Seguinos en las redes

Israel

Por qué se registra aumento en los hechos antisemitas?

Itongadol.- Desde el inicio de la Segunda Intifada (septiembre, 2000), tiene lugar –  en todo el mundo-  una campaña de deslegitimidad  contra el Estado de Israel. Toda acción militar que realiza  provoca,  tras sí,  nuevas olas de ataques. Y, al mismo tiempo, cuanto más nuevas renuncias hace Israel a favor de la paz, crecen los ataques verbales sobre el Estado de Israel (en los medios de comunicación y en foros internacionales;  líderes políticos y gente de la Academia  tiran fuego y llamas. Muchos organismos dudan  sobre el derecho básico de Israel a existir y sobre  su obligación a defender la paz de sus ciudadanos.

Publicada

el

manifbaasesvastib

¿Por qué se registra aumento en los hechos antisemitas?
La campaña, destinada a dañar la legitimidad del Estado de Israel, trajo consigo un leve aumento en el número de ataques de factura  antisemita a lo largo del  mundo. De modo creciente, se traza la línea entre la crítica legítima hacia Israel y los ataques antisemitas sobre objetivos judíos.

Desde el inicio de la Segunda Intifada (septiembre, 2000), tiene lugar –  en todo el mundo-  una campaña de deslegitimidad  contra el Estado de Israel. Toda acción militar que realiza  provoca,  tras sí,  nuevas olas de ataques. Y, al mismo tiempo, cuanto más nuevas renuncias hace Israel a favor de la paz, crecen los ataques verbales sobre el Estado de Israel (en los medios de comunicación y en foros internacionales;  líderes políticos y gente de la Academia  tiran fuego y llamas. Muchos organismos dudan  sobre el derecho básico de Israel a existir y sobre  su obligación a defender la paz de sus ciudadanos. Extremistas de derecha y de izquierda, se unen en su campaña de odio contra el Estado judío). Esos ataques quedan desvirtuados de la embestida –  que pueda ser justificada, a Estado de Israel como democracia activa- que es parte del legítimo diálogo entre países. Sin embargo, no es legítimo criticar a Israel de modo desproporcionado, ocuparse del Estado de Israel entre todos los países e intentar forzarlo a  desproporcionadas e imposibles verificaciones, no exigidas a otros países del mundo. No es legítimo actuar a favor de la demonización de Israel por cualquier  vía. Los intentos, por dañar la legitimidad de la existencia del Estado de Israel, o el simple hecho de su existencia, como estado nacional del pueblo judío, no son legítimos y no pueden serlo.
Hay muchos motivos para  ese fenómeno que crece y se potencia; manteniendo  un vínculo estrecho con la capacidad de los palestinos para comercializar su imagen como víctimas débiles. Los palestinos intentan venderse como ”víctimas”  y como la “parte débil” a fin de obtener la simpatía de los alineados con  los Derechos Humanos (en el mismo momento en que, la conducción de Hamas y sus terroristas, violan los Derechos Humanos más básicos de víctimas israelíes inocentes y de su propio pueblo).
La desviación de los medios de comunicación cumple una función importante en la propagación de la deslegitimación del Estado de Israel. No sorprende que, la población de Occidente, tendiente -en general-  a creer en sus medios de comunicación, esté influida por su gran aspiración a describir,  de modo unilateral,  el conflicto entre Israel y los palestinos.
Otras condenas, orientadas contra el Estado de Israel, surgen de cálculos más ideológicos que, en muchas ocasiones, son elevados por aquellos dispuestos a cerrar los ojos ante las violaciones de los regímenes totalitarios, burdas y graves si las hay, y enfocarse en la crítica por las medidas tomadas en los estados democráticos.
También las tendencias antisemitas tradicionales,  muchas veces  disfrazadas de posiciones anti-sionistas, cumplen una función no menor en esa línea. Considerando que hay muchos no – capaces ( o no dispuestos)  a diferenciar entre el Estado de Israel y las comunidades judías en el exterior, esas embestidas sobre la legitimidad del Estado de Israel, son acompañados por ataques físicos contra objetivos judíos a lo largo de todo el mundo, en especial en Europa.
Los ataques antisemitas incluyen detonaciones de bombas, amenazas en sinagogas y escuelas judías, actos de vandalismo en cementerios judíos, amenazas de muerte y violencia contra judíos o embestidas  contra comercios, hasta llegar a casos de muerte. Esos delitos de odio están dirigidos hacia judíos comunes, lideres religiosos e instituciones comunitarias,  en muchos casos, disfrazados de hechos anti-sionistas.
Esa cifra de ataques creció cuando estallan conflictos armados. Tanto en el transcurso de la operación Plomo Fundido  (diciembre de 2008-enero 2009)  y después, llegó el número de ataques antisemitas en Europa occidental, a su máximo récord, como no fuimos testigos desde el final de la Segunda Guerra Mundial.
La situación en Medio Oriente es peor. La retórica anti-israelí incisiva  fue, desde siempre,  una difundida visión, aunque potenciada,  en la última década. Mitos antisemitas y anti-israelíes son propagados por los gobiernos, según  sus agendas y,  gran parte de la población local, está dispuesta a absorber esos mitos sin críticas reales.
 
