Seguinos en las redes

Israel

Opinión: Cuando Netanyahu y Arafat se dieron la mano

AJN.- 24 años atrás se firmaba el Acuerdo de Wye, el cual fue diseñado para regular la ejecución de la segunda fase de los Acuerdos de Oslo. Shamir atacó a su sucesor en el Likud por el Acuerdo de Wye 14 años atrás, y Pollard llamó a Netanayhu “traidor”.

Publicada

el

bibi_y_arafat

 

Por Yaron Druckman.- Cuán lejos estamos de aquél octubre de 1988. En el que el primer ministro Bejamin Netanyahu y el presidente de la Autoridad Palestina Yassir Arafat se daban un apretón de manos al tiempo que intercambiaban sonrisas.
Junto con el presidente norteamericano Bill Clinton firmaron un convenio para promover la paz entre Israel y los palestinos. El mismo fue denominado el Acuerdo de Wye, y fue diseñado para regular la ejecución de la segunda fase de los Acuerdos de Oslo.
En días en los que también se recuerda el asesinato de Rabin, el hombre que inició el proceso de Oslo, las negociaciones con los palestinos no existen y parte de los artículos del Acuerdo entre Netanyahu y Arafat, que fueron firmados 14 años atrás, no fueron realizados o directamente fueron cancelados por diversas razones.
En el acuerdo de Wye Israel aceptó una retirada gradual del 13 por ciento de Cisjordania, a cambio de que los palestinos adopten medidas como el aumento en la lucha contra el terrorismo, mayor cooperación en seguridad y practique la detención de terroristas.
El camino para el acuerdo y el apretón de manos entre Netanyahu y Arafat no fue fácil. Unos días antes de la firma del acuerdo, los israelíes anunciaron a la secretaria de Estado de los EEUU, Madeleine Albright, que si no lograba convencer a los palestinos de renunciar a los principales problemas- cambio de la Carta Palestina y tratado de extradición, no habría acuerdo y empacarían sus valijas.
En las secciones relacionadas a la seguridad en el acuerdo provisional, los palestinos acordaron tomar todas las medidas necesarias para prevenir actividades terroristas, delincuencia y hostilidades contra Israel, contra las personas y los bienes que están bajo autoridad israelí- al igual que la parte israelí acordó tomar todas las medidas necesarias para evitar actividades terroristas, delincuencia hostilidades contra los palestinos.
Los palestinos acordaron prohibir a las organizaciones terroristas y luchar contra éstos. Ambas partes acordaron renovar de inmediato y de forma acelerada, las negociaciones para el estatuto permanente, y realizar un esfuerzo para conseguir el objetivo de alcanzar un acuerdo el 4 de mayo de 1999. Las negociaciones, según el acuerdo, debió haber sido continúo y sin pausas. Las partes acordaron en ese entonces, la construcción de un aeropuerto y un puerto marítimo en Gaza. También acordaron una ruta segura que conecte Cisjordania con la franja de Gaza.
El ministro de Relaciones Exteriores de ese entonces, Ariel Sharon, dijo en una entrevista para el diario israelí, Yediot Ajaronot, luego de la firma del acuerdo que su opinión sobre Arafat no había cambiado. “El proceso de paz es casi tan duro como una guerra, pero decidimos, a pesar del dolor, hacer todos los esfuerzos para alcanzar la paz, al tiempo que buscamos garantías de paz y seguridad para el Estado de Israel y sus habitantes”, dijo.
Netanyahu fue criticado desde su movimiento, el Likud. El ex primer ministro, Itzjak Shamir, escribió, entre otras cosas, en un artículo llamado “Primeras impresiones”, criticó a Netanyahu por no liberar a Jonathan Pollard-que en ese momento llevaba 12 años encarcelado- y conseguir homenaje de Clinton. En ese entonces Pollard dijo: “Israel me abandonó otra vez. Quiero volver a casa. ¿Qué clase de aliado son los Estados Unidos si Clinton no confía en la palabra de Netanyahu? Y Netanayhu, él me engañó a mí y al Estado de Israel. Si él inició un proceso para mi liberación debe terminarlo”.
FO

Dejá tu comentario

Innovación

La industria tecnológica de Israel cambiará las inspecciones de autos en todo el mundo

Agencia AJN.- El prestigioso Salón Internacional del Automóvil (IAA) en Frankfurt, Alemania, es conocido por llevar a sus eventos a los nombres más importantes en movilidad.

Publicado

el

Por

auto

Agencia AJN.- En el evento anual de este mes, un nuevo sistema de inspección de neumáticos llamado Artemis de la compañía israelí UVeye, fue una de las soluciones tecnológicas que generó gran interés en la industria.

