Seguinos en las redes

Israel

Opinión: Israel podría convertirse en el chivo expiatorio de la nueva democracia de Egipto

Itongadol/AJN. HAARETZ.- No le tememos a la democracia egipcia, le tememos a la gente que cree que Israel y sus intereses son prescindibles ante un “bien mayor” como la democracia egipcia.

Publicada

el

2628

Amiel Ungar*  |   | Fuente: Haaretz .-Fue desconcertante, en los últimos días, tener a Israel y, específicamente, al primer ministro Benjamín Netanyahu retratados como accionistas de Industrias Mubarak y ver al ex gobernante descrito como un aliado de Israel. En realidad, el promotor de la tesis de que las dictaduras árabes podrían promover la paz no fue otro que Yitzhak Rabin, quien argumentaba que los caudillos árabes podrían frenar el terrorismo de manera más eficiente que Israel.
Ellos no tenían que lidiar con la intervención judicial y los entrometidos defensores de los derechos humanos. Los líderes árabes, tratados con indulgencia porque -después de todo- los niños serán niños, podrían emplear la brutalidad necesaria contra el terrorismo en sus países, mientras que el mundo ilustrado estaría horrorizado ante tácticas mucho menos represivas empleadas por Israel.
Este modo de pensar es mantenido por líderes de opinión que le suplican a Israel hacer la paz con la aún más opresiva república hereditaria siria del clan Assad. Suscribo plenamente la aseveración del profesor Efraím Karsh sobre Mubarak: “Él también ha fomentado una cultura de virulento antisemitismo en Egipto, una cultura cuyas premisas evidentemente él mismo comparte”.
En Commentary Magazine de abril de 2002, el historiador citó un pasaje del discurso de Mubarak a los estudiantes de la Universidad del Cairo en 1991, en el cual se regodeaba de la victoria de Egipto en Camp David: “Contra nosotros estaba la gente más inteligente de la Tierra, un pueblo que controla la prensa internacional, la economía del mundo y las finanzas mundiales. Logramos obligar a los judíos a hacer lo que queríamos, nos devolvieron toda nuestra tierra, ¡hasta el último grano de arena! Los hemos engañado, y qué les hemos dado a cambio? Un pedazo de papel… Hemos establecido mecanismos sofisticados para controlar y limitar al mínimo los contactos con los judíos”.
Bajo este sistema, líderes israelíes visitarían Egipto, pero Mubarak nunca les correspondió, con la excepción del funeral de Rabin, en 1995. El embajador residente egipcio fue abrazado por el conjunto social de Israel; el embajador de Israel en El Cairo fue tratado como un leproso diplomática. Intelectuales egipcios que exploraron relaciones con Israel recibieron la visita de la Mukhabarat de Mubarak, un fuerte disuasivo para que los contactos continuaran.
Egipto utilizó todo foro internacional para condenar a Israel y permitió que el antisemitismo floreciera en la prensa local y en los medios de comunicación controlados por el gobierno, como la reciente acusación de que tiburones israelíes guiados por GPS estaban actuando para desestabilizar el turismo egipcio. Cuando de vez en cuando lo presionaban sobre la cuestión de la incitación, Mubarak falsamente argumentaba que en su país había libertad de prensa.
No derramo lágrimas por Mubarak, pero estoy en desacuerdo con los partidarios de su derrocamiento que sostienen que Israel no tiene derecho a alarmarse por una alternativa peor o con quienes, como el ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, nos dan cátedra acerca de reducir nuestra beligerancia cuando alertamos acerca de tal posibilidad o acerca de que esto nada tiene que ver con Israel.
