Seguinos en las redes

Israel

Opinión. Es improbable que se impulse la paz después de la elección en EE.UU.

AJN.- Hilary Leila Krieger, corresponsal en los Estados Unidos del diario israelí The Jerusalem Post, considera que debido a la seriedad de los asuntos internos de ese país, “el proceso de paz en Medio Oriente no va a ser una prioridad para el presidente electo” en las elecciones que se realizan hoy, martes.

Publicada

el

bi_y_abbas_miran_otro_lado

 

Por Hilary Leila Krieger*/The Jerusalem Post.- Al segundo día de Barack Obama como presidente de los Estados Unidos, él designó a George Mitchell como enviado especial de EE.UU. para Medio Oriente.
Cuatro años después e independientemente del ganador de la votación del martes, casi no hay chances de que el proceso de paz reciba la misma primacía al inicio de la próxima cadencia. En parte eso se debe al agotador estancamiento entre las partes, pero un factor mucho más importante es la agotadora angustia en la economía de los EE.UU.
Los problemas económicos de los Estados Unidos no sólo fueron el tema dominante en la elección de 2012 dejaron a la política exterior casi totalmente fuera de carrera.
Mitt Romney trató de sacar ventaja política de la tensa relación de Obama con el primer ministro Benjamín Netanyahu (en la foto, con el titular de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas) y de la inminente posibilidad de que Irán adquiera armas nucleares. Pero el único tema internacional que realmente se entrometió en la campaña en sus últimas y más impactantes semanas fue el ataque terrorista que asesinó a cuatro diplomáticos de EE.UU., incluido un embajador, en Libia, en el 11º aniversario del 11 de Septiembre.
Sin embargo, ni siquiera el incidente en Libia abrió un debate sobre el enfoque de los Estados Unidos respecto de Medio Oriente o el combate al terrorismo, sino que sólo sirvió como un trampolín para recriminaciones y acusaciones de manipulaciones, citas erróneas, evaluaciones pobres y, finalmente, encubrimiento.
Como un barómetro simbólico, la tan esperada “sorpresa de octubre” -a menudo imaginada como una inesperada crisis de política exterior que sacude los días de campaña en su recta final- este año llegó en la forma de una crisis interna: la destrucción causada por el huracán Sandy.
La falta de atención a los asuntos internacionales en la campaña electoral casi seguramente es un presagio de una similar falta de enfoque que el presidente les dedicará al inicio de su mandato, salvo una “sorpresa de enero” de considerable consecuencia global y en EE.UU.
Los votantes primerizos han convertido a la creación de empleo en su principal preocupación durante una profundamente dividida y extremadamente estrecha carrera presidencial. Cualquiera que sea el nuevo presidente tendrá que centrarse en esta cuestión para mostrar que fue la elección correcta y ganarse el respeto de los estadounidenses, sobre todo de los del otro lado del pasillo.
Por otra parte, si bien existe una pequeña probabilidad de que un imprevisto incidente internacional pueda requerir una significativa consideración presidencial, existe un muy definido predicamento económico programado para llegar a su punto culminante en los próximos meses: el embargo. Según indica la ley, si el Congreso y la Casa Blanca no llegan a un acuerdo el 3 de enero, entrarían automáticamente en vigor reducciones en todas las áreas del gobierno por más de 1 billón de dólares en los próximos 10 años, incluyendo programas militares y de ayuda social.
Si bien ambas partes han subrayado que desean evitar que los recortes sean implementados, los compromisos de cada lado que se requieren son tan grandes -y tan completamente ausentes hasta ahora- que la posibilidad de que esta cuestión sea resuelta para el Día de la Inauguración (de las sesión parlamentarias), el 20 de enero, va de escasa a ninguna. E incluso una solución significaría meses de secuelas que serían absorbidas por el presidente.
Algunas cuestiones internacionales se entrometerán al principio de la próxima cadencia, incluido el programa nuclear de Irán, pero para muchos temas globales el enfoque de la Casa Blanca probablemente será más de administración de crisis que de emprendimiento proactivo.
La concreción de la paz en Medio Oriente podría ser puesta en segundo plano por algún tiempo. Por supuesto, la volátil situación en Tierra Santa sólo puede fermentar por un tiempo antes de que vuelva a hacer erupción y a demandar atención.
 
* Corresponsal en los Estados Unidos del diario israelí The Jerusalem Post.
 
CGG

Dejá tu comentario

Israel

Israel. Progresos en las negociaciones por la coalición entre Netanyahu y Gantz

Agencia AJN.- En las últimas horas trascendió que se han hecho progresos en la disputa entre las dos partes por el reparto de los cargos. “Siento que las negociaciones con el Likud están a punto de completarse”, dijo el parlamentario Chili Tropper, que está cerca del ex líder de Azul y Blanco Benny Gantz.

