Seguinos en las redes

Opinión

Opinión. Las mujeres israelíes gozan de más libertad e igualdad de género que otros países

En la actualidad, Israel es el único país de Medio Oriente que tuvo una primera ministra, una presidenta del Tribunal Supremo, una ministra de Asuntos Exteriores, de Justicia, de Interior, de Medio Ambiente y de Energía, una presidenta de la Knesset (Parlamento), una gobernadora del Banco de Israel y una presidenta interina. Además, el último gabinete israelí tenía un número récord de mujeres.

Publicada

el

mu
PROTESTANDO LA DECISIÓN DE ESTADOS UNIDOS de anular el caso Roe v. Wade, en Tel Aviv, el 4 de julio. (Foto: AVSHALOM SASSONI/FLASH90)

Mi familia es bastante feminista: mi hijo y mi marido aprendieron a serlo también, con dos hijas y hermanas luchadoras en casa. De hecho, en casa de los Cohen se escucha en ocasiones un conocido jingle de la película Mary Poppins (la original): «Las hijas de nuestras hijas nos adorarán, mientras cantan en un coro agradecido… bien hecho… bien hecho… ¡hermanas sufragistas!». Así que me pareció natural que, tras la anulación de Roe v. Wade, mi siguiente columna tratara el tema de los derechos de la mujer.

Roe v. Wade, el aborto e Israel.

Siempre tuve pensamientos complicados en lo que respecta al aborto; supongo que la mayoría de la gente los tiene. No creo que la mayoría de la gente se muestre indiferente ante algo tan importante como acabar con el potencial de la vida. No puede ser una decisión fácil. Pero a veces es absolutamente vital. Y por esta razón, estoy increíblemente agradecida de que las mujeres de Israel tengan esa opción cuando es necesario.

El Fondo Mundial de Población de la ONU y los grupos de derechos humanos advirtieron que el fin del caso Roe v. Wade en Estados Unidos podría poner en peligro el acceso al aborto en todo el mundo. Y desde la sentencia del Tribunal Supremo, ciertamente hubo una respuesta global, con muchos países examinando sus propias leyes y regulaciones para ver si hay que hacer algún cambio.

La ley israelí de 1977 establece cuatro circunstancias en las que debe permitirse el aborto: si la mujer es mayor de 40 años o menor de 18; si el embarazo es el resultado de un incesto, una violación o una «unión ilícita» (por ejemplo, una aventura); si el embarazo pone en peligro la salud de la mujer (física o mental); y si el feto está en peligro. En la práctica, esto significa que aproximadamente el 98% de las solicitudes de aborto son aprobadas.

Ahora, en lugar de seguir el ejemplo de Estados Unidos, que según el ministro israelí de Salud, Nitzan Horowitz, retrocedió cien años en los derechos de la mujer, Israel anunció que suavizará las normas sobre el aborto.

¿Cómo se puede abortar en Israel?

Las mujeres podrán solicitar un aborto electrónicamente, por lo que ya no tendrán que entregar su solicitud en persona. Según el Ministerio de Salud, también se eliminarán del formulario de solicitud algunas preguntas supuestamente «degradantes» sobre el uso de anticonceptivos.

El comité especial que examina las solicitudes de aborto (formado por dos médicos y un trabajador social) podrá revisar las solicitudes digitalmente. Sólo se reunirán en persona en ocasiones muy específicas cuando rechacen una solicitud. Esto significa que la gran mayoría de las mujeres que solicitan un aborto ya no tendrán que comparecer en persona ante el comité. No obstante, podrán solicitar acceso para recibir más apoyo.

Los cambios también significarán que las mujeres podrán abortar en su centro de salud local en lugar de en los hospitales. Y las mujeres podrán acceder a las pastillas para abortar a través del sistema sanitario del país.

En un comunicado, el ministro Horowitz expresó: «La medida del Tribunal Supremo de EE.UU. de negar a una mujer el derecho a su cuerpo es una medida oscura. Estamos en otro lugar, y hoy estamos dando grandes pasos en la dirección correcta».

Sin embargo, ¿pondrá un nuevo gobierno de coalición -quizás uno formado por partidos de derecha y religiosos- en peligro estos cambios, o incluso la ley del aborto de Israel?

