Seguinos en las redes

Israel

Recordación de la Shoá. Elbaum: “El acto en la Cancillería no es uno más, es el aniversario del descubrimiento de una escena trágica para la historia de la humanidad”

 AJN.- El embajador argentino ante la Alianza Internacional para la Rememoración de la Shoá afirmó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que recordar la liberación del campo de exterminio Auschwitz genera para la Argentina “responsabilidades, como distribuir información por todo el país”.

Publicada

el

holocaustday

AJN.-  El embajador argentino ante la Alianza Internacional para la Rememoración de la Shoá, Jorge Elbaum, afirmó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que el acto que se realizará mañana en la Cancillería “no es uno más, es el 70 aniversario de la liberación de Auschwitz y del descubrimiento de una escena trágica y terriblemente penosa para la historia de la humanidad. Es un año clave para recordar, pensar en las víctimas y en sus familiares”.


Elbaum recordó que Argentina es “el primero y el único miembro pleno de Latinoamérica de la Alianza Internacional para la Rememoración de la Shoá, por iniciativa del actual secretario Asuntos Relativos a Islas Malvinas, Daniel Filmus, y esto hace que Argentina participe de los foros y tenga responsabilidades en esa participación. Por ejemplo el trabajo del Ministerio de Educación sobre la recordación de la Shoá y vinculado a los Derechos Humanos, que fue distribuido por todo el país”.

Desde la creación en 2006 del Capítulo Argentino del Grupo de Trabajo para la Cooperación Internacional en Educación, Rememoración e Investigación del Holocausto, luego rebautizado Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto, se realiza este evento cada 27 de enero en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, de Educación o de Relaciones Exteriores y Culto (este año).

El Consejo Consultivo está integrado por la AMIA, la B’Nai B’Rith Argentina, el Centro Ana Frank, el Centro Simon Wiesenthal, la Confraternidad Argentina Judeo Cristiana, el CONSUDEC, la COORDIEP, la DAIA, la Fundación Museo del Holocausto, Generaciones de la Shoá, Nuevos Derechos del Hombre y Sherit Hapleitá.

Ante la decisión de la AMIA y de la DAIA de no participar este año en el acto de la Cancillería, Elbaum consideró que se trató de un tema “táctico o político, porque curiosamente sí participarán del acto organizado por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, lo que pone a estas instituciones claramente en una participación partidista ajena a la temática de la memoria, vaciando de contenido lo que se supone que deben hacer como una entidad que trabaja supuestamente por la memoria y contra toda forma de discriminación”. Para el embajador, que no vayan al acto es “claramente una vergüenza”.

“Mañana van a estar los ministros, gente del exterior, de las comunidades católica y musulmana,  el ICUF, el Centro Ana Frank. No contaremos con el discurso que siempre da el presidente de la DAIA, pero contaremos con algún otro vocero de la comunidad. El tiempo mostrará que no se puede mezclar algo tan grave históricamente como la Shoá con temas locales que hacen a lo político”, agregó a AJN.

Mientras que las instituciones afirman que uno de los motivos por los que no asistirán es “la firma del Memorándum por la causa AMIA con Irán, país que niega el Holocausto”, Elbaum subrayó que “El Memorándum ya fue hecho hace tiempo y las instituciones sí participaron. Entonces, evidentemente lo que está en juego acá no es el Memorándum, con el cual se puede diferir, sino que las instituciones son parte de la oposición al gobierno nacional. Es una decisión política y no vinculada con los estatutos básicos de las instituciones, que es privilegiar la memoria y la lucha contra el olvido de la Shoá”. 

Finalmente, con respecto al Holocausto resaltó que “Argentina tiene un compromiso con el tema en tres sentidos. Primero, porque hay una gran ciudadanía argentina de origen judío; segundo, porque la Argentina históricamente ha sido víctima, como por ejemplo de los atentados a las instituciones judías, del terrorismo fundamentalista; y tercero, porque el país vivió una dictadura genocida (entre 1976 y 1983) que fue realizada luego de que los genocidas locales hayan aprendido cómo trabajaban los nazis en los campos de concentración. La Escuela Mecánica de la Aramada (ESMA) ha sido un calco de los campos nazis, con características y dimensiones diferentes, pero que buscaban el exterminio, al igual que lo hicieron los turcos con el genocidio armenio”. 
 
