Seguinos en las redes

Israel

Se realizó con éxito Limud Buenos Aires, un festival de judaísmo

AJN.- Con un importante éxito se realizó la cuarta edición de Limud Buenos Aires, un encuentro multidisciplinario de judaísmo que reunió a destacadas personalidades de la comunidad judía argentina. En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias, Fernando Rubin, presidente de Limud Buenos Aires aseguró que “el 70 por ciento de los oradores se autopropuso y todos son voluntarios ya que nuestro slogan es ‘todos podemos enseñar y aprender’ y el disertante muchas veces no es un especialista, aunque algunos lo son”. Más de 650 personas pasaron por Limud Buenos Aires, que se desarrolló en la Universidad Maimónides.

Publicada

el

limud


Con un importante éxito se realizó la cuarta edición de Limud Buenos Aires, un encuentro multidisciplinario de judaísmo que reunió a destacadas personalidades de la comunidad judía argentina.
En declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), Fernando Rubin, presidente de Limud Buenos Aires, aseguró que “el 70 por ciento de los oradores se autopropuso y todos son voluntarios ya que el slogan es ‘todos podemos enseñar y aprender’ y el disertante muchas veces no es un especialista, aunque algunos lo son”.
Más de 650 personas pasaron por Limud Buenos Aires, que se desarrolló el domingo pasado en la Universidad Maimónides.
Limud es un festival de judaísmo en el que cada persona elige su programa en el que se combinan sesiones simultáneas, talleres, arte y debates.
En esta edición de Limud Buenos Aires se llevaron a cabo cerca de 70 propuestas simultáneas sobre judaísmo: Torá, espiritualidad, cine, Israel, literatura, judaísmo y vida cotidiana, cocina, cabala, humor, música y mucho más.
También existió un programa para chicos de 10 a12 años que incluyó talleres de juegos, cocina, cuentos, radio; que estuvo a cargo de madrijim (instructores), lo que posibilitó a los padres poder asistir a las propuestas que les interesaban.
En esta edición se llevaron a cabo actividades convocadas bajo el lema “Y Noé, ¿quién se cree que es?, “El diluvio universal desde la literatura”, “¿Existe un arte judío?”, “Ludopatía en la comunidad judía”, y “Nosotros que nos quisimos tanto: Israel sionismo e izquierda”.
Otros títulos fueron “Del amor al odio militante”, “Danzas circulares” y “Cocina Bíblica”.
La política no faltó en esta jornada y hubo un debate convocado bajo el título “Israel, Estado judío y democracia” y “¿Es posible?”. También hubo un momento vinculado a lo espiritual con “El sacrificio de Isaac a la luz de los tres textos sagrados: Torá, Evangelios y Corán” y “El Dios de Spinoza: ¿Herejía o profecía?”.
La jornada se completó con El jrein dulce de mamá; Borges y los judíos; Los chicos hacen radio; Lo sagrado y el amor, del Tanaj a nuestros días; Freud y el Rebe; Elecciones AMIA 2011….; Pensar lo judío en la Argentina del siglo XXI;  entre el paco, La Cámpora y la kupá; Modernizar viejas canciones en ydish (y hasta crear nuevas), ¿Está prohibido?; Punto il: ¿Apoyo incondicional o apoyo crítico a Israel?; El judaísmo de un ateo; ¿Es posible hacer cine desde la ortodoxia de Israel.
En esta oportunidad participaron en forma voluntaria Fabiana Kramarz, Marcelo Polakoff, Marcelo Zlotogwiazda, Baruj Plavnik, Dan Breitman, Pinjas Sudry, Diana Sperling, Natan Sonis / Alejandra Czarny y Daniel Goldman.
 A ellos se agregaron Roberto Moldavsky, Nelson Wejkin, Guillermo Lipis, Martin Hadis, Sebastián Halperín, Darío Sztajnszrajber, Andrés Barbarosch, Alejadnro Kladniew, Natalio Steiner, Daniel Berliner, Agustín Ulanovsky, Jana Jeifetz, y Maalé-escuela de cine ortodoxa de Israel.
Además, durante este importante encuentro también se presentó una exposición de arte a cargo de Judith Cukierman y una muestra de Memoria Activa.
Durante la jornada se proyectó arte en video: El nombre y el número, y Borges y la cábala.
Denderos del verbo de Mirta Kupferinc; a la hora del almuerzo Tribo, jazz-fusión amenizó el momento y la actividad finalizó con un cierre musical de Alejandra Czarny en el auditorio de la Universidad.
Limud Buenos Aires está formado por un Grupo Gestor integrado por Aielet Stolier, Alejandro Wasserman, Annete Segil, Dorita Kogan,  Enrique Grinberg, Fernando Rubin, Guido Cohen, Judy Berenstein, Néstor Markowicz, Patricia Kahane y Shula Nachtigall.