Con respecto a esto, la activista ortodoxa Shoshanna Keats-Jaskoll aseguró: «No se puede prohibir el aborto si se entiende el judaísmo. Incluso la persona más fundamental y ultraortodoxa entiende que hay momentos en los que es necesario interrumpir un embarazo. El aborto es accesible y está cubierto, y no es algo que me preocupe aquí».

Los derechos de la mujer en Israel.

LA ONU señaló 17 grandes retos mundiales, y el Objetivo de Desarrollo Sostenible nº 5 es «lograr la igualdad de género y empoderar a las mujeres y las niñas». Aunque los detractores de Israel acusan al país de vulnerar los derechos de las mujeres, la realidad -aunque no es perfecta- es muy diferente.

En 1919, casi 30 años antes del restablecimiento del Estado judío, un numeroso grupo de mujeres se reunió y fundó el primer partido político femenino del mundo. Juntas, lucharon por los derechos de las mujeres, lo que supuso la fundación del moderno Estado de Israel con el voto femenino y el derecho de las mujeres a ser elegidas para cargos públicos. De hecho, la igualdad de género está consagrada en la Declaración de Independencia y se fue reforzando a través de la legislación y la política a lo largo de los años.

En la actualidad, Israel es el único país de Medio Oriente que tuvo una primera ministra, una presidenta del Tribunal Supremo, una ministra de Asuntos Exteriores, de Justicia, de Interior, de Medio Ambiente y de Energía (y puede que se me haya escapado alguna más), una presidenta de la Knesset (Parlamento), una gobernadora del Banco de Israel y una presidenta interina. Y el gabinete más reciente de Israel contaba con un número récord de mujeres.

La discriminación de la mujer está prohibida y el Estado anima tanto a las niñas como a los niños a recibir una educación completa, incluyendo programas de alfabetización digital para empoderar a las mujeres. Ni que decir tiene que la legislación israelí prohíbe los crímenes de honor. E Israel es el único país de la región que nunca exigió a las mujeres que pidan permiso a un tutor masculino para viajar. Israel también tiene un programa nacional destinado a prevenir la violencia doméstica, así como programas para ayudar a las mujeres atrapadas en el ciclo de la prostitución, y a las niñas en situación de riesgo.

Como explicó Keats-Jaskoll, «las mujeres están autorizadas en la mayoría de los lugares del ejército, tenemos una atención infantil relativamente positiva, la cultura del país es muy favorable a la familia, lo que es por definición favorable a las mujeres. Pero las cosas, por supuesto, no son perfectas.

«Un ejemplo de dónde debemos mejorar es en el ámbito de la religión y el Estado. Como mujer en Israel, puedes ser jueza del Tribunal Supremo pero no puedes divorciarte si tu marido se niega. Creo que hay un miedo real al feminismo, lo cual es lamentable, ya que creo que no es una amenaza»’, agregó Keats-Jaskoll.

«Pero hubo algunos pasos importantes y positivos, como la aprobación de una resolución para que el Consejo de Seguridad, que siempre estuvo dominado por los hombres, tenga al menos un tercio de mujeres. Y las mujeres deberían representar el 30-40% de los consejos religiosos. Así que estamos haciendo bien en reconocer dónde tenemos una baja representación. Y en los casos en los que hay que aumentarla, Israel lo está poniendo en práctica. El hecho de que se entienda que las mujeres deben ocupar estos puestos es fantástico», expresó Keats-Jaskoll.

GOLDA MEIR fue la cuarta Primera Ministra de Israel (1969 a 1974) y, hasta ahora, la primera y única mujer PM del país. Su «regalo a las mujeres israelíes», según su biógrafa, la profesora Pnina Lahav, fue legislar el permiso de maternidad en la década de 1950. En la actualidad, más de la mitad (53%) de las mujeres forman parte de la población activa, un nivel similar al de Estados Unidos. Aunque Israel es el tercer país del mundo con mayor tasa de emprendimiento, es el que tiene la tasa más alta entre las mujeres (así como entre los mayores de 55 años).

