Seguinos en las redes

Israel

Opinión. El debate israelí sobre Irán toma un nuevo giro

 AJN.- Por Meir Javedanfar. La belicosa retórica de Benjamín Netanyahu sobre la República Islámica ha impulsado un retroceso de los ex jefes de inteligencia de Israel. Pero es poco probable que un nuevo miembro de la coalición ayude a moderar su política.

Publicada

el

netanyahu_10

 La política sobre Irán del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, ha estado últimamente bajo intensas críticas, principalmente del ex jefe de la Mossad (agencia de inteligencia de Israel) Meir Dagan y el ex jefe de la agencia de inteligencia doméstica Shabak, Yuval Diskin. La intensidad de estos ataques sin precedentes no pueden ser ignorados. Pero la gran pregunta que debería ser preguntada es: ¿Por qué están haciendo esto?

A pesar de que Dagan y Diskin no elaboraron sobre este punto es poco probable que hayan creado tal escándalo si creyeran que las posibilidades de que Netanyahu y el ministro de defensa israelí, Ehud Barak, atacaran a Irán fuesen cero. De hecho, que hayan sido tan expresivos en su oposición a dicho golpe es un signo claro de que la posibilidad de un ataque unilateral israelí contra Irán no puede ser completamente descartado.

Este espectro de acción militar se vislumbra a pesar de las advertencias del ex jefe de inteligencia israelí, Shlomo Gazti, de que dicho ataque podría acelerar el programa nuclear iraní, así también como dañar las relaciones con Estados Unidos. Lo que parece preocupar particularmente a Diskin es lo que ha sido descrito como la “creencia mesiánica” de Netanayhu y Barak. Esta es una crítica picante en el judaísmo de individuos que se ven a si mismos como los salvadores de Israel y su pueblo.

Si Diskin siente realmente que Netanyahu y Barak podrían basar su decisión de atacar a Irán en la creencia de que están rescatando al pueblo israelí, en vez de llegar a la decisión en frío, con inteligencia dura, entonces los ciudadanos de Israel tienen mucho para preocuparse. Juzgando la reacción de Diskin y el apoyo que recibió de Dagan, esto podría ser el caso y explicaría porqué han decidido oponer las políticas del gobierno israelí verbalmente, en vez de esperar.

La última disputa pública se hizo en un momento en el que el debate en Israel sobre cómo manejar a Irán se está envenenando con ataques personales. Cuando Dagan criticó la estrategia del gobierno con respecto a Irán, por ejemplo, fue acusado de “sabotear contra las instituciones democráticas de Israel”. Ocurrió algo similar con Diskin, su visión fue vista como una búsqueda de venganza debido a que no obtuvo el puesto como jefe de la Mossad.

Pero las declaraciones de Netanyhu en el Día de Recordación del Holocausto, en el que dijo que “aquellos que no tengan en cuenta las amenaza de Irán y digan que son exageradas o una postura libre no han aprendido nada del Holocausto”, llevaron el debate publico sobre Irán a un nuevo frente. Al enmarcar sus argumentos contra Irán en el Holocausto, Netanyahu está sugiriendo efectivamente que los oponentes de su política están dispuestos a permitir que los judíos se enfrenten al genocidio una vez más.

El uso del Holocausto es inapropiado y contraproducente en una democracia como Israel. Las cicatrices emocionales de la tragedia no deberían ser usadas como un modo de dirigirse a la conducta futura del régimen de Medio Oriente en el 2012, una que se ha enfrentado a oponentes diferentes, y mucho más poderosos, que Hitler. En vez de mirar atrás siete décadas, el gobierno de Netanyahu debería mirar a Irán posicionado en el 2012 – un país que por todas sus fallas no es ni poderoso ni genocida como el régimen nazi de los años ’30 y ’40.

 

JC

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus: 7.428 casos confirmados en Israel y 40 muertes

Agencia AJN.- Una mujer de 70 años con afecciones preexistentes murió en el Hospital Ichilov. El número de casos confirmados en Israel aumenta a 7.428.

Publicado

el

Por

coronavirus

Agencia AJN.- El número de muertos por coronavirus en Israel aumentó a 40 el viernes por la noche, luego de que una mujer de 70 años con afecciones preexistentes falleciera en el Hospital Ichilov en Tel Aviv.

Más temprano el viernes, un hombre de 79 años murió en el Hospital Meir en Kfar Saba por coronavirus. Un hombre de 75 años de Pardes Hanna Karkur falleció también después de que su condición empeorara.

Cuatro de las 40 muertes en Israel por COVID-19 se registraron el viernes, según confirmó el canal 13 de la televisión israelí.

Según los datos actualizados publicados por el Ministerio de Salud el viernes por la noche, el número de casos confirmados de coronavirus en Israel ha aumentado a 7.824. De ellos, 113 están en estado grave y 96 están con un respirador.

Unos 115 de los casos están en condiciones moderadas y el resto en condiciones buenas. Unas 403 personas se recuperaron del virus y regresaron a sus hogares.

Además, el Ministerio dijo que 2.874 trabajadores de la salud están actualmente aislados debido al virus. De estos, 631 son médicos, 1.023 son enfermeros y 1.220 son otro tipo de personal médico.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!