A ellos se agregaron más de 70 voluntarios que colaboraron con las distintas comisiones de trabajo 
Limud funciona en más de 20 ciudades del mundo, entre ellas Londres, Vilna, Jerusalem, Río de Janeiro, París, San Francisco, Nueva York, en Atlanta y también en ciudades de Canadá y de Sudáfrica.
En diálogo con esta agencia, Rubin, de 45 años, explicó que “Limud es un proyecto que surge hace más de 30 años en Inglaterra por un grupo de educadores judíos que durante la semana en que se festeja Navidad organizaron irse unos días a estudiar, dando alguno de ellos los talleres y el resto escuchándolos”.
“Ese año fueron 70 personas, al año siguiente 120, y hoy participan 2.500 personas. Activo en Hebraica, en el departamento de Juventud, donde fui madrij. Hace unos años participe de una capacitación organizada por el Joint en Oxford, con otros dirigentes jóvenes, y allí conocemos a uno de los fundadores de Limud”, relató el directivo.
Rubin contó que al regresar de Inglaterra, el Joint lo convocó junto a un grupo de personas para realizar el encuentro en la Argentina. “Desde hace 4 años comenzamos con Limud Buenos Aires. Nos juntamos un grupo de voluntarios, que no nos conocimos, y lo armamos. El primero fue hace 4 años, unas 50 charlas en todo un domingo, a diferencia de Limud Londres que se quedan 5 días”.
“El programa consiste en que en una franja horaria, por ejemplo de 10 a 11.30,  el participante tiene la posibilidad de elegir entre 12 charlas y después de 12 a 13.30 otras 12 charlas y así hasta las 19 hs”, explicó la metodología del encuentro.
De esta manera, según explicó Rubin, el sistema permite que “cada uno arme su propio programa de estudio y conocimiento con total diversidad”. “Esto lo cobramos más barato de lo que vale debido a que tenemos subsidios y donaciones, pero nadie se queda sin participar por problemas económicos”, resaltó el presidente de la organización.
Rubin explicó que cada uno de los miembros del Grupo Gestor integra comisiones que trabajan todo el año para organizar el festival y también mantener vivo a Limud a través de la red de Internet (www.limudkeshet.com.ar).
“También tenemos dos plenarios anuales para los voluntarios en los que nos encontramos para diseñar el próximo evento y luego para evaluarlo”, comentó.
Rubin explicó que la organización todavía no tiene una sede propia y recién este año se inscribirá en Personas Jurídicas.
“Limud es un proyecto que complementa la tarea de otras instituciones. Nuestra idea es tener un evento potente en el año y mantener el espíritu de Limud a través de la Web, en la que subimos las desgrabaciones de las charlas a lo largo de todo el año”, señaló el dirigente.
Siempre en diálogo con esta agencia, Rubin precisó que la actividad es promocionada en todas las instituciones de la comunidad, las que mandan a sus profesionales para que se capaciten.
“En un solo día hay muchas propuestas simultáneas, con algunas que no son muy comunes de encontrar, por ejemplo la posibilidad de hacer cine desde la ortodoxia en Israel”, resaltó.
Rubin expresó que ve “una importante proyección a futuro” para que este encuentro se instale cada vez más en la gente y sean más los que puedan hacer conocer sus conocimientos, a través de Limud, a la comunidad.
“Nuestro desafío es mantener en forma dinámica al grupo de voluntarios e incorporar nuevos, en especial jóvenes, como ocurrió este año. También tenemos conexión internacional con los Limud de otros países, que nos piden que presentemos trabajos o que enviemos gente a participar de sus eventos, por ejemplo 3 ó 4 miembros del equipo viajaron a San Francisco”, concluyó Rubin.
EACH-GB

Dejá tu comentario

Coronavirus

Coronavirus: 7.428 casos confirmados en Israel y 40 muertes

Agencia AJN.- Una mujer de 70 años con afecciones preexistentes murió en el Hospital Ichilov. El número de casos confirmados en Israel aumenta a 7.428.

Publicado

el

Por

coronavirus

Agencia AJN.- El número de muertos por coronavirus en Israel aumentó a 40 el viernes por la noche, luego de que una mujer de 70 años con afecciones preexistentes falleciera en el Hospital Ichilov en Tel Aviv.