Se produjeron avances en muchos frentes, pero los hombres siguen dominando en muchos puestos de responsabilidad, según la Revisión Voluntaria Nacional de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Israel. Sin embargo, las mujeres ocupan aproximadamente el 40% de los puestos de responsabilidad en el sector público, el 56% en la educación y el 68% en las actividades de salud humana y trabajo social. Además, muchos emprendedores israelíes están dirigiendo su atención hacia la tecnología para ayudar a las mujeres.

Start-Up Nation Central llevó a cabo un proyecto de mapeo del panorama FemTech junto con FemTech Israel, que promueve soluciones tecnológicas y de innovación para las necesidades de las mujeres. Concluyó que Israel cuenta con 130 empresas destinadas a servir a las mujeres. Los inversores también se están subiendo al carro, invirtiendo aproximadamente 160 millones de dólares en 2021 en soluciones FemTech israelíes para cuestiones como el diagnóstico, la salud pélvica, el embarazo, la lactancia, el bienestar y la seguridad.

Y estas innovaciones, por supuesto, no sólo ayudan a las mujeres de Israel. Illumigyn, por ejemplo, creó un sistema de diagnóstico y examen cervical a distancia, que se utilizó en Moldavia, países del Golfo y África. Y la aplicación israelí SafeUP es utilizada por 126.000 mujeres en Israel, Estados Unidos y varios países de Europa. La aplicación creó una comunidad de voluntarias formadas que velan por la seguridad de las mujeres cuando es necesario.

En Israel se organizan periódicamente eventos para animar a las mujeres a entrar en el mundo de la tecnología, como el reciente Hackathon de Mujeres de la Escuela Superior de Tecnología de Jerusalem, cuyo objetivo era animar a las chicas ortodoxas a entrar en la ciencia y la tecnología. También a nivel internacional, Israel acoge y participa en eventos y proyectos para promover el empoderamiento de las mujeres.

Por ejemplo, MASHAV (la Agencia de Cooperación Internacional para el Desarrollo del Ministerio de Asuntos Exteriores) trabaja con ONU Mujeres en proyectos destinados a reforzar la igualdad de género, e Israel ha copatrocinado resoluciones de la Asamblea General de la ONU con el mismo objetivo. Como Campeón Internacional de Género (una red mundial de responsables de la toma de decisiones) y miembro de la Coalición Internacional por la Igualdad Salarial, liderada por la Organización Internacional del Trabajo, ONU Mujeres y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, Israel hizo hincapié en la igualdad de género.

Así que, aunque todavía hay margen de mejora, las mujeres de Israel pueden estar tranquilas porque, afortunadamente, estamos en una posición relativamente fuerte en comparación con muchas de nuestras hermanas en el extranjero. Bien hecho, hermanas (y hermanos) sufragistas.

 

Artículo publicado por Jodie Cohen en The Jerusalem Post.

Dejá tu comentario

Opinión

Israel: La start-up educativa que pretende impactar en los jóvenes en riesgo

La empresa educativa Hagal Sheli se propuso utilizar el surf como herramienta de desarrollo personal entre los jóvenes en situación de riesgo.

Publicado

el

Por

surf
El escritor de la nota ama el surf en el mar y lo utiliza como herramienta de desarrollo personal entre los jóvenes en riesgo. (Crédito de la foto: HAGAL SHELI)

Agencia AJN.- Las poblaciones débiles, que normalmente están al margen de la sociedad, se vieron aún más marginadas debido a la falta de recursos y de grandes soluciones. Las dificultades existentes se fueron agravando hasta convertirse en situaciones de emergencia, que incluyeron el aumento del consumo de alcohol y drogas, el incremento de los intentos de suicidio y el aumento de la depresión y las crisis mentales, lo que desbordó a las autoridades israelíes asistenciales y a la sociedad.

La empresa educativa Hagal Sheli (Mi Ola), creada hace nueve años por Omer Tolichansky, Yaron Waksman y educadores amantes del surf en el mar, se propuso utilizar el surf como herramienta de desarrollo personal entre los jóvenes en riesgo. En la base de la actividad de la organización no lucrativa está el entendimiento y la prueba de que experimentar y enfrentarse a las olas y corrientes del mar, con el tiempo, caerse de la tabla de surf y la incertidumbre, son experiencias fortalecedoras y formativas que afectan a todas las áreas de la vida. La experiencia y el afrontamiento de los alumnos durante la actividad de Hagal Sheli les inculca el sentimiento de no rendirse y, con trabajo duro y determinación, conseguir subirse a una ola hacia una vida mejor.

