Seguinos en las redes

Israel

Para el Centro Wiesenthal, la falta de condena en la causa AMIA “fortalece la idea de que Argentina es blanco fácil” para atentados

AJN.- En declaraciones exclusivas a la Agencia Judía de Noticias, el representante para América Latina del Centro Simon Wiesenthal, Sergio Widder, advirtió que la falta de condena en las causa por los ataques a la AMIA y la Embajada de Israel “fortalece la idea de que Argentina es blanco fácil” de atentados. No obstante, el directivo reconoció los avances que hubo en la investigación por la voladura a la mutual judía. Widder disertará sobre “El antisemitismo políticamente correcto” en una serie de charlas y debates que organiza el movimiento Tnua Israel Hatzeira de Buenos Aires.

Publicada

el

widder

La falta de condena en las causas por los atentados a la Embajada de Israel y la sede de la AMIA “fortalece la idea de que Argentina es blanco fácil” de atentados, según afirmó el representante para América Latina del Centro Simon Wiesenthal, Sergio Widder.
“Argentina fue el blanco de dos ataque terroristas que permanecen impunes. La impunidad, desgraciadamente, fortalece la idea de que Argentina es blanco fácil”, afirmó Widder en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
No obstante, el directivo aclaró que esta condición “no quiere decir que no haya habido avances” en la investigación y reconoció que en el caso de la AMIA hubo pasos importantes “como ser el posicionamiento de Argentina en la denuncia de Irán como partícipe de atentados”.
“Desgraciadamente, en la medida que no podamos llevar a los culpables a la cárcel, la impunidad debilita a las víctimas”, explicó el cazador de nazis.
En otro orden, Widder también se refirió a la preocupación que genera la presencia de Irán en Latinoamérica y que al parecer tiende a profundizarse a partir de los supuestos vínculos que Venezuela y Bolivia tendrían con la república islámica en el desarrollo del programa nuclear.
“La presencia de Irán es una preocupación en cualquier región del mundo donde intente fortalecerse, porque de hecho, hoy por hoy, el régimen iraní y su presidente (Mahmoud Ahmadinejad) representan la mayor amenaza contra Israel y el pueblo judío en el mundo”, afirmó Widder.
Por eso, el representante del Centro Wiesenthal recomendó “tomar todos los recaudos para que lo que en algunos casos es alianza política, pero en otros se disfraza como comunión de intereses comerciales, no esté al servicio de la agenda política de Irán, que incluye el antisemitismo y el apoyo al terrorismo”.
Pese a estas advertencias, Widder opinó que los gobiernos latinoamericanos están lejos de avanzar hacia un plan de aislamiento de la república islámica.
“En este sentido lo que hay son iniciativas de acercamiento, como es el caso del presidente de Venezuela (Hugo Chávez) y de los países que integran la alianza bolivariana. Están abriendo las puertas a Irán”, aseguró el directivo.
Además, Widder alertó que “hay países como Brasil que tienen una vinculación creciente con Irán”.
Incluso advirtió que la decisión de Ahmadinejad de suspender su visita a Lula Da Silva “no significa que los vínculos se han congelado, simplemente que el presidente iraní pospuso su viaje en principio”.
“De hecho, hoy por hoy, si bien es legitimo que los países negocien, es cierto que los negocios fortalecen la posición de Irán en la región. Ha habido mayor actividad de grupos ligados a Irán en Argentina, especialmente con actividades de intercambio académico entre la Universidad de Teherán y la Universidad de La Plata”, apuntó.
Seguramente, la posición de Ahmadinejad con sus reiteradas críticas a Israel y la negación del Holocausto serán parte de la conferencia que Widder dará bajo la consigna “El antisemitismo políticamente correcto”, que inaugurará un ciclo de charlas y debates que organiza el movimiento Tnua Israel Hatzeira
La cita será el próximo martes 9 de junio en la Tnua Israel Hatzeira, ubicada en César Díaz 1441 de la ciudad de Buenos Aires.
GL-GB

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus: 7.428 casos confirmados en Israel y 40 muertes

Agencia AJN.- Una mujer de 70 años con afecciones preexistentes murió en el Hospital Ichilov. El número de casos confirmados en Israel aumenta a 7.428.

Publicado

el

Por

coronavirus

Agencia AJN.- El número de muertos por coronavirus en Israel aumentó a 40 el viernes por la noche, luego de que una mujer de 70 años con afecciones preexistentes falleciera en el Hospital Ichilov en Tel Aviv.

Más temprano el viernes, un hombre de 79 años murió en el Hospital Meir en Kfar Saba por coronavirus. Un hombre de 75 años de Pardes Hanna Karkur falleció también después de que su condición empeorara.

Cuatro de las 40 muertes en Israel por COVID-19 se registraron el viernes, según confirmó el canal 13 de la televisión israelí.

Según los datos actualizados publicados por el Ministerio de Salud el viernes por la noche, el número de casos confirmados de coronavirus en Israel ha aumentado a 7.824. De ellos, 113 están en estado grave y 96 están con un respirador.

Unos 115 de los casos están en condiciones moderadas y el resto en condiciones buenas. Unas 403 personas se recuperaron del virus y regresaron a sus hogares.

Además, el Ministerio dijo que 2.874 trabajadores de la salud están actualmente aislados debido al virus. De estos, 631 son médicos, 1.023 son enfermeros y 1.220 son otro tipo de personal médico.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!