Fundada en 2016, UVeye desarrolla sistemas de inspección de vehículos «inteligentes», prometiendo «cambiar drásticamente» cómo los fabricantes de automóviles, los principales operadores y concesionarias inspeccionan los autos.

La startup se basó en una arquitectura patentada con fusión de sensores, aprendizaje automático y algoritmos inteligentes para verificar automáticamente los componentes, la carrocería y los neumáticos.

El Artemis verifica el desgaste y la calidad de los neumáticos, su presión, su desgaste y los defectos de las paredes laterales.

UVeye recaudó 31 millones de dólares en una ronda de financiación dirigida por Toyota Tsusho, el brazo comercial del Grupo Toyota, Volvo Cars y Berkley Corporation, una compañía de seguros estadounidense. Skoda y Daimler también son socios estratégicos.

El CEO de UVeye, Amir Hever, aseguró en un comunicado de prensa a fines del mes pasado que estas asociaciones, «así como las conversaciones en curso con más de 20 otros fabricantes y proveedores estratégicos, muestran que el mercado está muy interesado en nuestra tecnología».

«Con Artemis dimos un paso más hacia la estandarización de la inspección externa automática de vehículos basada en inteligencia artificial y aprendizaje profundo», confirmó.

Seguir leyendo

Israel

Elecciones 2019/Israel. Liberman condiciona su apoyo a formar gobierno

Agencia AJN.- El presidente de Israel Beitenu y ex ministro de Defensa, Avidgor Liberman, deslizó hoy que está preparado para unirse a un gobierno de coalición que incluya a los partidos haredi Shas y el Judaísmo Unido de la Torá si se cumplen ciertas demandas.

Publicado

el

Por

liber

Agencia AJN.- El presidente de Israel Beitenu y ex ministro de Defensa, Avidgor Liberman, deslizó hoy que está preparado para unirse a un gobierno de coalición que incluya a los partidos haredi Shas y el Judaísmo Unido de la Torá si se cumplen ciertas demandas.

Se espera que Liberman, cuyo partido Israel Beitenu se negó a unirse a un gobierno liderado por Netanyahu hace cinco meses por una disputa con los partidos ortodoxos sobre un proyecto de ley haredi, reciba ocho escaños en el 22o Knesset, tres más que en el cuerpo saliente.

Hasta el momento ni el sector que postula a Benjamin Netanyahu, ni los que respaldan la candidatura de Benny Gantz, tienen un camino claro hacia la mayoría de 61 escaños necesarios sin el apoyo de Israel Beitenu.

Durante la campaña, Liberman prometió bloquear la formación de un gobierno de derecha estrecho, pidiendo en cambio la formación de un gobierno de unidad nacional secular dirigido por el Likud y los partidos Azul y Blanco que excluirían facciones religiosas como Shas, el Judaísmo Unido de la Torá, e incluso Hogar judío.

Sin embargo, Liberman dijo hoy que estaría dispuesto a sentarse con legisladores haredi, con la condición de que el gobierno respalde una serie de propuestas a las que los miembros de la religión religiosa se han opuesto durante mucho tiempo, incluidos los matrimonios civiles, los cambios en el sistema de conversión en Israel y la expansión de un sistema igualitario en la sección de oración en el Muro de los Lamentos en Jerusalem.

«En los últimos días he escuchado un cambio sorprendente en el discurso de los líderes de los partidos haredi», declaró Liberman. «Ya no están usando epítetos contra mí como ‘Amalek’ y ‘Hitler’, y hay llamados a poner fin a la charla de odio», agregó Liberman.

“En lo que a nosotros respecta, y ya lo he dicho en el pasado, los partidos haredi no son nuestros enemigos, sino rivales políticos. Abrazamos diferentes caminos. Son de Beit Shammai, nosotros de Beit Hillel.

Liberman pasó a enumerar sus demandas para ingresar a un gobierno que incluya a partidos haredi: Aprobación del «proyecto de ley haredi», tal como está redactado actualmente; matrimonio civil; permitir conversiones de rabinos locales; volver a aprobar el acuerdo del Muro de los Lamentos; exigir que las escuelas haredi enseñen el currículo ‘Liba’ (de materias seculares); transporte público y la apertura de minimercados en sábado. Los dos últimos puntos se dejarán en manos de las autoridades locales de cada municipio, según quién viva en una ciudad determinada. No aceptaremos nada menos que esto, incluso si eso significa estar en la oposición».

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!