En 2005, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció, en su 42ª sesión plenaria y con el consenso de todos sus miembros, que el 27 de enero de cada año se recuerde el “Día Internacional de Conmemoración Anual en Memoria de las Víctimas del Holocausto”. 

Dejá tu comentario

Israel

Encuesta. La mitad de los israelíes apoya la anexión y el 25% incluso sin el respaldo de EEUU.

Agencia AJN.- La mayoría de los encuestados temen que los palestinos respondan violentamente a la anexión unilateral israelí.

Publicado

el

Por

bibi

Agencia AJN.- Poco más de la mitad de los israelíes apoyan la aplicación de la soberanía sobre los asentamientos judíos en Judea y Samaria, y una cuarta parte cree que Israel debería dar ese paso incluso si Estados Unidos no lo respalda, según una nueva encuesta realizada por el Instituto de Democracia de Israel.

La anexión cuenta con el apoyo del 50,1% de los israelíes, se opone el 30,9% y el 19% no sabe o se negó a responder. Entre la mitad a favor de la medida, el 25.3% dijo que solo la respaldaría con el apoyo de la administración estadounidense y el 24.8% dijo que incluso sin ella.

Cuando se les preguntó sobre las posibilidades de que los palestinos reaccionaran a una aplicación israelí de la soberanía sobre el Valle del Jordán y partes de Cisjordania con una intifada a gran escala, el 58,3% consideró que las posibilidades eran altas, el 28,1% sostuvo que son bajas las chances y el 13,6% no respondió o admitió que no saben.

Cuando los encuestados judíos se dividieron en afiliación política, el 77% de los autoproclamados izquierdistas dijeron que esperaban una intifada, el 64% de los centristas y el 55% de los derechistas.

Más de la mitad del público (52%) dijo que el primer ministro Benjamin Netanyahu podrá funcionar correctamente como primer ministro a pesar de su juicio penal en curso, el 41% cree que no puede y el 6,6% no respondió o no sabía.

Cuando se le preguntó sobre la afirmación de Netanyahu de que el juicio es un intento de eludir las elecciones y deponerlo, el 38,9% estuvo de acuerdo, el 51,1% no estuvo de acuerdo y el 10% no sabía o se negó a responder.

La rotación entre Netanyahu y el líder azul y blanco Benny Gantz se honrará de acuerdo con el 41,5% de los encuestados, mientras que el 47,9% no estuvo de acuerdo y el 10,6% dijo que no sabía o no respondió.

Cuando se le preguntó en qué tema debería centrarse el nuevo gobierno, 33,9% dijo en la economía y el desempleo, 12,6% salud y COVID-19, 11,5% seguridad y asuntos exteriores, 11,4% bienestar, 10,5% igualdad y justicia social, 9,3% reformas políticas, 1,3% religión y estado, 1,2% algo diferente y 3.4% no respondieron o no sabían.

La encuesta se realizó entre 622 israelíes de habla hebrea y 149 de habla árabe, que representa una muestra estadística de la población adulta israelí, tuvo un margen de error de un 3,7% a un nivel de confianza del 95%.

Seguir leyendo

Israel

Efemérides. Se cumplen 46 años de la primera designación de Rabin como primer ministro

Publicado

el

Por

hoy

Itongadol.- Hoy se cumplen 46 años de la primera designación de Itzjak Rabin como primer ministro del Estado de Israel, el primero nacido en el país en ocupar ese cargo, tras la renuncia de Golda Meir y todo su gabinete, que integraba como ministro de Trabajo, a consecuencia de la dolorosa victoria en la Guerra de Iom Kipur.

Tuvo un estilo de liderazgo franco y directo, a veces al punto de parecer rudo, con el cual tuvo que hacer frente a la necesidad de rehabilitar a Tzahal (sigla en hebreo de la Fuerza de Defensa de Israel), reconstruir la confianza pública en el liderazgo militar y político, solucionar problemas sociales y mejorar la economía del país, tarea ésta que se vio complicada por escándalos internos, una creciente intranquilidad industrial y rivalidades personales dentro del gabinete.