En Foreign Policy del 10 de febrero, James Traub trató de lavar la cara de la Hermandad Musulmana, si bien reconoció que “los Hermanos con los que hablé no sólo están en contra de Israel, sino a favor de Hamas. Israel tiene todos los motivos para temer ante la perspectiva de un gobierno de la Hermandad Musulmana”.
Traub, sin embargo, argumentó que los Estados Unidos e Israel no pueden “pararse delante de la historia gritando: ‘¡Alto!’. La única respuesta posible es aceptar las legítimas aspiraciones del pueblo palestino por un Estado propio”.
El gobierno de Egipto es un asunto interno egipcio. Israel sólo espera que dicho gobierno respete las obligaciones del tratado firmado por su predecesor, ya que pacta sunt servanda (los acuerdos deben mantenerse) es una piedra angular del derecho internacional y de estables relaciones internacionales.
La paz con Israel fue, como Mubarak correctamente reconoció, el escaso precio que Egipto pagó para conseguir que Israel cediera el Sinaí y destruyera las prósperas comunidades del distrito de Yamit. Israel firmó este desigual tratado por el milenarismo de la paz y la presión aplicada por ese deshonesto mediador, Jimmy Carter (en la foto, al centro), quien -como revelara el ex funcionario del Consejo Nacional de Seguridad William Quandt- se dedicó a atacar en secreto, con Egipto, a Israel. El tratado fue el mayor desastre de la jefatura de gobierno de Menachem Begin (en la foto, a la derecha, frente al líder egipcio Anwar el-Sadat), pero por lo menos, como ha señalado el politólogo Dore Gold, Begin insistió en que el tratado, por medio del artículo 6, conservase su vigencia independientemente de acontecimientos externos.
No le tememos a la democracia egipcia; le tememos a gente como Traub, que cree que Israel y sus intereses son prescindibles ante un “bien mayor”, como la democracia egipcia, y está dispuesto -empujado contra la pared- a exonerar la derogación del tratado por parte de Egipto debido a que Israel insiste en ciertas condiciones mínimas para aceptar un Estado palestino. Según la lógica de Traub, si los palestinos hubiesen aceptado las ilusorias ofertas de paz de Ehud Barak o Ehud Olmert, en 2000 y 2008, habrían tenido derecho a revocar el acuerdo si estuviesen insatisfechos con el tratamiento a los árabes en lo que quedaría de Israel; por ejemplo, en Jaffa o Nazaret.
Mubarak ha dejado un legado tóxico. Incluso el gobierno egipcio más competente y altruista tendrá que hacer frente a grandes problemas, sobre todo la superpoblación y la creación de empleo para una cohorte de jóvenes enardecidos. La creación de empleo no es tarea fácil -pregúntenle a Barack Obama-, en particular para los jóvenes, como José Zapatero y Nicolas Sarkozy lo atestiguarán. No creo que Thomas L. Friedman, de The New York Times, con su entusiasmo por las cosas chinas, recomiende que Egipto, a la China, límite a las familias a tener un solo niño.
Ante estas dificultades, será mucho más fácil para un líder egipcio culpar a los judíos. Israel, en su anhelo por precipitar la paz, se ha resignado erróneamente a babear, pero insistir en que ambas partes honren la paz.
De lo contrario, tenga la amabilidad de devolver el Sinaí.