Más temprano el viernes, un hombre de 79 años murió en el Hospital Meir en Kfar Saba por coronavirus. Un hombre de 75 años de Pardes Hanna Karkur falleció también después de que su condición empeorara.

Cuatro de las 40 muertes en Israel por COVID-19 se registraron el viernes, según confirmó el canal 13 de la televisión israelí.

Según los datos actualizados publicados por el Ministerio de Salud el viernes por la noche, el número de casos confirmados de coronavirus en Israel ha aumentado a 7.824. De ellos, 113 están en estado grave y 96 están con un respirador.

Unos 115 de los casos están en condiciones moderadas y el resto en condiciones buenas. Unas 403 personas se recuperaron del virus y regresaron a sus hogares.

Además, el Ministerio dijo que 2.874 trabajadores de la salud están actualmente aislados debido al virus. De estos, 631 son médicos, 1.023 son enfermeros y 1.220 son otro tipo de personal médico.

Seguir leyendo

Israel

Coronavirus/Israel. Bennett y la guerra que no pensaba dirigir

Agencia AJN. El Ministerio de Defensa parece decidido a liderar la lucha de Israel contra el coronavirus. Mientras los principales protagonistas del gobierno cumplen la cuarentena por distintos motivos, la cartera que encabeza Bennett hizo un despliegue importante para atender la demanda de los israelíes mientras el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar.

Publicado

el

Por

bene

Agencia AJN.- El ministro de Defensa de Israel, Naftali Bennett, adquirió un importante protagonismo ante el avance de coronavirus en ese país al garantizar una importante logística para hacer frente a la pandemia, aunque el mismo funcionario confesó que “esta no es la guerra que pensaba dirigir”.

Aunque el gobierno aún no ha declarado un estado de emergencia nacional, según la ley, el Comando del Frente Interior está autorizado a asumir la responsabilidad de gestionar la situación junto con las autoridades civiles.

La semana pasada, se ordenó a las IDF (Fuerzas de Defensa de Israel) que se hicieran cargo de los miembros mayores y vulnerables de la sociedad civil, proporcionándoles alimentos, equipos médicos y otras necesidades básicas. Miles de ancianos han sido atendidos por miles de soldados del Comando del Frente Interior en una operación llamada Golden Guards.

Las IDF están listas y dispuestas a tomar el control de la lucha de inmediato, dijeron altos funcionarios de Defensa.

Si bien puede que no sea la guerra que pensó que iba a dirigir, Bennett ha tenido un impresionante manejo de la crisis del coronavirus. Ha abierto varios hoteles de cuarentena, lo que permite que miles de israelíes se autoaislen de manera segura de sus familiares y amigos.

También desplegó cientos de soldados para acompañar a la policía en la aplicación del semi-cierre nacional; y adquirió millones de máscaras y otros equipos de protección.

El Ministerio de Defensa ha podido solucionar la falta de ventiladores en el país al convertir una fábrica de misiles en una que fabrica ventiladores. El radar utilizado para proteger las fronteras se está probando para controlar los signos vitales de los pacientes con coronavirus.

En medio de esta crisis, el servicio secreto israelí, el Mossad se convirtió en una suerte de Cruz Roja al traer al país 30 respiradores artificiales, 25.000 barbijos especiales y millones de barbijos quirúrgicos para los equipos médicos de todo el país.

Los cerebros de Start-up Nation están produciendo productos “Made in Israel” para combatir una pandemia global.
Al principio, el ministro de Defensa pidió al gobierno que realizara pruebas de coronavirus, diciendo que el Ministerio de Salud debería evaluar a más de 30.000 personas diariamente.

Si bien se ha ordenado al Ministerio de Salud que lleve a cabo dicho número, actualmente solo se realizan 7,000 pruebas diarias.

A pesar de que el número de israelíes diagnosticados con el virus continúa aumentando, y aunque el Ministerio de Defensa es capaz de manejar una pesadilla logística, el primer ministro Benjamin Netanyahu parece reacio a entregar la responsabilidad de la pandemia a Bennett.

La gestión de esta crisis ha mostrado una brecha en el liderazgo ya frágil del gobierno.
La crisis del coronavirus no se limita al Ministerio de Salud. Es una crisis multifacética y complicada que tendrá un impacto duradero en el Estado de Israel.

Mientras que el Ministerio de Salud trabaja para cuidar a aquellos que luchan por respirar, el Ministerio de Defensa tiene el mejor brazo logístico para asumir la responsabilidad.

Seguir leyendo

Más leídas

WhatsApp Suscribite al Whatsapp!