La corriente ininterrumpida de acusaciones arbitrarias y sin fundamento, surge en abundancia de los diferentes rumores palestinos y hace su aporte a la ola de antisemitismo creciente. Una de las conclusiones del odio es el aumento en el número de ataques a judíos y a objetivos judíos.

 
El Estado de Israel se encuentra profundamente preocupado por el aumento registrado en el antisemitismo dirigido hacia las comunidades judías en Europa y otros sitios. Ese fenómeno, en crecimiento y potencia, debe generar preocupación profunda en el corazón de todo ser humano culto.
 
 Israel, según informe Cidipal, llama a los gobiernos de los países, donde se propaga la plaga antisemita, a tomar todos los recursos indispensables, a fin de garantizar la seguridad de las comunidades judías y a tomar medidas contra los responsables de actos que merezcan su desaprobación. Debe condenarse la escalada antisemita, ya sea por medio de individuos, organizaciones o líderes de países determinados ante cualquier oportunidad y escenario disponible.

Dejá tu comentario

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Coronavirus

Coronavirus/Israel. Son 39 los muertos y el número de casos por el nuevo virus se eleva a 7.030

Agencia AJN.- Tres hombres de más de 70 años murieron hoy en Israel como consecuencia del coronavirus y la cifra de víctimas fatales ya alcanzó a 39 con más 7 mil infectados en el país.

Publicado

el

Por

CORONAVIRUS

Agencia AJN.- Tres hombres de más de 70 años murieron hoy en Israel como consecuencia del coronavirus y la cifra de víctimas fatales ya alcanzó a 39 con más 7 mil infectados en el país.

El Centro Médico Meir en Kfar Saba anunció que un hombre de 79 años murió como consecuencia del virus mortal. Durante las horas de la mañana en una operación compleja, su familia fue llevada a su casa por una ambulancia para estar a su lado durante sus últimas horas.

Previamente, dos hombres de 70 años con enfermedades preexistentes murieron por la enfermedad. El Centro Médico Sheba anunció la muerte de un hombre de 71 años, que tenía “enfermedades preexistentes importantes”.

El otro fallecimiento fue informado horas después por el Centro Médico Hillel Yaffe en Hadera. El hospital dijo que el hombre de 75 años que sucumbió a la enfermedad tenía problemas de salud subyacentes.

El Ministerio de Salud dijo el viernes por la mañana que el número de israelíes infectados con el coronavirus aumentó a 7.030 el viernes por la mañana, un aumento de 173 casos desde el jueves.

Noventa y cinco pacientes eran asistidos con respiradores y 170 estaban en estado grave, mientras que 144 estaban moderadamente enfermos. Al menos 357 israelíes se han recuperado de la enfermedad.

El mayor número de casos se registró en Jerusalem (1.003), seguido de la ciudad ultraortodoxa de Bnei Brak (966) y Tel Aviv-Jaffa (335). Bnei Brak, un cuarto del tamaño de la capital por población, fue cerrado por la policía el viernes por la mañana para detener el brote.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!