Seguinos en las redes

Israel

Opinión/Siria. El objetivo de Israel es mantenerse al margen de la contienda

 AJN.- Por Yoav Limor. La evaluación general en Israel ayer fue que se terminó el período de la restricción americana sobre los eventos en Siria. Se espera un ataque americano contra objetivos gubernamentales sirios tarde o temprano, a pesar que todavía no está claro el alcance de tal ataque y tanto los funcionarios de Washington como los de Jerusalem creen que no hay casi ninguna posibilidad de que los pies americanos toquen el suelo.

Publicada

el

siria_muertos

 La evaluación general en Israel ayer fue que se terminó el período de la restricción americana sobre los eventos en Siria. Se espera un ataque americano contra objetivos gubernamentales sirios tarde o temprano, a pesar que todavía no está claro el alcance de tal ataque y tanto los funcionarios de Washington como los de Jerusalem creen que no hay casi ninguna posibilidad de que los pies americanos toquen el suelo.

El cambio de curso de Estados Unidos en su política sobre Siria es resultado de lo que parece ser el uso militar masivo de armas químicas contra civiles sirios la semana pasada cerca de Damasco. El número de víctimas y las imágenes horribles que provinieron de las áreas atacadas no dejaron más opción, incluso para la vacilante administración de Obama y el tartamudeante ejército de Martin Dempsey. Este es el mismo presidente que se abstuvo de responder luego de que se cruzara la línea roja que él mismo estableció, y es el mismo jefe militar que dijo que sería "imposible" para implementar una zona de exclusión aérea sobre Siria – y se espera que estas sean las personas que actuén en contravención con sus deseos y pongan al ejército estadounidense de vuelta en una zona de guerra de Medio Oriente.

En Israel los funcionarios creen que en esta primera fase, al menos, el ataque americano estará limitado y enfocado – posiblemente contra la precisa Guardia Republicana hasta que se lancen armas químicas – para evitar complicar la misión y por las preocupaciones de que un ataque de gran escala llevará a que Assad utilice armas no convencionales contra sus rivales – podría calcular que no tiene nada que perder.

También se debe hacer una pregunta importante: ¿Cómo responderá Rusia ante el esperado ataque contra su protegido de Medio Oriente? La postergación americana permitirá que los rusos usen sus niveles diplomáticos en las Naciones Unidas y sus palancas militares en el Mar Mediterráneo, lo que podría alterar la naturaleza del conflicto en un choque directo entre dos grandes bloques.

Con respecto a Israel, el desafío seguirá siendo estar fuera del panorama. La preocupación natural es que si su espalda se encuentra contra la pared, Siria – o Hezbollah e Irán – podría también apuntar contra nosotros. Debemos ver una fuerte coordinación entre Jerusalem y Washington, acompañada por garantías americanas de que nos protegerá si somos atacados – como en el caso de la primera Guerra del Golfo.

Estados Unidos también está muy interesado en la información de inteligencia israelí y de la experiencia operacional en la arena siria, la cual, por supuesto, es otra razón para la visita de Dempsey a la región por segunda vez en las últimas semanas.

Sin embargo, a pesar del deseo de la intervención americana – que culminaría en la caída del líder sirio – uno debe preguntarse si alguien se está preparando para el día después de Assad. El desorden en Egipto y su polvillo radioactivo en el Sinaí requieren que se piense seriamente sobre el tema.

 

JC

 

www.agenciajudiadenoticias.com

Dejá tu comentario

Israel

Elecciones 2019. Mayor participación de los israelíes en la segunda elección del año

Agencia AJN.- La participación alcanzaba el 26.8% al mediodía, 2 puntos por encima de los comicios de abril. Los principales líderes ya emitieron su voto. El presidente Rivlin dijo que hará todo para evitar una tercera vuelta a las urnas. Seguí por AJN las elecciones en Israel

Publicado

el

Por

ele5

Agencia AJN.- La participación de los israelíes en esta segunda elección nacional fue la más alta en décadas, según confirmaron las autoridades electorales

Los israelíes votaron por segunda vez en cinco meses después de que las elecciones de abril cuando el primer ministro Benjamin Netanyahu no logró conformar el gobierno y forzó a una nueva convocatoria.

Figuras políticas en todos los ámbitos han tratado de contrarrestar la apatía esperada de los votantes instando a los ciudadanos a emitir su voto.

A partir del mediodía, la participación electoral fue del 26.8 por ciento, dos puntos porcentuales más que a la misma hora en los comicios del 9 de abril, indicó el director del Comité Central de Elecciones, Orly Adas.

A las 10 de la mañana, Adas dijo que el 15% había votado, frente al 12,9% de abril. Además, la cifra fue la más alta en ese momento del día desde 1984, cuando alcanzó el 15,6%. La participación final en las elecciones de abril fue del 68,5%.