* Politólogo.

CGG

Dejá tu comentario

Israel

Encuesta: Los palestinos tienen pocas expectativas para las elecciones de Israel

Agencia AJN.- Una encuesta muestra que dos tercios de los palestinos creen que los resultados de las elecciones tendrán un impacto negativo para ellos y expresan su preocupación por el resultado, con efecto directo e importante en sus vidas diarias y futuras aspiraciones a la condición de Estado.

Publicado

el

Por

Netanyahu Abbas

Agencia AJN.- Una encuesta reciente realizada por el Centro de Medios y Comunicación de Jerusalem encontró que más del 40 por ciento de los palestinos cree que las elecciones israelíes tendrán un impacto negativo, y otro 25 por ciento agregó que no tendría ningún impacto.

La encuesta se realizó sobre 1.200 personas en la Ribera Occidental y la Franja de Gaza, con un un margen de error de más o menos 3 puntos porcentuales.

Para Hamza Khalaf, que posee un puesto de verduras en un mercado de productos de Ramallah, no importa quién salga a la cabeza.

«Honestamente no me importa. Son todos iguales. Todo lo que les importa es ganar y avanzar en la agenda judía israelí”, agregó.

Khalaf destacó que la mayoría de los palestinos sienten que el fuerte apoyo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a Israel hace que sea casi imposible que las negociaciones de paz ganen fuerza.

“La sociedad israelí se desplazó hacia la derecha desde que Netanyahu asumió el cargo hace años, y todos los israelíes, de izquierda y derecha, están contentos con el statu quo. Entonces, ¿qué puede cambiar?».

Con el proceso de paz congelado, y Netanyahu haciendo una promesa de campaña para anexar el Valle del Jordán en la Ribera Occidental, muchos palestinos tienen pocas esperanzas de que el resultado de las elecciones mejore su situación.

Esmat Mansour, un escritor palestino especializado en asuntos israelíes, afirma que solo una derrota para Netanyahu puede cambiar las cosas.

El periodista palestino Waleed Omri afirmó que quien gane las elecciones tendrá consecuencias importantes para la región.

Los palestinos quieren establecer su propio Estado en territorios de Israel con Jerusalem Oriental como su capital.

Muchos dicen que los políticos israelíes tanto de izquierda como de derecha, así como el público israelí, no parecen tener el tema en su agenda.

Seguir leyendo

Brasil

VeganNation de Israel protege más de 6 mil hectáreas de selva amazónica en Brasil

Agencia AJN.- La startup israelí VeganNation anunció el viernes que adquirió más de 6.000 hectáreas de selva amazónica en Brasil por un período de diez años para proteger la tierra de la deforestación y la caza furtiva de vida silvestre. La cuenca del Amazonas cubre 2,7 millones de millas cuadradas, de las cuales 2,1 millones de millas cuadradas son selva tropical; gran parte en Brasil.

Publicado

el

Por

amazonas rio

Agencia AJN.- VeganNation, que construyó una plataforma global de comercio electrónico y una red social para veganos en todo el mundo con su propia moneda digital, entregaría la tierra a grupos de preservación y organizaciones activistas para protegerla.

«La selva amazónica podría estar ubicada en Brasil, pero su destrucción nos afecta a todos, ya que el cambio climático es un resultado directo de la actividad humana y está en nuestras manos combatirlo», explicó Isaac Thomas, CEO y cofundador de VeganNation.

La startup también anunció asociaciones con cuatro equipos locales de fútbol (Remo, Paysandu, National e Iranduba) de ciudades cercanas a la entrada de la selva tropical para aumentar la conciencia ambiental. VeganNation ya es un patrocinador principal de los equipos, tres equipos masculinos y uno femenino, y reveló que cuatro equipos nacionales adicionales de primer nivel están listos para firmar la iniciativa.

«Pensamos cómo podemos llevar las cosas al siguiente nivel, crear conciencia sobre el medio ambiente, sobre el veganismo y unirnos con equipos de fútbol locales para crear conciencia entre los fanáticos», reveló Thomas a Nocamels.

amazonas incendio

La iniciativa de VeganNation se produce en medio de los devastadores incendios que arden en la selva tropical desde principios de agosto, liberando contaminantes atmosféricos peligrosos a la atmósfera, dañando gravemente los ecosistemas de flora y fauna y poniendo en peligro a las comunidades indígenas que viven ahí.

Los incendios se pueden ver desde el espacio.

«Cuando medimos la destrucción de la selva tropical, hablamos de canchas de fútbol como una unidad». VeganNation cubrirá más de 5.500 canchas de fútbol de tamaño reglamentario.

“VeganNation entiende que promover el veganismo es un paso importante para combatir la crisis del calentamiento global y es clave crear conciencia a través de proyectos ambientales locales entre la comunidad brasileña. La asociación con cuatro equipos de fútbol brasileños nos permite avanzar hacia nuestra misión de trabajar juntos para crear un mundo mejor», explicó.

VeganNation recaudó 10 millones de dólares en fondos de inversores privados.

El trabajo de VeganNation en el mundo del deporte es de vital importancia y la startup está preparada para traer a «uno de los tres mejores jugadores de fútbol del mundo como embajador de la sostenibilidad».

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!