Durante el encuentro con el mar, los jóvenes pasan por procesos grupales psicoeducativos diseñados para ayudarlos a producir un lenguaje y dar significado a la experiencia emocional y física que tuvieron en el mar. Al hacerlo gradualmente, aprenden a conseguir herramientas para superar los retos y de resiliencia interna, lo que les permitirá interiorizar la diferencia entre hablar de la dificultad y actuar ante ella.

En este sentido, el mar tiene dos funciones: la primera es como espacio de disfrute y relajación, de desarrollo de habilidades deportivas e incluso de diversión. Además, el mar es un catalizador de sentimientos. El participante que practica el surf sentirá más de una vez impotencia, rabia, confusión y miedo. El surf por sí mismo no le permitirá observar lo que ocurre. Sólo la combinación del surf y la sesión de procesamiento, que tiene lugar en grupo al final de cada reunión, ayudará al participante a contener estos sentimientos de forma beneficiosa.

ha

HaGal Sheli, en Tel Aviv y Bat Yam, enseña a los jóvenes en situación de riesgo a hacer surf (crédito: YANAI YECHIEL).

El procesamiento de la sesión por la que pasan los alumnos en el marco de la actividad Hagal Sheli crea la capacidad de afrontar y contener las situaciones difíciles que vivieron. Es esta capacidad la que estará a su lado cuando se enfrenten a situaciones esencialmente estresantes similares durante su vida.

Afrontar las dificultades y las crisis de los jóvenes en situación de riesgo es especialmente complejo, ya que se basa en frustraciones anteriores en momentos a los que a la mayoría de ellos les cuesta contenerse. Por lo tanto, es necesario comprender el proceso a lo largo de los años y permitir el afrontamiento mental de las dificultades y las crisis. Porque si los jóvenes supieran llamar a una experiencia emocional por su nombre, encontrarían la resiliencia para afrontarla en el futuro. Las sustancias emocionales que no se pueden definir, y los efectos asociados de la ansiedad pueden causar impotencia. Adquirir el lenguaje, o si se quiere, la alfabetización emocional es en realidad la solución.

La nueva empresa de educación, Hagal Sheli, ayudó a más de 6.000 chicos y chicas a encontrar el camino correcto en la vida, con informes de más del 80% de éxito. En la próxima semana, el director general y su equipo realizarán una gira de colaboración y asociación en Estados Unidos.

 

Artículo publicado por Yaron Waksman en The Jerusalem Post.

El autor es el director general de la Asociación Hagal Sheli.

Seguir leyendo

Opinión

Opinión: El aumento del antisemitismo, a 125 años del primer Congreso Sionista

No podemos garantizar un futuro judío seguro sin grandes esfuerzos para hacer retroceder el antisionismo extremo rampante en muchos países y que se filtra en los foros internacionales.

Publicado

el

Por

congreso sionista

Por Jonathan A. Greenblatt*

En 1897, un abogado y periodista judío austrohúngaro convocó una conferencia en Basilea, Suiza, que cambiaría el mundo. Este congreso serviría como la primera reunión internacional del movimiento sionista y, como predijo Theodor Herzl, conduciría a uno de los desarrollos más importantes del siglo XX: la creación de una patria nacional judía.

Así como los delegados se reunieron en esa hermosa ciudad hace 125 años, los líderes judíos ahora se han reunido nuevamente para celebrar el aniversario de ese momento histórico en un evento organizado por la Organización Sionista Mundial. Me siento honrado de que me hayan pedido que hable en esta importante reunión y tengo el honor de compartir mis ideas sobre el flagelo continuo del antisemitismo, y reflexionar sobre lo que significa el sionismo en 2022.

Desde Basilea se asumió el compromiso de devolver al pueblo judío a su patria histórica construida sobre el sionismo religioso que había animado la fe durante casi dos milenios. La pura fuerza de la voluntad de Herzl se proyectó en las más altas esferas del poder y se involucró en el arte de gobernar política contra obstáculos aparentemente abrumadores, lo que resultó en la creación del Estado de Israel 50 años después.

