Seguinos en las redes

Israel

Para la comunidad judía de Brasil, la relación con Irán es “un punto de interrogación” en el futuro gobierno

AJN.- La comunidad judía de Brasil estimó que la controvertida relación de la administración de Lula Da Silva con Irán es “un punto de interrogación” en la política del futuro gobierno de Dilma Rousseff. Así lo expresó el vicepresidente ejecutivo de la Federación Israelita de San Pablo, Ricardo Berkiensztat, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias. El dirigente comunitario destacó “la fiesta de la democracia” que vivió la sociedad brasileña y expresó su confianza de mantener la relación con el gobierno.

Publicada

el

dilma_rousseff


La comunidad judía de Brasil estimó que la controvertida relación con Irán es “un punto de interrogación” en la política del futuro gobierno de Dilma Rousseff, quien resultó electa al imponerse por más del 56 por ciento de los votos en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.
“Nos preocupa siempre el tema de la relación con Irán porque es un punto de interrogación y no sabemos que pretende el futuro gobierno. Pero no creo que Dilma Rousseff vaya a mantener con tanta intensidad esta relación, ya que no tiene planes de asumir cargos internacionales”, afirmó el vicepresidente ejecutivo de la Federación Israelita de San Pablo, Ricardo Berkiensztat, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN).
Para el dirigente comunitario hay que “esperar” que se definan los nombres del futuro gabinete brasileño y a partir de allí se tendrá “un poco más claro” cuáles son las expectativas del gobierno de Rousseff.
No obstante, Berkiensztat alentó la posibilidad de que la presidenta electa revea la política exterior llevada adelante por el presidente Luiz Inácio Lula Da Silva, principalmente en lo que tiene que ver con Irán y su programa nuclear.
“Dilma no tiene el mismo carisma ni la misma ambición internacional que Lula, aunque haya anticipado que va a mantener la política externa de Lula y que cree que el diálogo debe seguir”, afirmó el dirigente comunitario.
Incluso, el vicepresidente ejecutivo de la Federación Israelita de San Pablo señaló que con su política exterior, Lula no pudo agrandar los ingresos por las relaciones comerciales.
Berkiensztat comentó que en una serie de encuentros que mantuvo con los principales candidatos presidenciales, Rousseff respondió sobre “las relaciones comerciales, la cuestión de Irán y la necesidad de respetar los derechos humanos”.
Como anécdota de aquella reunión de campaña, el dirigente comentó que la candidata oficialista habló de que “su abuela podría tener origen judío, escapó de Portugal y podría estar entre los nuevos judíos”.
Si bien el dirigente evitó dar su preferencia entre Rousseff y el ex gobernador de San Paulo José Serra, el otro candidato a la presidencia, marcó una importante diferencia entre ambos dirigentes.
“Ambos candidatos caminaban muy cerca, pero en la política externa sí había diferencias, Serna habló de mantener relaciones con todos y estar más vigilantes y críticos de acciones de dictaduras como Irán, Cuba y Venezuela”, señaló Berkiensztat.
Más allá de los resultados electorales, el dirigente resaltó que Brasil vivió “una gran fiesta de la democracia con 135 millones de personas que concurrieron a votar y que confirma que están aprendiendo a convivir con la democracia, lo que es un orgullo”.
“Estamos tranquilos porque la democracia ganó y Dilma es la primera mujer que va a asumir el cargo de presidente, es una ruptura del paradigma, es muy bueno para la democracia y tiene experiencia administrativa”, expresó el dirigente.
Respecto del estado de las relaciones con Israel, Berkiensztat confirmó que el vínculo “se agranda y el comercio entre los dos países está creciendo”.
“Incluso Dilma habló sobre los aviones no tripulados de Israel que Brasil tiene intenciones de comprar”, resaltó.
Finalmente, Berkiensztat aseguró que “la comunidad va trabajar con este gobierno como con cualquier otro”.
GB

Dejá tu comentario

Israel

Un incendio en el Muro de los Lamentos fue apagado: No hubo heridos

Agencia AJN.- El hecho ocurrió en los túneles adyacentes y según se informó no hubo heridos ni el lugar se vio afectado. Las velas encendidas comenzaron con el fuego que fue apagado por los presentes.

Publicado

el

Por

Muro de los lamentos sucot

Agencia AJN.- Este miércoles por la noche se produjo un incendio en el Muro de los Lamentos como resultado del encendido de velas en los túneles ubicados en la ciudad vieja de Jerusalem.

Las personas presentes apagaron el fuego rápidamente, sin que nadie sufriera heridas, los túneles y el muro tampoco se vieron afectados.

Este miércoles es un día particular para la religión judía mientras se realiza un importante rezo frente al Muro de los Lamentos en Jerusalem.

Una gran multitud se congregó en el muro de la ciudad vieja para rezar y celebrar la festividad de Sucot.

Se calcula que más de 40.000 personas asistieron a la ceremonia del Birkat Cohanim durante este miércoles en el Muro.

Seguir leyendo

Israel

Efemérides. Un día como hoy nacía David Ben Gurión

Agencia AJN.- David Ben Gurión -líder sionista y primer jefe de gobierno del Estado de Israel, el que más tiempo ocupó el cargo: 13 años- nació como David Green en Plonsk, Polonia, el 16 de octubre de 1886, y se educó en una escuela hebrea fundada por su padre, un ardiente sionista.

Publicado

el

Por

ben

Agencia AJN.- David Ben Gurión -líder sionista y primer jefe de gobierno del Estado de Israel, el que más tiempo ocupó el cargo: 13 años- nació como David Green en Plonsk, Polonia, el 16 de octubre de 1886, y se educó en una escuela hebrea fundada por su padre, un ardiente sionista.

