Seguinos en las redes

Israel

Se cumplen 76 años de la promulgación de la primera ley antijudía de la Hungría aliada a los nazis

AJN.- La norma del 29 de mayo de 1938 puso un límite del 20 por ciento a los médicos, abogados, periodistas e ingenieros que podían ser judíos; un decreto dramático teniendo en cuenta que alrededor del 60 por ciento de los doctores y el 50 por ciento de los letrados profesaban esa religión. Ya en 1920, el “regente” Miklos Horthy había impuesto un “numerus clausus” universitario.

Publicada

el

ios_deportados_budapest_44

AJN.- El 29 de mayo de 1938, Hungría promulgó su primera ley antijudía. Si bien el país no había sido ocupado o anexado por Alemania, bajo presión de los nazis comenzó a adoptar restricciones a su población judía similares a las Leyes de Núremberg implementadas en septiembre de 1935. La primera ley fijó cuotas de judíos que podían emplearse en una variedad de campos comerciales y profesionales.
 
En la década de 1930, Hungría estaba en deuda con la Alemania de Hitler. El Tratado de Trianon, firmado en Versalles, Francia, tras la Primera Guerra Mundial, había despojado al Reino de Hungría de unos dos tercios de su territorio y una fracción similar de su población. Había desaparecido la mayoría de los grupos étnicos no húngaros que comprometía a la población del país cuando era parte del imperio austrohúngaro. El único grupo minoritario que quedaba eran los judíos, que constituían aproximadamente el cinco por ciento de la población.
 
En números absolutos, los judíos, que habían alcanzado la igualdad ante la ley en Hungría recién en 1867, eran intrascendentes, pero ejercían una influencia desproporcionada. Más del 25 por ciento de los estudiantes universitarios en la década de 1920 eran judíos, así como la mayoría de los miembros de la bolsa de valores y los corredores de divisas. También muchas de las empresas industriales del país eran propiedad de banqueros judíos.
 
El almirante Miklos Horthy, el “regente” que se convirtió en gobernante del país en marzo de 1920, se declaró abiertamente antisemita y escribió que le parecía “intolerable que todo aquí en Hungría, cada fábrica, banco, gran fortuna, negocio, teatro, prensa, comercio, etc., deba estar en manos judías y que el judío deba ser la imagen que refleja Hungría, especialmente en el exterior”.
 
Cuando Alemania comenzó a rediseñar las fronteras de Europa Central, primero mediante un acuerdo y a continuación por la fuerza, le devolvió a Hungría tierras que había perdido en Versalles: parte de Eslovaquia y Yugoslavia, la Rutenia subcarpática y el norte de Transilvania. A cambio se esperaba que Horthy progresivamente impusiera mayores restricciones a los judíos, incluso a los 100.000 que se habían convertido al cristianismo.
 
Ya en 1920 Horthy había impuesto un “numerus clausus” en Hungría, el primero en Europa, limitando el porcentaje de estudiantes universitarios que podían ser judíos a su proporción en la población general: 5 por ciento.
 
La ley judía del 29 de mayo de 1938 puso un límite del 20 por ciento a los médicos, abogados, periodistas e ingenieros que podían ser judíos; un decreto dramático teniendo en cuenta que alrededor del 60 por ciento de los doctores y el 50 por ciento de los letrados profesaban esa religión.
 
Menos de un año más tarde, el 5 de mayo de 1939, se aprobó la segunda ley judía: les prohibió un empleo público y redujo las cuotas permitidas en muchas profesiones y empresas comerciales. Lo más significativo fue que, como en Alemania, dio una definición racial de la judeidad, de modo que cualquier persona con más de un abuelo judío fue definida como tal.
 