En 1975, Rabin concluyó el Acuerdo Interino con Egipto, que condujo a la retirada israelí del Canal de Suez a cambio del libre tránsito por él de la navegación israelí.

Resultado de este acuerdo fue la firma del primer Memorándum de Entendimiento entre el gobierno de Israel y los Estados Unidos, que aseguraba el apoyo norteamericano a los intereses del primero en la escena internacional y una renovada ayuda.

En julio del año siguiente, Rabin ordenó el rescate de los pasajeros de un avión de Air France secuestrados por terroristas y conducidos a Entebbe, Uganda.

En esta osada operación, a miles de kilómetros de distancia, casi la totalidad de los rehenes fue liberada y transportada ilesa a Israel, mientras que resultó muerto en combate en el aeropuerto el comandante de la misma, el teniente coronel Yonatán Netanyahu, hermano de Benjamín, el actual primer ministro de Israel.

En 1977 y luego de un período de crisis económica y social, una moción de desconfianza en la Knesset (Parlamento israelí) lo obligó a llamar a elecciones anticipadas para mediados de año, para la cuales fue designado candidato por el Partido Laborista, postulación a la cual se vio obligado a renunciar como consecuencia de la difusión de que su esposa, Lea, había mantenido abierta una caja de ahorro en dólares en los Estados Unidos luego de que concluyera su misión como embajador.

Rabin había nacido en Jerusalem el 1° de marzo de 1922, hijo de inmigrantes que llegaron en la Tercera Aliá: Nehemias -luego miembro de Poalei Zión, uno de los partidos políticos antecesores de MAPÁI y, más adelante, Avodá-, en 1917, como voluntario de la Legión Judía, y Rosa, hija de un rabino antisionista, en 1919.

Finalizó sus estudios secundarios en 1941, en la Escuela Agrícola Kaduri, distinguido como uno de los mejores alumnos, y se unió al Palmaj, la fuerza de elite de la la Haganá, organización militar de defensa de la población judía de Éretz (Tierra de) Israel, donde se destacó y desempeñó como oficial.

Luego del establecimiento del Estado de Israel y la constitución de Tzahal, en 1948, Rabin inició la carrera militar, en la cual se destacó permanentemente hasta alcanzar el grado de general de división a los 32 años y, posteriormente, fue promovido a teniente general y designado séptimo jefe del Estado Mayor (1962-1967); en esta posición desarrolló una doctrina de combate basada en el movimiento y la sorpresa que fue empleada con éxito en la Guerra de los Seis Días.

En enero de 1968 pasó a retiro e ingresó en la política: meses después fue nombrado embajador en Washington, cargo que ocupó hasta 1973 y desde el cual tuvo una activa participación en la promoción de la “cooperación estratégica” con los Estados Unidos, que llevó a su masiva ayuda militar a Israel.

Rabin regresó a Israel poco antes de la Guerra de Iom Kipur, se integró al Partido Laborista y fue elegido miembro de la Knesset en diciembre de ese año y ministro de Trabajo en marzo de 1974.

Tras renunciar como primer ministro volvió a ingresar a la Kneset y desde 1984 ocupó el cargo de ministro de Defensa en los gobiernos de unidad nacional liderados por Shimon Peres e Itzjak Shamir, hasta que en marzo de 1990 el Partido Laborista se convirtió en oposición.

Luego, Rabin triunfó en las internas de su partido con vistas a las elecciones generales de junio de 1992, lo cual lo posicionó como líder del laborismo y su candidato a jefe de gobierno.

Tras la victoria electoral también asumió como ministro de Defensa, en un período mucho más cercano y conocido, en el cual se destacó el proceso de negociaciones con los palestinos culminado con los Acuerdos de Oslo y la firma de la Declaración de Principios que le vale el premio Nobel de la Paz, junto con Peres y Yasser Arafat, y el tratado de paz con Jordania.

Las versiones de que se desmantelarían las poblaciones israelíes en Gaza y la Margen Occidental contribuyeron a enrarecer la situación política, con manifestaciones a favor y en contra del gobierno.

En una de ellas, efectuada en la plaza Maljei Israel (Reyes de Israel) de Tel Aviv el 4 de noviembre de 1995, Rabin pronunció un discurso en defensa de las conversaciones de paz con los palestinos y luego fue asesinado por un opositor israelí.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!