A los 17 años, Ben Gurión se convirtió en sionista y se unió al grupo socialista Poaléi Tzión.

En 1906 inmigró a la Tierra de Israel, trabajó como obrero en asentamientos agrícolas, se interiorizó en la política y la polémica sionista y ayudó al establecimiento del grupo judío de autodefensa Hashomer.

En 1912 empezó a estudiar Derecho en Estambul, pero el estallido de la Primera Guerra Mundial condujo a su deportación por parte de las autoridades otomanas, junto con otros prominentes sionistas.

Ben Gurión pasó los años de la guerra en los Estados Unidos, donde se casó con Paula Monbesz, una compañera sionista, y fue activo en la formación del ala local del sionismo laborista.

Regresó a la Tierra de Israel como soldado de la Legión Judía, una unidad del ejército británico creada por Zeev Jabotinsky.
En la década del ’20, Ben Gurión fue electo secretario general de la Histadrut (Confederación General del Trabajo), función que consideraba como una potencial base de poder para la realización de los objetivos sionistas.

Ejerció hasta 1935 y la convirtió en mucho más que una organización gremial: una institución global política, social y económica con su propia red de fábricas, corporaciones de desarrollo, marcos culturales y servicios de salud.
La Histadrut brindó la infraestructura económica, social y política del Estado en formación.

Ben Gurión jugó luego un papel preponderante en la fusión de Ajdut Haavodá y Hapoel Hatzair en Mapai, que se convirtió en el partido de gobierno durante las primeras décadas del Estado, con él a la cabeza.

Su actitud hacia el socialismo era pragmática, buscando el logro simultáneo de las metas nacionales y socialistas.

Hacia 1935, el sionismo laborista se había convertido en la facción más importante del movimiento sionista y Ben Gurión ocupó el puesto clave de presidente del Ejecutivo de la Agencia Judía -el «cuasi gobierno» de los judíos en la Tierra de Israel- hasta 1948, cuando se estableció el Estado.

Durante estos años guió el curso de la historia sionista y moldeó el carácter del Estado judío.

Basándose en una plataforma política que combinaba visión con pragmatismo, Ben Gurión abandonó la política sionista oficial de cautela y gradualidad para adoptar una firme línea activista.

Su estrategia durante la Segunda Guerra Mundial, entre las restricciones británicas a la inmigración judía y el asentamiento y el hecho que Gran Bretaña combatiera contra la Alemania nazi, fue resumida en su afirmación de que los sionistas «combatirían en la guerra como si no existiera el Libro Blanco y combatirían el Libro Blanco como si no hubiera guerra».

Después de la contienda, Ben Gurión desafió la autoridad británica: organizó una masiva inmigración y estableció fronteras para el Estado judío, creó asentamientos en todas partes del país, impulsó el desarrollo de una capacidad de defensa judía y presionó por la adquisición de armamento pesado -artillería y aviones-, mientras otros hablaban de una infantería liviana.

En 1948, como jefe del Gobierno Provisional, proclamó el establecimiento del Estado de Israel y el comienzo del «crisol de los exilios», movimientos de osadía y visión que llevaron a la realidad eventos de magnitud histórica.

En los primeros años del Estado, el fuerte y carismático liderazgo de Ben Gurión condujo a olas de inmigración masiva que duplicaron la población del país e invirtió la mayor parte de los limitados recursos de la nación en su integración; aseguró zonas distantes, construyendo asentamientos en la periferia; e instituyó una educación universal sobre la base de un sistema escolar público apartidario.

Como ministro de Defensa, planificó y llevó a cabo la tensa transición de las organizaciones clandestinas a un ejército regular, la Fuerza de Defensa de Israel.
Posteriormente encabezó proyectos nacionales como la «Operación Alfombra Mágica» (transporte aéreo de los judíos del Yemen), la construcción del Acueducto Nacional e innovadores proyectos de desarrollo regional.

En la arena internacional, Ben Gurión puso su carrera política en juego para lograr la aprobación del muy controvertido acuerdo de reparaciones con Alemania Occidental y sacó a Israel del bloque de las naciones no alineadas para adoptar una orientación pro occidental, lo cual sentó las bases para una alianza estratégica con Francia y Gran Bretaña, que fortaleció a Israel en las esferas diplomática, económica y militar en los años ’50.

En 1953, agotado por años de intenso servicio público, Ben Gurión renunció al gobierno por dos años y se estableció en el kibutz Sde Boker, en el sureño desierto del Néguev que soñaba poblar.

Luego de las elecciones de 1955 volvió a ser primer ministro y reafirmó la política de defensa: abogó por una respuesta más resuelta al terrorismo y adoptó una estrategia basada en una estrecha cooperación con Francia, que duró más de una década.

La Campaña del Sinaí, en 1956, logró suspender los actos de sabotaje y terrorismo contra los poblados en el Sur y levantó el bloqueo a la navegación israelí en el mar Rojo, a pesar de que Israel finalmente se retiró de ese territorio, bajo presión internacional.
En 1963, Ben Gurión renunció una vez más al gobierno, en protesta por los aspectos morales de un fiasco de inteligencia ocurrido en 1954, y puso fin a casi tres décadas de liderazgo.

Hizo un intento de regreso a la vida pública en 1965, con su apoyo una reforma electoral y la formación de un nuevo partido, Rafi, que obtuvo sólo 10 escaños en las elecciones.
Permaneció cinco años como miembro de la Knéset (Parlamento israelí) y se retiró definitivamente de la vida pública a los 84 años.
Ben Gurión -una de las figuras más influyentes del sionismo moderno- falleció en 1973 y fue sepultado en Sde Boker.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!