Finalmente, los judíos fueron privados de sus derechos, se les prohibió hacer el servicio militar (los hombres judíos aptos fueron obligados a realizar trabajos forzados) y fue criminalizado el casarse o tener relaciones sexuales con no judíos. Sin embargo, cuando Hitler exigió que Horthy deportase a los judíos de su país (más allá de unos 20.000 que habían sido exiliados y asesinados en 1941), éste se negó. Por ello y por otras razones, Alemania ocupó Hungría en marzo de 1944 y rápidamente se dedicó a deportarlos (foto) y matarlos. Al final de la Segunda Guerra Mundial, unos 600.000 de los 860.000 judíos del país habían sido asesinados.
 
CGG

Dejá tu comentario

Israel

Israel invitó a la selección de fútbol de Arabia Saudita a un amistoso en Tel Aviv

Agencia AJN.- Israel emitió una invitación oficial a la selección nacional de fútbol de Arabia Saudita para jugar en un partido amistoso, confirmaron las autoridades el lunes.

Publicado

el

Por

arabia saudita futbol

Agencia AJN.- La solicitud fue comunicada a través de Facebook en una cuenta oficial afiliada al Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel, que publicó una imagen del equipo saudí visitando la Ribera Occidental un día antes.

«Una delegación de fútbol saudita visitó Al-Quds antes del partido de fútbol contra Palestina. Estamos encantados de extender el espíritu del deporte para invitar al equipo saudita a jugar también contra Israel», mencionó el mensaje.

Fue la primera visita del equipo nacional saudí a los territorios palestinos ocupados y se produce después de la solicitud de la Federación Palestina, según explicó el presidente de la Autoridad Deportiva del país, el príncipe Abdulaziz bin Turki Al-Faisal de Arabia Saudita.

«A pedido de los hermanos en la Federación Palestina, la Federación Saudita de Fútbol acuerda jugar el primer partido de equipo en los clasificatorios asiáticos en la ciudad de Ramallah en Palestina», afirmó la Autoridad Deportiva de Arabia Saudita el 3 de octubre en un comunicado en Twitter.

Los equipos árabes históricamente no juegan en los territorios de la Ribera Occidental, ya que tendrían que solicitar los permisos de entrada otorgados por Israel. Esto violaría un boicot de décadas contra Israel, aunque Irak, los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein si lo hicieron.

El jefe de la Asociación de Fútbol de Palestina dijo que organizar el partido sería un evento histórico para ambas naciones.

Seguir leyendo

Cultura

Tel Aviv entre las «10 ciudades perfectas para amantes de la comida»

Agencia AJN.- La lista de las 10 ciudades perfectas para los amantes de la comida fue publicada por el sitio web Buzzfeed.

Publicado

el

Por

tel aviv

Agencia AJN.- En la lista realizada por el popular sitio web Buzzfeed, Tel Aviv se encuentra ubicada entre las 10 ciudades perfectas para aquellos que aman la buena comida.

El objetivo es que aquellos que viajen por buena comida tengan las mejores referencias.

Tel Aviv se ubica en el septimo lugar de la lista.

Si viajan por el mundo para comer, Tel Aviv es uno de los imperdibles 10 lugares que son reconocidos por su increíble cocina.

Esta animada ciudad en la costa mediterránea de Israel es un punto de acceso para la cocina multicultural. Están los grandes mercados, Sarona y Carmel, donde hay productos de coloridos, frutas secas, dulces y especias.

En Hakosem se puede disfrutar del mejor falafel y hummus del mundo.

Para quien busca una experiencia gastronómica más exclusiva, Claro, Santa Katarina y Mashya son tres excelentes lugares para probar la clásica mezcla de sabores mediterráneos y del Medio Oriente de Tel Aviv.

Tel Aviv es una ciudad joven y animada con una próspera vida nocturna, por lo que todos quieren pasar un tiempo explorando los pintorescos bares de vinos y los animados bares de cócteles y los mejores tragos.

La lista está compuesta por:

1. Osaka, Japón
2. San Sebastián, España
3. Bogotá, Colombia
4. Sifnos, Grecia
5. Módena, Italia
6. Charleston, Carolina del Sur
7. Tel Aviv, Israel
8. Chengdu, China
9. San Juan, Puerto Rico
10. Porto, Portugal

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!