Representantes de la agrupación Azul y Blanco afirmaron que las cifras en Tel Aviv, que se inclinan hacia la izquierda, disminuyeron en 2.5 puntos porcentuales con respecto a la carrera de abril. La alta participación en la ciudad se considera clave para la estrategia de campaña del partido.

El primer ministro Benjamin Netanyahu, por su parte, publicó un gráfico brillante en Twitter que pretende mostrar una gran disparidad entre lo que él llama «ciudades de izquierda» y «ciudades de Likud».

El partido convocó a una «reunión de emergencia» en la Residencia del Primer Ministro para discutir lo que afirmó fue «alta participación en el sector árabe y en los bastiones de la izquierda».

La Lista Conjunta de partidos árabes dijo que había visto una participación ligeramente mayor en las ciudades árabes, pero las tasas de votación todavía estaban muy por debajo del promedio nacional. La participación en el sector árabe en abril fue ligeramente inferior al 50%.

Las encuestas han demostrado que el Likud de Netanyahu y el partido Azul y Blanco de su principal rival Benny Gantz están codo a codo, sin poder formar una coalición de 61 miembros.

Los líderes de los partidos acudieron temprano para emitir sus votos en la segunda elección nacional del año en Israel.

ele

Netanyahu y su esposa Sara llegaron a su mesa de votación en Jerusalem para emitir su voto.

ele1

El jefe del Partido Azul y Blanco, Benny Gantz, votó cerca de su casa en Rosh Haayin, cerca de Tel Aviv.

ele2

Avigdor Liberman, el líder del partido secular derechista Yisrael Beytenu, que podría emerger como el rey de las elecciones, votó con su esposa en su casa en el asentamiento de Nokdim en Cisjordania.

ele3

Líder del partido de extrema derecha Yamina, Ayelet Shaked llegó a su mesa de votación en Tel Aviv con su esposo y sus dos hijos.

ele4

En la ciudad de Sderot, cerca de la frontera de Gaza, el jefe laborista-Gesher Amir Peretz dijo a sus partidarios cuando llegó a votar, que cada voto cuenta y todos deberían votar, según consignó el portal de noticias Ynet.

Seguir leyendo

Israel

Elecciones 2019: Los israelíes votan por segunda vez en el año

Agencia AJN.- 6.395.396 ciudadanos de diversas religiones están habilitados para sufragar en 11.163 centros, incluidos hospitales, cárceles y 97 urnas dispuestas en el exterior, donde ya se votó el 5 de septiembre. Ellos deberán optar entre 32 partidos, listas o frentes, cuyo desafío será cruzar el umbral mínimo de 3.25 por ciento de los votos para obtener parlamentarios en la Knesset.

Publicado

el

Por

קלפיות לבחירות לכנסת ה-22

Agencia AJN.- Se desarrollan en Israel las elecciones generales, nacionales, directas, igualitarias, confidenciales y proporcionales tan solo 23 semanas después de las anteriores, cuyos resultados no permitieron conformar una coalición.

El Estado judío es una democracia parlamentaria, lo cual implica que la mayoría de sus 120 legisladores deben consagrar y apoyar al gobierno; en caso contrario pueden darse dos alternativas: la designación de otro primer ministro, cuyo mandato teórico y nunca cumplido es de cuatro años, o la convocatoria a comicios anticipados.

Así, 6.395.396 ciudadanos de diversas religiones están habilitados para sufragar en 11.163 centros, incluidos hospitales, cárceles y 97 urnas dispuestas en el exterior, donde ya se votó el 5 de septiembre.

Ellos deberán optar entre 32 partidos, listas o frentes, que van desde el oficialista Likud y su principal rival, Cajol Labán, o el decaído laborismo hasta pequeñas formaciones de derecha o izquierda, entre los cuales existen agrupaciones ortodoxas, una Lista Conjunta árabe y el novedoso Movimiento Cristiano Liberal.

El desafío para todas esas agrupaciones será cruzar el umbral mínimo de 3.25 por ciento de los votos, lo cual les permitiría ingresar parlamentarios a la Knesset.

Otro será lograr una participación superior a la de abril, del 67,9 por ciento, que aun así fue de las más altas en dos décadas, solo detrás del 71,8 de 2015.

Una vez confirmado el reparto de escaños, los jefes de cada bancada podrán recomendarle al Presidente del Estado, Reuven Rivlin, a quién debería encargarle la misión de conformar una coalición de gobierno.

El actual primer ministro, Benjamín Netanyahu, aspira a la reelección, que no pudo conseguir en abril, y su principal rival es el ex jefe del Estado Mayor de la Fuerza de Defensa de Israel Benjamín Gantz.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!