Publicado

el

Por

gantz y netanyahu

Agencia AJN.- Las negociaciones entre el primer ministro Benjamin Netanyahu y quien fue su principal adversario en las elecciones del 2 de marzo, Benny Gantz, parecerían estar llegando a buen puerto. Según trascendió, el Likud aceptó dejar el Ministerio de Justicia en manos del presidente de Azul y Blanco, Avi Nissenkorn. Por su parte, Azul y Blanco habría cedido el Ministerio de Seguridad Interna para que lo ocupe Miri Regev, antigua ministra de Cultura.

Por otro lado, Azul y Blanco habría aceptado renunciar al Ministerio de Relaciones Exteriores, que podría quedar en manos del ex presidente del Parlamento, Yuli Edelstein, perteneciente a Likud, o al líder de Yamina, el actual ministro de Defensa Naftali Bennett. A cambio, el Likud renunció a Educación, que pasará a manos del Gabi Ashkenazi, representante de Azul y Blanco.

El Ministerio de Relaciones Exteriores sería un buen premio consuelo para Edelstein, que perdió su puesto como portavoz del Knesset (Parlamento) después de liderar la lucha del Likud contra la Corte Suprema. El puesto de vocero iría para el ministro del Likud, Yariv Levin, que está cerca de Netanyahu y dirige el equipo de negociación de la coalición del Likud.

Por su parte, Yamina, parte de la coalición de Likud, amenazó con salir del bloque si no recibe la cartera de Educación. Ayelet Shaked, parlamentario que representa al partido de ultraderecha, dijo en una entrevista con el Canal 12 que si Yamina salía de la coalición, sería una “oposición de derecha combativa” al gobierno de Netanyahu.

“No formamos parte del juego de las sillas musicales entre Netanyahu y Gantz”, dijo Yamina en una feroz declaración oficial. “No pretendemos ser parte de un gobierno que regaló el Ministerio de Justicia y acabará con las posibilidades de expresar la soberanía sobre Judea y Samaria”, decía el duro comunicado.

Fuentes cercanas a Netanyahu revelaron que Likud hizo una oferta a Yamina, pero la demanda de Yamina de cuatro ministros no era “realista”. Yesh Atid, conducido por Yair Lapid y principal oposición a la alianza entre Netanyahu y Gantz, dijo que la lucha contra la corrupción no debería depender de si un partido está en la coalición y que si Yamina se une al gobierno de Netanyahu, sería parte de su corrupción.

Seguir leyendo

Coronavirus

Fallece el octavo israelí del día por coronavirus y los enfermos alcanzan los 6.808

Agencia AJN.- Piden a las familias celebrar Pésaj y Pascuas solas. Se espera que los israelíes usen máscaras en lugares públicos. Cierre casi total en la ciudad ortodoxa de Bnei Brak.

Publicado

el

Por

LITZMAN 4

Agencia AJN.- La cantidad de pacientes con coronavirus en Israel alcanzó hoy, jueves, a 6.808, 34 de los cuales han muerto, todos con enfermedades preexistentes, 107 están en estado grave, 83 están con respirador artificial y más de 300 se han recuperado, según el Ministerio de Salud.

Los otro fallecidos hoy son hombres de 77 años, en el Centro Médico Haemek, de Afula; 95, en el Sheba, de Tel Hashomer; 78 y 77, en el Barzilai, de Ashkelon; 87, en el Soroka, de Beer Sheba; 72 y 90, en el Sourasky, de Tel Aviv; y recientemente, una mujer de 98, en el hospital Hadassah Ein Kerem, de Jerusalem.

El fallecido en el Sur es el tercer residente del asilo Mishan que expira por el virus.

En las últimas 24 horas se realizaron 7.833 pruebas de coronavirus.

Anoche se llevó a cabo una reunión nocturna entre el primer ministro, Benjamín Netanyahu, y el director general del Ministerio de Salud, Moshe Bar Siman Tov, que incluyó una lista de nuevas restricciones para la ciudad ortodoxa de Bnei Brak y el resto de la población.

Desde hoy, todos los israelíes deberán usar máscara en lugares públicos y pasar directamente al aislamiento en un hotel especial durante 14 días todos los que regresen del extranjero.

“Estamos en un estado de emergencia global”, dijo el primer ministro.

También recordó que deberán celebrar Pésaj, Ramadán y Pascuas únicamente con sus familias nucleares para ayudar a reducir la infección en el país.

CGG

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!