Si bien dos mil años de marginación y persecución como minoría que vive en la diáspora, y mucho menos el genocidio de seis millones en el Holocausto, nunca pudieron remediarse, la búsqueda de la creación de Israel generó nuevas esperanzas para el futuro y transformó la narrativa del pueblo judío de uno de dispersión e impotencia en uno de fuerza y acción concertada.

Como sabemos, el sueño de Herzl se realizó en su mayor parte. El Israel de hoy es un Estado judío floreciente que continúa brindando un refugio acogedor para los judíos de todo el mundo y es una fuerza pionera en las áreas de la ciencia, la medicina, la tecnología y la agricultura. Y, sin embargo, la existencia de Israel no ha “resuelto” el antisemitismo, ni el Estado israelí es una utopía perfecta.

Herzl y sus compañeros sionistas en Basilea no podrían haber previsto que Israel tendría que defenderse en ocho guerras desde 1948, el conflicto israelí-palestino aún no resuelto, las amenazas constantes planteadas por Estados maliciosos como Irán y grupos terroristas como Hamás y Hezbollah, y la cooperación internacional coordinada de esfuerzos para marginar y deslegitimar al Estado judío, incluida la afirmación absurda de que “el sionismo es racismo” y las odiosas campañas de BDS.

Antisemitismo en aumento

Mientras los líderes judíos regresan a Basilea, el antisemitismo continúa siendo un problema grave con manifestaciones preocupantes que habrían sido familiares para las personas que vivían en 1897. También hemos visto nuevas formas, como el odio y el acoso online, o culpar y convertir a los judíos en chivos expiatorios y organizaciones para las acciones del Estado judío.

El año pasado, la Liga Antidifamación registró la mayor cantidad de incidentes antisemitas en los EEUU desde la década de 1970. Un pico importante se produjo durante el conflicto entre Israel y el grupo terrorista Hamás en mayo de 2021, cuando rastreamos un aumento del 150 % en los incidentes, incluidos 15 ataques y muestras grotescas de odio contra Israel.

Los judíos fueron atacados descaradamente en lugares públicos en las principales ciudades como Nueva York y Los Ángeles simplemente por el “crimen” de su fe e identidad.

Del mismo modo, en los EEUU y en todo el mundo hemos visto a líderes políticos y candidatos en los puntos de conversación antisemitas de extrema derecha, y aquellos en la extrema izquierda que utilizan una retórica antisionista que es antisemitismo en su esencia.

En Boston, un grupo antisemita creó un «Proyecto de mapeo», afirmando exponer una siniestra conspiración judía con nodos interconectados de «sionismo, policía e imperio». Invocaron tropos antisemitas clásicos y pusieron en peligro a toda la comunidad judía, acusando a las casas de culto y a las organizaciones sin fines de lucro orientadas al servicio del libelo de la lealtad dual.

En ADL, estamos haciendo todo lo posible para combatir el antisemitismo desde todos los lados y luchar contra aquellos que buscan socavar la legitimidad de Israel. Pero el hecho de que un antisemitismo tan virulento esté dirigido a los “sionistas”, es decir, a los judíos, es quizás uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo.

Como he dicho antes, el antisionismo es antisemitismo. En este momento, es necesario que todo el mundo judío se una contra esta nueva y peligrosa forma de antisemitismo.

No podemos garantizar un futuro judío seguro sin grandes esfuerzos para hacer retroceder el antisionismo extremo rampante en muchos países y que se filtra en foros internacionales y lugares como legislaturas y campus universitarios.

A pesar de estos obstáculos, el aniversario de Basilea es un momento para celebrar. El pueblo judío es mucho más fuerte ahora de lo que éramos en 1897. De la misma manera que el Primer Congreso Sionista ofreció fuerza a los judíos de todo el mundo y redefinió nuestra narrativa, debemos esforzarnos por sacar fuerzas de ese momento y dejar que nos nutra contra los retos por delante.

*El escritor es director ejecutivo de la Liga Antidifamación.

Publicado en Jerusalem Post

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!