante sus últimas horas.

Previamente, dos hombres de 70 años con enfermedades preexistentes murieron por la enfermedad. El Centro Médico Sheba anunció la muerte de un hombre de 71 años, que tenía “enfermedades preexistentes importantes”.

El otro fallecimiento fue informado horas después por el Centro Médico Hillel Yaffe en Hadera. El hospital dijo que el hombre de 75 años que sucumbió a la enfermedad tenía problemas de salud subyacentes.

El Ministerio de Salud dijo el viernes por la mañana que el número de israelíes infectados con el coronavirus aumentó a 7.030 el viernes por la mañana, un aumento de 173 casos desde el jueves.

Noventa y cinco pacientes eran asistidos con respiradores y 170 estaban en estado grave, mientras que 144 estaban moderadamente enfermos. Al menos 357 israelíes se han recuperado de la enfermedad.

El mayor número de casos se registró en Jerusalem (1.003), seguido de la ciudad ultraortodoxa de Bnei Brak (966) y Tel Aviv-Jaffa (335). Bnei Brak, un cuarto del tamaño de la capital por población, fue cerrado por la policía el viernes por la mañana para detener el brote.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!